Posts Tagged ‘alcohol’

Un gen determinaría qué tanto te gusta el alcohol


CIENCIA

Un estudio afirma que las bebidas alcohólicas saben de forma distinta en las personas dependiendo de sus genes

alcohol

El 25% del envase deberá decir “prohibida su venta a menores de 18 años”. Archivo El País.

Un viernes por la noche, se reúne un grupo de amigos para tomar unos tragos y relajarse un rato. Pero hay un problema, no a todos les gusta la misma bebida. Algunos no toman cerveza porque es muy amarga, otros prefieren el sabor dulce de un vino que el sabor fuerte de un ron y otros simplemente no soportan el whisky. No todos responden igual a un mismo tipo de bebida. La explicación podría estar en los genes.

Un estudio publicado en la revista “Alcoholism: Clinical and Experimental Research” (Alcoholismo: Investigación clínica y experimental) los tipos de genes determinarían la manera en que sientes el alcohol, lo que explicaría por qué unos tragos te saben más amargos que otros.

“Los dos genes que habían sido previamente asociados con la ingesta de alcohol también están asociados con las diferencias en la percepción del etanol”, indica el Doctor John E. Hayes, autor del estudio.

Según la investigación, las personas que sienten el alcohol menos amargo tienen cierta disposición a beber con mayor frecuencia, lo que podría llevar a posibles problemas de alcoholismo. “La genética del gusto puede ser un importante factor de riesgo antes de que alguien se vuelva dependiente a la bebida”, resalta la investigación.

Para el desarrollo del estudio, el equipo de investigación reunió a 93 personas de ascendencia europea y analizó las variantes de dos de los 25 genes encargados de la codificación del sentido del gusto.

Al grupo se le ofreció una bebida con 16% de alcohol, la cual debían beber y escupir. Mediante este proceso las personas podían notar sus sensaciones gustativas. Luego se les aplicaba un poco de alcohol al 50% en la parte posterior de sus lenguas.

Para Hayes, este estudio marca un precedente en esta clase de investigaciones. “La razón de este trabajo es importante porque se llena un vacío, nadie había demostrado en laboratorio que el alcohol en realidad sabe de forma diferente según la versión del gen que tiene cada uno”.

Sin embargo, el autor señala que también hay aspectos culturales que intervienen en la conducta de beber de una persona. Aun así “la idea de que un pequeño factor biológico pueda tener un papel tan grande es bastante impresionante” afirmó.

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/gen-determinaria-que-alcohol-te-gusta.html

Beber mucho alcohol en el embarazo afecta a la salud mental del niño


Consumir alcohol en exceso durante el embarazo puede aumentar el riesgo de problemas relacionados con la salud mental, sobre todo con la falta de atención y la hiperactividad.

articulos2_45020

Esta es la conclusión del estudio realizado por un equipo de científicos de las universidades de Nottingham, Bristol, Leicester, Oxford y Sheffield (Reino Unido), y Queensland (Australia).

El estudio, dirigido por la Universidad de Bristol (Reino Unido) y publicado en la revista European Child and Adolescent Psychiatry, analizó los datos de más de 4.000 participantes dentro del estudio “Children of the 90s”, donde se tuvo también en cuenta el estilo de vida, la propia salud mental de la madre, si ésta fumaba tabaco o cualquier otra sustancia, (como el cannabis), su educación o cuántos hijos tenía. Respecto a los niños, cuando éstos cumplieron 11 años, se les pidió que completaran, tanto ellos como sus profesores, un cuestionario sobre rendimiento académico.

La ingesta excesiva de alcohol (4 o más copas al día) estaba presente en 1 de cada 4 madres al menos una o dos veces al mes durante el embarazo. Así, comparando estos resultados con el rendimiento académico de los niños, reveló que el patrón de consumo excesivo de alcohol estaba asociado con niveles ligeramente más altos de hiperactividad en los niños, así como de problemas de falta de atención, con la consecución de resultados académicos más bajos.

“Los riesgos de la exposición al alcohol son intrauterinos (mientras el niño está en el útero). Las mujeres que están embarazadas o que están planeando un embarazo deben ser conscientes de los posibles riesgos asociados con episodios de beber en exceso durante el embarazo, aunque esto sólo se produce de forma ocasional”, afirma Kapil Sayal, líder del estudio.

Montevideo, Uruguay
UNoticias
Fuente Muy
Interesante
VA

Comparan el efecto del alcohol y la marihuana en jóvenes


LOS QUE FUMAN MARIHUANA MOSTRARON MENOS ARREPENTIMIENTO QUE LOS QUE CONSUMÍAN ALCOHOL

Un estudio comparativo de la marihuana y el alcohol encontró que ambas sustancias son nocivas, pero mientras el alcohol trae más problemas con los amigos y mayor arrepentimiento, el cannabis genera conflictos con los padres.

marihuana3

Si bien ambas se asocian a conductas de riesgo, el consumo de alcohol y marihuana entre los adolescentes tiene consecuencias psicosociales variables: mientras el alcohol genera más reacciones violentas y problemas con los pares, la marihuana altera la memoria y se asocia a más conflictos con figuras de autoridad, como padres o profesores.

Así lo establece un estudio realizado por la Universidad de Nueva York, a cargo del doctor Joseph Palamar. “Hicimos esta investigación porque ha habido un gran debate público en Estados Unidos sobre si el alcohol es más peligroso que la marihuana -que incluso involucró al presidente Barack Obama, quien sostuvo que la marihuana sería menos nociva que el alcohol-. Y encontramos que hay efectos negativos asociados a ambas”.

Para los expertos no cabe duda de que ambas sustancias son nocivas, sobre todo para el organismo y el cerebro de los adolescentes en desarrollo.

“El cerebro no hace la diferencia entre droga legal o ilegal. Ambas producen efectos complejos en términos del funcionamiento cerebral, desde aspectos mínimos como somnolencia y pérdida de reflejos, a consecuencias más graves, como alteraciones en la funcionalidad, pensamiento y motricidad”, precisa el doctor Alejandro Maturana, psiquiatra de niños y adolescentes de Clínica Las Condes.

El especialista agrega que mientras el alcohol tiene efecto más desinhibitorio -que lleva a conductas más arriesgadas y violentas, por ejemplo-, la marihuana se asocia a un efecto más excitante, que puede provocar irritabilidad y menos tolerancia.

En el estudio de Palamar, que analizó a 7.437 estudiantes a lo largo de cuatro años, observaron que una de las conductas de riesgo que más reconocen quienes consumen alcohol está el manejar estando ebrio, algo que no era tan evidente entre los que fumaban marihuana.

Algo que el investigador asocia con que “gran parte de los estudiantes consumidores de marihuana dicen no reportar experiencias adversas asociadas al uso de esta droga”.

¿Daño y adicción?

Hay un dato que coincide con estudios realizados entre escolares en Chile, por la psicóloga Anneliese Dörr, de la Facultad de Medicina de la U. de Chile: “La mayoría de quienes consumen marihuana estiman que esta no produce daño ni adicción y, en cambio, perciben el alcohol y el tabaco como más perjudiciales”.

En dicho trabajo -realizado con escolares de 3º de liceo de tres colegios de Santiago- se vio que incluso en quienes el consumo de marihuana no se consideraba adictivo, había alteraciones cerebrales en las áreas asociadas a la memoria: concentración y planificación.

“Al afectar el tema de la planificación, afecta los proyectos que uno va a emprender y repercute en la construcción de la `identidad propia` -explica Dörr-. Eso posiblemente trae problemas con las figuras parentales”, tal como sugiere el trabajo de Palamar, quien estima que estos problemas también estarían relacionados con el carácter ilegal y el estigma asociados a la marihuana, aun cuando la percepción de riesgo en torno a esta droga ha ido disminuyendo.

De hecho, en la investigación se vio que los adolescentes que consumían marihuana mostraban menos conductas de arrepentimiento que quienes consumían alcohol.

En Uruguay.

El 13,3% de los adolescentes uruguayos probó alguna vez marihuana, según la “II Encuesta Mundial de Salud Adolescente”, que fue difundida en diciembre del año pasado por el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Al interior de este 13,3% varía la frecuencia en el consumo de esta droga. La mayoría, un 38,3%, la ha consumido 10 o más veces; mientras que un 35,8% lo hizo solo una o dos veces y un 25,9%, lo hizo tres veces o más, hasta nueve.

A propósito de esto, el estudio advierte que el consumo de cannabis es mayor (19,2%) en aquellos jóvenes que sienten que sus padres nunca o rara vez comprenden sus problemas y preocupaciones, que en aquellos que sienten que casi siempre los comprenden (11,4%).

El informe también advierte que casi la totalidad de los adolescentes que consumieron marihuana (93,6%), también declararon un consumo habitual de alcohol.

Siete de cada diez estudiantes declararon haber consumido alcohol, por lo menos, una vez en su vida. Igual que con la marihuana, los mayores porcentajes de consumo se dan entre los más grandes: 85,5% en los que tienen 16 o más, 79% en los de 15, 69,3% en los de 14 y 48% en los de 13.

El estudio también establece que el consumo de alcohol aumenta la posibilidad de los jóvenes de participar en peleas con terceros.

Casi todos fuman y toman

El 93,6% de los adolescentes uruguayos que dijeron fumar marihuana también declararon un consumo habitual de alcohol.

El 70% tomó alcohol

Siete de cada diez estudiantes uruguayos aseguraron haber tomado alcohol al menos una vez en su vida, según una encuesta.

Alcohol daña las relaciones

El estudio a 7.400 estudiantes encontró que el consumo de alcohol se asoció con un daño a las relaciones con los amigos y con las parejas que tenían.

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/comparan-efecto-alcohol-marihuana-jovenes.html

Los efectos del alcohol al momento de transitar en la vía pública


MEDIDAS PREVENTIVAS

SUAT te invita a extremar cuidados durante el desarrollo de una de las celebraciones que presenta mayor convocatoria a nivel nacional: la Fiesta de la Nostalgia. Existen evidencias científicas que establecen el uso problemático de alcohol como uno de los principales factores de riesgo, muerte e incapacidad en el mundo. El consumo de esta sustancia se encuentra en aumento y esto sucede, principalmente, en jóvenes o incluso en edades más prematuras. Su uso problemático es el que afecta la salud en forma directa o indirecta, y esto se extiende a los ámbitos familiar, social, laboral y legal.

A nivel global, el consumo problemático de alcohol es responsable de múltiples enfermedades y accidentes; produce alrededor de 2,5 millones de muertes al año, por lo que el 4% de las muertes en el mundo estarían relacionadas con complicaciones por la ingesta de alcohol. Uruguay no escapa a esta realidad: se estima que 260 mil personas presentan consumo problemático, por lo que se constituye como el factor de riesgo que más influye en forma negativa -tanto en la sobrevida como en la calidad de vida-. El consumo per cápita de alcohol puro, en territorio uruguayo, es de 6,3 litros en mayores de 15 años; estos valores lo ubican entre los países de alto riesgo. El patrón de consumo de riesgo es la ingesta de más de tres tragos en la mujer y cuatro en el hombre durante más de cinco días a la semana o el consumo mayor a cinco tragos en una sola oportunidad. Un elemento esencial es la percepción subjetiva del individuo porque uno de cada cuatro consumidores frecuentes considera que el riesgo de su ingesta es nulo o casi nulo.
El alcohol etílico o etanol es el componente de todas las bebidas alcohólicas y, jurídicamente, se trata de una droga lícita que es consumida y compartida de manera libre y masiva que suele suceder bajo un fuerte estímulo social y publicitario.

Su relación con el tránsito
Al hacer foco en la relación de esta sustancia con los accidentes de tránsito, surgen datos que pertenecen a un estudio efectuado en Uruguay en el año 2007 en el que se informa que el alcohol estaba presente en el 16% de los accidentes ocurridos en la capital del país, y esta cifra se elevaba a 39% en el caso de los siniestros fatales. Por otro lado, si se considera que el 60% de la vida de una persona transcurre en la vía pública, entonces se puede afirmar que el riesgo potencial de padecer un accidente está extendido a toda la población.
En este contexto, se debe tener en cuenta que el consumo de alcohol, aún en cantidades relativamente pequeñas, aumenta el riesgo de que los conductores de vehículos motorizados y los peatones se vean involucrados en un siniestro. El alcohol perjudica procesos esenciales para el uso seguro de la vía pública, tales como la visión y los reflejos, y también se vincula a una reducción del discernimiento y a otros comportamientos de alto riesgo -exceso de velocidad o ausencia del uso del cinturón de seguridad-.
En varios países se han desarrollado investigaciones que muestran datos alarmantes: una parte considerable de los conductores de vehículos motorizados y peatones presentan niveles de alcoholemia que afectan su competencia en el uso de la vía pública. Si bien el perfil de los conductores que beben varía de una región a otra, hay una serie de factores que aumenta el riesgo de accidentes de tránsito asociados al consumo de alcohol. A través de las investigaciones se ha comprobado que los hombres jóvenes están más expuestos a un mayor riesgo de sufrir siniestros, además de que los accidentes suelen ocurrir con más frecuencia durante la noche. Estudios efectuados en países de ingresos bajos y medianos revelaron la presencia de alcohol en la sangre de entre 4 y 69% de los conductores, entre 18 y 90% de los peatones y de 10 a 28% de los motociclistas lesionados en este tipo de accidentes.
Para lograr una reducción de estos siniestros, por lo general, es necesario aplicar sistemáticamente una serie de medidas que dependerá de la legislación y de los programas de intervención de cada nación. En el caso de Uruguay, desde el año 2011 se cuenta con un registro nacional de conductores con espirometría positiva. La ley N° 18.191 -sobre seguridad vial y tránsito- contempla las “Medidas de prevención y control, prueba de alcohol u otras drogas en sangre”, además de establecer sanciones en forma escalonada que van desde los seis meses de suspensión hasta la eliminación del registro de conductor. Al mismo tiempo, el decreto 556/008 -del Poder Ejecutivo- establece los límites de concentración de alcohol en sangre y las sanciones para el conductor, diferenciados para las categorías amateur y profesional.

Efectos
Las repercusiones inmediatas del alcohol sobre el cerebro son depresivas o estimulantes tomando en consideración la cantidad consumida; en cualquiera de los casos, esta sustancia provoca un deterioro de las facultades e incrementa las probabilidades de sufrir accidentes, ya que perjudica la capacidad de discernimiento, torna los reflejos más lentos y reduce la atención y la agudeza visual. A modo de ejemplo, se prolonga el tiempo de reacción del conductor: normalmente es de 0,75 segundos -gráficamente, quitar el pie del acelerador y ponerlo en el freno-, y al consumir alcohol el tiempo de reacción aumenta dos o más segundos por lo que la distancia de detención de un vehículo a una velocidad de 100 km/h se prolonga entre 20 y 30 metros. Si se considera el aspecto fisiológico, esta sustancia disminuye la presión arterial y deprime la conciencia y la respiración. Es fundamental tener presente que los efectos se acentúan progresivamente a medida que aumenta la alcoholemia. Los peligros de conducir bajos los efectos del alcohol también implican otros aspectos: la ausencia del uso de cinturón de seguridad o casco y la incorrecta elección de la velocidad con la que se circula. Entre los motociclistas, un nivel de alcoholemia superior a 0,05 g/100 ml aumenta hasta 40 veces el riesgo de sufrir un siniestro, si se le compara con una alcoholemia equivalente a cero.
En la intoxicación alcohólica aguda se producen cuatro períodos: inestabilidad emocional, confusión, estupor y, por último, coma. Además, un hecho grave que está asociado al consumo de alcohol es el llamado efecto engaño; es decir, con cada trago el individuo se siente mejor, más lúcido y fuerte -en el que se suele escuchar la expresión “cuanto más tomo, mejor manejo”- y esto se relacionado con la creencia irracional de que las desgracias les suceden a otros.

En los cuadros 1 y 2 se pueden apreciar los efectos del alcohol en el organismo, según el nivel de ingesta:

thumb-1-638x355

En esta Fiesta de la Nostalgia procura manejar con mayor precaución y recuerda que si bebes, no debes conducir. SUAT te acerca las herramientas fundamentales para que te mantengas informado. Recuerda que para poder disfrutar también hay que extremar cuidados durante una jornada en la que se adhiere un importante porcentaje de la población uruguaya.

Dra. María Dutra
Médica de SUAT

El alcohol: Principal problema sanitario en área de consumos problemáticos


ALCOHOL

simposio-consumo-alcohol-e

El director de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, Ariel Montalbán, aseguró que el alcohol es el “principal problema sanitario del país en el área de los consumos problemáticos”, y reconoció que “ha sido el gran olvidado en las políticas sanitarias y públicas”.

Este lunes se realizó en Montevideo la apertura del Primer Simposio Internacional Sobre Uso Problemático de Alcohol.

En ese marco, el director de Salud Mental, Ariel Montalbán, dijo que el alcohol es “el principal problema sanitario del país en el área de los consumos problemáticos”.

Agregó que también ha sido “el gran olvidado en las políticas sanitarias y públicas”.

Sin embargo, remarcó que Uruguay desarrolla una reforma del sistema sanitario que “tiende a la universalidad, a la equidad y a la accesibilidad de los servicios”, con la finalidad de jerarquizar la “prevención y la educación”.

Destacó que “se está contemplando la problemática del alcohol a través de iniciativas sanitarias y de un marco legislativo”.

Desde el Programa de Salud Mental del MSP se impulsa, en el marco de las prestaciones de efectores públicos y privados, “la ampliación de servicios con un enfoque concreto respecto a la problemática”.

El jerarca también se refirió a instancias de “contención, orientación y derivación” a grupos de ayuda, apoyo a familiares o referentes, y “eliminación del límite de días de internación previstos en los programas de rehabilitación”.

“La vinculación con la muerte violenta, los suicidios y los accidentes es muy importante, y también las complicaciones médicas y psiquiátricas”, remarcó el especialista.

Riesgos no percibidos

A su turno, el secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, se refirió a la “importancia de la articulación del mundo académico con la política para enfocar la problemática”.

Dijo que existe una “baja percepción” de la población en cuanto a los riesgos que supone el consumo de alcohol.

Recordó  que la edad de inicio del consumo es, en promedio, 12,8 años “Esta edad tan temprana de inicio, marca un aspecto que tiene que ver con el ámbito intrafamiliar, donde los riesgos del consumo de alcohol no son correctamente percibidos”.

En tanto que la profesora de la Clínica de Psiquiatría de la Facultad de Medicina, Stella Bocchino, remarcó que “el suicidio está muy vinculado a la depresión”, y destacó que el alcohol “es un factor depresor del sistema nervioso central”.

http://www.lr21.com.uy/salud/1190990-el-alcohol-principal-problema-sanitario-en-area-de-consumos-problematicos

 

Uruguay es el octavo país de América Latina en consumo de alcohol


Estudio Internacional

Es la segunda región en consumo de alcohol y Uruguay se ubica en el octavo puesto con 12,9 litros consumidos en el año 2010.

5213a5d6a8b38

Uruguay es el octavo país de América Latina en consumo de alcohol per cápita según un informe divulgado hoy por la Organización Mundial  de la Salud (OMS).

Según el informe el 60% del consumo es de vino, el 31% cerveza y 9% bebidas espirituosas. Además, los hombres consumen más alcohol que las mujeres, ellos consumen 16,1 litros per cápita anuales, mientras que ellas 8,7 litros, entre ambos sexos consumen 12,9 litros.

Respecto a las personas que no toman alcohol en toda su vida hay un 11,6 % de hombres y un 29.6% de mujeres. Mientras que personas que han tomado alcohol y han dejado de hacerlo hay 18,3% de hombres y 22% de hombres.

Los consumidores problemáticos, con episodios de excesos en los últimos 30 días, representan 9,4% de la población, entre ellos un 14,7 % de los hombres y un 4,7% de las mujeres.

El 7,9% de os hombres tiene desórdenes con el alcohol y el 3,8% es alcohólico, mientras que en las mujeres se da en 2,9% y son alcohólicas un 1,7%.

El estudio recoge las estimaciones sobre porcentajes de consumo de alcohol en el mundo basados en las estadísticas proporcionadas por los propios países.

En el mundo se consumen anualmente 6,2 litros de alcohol puro per cápita, especificó en rueda de prensa Shakhar Saxena, director del departamento de salud mental y abuso de substancias de la OMS.

La OMS habla de alcohol “puro” para poder comparar entre países dado que, por ejemplo, en algunas naciones la ingestión de cerveza será muy elevada pero, al tener este producto menos alcohol puro que el whisky, puede quedar en el ránking mundial por detrás de otro donde haya menos cantidad de litros consumidos pero éstos sean de vino.

El informe revela que el consumo abusivo de alcohol provocó que más de 3,3 millones de personas murieran en el mundo en 2012, lo que representa el 6 por ciento de todas las muertes en el mundo, “o lo que es lo mismo, una muerte cada diez segundos”, especificó Saxena.

Divido por sexos, el alcohol fue la causa del 7,6 por ciento de las muertes de hombres en 2012 y del 4 por ciento de los fallecimientos de mujeres.

El texto indica que el consumo excesivo de alcohol no sólo lleva a una nociva dependencia, y a un aumento de la violencia y por ende de la posibilidad de herir y herirse, sino que está relacionado con el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades, incluidas la cirrosis y algunos tipos de cáncer.

Además, el informe destaca que el consumo excesivo de alcohol hace que las personas que abusan sean más susceptibles de desarrollar enfermedades infecciosas como la tuberculosis y la neumonía.

Según los datos con los que cuenta la OMS, Europa es la región del mundo donde hay un mayor consumo de alcohol per cápita -10,9 litros de alcohol puro anuales- y especialmente Europa del Este, que tiene los índices más altos del mundo.

La segunda región donde el consumo de alcohol es más elevado es Latinoamérica, con 8,4 litros de alcohol puro per cápita por año, de los que 7,2 litros son efectivamente comprobados y 1,2 litros son calculados.

De hecho, Vladmir Poznyak, coordinador del departamento de abuso de substancias y autor del informe, explicó que se calcula que un 25 por ciento del alcohol que se consume en el mundo se produce de manera ilegal.

El resto de regiones registran consumos de 6,8 litros per cápita en el Pacifico Occidental; 6 litros en África; 3,4 en el Sudeste Asiático; y 0,7 en el Mediterráneo Oriental.

El ránking en América Latina lo lidera Chile, donde existe un consumo anual per cápita de 9,6 litros de alcohol puro.

Si se divide por sexos, el informe revela que los chilenos consumen 13,9 litros anualmente y las chilenas 5,5 litros.

El segundo en la lista es Argentina, con un total de 9,3 litros per cápita por año. Las argentinas consumen 5,2 litros y los argentinos 13,6 litros.

La tercera posición la ocupa Venezuela, con 8,9 litros de alcohol puro per cápita, que se divide en 12,7 consumidos por los venezolanos y 5,2 por las venezolanas.

Los siguientes en la lista son, por orden jerárquico: Paraguay (8,8 litros); Brasil (8,7); Perú (8,1); Panamá (8); Uruguay (7,6); Ecuador (7,2); México (7,2); República Dominicana (6,9); Colombia (6,2); Bolivia (5,9); Costa Rica (5,4); Cuba (5,2); Nicaragua (5); Honduras (4); Guatemala (3,8); El Salvador (3,2):

Con respecto al tipo de alcohol consumido, en América Latina, lo que más se ingiere es cerveza (53 %); seguida de un 32,6 % de licores (vodka, whisky), y un 11,7 por ciento de vino.

Uno de los aspectos que más preocupa a la OMS es el consumo excesivo de alcohol en situaciones concretas sobre todo por parte de jóvenes, que es el más nocivo para la salud.

Entre las recomendaciones se señala a los Estados que hagan especial hincapié en la prevención de este tipo de comportamiento perjudicial.

Dicho esto, Saxena dejó claro que la OMS no recomienda límites explícitos de consumo óptimo, peligroso o nocivo para la salud, sino que se limita a recordar los aspectos perjudiciales de una ingesta no responsable

http://www.elpais.com.uy

Alerta: Cada diez segundos muere una persona debido al alcohol según la OMS


Esta cifra es el doble de los que fallecen a causa del VIH. Cada año muere el equivalente a la población de Uruguay en el mundo a causa del consumo de bebidas alcohólicas.

articulos2_41964

Cada persona bebe un promedio de 6,2 litros de alcohol puro por año, lo que produce unas 3,3 millones de muertes anualmente, según un nuevo informe de la OMS. Representan el 5,9% de las muertes globales, más del doble que los decesos por VIH.

Incluyendo las consecuencias de conducir ebrio, la violencia y el abuso inducido por el alcohol, más una multitud de enfermedades y trastornos, el alcohol causa una de cada 20 muertes en el mundo cada año, revela un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Esto realmente se traduce en una muerte cada 10 segundos”, anunció a los periodistas el director del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, Shekhar Saxena.

En promedio, cada persona en el mundo desde los 15 años de edad consume 6,2 litros de alcohol puro por año, según el informe. Sin embargo, menos de la mitad de la población mundial no consume ni una gota de alcohol, lo que significa que el promedio del consumo de las personas que sí lo toman es alrededor de 17 litros de alcohol puro al año. Así, la OMS afirma que el 16% de los consumidores participan en el consumo excesivo de alcohol, que es la forma más peligrosa de la ingesta de este tipo de bebidas.

Los hombres son más propensos que las mujeres a experimentar muertes relacionadas con el alcohol, aunque últimamente el hábito de tomar bebidas alcohólicas entre las mujeres va en aumento. Además, las personas pertenecientes a las comunidades de bajos ingresos se encuentran en un mayor riesgo de complicaciones sociales y de salud relacionados con el licor, advierte el informe.

Al mismo tiempo, Europa tiene el mayor consumo de alcohol per cápita, aunque los niveles de consumo se han mantenido estables allí durante los últimos cinco años analizados. El consumo se ha mantenido estable en África y en América, pero parece estar aumentando en el sudeste asiático y las regiones del Pacífico occidental, según la OMS.

Montevideo, Uruguay
UNoticias
Fuente Rt
VA

Inicia campaña veraniega contra consumo excesivo de alcohol


JND

La Junta Nacional de Drogas ha comenzado la semana pasada su campaña de verano contra el consumo excesivo de alcohol en varios Departamentos del Uruguay. Las acciones principales son llevadas a cabo por jóvenes debidamente instruidos que reparten folletos con información en las playas y otros lugares públicos.

alcohol-e

Un grupo de jóvenes que han sido especialmente instruidos en el tema, se encargan de repartir folletos informativos y las recomendaciones.

Según un comunicado del Poder Ejecutivo, la Junta Nacional de Drogas se encuentra realizando actualmente una campaña de previsión enfocada a combatir el consumo excesivo de alcohol en esta temporada.

Bajo el nombre de “Cuidándote vos, nos cuidamos todos”, la campaña de la JND estará siendo llevada a cabo desde finales de diciembre hasta marzo, dedicada especialmente a los meses del verano, cuando el consumo de alcohol se multiplica en nuestro país.

En los Departamentos de Río Negro, Colonia, Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha ya se han llevado a cabo acciones de prevención. En las intervenciones públicas, un grupo de jóvenes que han sido especialmente instruidos en el tema, se encargan de repartir folletos informativos y las recomendaciones correspondientes a como actuar cuando se hayan realizado importantes ingestas de alcohol. También en algunos casos son acompañados por malabaristas y otros entretenimientos.

Por el consumo responsable

Según el comunicado publicado este martes en la página de la Presidencia, “Cuidándote vos, disfrutamos todos, es un programa de sensibilización y prevención del uso problemático del alcohol y otras drogas. Esta propuesta busca llegar a la población por medio de acciones orientadas a reducir las prácticas de riesgo relacionadas con el consumo de alcohol, aumentado la percepción de los peligros sobre su ingesta no responsable”.

Desde la página web, se recogen las palabras de Victoria González, la responsable del Programa Selectivo de Gestión de Riesgo y Daños de la Junta Nacional de Drogas, quien asegura que este es un programa de gestión de riesgos y daños, y que no está dirigido en contra de la venta y el consumo de alcohol.

El programa también tiene planeadas otras acciones, como la instalación de carpas especiales de salud en determinados eventos multitudinarios, las cuales estarían abocadas a atender a las personas que lleguen presentando síntomas de un consumo excesivo de alcohol.

Actualmente, “Cuidándote vos, disfrutamos todos” cuenta con el apoyo de varios organismos como Antel, OSE, el BSE, la ANP, el Ministerio de Turismo y Deportes; y las juntas departamentales de todo el país.

http://www.lr21.com.uy

INAU respalda Ley que regula el alcohol


FERRANDO

El director de INAU Jorge Ferrando expresó ayer el respaldo al proyecto de regulación del alcohol que estudia la Comisión Especial de Adicciones de Diputados.

jorge-ferrando

“El alcohol está muy arraigado  en los adultos, que son los principales responsables de organizar los bailes, de la venta en los locales, de la venta fuera de hora. Hay una aceptación que va entrando cada vez más en los adolescentes. Se empieza a consumir en edades más tempranas y me parece que hay que pensar estrategias de control de fiscalización.  Hay que seguir desarrollando estrategia a nivel educativo. Hay que seguir desarrollando esto en los medios de comunicación, centros de enseñanza, porque solo con inspección no se va a cambiar un problema cultural muy fuerte”, dijo Ferrero tras comparecer ante la comisión.

Admitió que “en las competencias del INAU vemos con buenos ojos la creación de un organismo que se especialice en el tema de la fiscalización y aplicación de sanciones.  Hoy las competencias son separadas y corresponden unas a las intendencias, otras a la Policía, otras al INAU y  en otros casos el Poder Judicial”.

Sostuvo que como lo establece el proyecto la creación de “un organismo que centralice todo lo que tiene que ver con uno de los temas más críticos de la sociedad uruguaya va a mejorar la eficacia y puede tener mejores impactos por quienes manejan el alcohol por fuera del marco legal”.

No obstante, Ferrando opinó que “nos parece que la ley deja algunas zonas de incertidumbre, acerca de cuál será la competencia de la Unidad Reguladora de Bebidas Alcohólicas (URBA) y cuál la de INAU”.

“Pasar la función inspectiva va a ser más eficaz que la situación actual”, puntualizó.

http://www.republica.com.uy

Charla sobre Programa de prevención de consumo de alcohol y otras drogas en el ámbito laboral


Con las presencia de representantes de la Administración, PIT-CNT, UDELAR , JND, Fundación Luna Nueva , Sindicatos del Inciso y Funcionarios en general.

Se expuso sobre esta importante temática para el abordaje de drogodependencias en el Ámbito Laboral.

HPIM0598HPIM0599HPIM0601

Material de la Unidad de Asesoramiento Integral

Page1Page2Page3Page4Page5Page6

Comisión Prensa y Propaganda

A %d blogueros les gusta esto: