Posts Tagged ‘Jorge Ferrando’

INAU respalda Ley que regula el alcohol


FERRANDO

El director de INAU Jorge Ferrando expresó ayer el respaldo al proyecto de regulación del alcohol que estudia la Comisión Especial de Adicciones de Diputados.

jorge-ferrando

“El alcohol está muy arraigado  en los adultos, que son los principales responsables de organizar los bailes, de la venta en los locales, de la venta fuera de hora. Hay una aceptación que va entrando cada vez más en los adolescentes. Se empieza a consumir en edades más tempranas y me parece que hay que pensar estrategias de control de fiscalización.  Hay que seguir desarrollando estrategia a nivel educativo. Hay que seguir desarrollando esto en los medios de comunicación, centros de enseñanza, porque solo con inspección no se va a cambiar un problema cultural muy fuerte”, dijo Ferrero tras comparecer ante la comisión.

Admitió que “en las competencias del INAU vemos con buenos ojos la creación de un organismo que se especialice en el tema de la fiscalización y aplicación de sanciones.  Hoy las competencias son separadas y corresponden unas a las intendencias, otras a la Policía, otras al INAU y  en otros casos el Poder Judicial”.

Sostuvo que como lo establece el proyecto la creación de “un organismo que centralice todo lo que tiene que ver con uno de los temas más críticos de la sociedad uruguaya va a mejorar la eficacia y puede tener mejores impactos por quienes manejan el alcohol por fuera del marco legal”.

No obstante, Ferrando opinó que “nos parece que la ley deja algunas zonas de incertidumbre, acerca de cuál será la competencia de la Unidad Reguladora de Bebidas Alcohólicas (URBA) y cuál la de INAU”.

“Pasar la función inspectiva va a ser más eficaz que la situación actual”, puntualizó.

http://www.republica.com.uy

INAU: guía para los padres sobre cómo educar a hijos


DETECTAN QUE PADRES VARONES CONFUNDEN ROLES

El INAU elabora una guía para padres sobre cómo criar a sus hijos tras advertir que adultos cometen equivocaciones a la hora de asumir sus roles. Según diagnósticos del INAU, esos errores generan que niños terminen en hogares de amparo.

524a36c679d56

Directorio percibió que hay un desdibujamiento de los roles de los padres. Foto: AP

La guía para padres, que será publicada antes de la finalización de este mandato, contendrá aportes sobre el tiempo que los progenitores deben destinar para pasear o jugar con sus hijos, llevarlos a consultas médicas, respetar pagos de pensiones alimenticias y efectuar las visitas a sus hijos en forma asidua si están separados.

En caso de tratarse de una pareja integrada, las recomendaciones apuntarán a que los padres deben asumir la corresponsabilidad en las tareas de la casa, en el cuidado de los hijos y tener más tiempo de vida en conjunto.

“Parte de los problemas que tiene la infancia y la adolescencia es que los niños pasan mucho tiempo solos. Es uno de los factores que inciden en una saturación o sobrecarga de las madres porque a los varones les cuesta más asumir las responsabilidades de la casa y la educación “, dijo Jorge Ferrando, vicepresidente del INAU.

La guía indicará que, para la formación psicológica, efectiva y social de los niños, es importante que el padre este presente. “De la psicología y el psicoanálisis se habla del peso que tiene la relación del niño con la madre. Y queda en un segundo plano la relación con el padre que también es importante para el aparato psíquico de los niños, en la formación de valores y la incorporación de límites”, dijo Ferrando. Además de elaborar la guía, el INAU pretende, con aportes de artistas y políticos, generar una campaña pública sobre la responsabilidad paternal.

CONFUSIÓN.

En reciente encuentro regional de funcionarios de Hogares Estudiantiles del centro del país celebrado en Durazno, el director del INAU, Dardo Rodríguez, también se refirió a la necesidad de crear una serie de recomendaciones para padres.

 

Opinó que se han “desdibujado” los roles de padres e hijos y “eso se nota mucho” porque al INAU llegan las consecuencias de adultos que “no han sido capaces” de asumir ese rol protector y de fortalecer el crecimiento de esos hijos.

Según Rodríguez, este es un momento donde se necesita debatir en forma intensa acerca del papel de los padres y agregó que, por ello, el INAU prepara un conjunto de recomendaciones de cuidados parentales para reorientar a los adultos en la crianza de sus hijos.

“Notamos que hay cierto desdibujamiento de nuestros roles y, por lo tanto, los niños crecen en un contexto donde los límites “no son los adecuados”, dijo. “A veces intentamos ser más amigos que padres”, advirtió Rodríguez.

Agregó que, en cambio, los hijos necesitan que los adultos sean referentes porque no todos cuentan con papás o mamás. “Es importante que asumamos que los adultos jugamos un papel fundamental en la crianza de nuestros hijos”, reiteró el jerarca del INAU.

Por ello, el INAU “promueve de manera decidida la divulgación y difusión de los derechos de los niños, pero también hay que recordar que los derechos implican responsabilidades y obligaciones por parte de los adultos”, concluyó.

 

“Hay una estigmatización de las familias más pobres”


JORGE FERRANDO

El vicepresidente del INAU afirmó que la Justicia no duda en procesar con prisión a madres cuyos hijos incurrieron en ilícitos. Sin embargo, dijo, no aplica la misma vara con casos de violencia doméstica; padres que incumplen pensiones alimenticias, y de accidentes causados por jóvenes que robaron autos a sus padres. “Hay una estigmatización de las familias más pobres”, dijo.

5212c82fc3907

Jorge Ferrando. Foto: Archivo El País

-En una semana hubo cuatro procesamientos de madres por omisión de los deberes inherentes a la patria potestad. ¿Los jueces exageran de la medida privativa de libertad?

-Más que exagerando, me parece que hay una tendencia en toda la sociedad a pedir más control, más prisión y más represión. Entiendo que, en líneas generales, la gestión del Ministerio del Interior es muy buena y que hay un incremento de la privación de libertad tanto de adultos como de adolescentes. Sin embargo, la sensación de seguridad en la población no mejora. Quiere decir que hay algo en la solución que no funciona adecuadamente. Además hay una estigmatización de las familias más pobres.

-¿De parte de la Justicia?

-Hay otras situaciones como la violencia doméstica. Hay miles de denuncias al año sobre violencia doméstica. Muchas veces los varones padres incurren en situaciones violentas a veces físicas o amenazas psicológicas que afectan a las mujeres y a sus hijos. Sin embargo, en la mayoría de los casos no son privados de libertad. Hay situaciones en otros sectores sociales donde se generan omisiones a la patria potestad. Por ejemplo, por no hacerse cargo de la pensión alimentaria o mentir en los ingresos para pasarle menos a los hijos.

-Sin embargo, este tipo de conductas no se sancionan penalmente.

-En muchos casos tengo la impresión que no. Por lo menos no son noticias. O adolescentes que les roban los autos a sus padres y luego protagonizaron accidentes. O manejan una moto sin ningún tipo de precaución y también tienen accidentes.

-¿Hay una omisión de la Justicia por no intervenir en estos delitos con la misma dureza como lo hace con los casos de omisión a los deberes inherentes a la patria potestad?

-Nos está faltando más diálogo entre los actores para tener una política más coherente donde las distintas partes actuemos en el mismo sentido. El juez en su razonamiento considera que tiene un montón de casos para resolver: tengo el marco de la ley, esta me habilita a esto y tomo la medida. Otros jueces enfocan su trabajo en un modo diferente cuando resuelven problemas en el ámbito familiar. Recurren a técnicos del INAU o a programas estatales. Cuando emiten un fallo toman en cuenta todos los elementos. Acá también está faltando con más fuerza la figura del defensor de los niños. Prácticamente no aparecen en estos casos y los niños siempre tienen derecho a una defensa. El defensor de los niños y la fiscalía tienen un papel que cumplir.

-Antes, los padres eran procesados cuando descuidaban a sus hijos. Ahora corren riesgo aquellos padres cuyos hijos delinquen. ¿Qué opina?

-En el Poder Judicial no hay una posición única. Observo que hay formas diferentes de actuación de los jueces de acuerdo a su autonomía. No dudo de que los padres y madres somos los primeros responsables de nuestros hijos. No tenemos que tener una mirada condescendiente con padres o madres que viven en la pobreza. El Estado tiene que intervenir y apoyar para que esas familias puedan desarrollarse. Cuando las familias fallan y no hay condiciones para una adecuada crianza de los niños, sin duda que tenemos que hacer prevalecer los derechos de los hijos para que estén cuidados, sean educados y alimentados. Pero es un problema pensar que todo se resuelve en los juzgados. Muchos de los problemas sociales no se resuelven en los juzgados sino en el barrio, programas sociales, escuelas y liceos. Los jueces tienen un nivel de saturación importante con la cantidad de casos que deben atender y hay un excesivo destaque de todo lo represivo. Frente a un problema vamos a la Policía o al juez o hacemos justicia por mano propia. Ello no soluciona los problemas de convivencia.

-¿Cree que hay incremento de la judicialización de los casos de omisión de los deberes de la patria potestad?

-Interiorizándome un poco más de la situación del niño y los dos adolescentes que rapiñaron a un repartidor de gas en Cerro Norte, veo que dos madres tenían trabajo fijo y que trabajaban muchas horas al día. Los padres de estos niños estaban presos o habían salido hace poco de la cárcel. Gran parte de las responsabilidades de ingresos de dinero en esos dos hogares recaían en las mujeres. Allí me surgen dos tipos de interrogantes: en primer lugar, si corresponde una actuación y una sanción desde el punto de vista de la justicia penal cuando se tratan de madres que no incitaban a sus hijos a robar sino que, en todo caso, no le estaban dando los cuidados necesarios. La segunda interrogante surge sobre la medida de prisión. Me parece que cuando se trate de mujeres madres de varios hijos, que tienen una fuente de trabajo, una medida no privativa de la libertad sería mucha más positiva desde el punto de vista de la superación del problema y de no empeorar aún más la situación de esa familia. La prisión de esa madre sin duda impacta en el resto. Ya no solo no puede atender adecuadamente al niño que protagonizó un hecho delictivo sino que tampoco puede atender a los otros hijos porque está presa.

-Muchas de estas mujeres integran hogares monoparentales y son jefas de hogares.

-Es así. Esas dos madres cuando salgan de la prisión, es muy posible que pierdan sus trabajos. La situación de esas familias será peor. Será más estigmatizante y no va a cumplir con el rol de rehabilitación y reinserción social que una medida judicial requiere. Creo que los jueces podrían dialogar más con el INAU, con el Mides o el MSP cuando tiene que tomar una decisión para buscar que su fallo se encuadre integralmente en una situación familiar y no solo en un hecho en sí. Es dudoso si corresponde una intervención de la Justicia Penal.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: