Archive for 24/04/15

La aceptación médica de la acupuntura


SALUD

Silvia Rojo, presidenta de la asociación nacional, habla sobre la práctica que ha ido creciendo en Uruguay y el mundo, y sobre el congreso que se llevará a cabo este mes

acupuntura_348380

Hace 47 años que Silvia Rojo, presidenta de la Asociación Uruguaya de Acupuntura (ACU), se dedica a la práctica de esta terapia china tradicional. Hoy en día es la presidenta pretémpore, que cambia cada dos años, de la Federación Iberolatinoamericana de Sociedades Médicas de Acupuntura.

No fue fácil que la acupuntura pudiera verse como algo “normal” en Uruguay y el mundo occidental. De hecho, para Rojo todavía queda un largo camino por recorrer, principalmente en lo relativo a la educación formal en el ámbito de la medicina, aún prejuiciosa sobre sus beneficios para la salud.

En este sentido, este año la ACU ofrecerá cursos optativos de acupuntura a estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República. Su objetivo original era instaurar una diplomatura sobre la temática de parte de la Escuela de Graduados de dicha facultad.
Medicina sin lo “alternativo”.

Hace aproximadamente 50 años que la acupuntura se practica en Uruguay. Llegó al país de la mano de los doctores Fermín Ferreira, Francisco Peternó (que trajo la técnica de Francia) y Andrés Hermida. No obstante, tuvieron que pasar muchos años para que la práctica pudiera considerarse un acto médico, algo que sucedió en 2001.

Rojo cuenta que la acupuntura hoy en día no es más una medicina alternativa, como se la suele denominar. Se trata, en verdad, de una medicina de integración, que se complementa con los tratamientos convencionales. También puede ser una medicina de elección: “Hay traumatólogos que envían directamente a sus pacientes a acupuntura sin hacer tratamientos previos”, dice Rojo.

Esta práctica está creciendo en Uruguay. “La aceptación es cada vez mayor y aumenta por el testimonio de los pacientes, pero más que nada, aumenta porque el trabajo científico comprueba su eficacia”. En países como Estados Unidos e Inglaterra las asociaciones de médicos recomiendan a la acupuntura dentro de los tratamientos sugeridos; principalmente para dolores de columna.

Por ejemplo, la prestigiosa Clínica Mayo de Estados Unidos recomienda acupuntura para aliviar los síntomas de la quimioterapia, el dolor dental, menstrual y de cuello, la fibromialgia y migraña, entre otras enfermedades y condiciones.

Si bien la acupuntura proviene de China, Rojo explica que lo que ocurre ahora es “un encuentro entre la tradición y la ciencia contemporánea”. Se diferencian en que la acupuntura como acto médico explica el procedimiento, por qué suceden los cambios, mientras que la forma en que los chinos descubrieron esta técnica permanece aún como un misterio.

Cómo funciona

La acupuntura está indicada en muchas enfermedades, trata fundamentalmente el dolor crónico, pero también trastornos funcionales y neurológicos. “Es un tratamiento seriado, que lleva un promedio de ocho sesiones en las cuales se intenta cambiar el mensaje erróneo que está llegando al sistema nervioso central”, dice Rojo.

Mediante el posicionamiento de agujas delgadas en puntos estratégicos del cuerpo, ocurre una estimulación en el cerebro. Según Rojo, “es el cerebro mismo a nivel central quien se encarga del dolor e incluso de mejorar la estructura, porque la acupuntura regenera los tejidos”.

Durante la práctica no se utiliza ningún tipo de medicamento. “A veces lo que hacemos son inyecciones subcutáneas de suero o de anestésicos locales, simplemente para mantener el estímulo”, explica Rojo.

La acupuntura no incide solamente en un dolor físico o una enfermedad, sino también en el área psicológica de las personas. “Cuando atendemos un paciente, abordamos también la parte emocional en los puntos que pueden estar incidiendo para que el paciente esté tenso”, dice Rojo. Actuar sobre las emociones es muy importante y los chinos ya se habían enterado de esto siglos años atrás.

No hay por qué estar dolorido o enfermo para someterse a un tratamiento de acupuntura. Los chinos realizan sesiones con el objetivo de energizarse y prevenir futuras dolencias. Rojo explica que “la acupuntura al igual que la homeopatía influyen positivamente en la parte psicológica”.

Congreso Filasma

Federación Iberolatinoamericana de Sociedades Médicas de Acupuntura (Filasma) organiza cada dos años un congreso en el país donde está su representante del momento. Por eso esta vez le toca a Uruguay por primera vez. Silvia Rojo junto con la comisión directiva organizan el congreso que se llevará a cabo del 27 al 29 de abril en el hotel Conrad de Punta del Este.

El congreso se va a llevar a cabo en tres salas simultáneas con 50 expositores destacados que vienen de distintas partes del mundo. Se esperan 100 y 150 concurrentes, la mayoría de Brasil. Se realizarán mesas redondas y talleres para mejorar la práctica, que según Rojo es lo que más se necesita.

El curso es especialmente recomendable para alumnos de medicina interesados en el tema: “Como se ha extendido tanto la acupuntura en todo el mundo, hay mucha avidez por parte de los alumnos de medicina que están por recibirse de aprender esta técnica”, dice Rojo.

Para inscribirse al curso los interesados deben entrar al sitio oficial del evento (www.acupunta2015.org). Allí mismo encontrarán toda la información que necesiten sobre el programa y las diferentes formas de participar.

“Este congreso es una oportunidad única para todos estos médicos que ejercen esta disciplina y para todos los estudiantes que quieran incursionar en el tema”, dice Rojo.

“Hace 47 años que estoy y no abandono, porque nada me da más gratificación que esto”, confiesa la presidenta, y agrega: “Cuando ves que estás ayudando tanto a una persona, de verdad te hace sentir muy bien”.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/303000/la-aceptacion-medica-de-la-acupuntura/

¿Qué hacer para activar el cerebro?


SALUD

Un reporte de una institución educativa de Estados Unidos indica que el mejor remedio mental consiste en mantener la actividad física, intelectual y social

reproduccion-asistida_348841

Sus músculos se avejentan. También lo hacen sus articulaciones y huesos. Usted se da cuenta de esto, trata de hacer lo que puede y de adaptarse a lo que no pueda cambiar. Pero cuando se habla del cerebro, la gente tiende a preocuparse más. ¿Perderé mi habilidad de vivir por mi propia cuenta? ¿Es frecuente olvidar dónde puse mis llaves o eso puede ser signo de una demencia en puertas?

En un amplio y profundo reporte hecho público el martes pasado por el Instituto de Medicina, el brazo sanitario de la Academia Nacional de las Ciencias de los Estados Unidos, se recomienda un poco de calma. Todo envejece, incluso el cerebro. Hay cosas que se pueden hacer y el desastre no parece estar a la vuelta de la esquina.

“El funcionamiento cognitivo en adultos mayores puede mejorar en algunas área, como aquellas relacionadas al saber y a la experiencia, y puede reducirse en otros, como la memoria, atención y velocidad de procesar información”, escribió el panel de expertos en su informe.

“Los individuos varían mucho en los cambios cognitivos específicos que ocurren con la edad, en la naturaleza y extensión de la edad cognitiva, así como  las formas en que esos cambios afectan su vida diaria”, agregaron.

Esto no significa que usted no pueda hacer nada o que el mundo a su alrededor no debiera adaptarse a medida que una mayor cantidad de población lidia con cerebros que envejecen.

“El declive cognitivo no solo afecta al individuo, sino también su familia y comunidad, así como también a un conjunto de instituciones vinculadas a los cuidados de salud, contención social y otros servicios que se necesitan para brindar asistencia y ayuda”, dice el reporte.

Mantenerse activo

Las tres principales recomendaciones que surgen del informe del Instituto de Medicina apuntan básicamente a que las personas deben mantenerse activas.

El ejercicio físico es una forma de minimizar los factores de riesgo más comunes, como la presión sanguínea, la diabetes y las consecuencias del cigarrillo. Igual es bueno que existan controles regulares de salud y medicación que afecten el sistema cognitivo.

Es fundamental, en la medida de las posibilidades, mantenerse intelectual y socialmente activo, así como tener un ritmo sostenido de horas de sueño.  Las personas deben asegurarse de que los médicos sepan de su medicación en caso de hospitalización.

Por otra parte, no se recomienda una ingesta de suplementos o vitaminas. El reporte no encontró “ninguna evidencia” de que estos suplementos mejoren el funcionamiento aunque muchos afirmen lo contrario, dijo Dan Blazer, profesor emérito en psiquiatría de la Universidad de Duke, Estados Unidos.

Otro reclamo del reporte indica que el conjunto del cuerpo médico de cada país, más los proveedores de salud, y las agencias públicas deben promover una comprensión de la edad cognitiva y sus diferentes enfermedades para promover el debate y las formas de combatirla

http://www.elobservador.com.uy/noticia/302888/que-hacer-para-activar-el-cerebro/

A %d blogueros les gusta esto: