Posts Tagged ‘reproducción asistida’

Se paga hasta US$ 6.000 por tratamientos


REPRODUCCIÓN ASISTIDA

El Fondo Nacional de Recursos financia la fertilización in vitro desde mitad de abril; hay dos clínicas habilitadas y los usuarios pagan un porcentaje según sus ingresos

reproduccion-asistida_348841

“Ya veo que cada uno de nuestros casos es un mundo”, dijo un joven en una jornada sobre fertilidad. No se equivocaba. Aunque todas las parejas que estaban participando del encuentro tenían problemas para concebir, estaban realizándose tratamientos por diferentes motivos. Sin embargo, algo se repetía: esperaban con ansias que el Fondo Nacional de Recursos (FNR) comenzara a pagar los tratamientos, como está estipulado en la reglamentación de la ley de reproducción asistida de marzo de este año.

Desde hace poco menos de una semana, las parejas pueden acceder a los tratamientos de fertilización in vitro –conocido como de alta complejidad– bajo el sustento del FNR, que pagará un porcentaje del tratamiento según los ingresos del núcleo familiar. Para una fertilización in vitro completa u ovodonación, el organismo aportará $ 162.200 (equivalente a US$ 5.974 según la cotización actual).

De todos modos, ese costo solamente será pagado en su totalidad por el FNR en parejas que se realicen el tratamiento por primera vez y que ganen hasta $ 30.520 entre ambos integrantes. A medida que aumentan los ingresos o la cantidad de intentos –que por ley puede llegar a tres como máximo– los usuarios deberán aportar un porcentaje del precio.

El peor de los escenarios es para quienes ganan más de $ 183.121 y realizan el tercer intento. En ese caso, deben pagar 95% de los casi US$ 6.000.

El organismo ejemplifica que si el ingreso de uno de los integrantes de la pareja es de $ 15 mil y del otro es de $ 10 mil, ambos nominales, la suma o ingreso total mensual de la pareja es de $ 25 mil, por lo que corresponde al primer tramo y el porcentaje a copagar dependerá del número de intento de que se trate. Dentro de los precios está incluida la medicación.

En el mundo, los programas de fertilización in vitro tienen una tasa de embarazo de 57%. En Uruguay es de 70%, según dijo a El Observador el especialista Guillermo Caprario.

Una pareja o mujer sola que inicie un tratamiento de fertilización asistida, ovodonación o donación de semen debe pedir a su prestador de salud que envíe al FNR una solicitud. Una vez enviada, se estudiará si el caso califica para ser solventado por el FNR. No se podrán presentar mujeres mayores de 40 años, obesas o fumadoras. Junto con la solicitud deberán enviar exámenes médicos de no más de seis meses de antigüedad.

Según establece el FNR, el formulario de solicitud del tratamiento debe ser completado y firmado por el médico tratante, preferentemente un ginecólogo especialista en reproducción. La clínica donde realizarse el procedimiento queda a elección de los usuarios. Actualmente hay dos clínicas autorizadas: el Centro de Esterilidad de Montevideo y Cerhin. Eso no significa que las otras clínicas no puedan realizar los tratamientos, sino que, por ahora, el FNR los financia en esas dos.

Una ovodonación en forma particular cuesta, aproximadamente, $ 53 mil, que incluye la compensación a los donantes y excluye los medicamentos, controles y el procedimiento de fertilización asistida que necesariamente se necesita a partir de una donación.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/303289/se-paga-hasta-us6000-por-tratamientos-/#

Reproducción asistida: debaten precio al no conocer la demanda


SALUD

Gobierno negocia con clínicas para establecer cuánto costarán las intervenciones

reproduccion-asistida_332338

Luego de reglamentadas las técnicas de baja complejidad de la ley de reproducción asistida, viene la etapa más compleja: reglamentar las de alta complejidad que serán las más costosas. Para eso, tres clínicas privadas tienen un papel protagónico al ser las encargadas de prestar sus servicios cuando ello suceda y comiencen a ser financiadas por el Fondo Nacional de Recursos (FNR).

Las clínicas están negociando con el FNR cuál será el presupuesto destinado a cubrir las fertilizaciones in vitro (los tratamientos de alta complejidad). Uno de los puntos a tener en cuenta dentro de la negociación es tener una estimación de cuánto aumentará la demanda. Sin embargo, especialistas sostienen que eso no será posible. “Nadie lo puede decir, nadie lo puede averiguar, no se puede estimar. De repente, lo estiman y contrato a 10 funcionarios más, pero, si la estimación no es acertada, ¿qué hago con esos funcionarios?”, dijo a El Observador Roberto Suárez, director de la Clínica Suizo Americana (ex CIRA), una de las tres que ofrecerá los tratamientos.

Según explicó el especialista, tener un estimativo de la cantidad de tratamientos podría influir en el costo. “La forma de hacerlo serio es ser cauteloso. Por ejemplo, un año entero de trabajo con un costo que sepamos que vamos a poder hacer las cosas bien. Y después irlo ajustando de acuerdo a la demanda”, indicó, y destacó el trabajo del FNR para poder llegar a un acuerdo.

En esa clínica tienen capacidad para hacer unos 800 tratamientos al año y llegar a un máximo de 1.200.

Cada fertilización in vitro, sumada a la criopreservación de embriones (congelarlos cuando se obtuvo una cantidad mayor a la que se quiere transferir a la mujer) tiene un costo de US$ 7.000.

Para la doctora Marisa Dellepiane, de la clínica Gestar, tampoco es fácil estimar cuántas personas accederán a los tratamientos una vez reglamentada la ley. En esa clínica calculan que 600 personas se los realizan anualmente. “Eso podrá llegar a aumentar al doble, pero no creo que se aumente mucho más  de 1.200 por año”, dijo.

Dellepiane sostuvo que los tratamientos cuestan US$ 4.800 sin la medicación. A eso hay que sumarle US$ 1.700 dólares por la internación de la mujer y los gastos en medicación, que pueden ir de los US$ 800 a los US$ 3.000, dependiendo de la cantidad que necesite.

Otra de las clínicas que participa de la negociación es el Centro de Esterilidad de Montevideo (CEM). Su director, Gerardo Bossano, sostuvo que el aumento en la demanda por la reglamentación  tiene que ser previsto para poder ofrecer servicios con la misma calidad con las que se brindan hoy en día.

Bossano dijo que, dentro de los US$ 7.000 aproximados que cuesta cada tratamiento, las clínicas tienen una ganancia –también aproximada– de unos US$ 300.

En cuanto a la negociación con el FNR, el especialista señaló que otro de los puntos que se han manejado es cuánto demorarán en cobrar las clínicas. “El Estado no paga ni a los 30 ni a los 60 días”, dijo, aludiendo a tratamientos que no tienen que ver con la fertilización.

El gobierno estima que a principios de diciembre los tratamientos de alta complejidad estarán reglamentados. Por ahora, el FNR ofreció pagar US$ 5.000, aunque las clínicas pretenden que se llegue a los US$ 7.000.

De todos modos, el FNR no cubrirá la totalidad del tratamiento en todos los casos. Dependiendo del poder adquisitivo de cada mujer o pareja, existirán franjas de precios que los usuarios deberán abonar. En el peor escenario, una persona tendrá que pagar 80% del tratamiento. Cuando en setiembre el gobierno anunció la reglamentación de las técnicas de baja complejidad, estimó que 12 mil parejas pedirían el tratamiento en el primer año de aplicado. Luego, esa cifra se estabilizaría en 6.000. De todos modos, esto no aplica para los de alta complejidad.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/291785/reproduccion-asistida-debaten-precio-al-no-conocer-la-demanda/

Reglamentan ley de reproducción asistida gratuita


CASOS DE BAJA COMPLEJIDAD MUJERES SOLAS Y PAREJAS

El gobierno reglamentó los tratamientos de reproducción asistida de baja complejidad. Las parejas o mujeres con problemas de fertilidad podrán acceder ahora a las inseminaciones artificiales y las inducciones de ovulación de forma gratuita.

54581a848de14

Tratamiento permite hasta 25 nacimientos por donante. Foto: Archivo El País.

Según el decreto reglamentario, se entiende a la esterilidad y a la infertilidad todos aquellos casos en los que una pareja o mujer sola, después de tener relaciones sexuales sin protección durante un año, no logra quedar embarazada.

Si bien la ley contempla la cobertura de los tratamientos de baja y alta complejidad, en esta primera etapa se realizarán sin costo solamente los primeros.

Los tratamientos de baja complejidad —todos aquellos en donde la unión entre el óvulo y el espermatozoide se realiza dentro del aparato genital femenino— serán cubiertos por las mutualistas dentro de las Prestaciones Incluidas de Atención en Salud.

Las mujeres podrán acceder a la fertilización independientemente de su estado civil y podrán tratarse en aquellas instituciones públicas o privadas que hayan obtenido la habilitación del Ministerio de Salud Pública. Podrán acceder las mujeres mayores de edad y menores de 60 años.

Estos procedimientos son de cobertura obligatoria y gratuita para las mujeres menores de 40 años. Las mayores también podrán acceder pero los costos correrán por su cuenta.

De los costos que se encargará el Estado incluye los estudios necesarios para el diagnóstico de la infertilidad, el tratamiento, el material médico, asesoramiento y la medicación, que muchas veces es lo que resulta más costoso para las pacientes.

Durante los próximos dos años las mujeres mayores de 40 también podrán acceder a esta prestación sin costo.

“Solo podrán realizarse cuando existan posibilidades razonables de éxito y no supongan riesgo grave para la salud de la mujer o su posible descendencia”, informa el decreto.

Anonimato.

Los hijos nacidos mediante las técnicas de reproducción asistida “tendrán derecho a conocer el procedimiento efectuado para su fecundación mediante una petición escrita a la institución”.

La donación de gametos —óvulos y espermatozoides— se realizará, sin embargo, de forma anónima. Los donantes no podrán recibir dinero a cambio y se podrán donar espermatozoides hasta un máximo de 25 nacimientos por donante.

Los receptores de los óvulos y los espermatozoides podrán conocer las características físicas básicas de los donantes.

Conservación.

Los óvulos y espermatozoides que no sean implantados en la mujer se conservarán por cinco años.

Pasado este lapso se deberá tomar la decisión de transferirlos, donarlos o descartarlos.

Los gametos, además, podrán ser utilizados con fines de investigación o experimentación científica pero estos no podrán ser fertilizados.

Los tratamientos de alta complejidad como las fertilizaciones in vitro serán reglamentados en una segunda etapa. Estos pueden ascender a varios miles de dólares y serán financiados de forma parcial por el Fondo Nacional de Recursos. Se implementará un sistema de franjas en función de los ingresos y los intentos fallidos.

http://www.elpais.com.uy/informacion/reglamentan-ley-reproduccion-asistida-gratuita-1.html

A %d blogueros les gusta esto: