Posts Tagged ‘RAE’

Directora de RAE pide tener cuidado al escribir en internet


El idioma español

Durante el IX Seminario Internacional de Lengua y Periodismo que se celebró en España, la directora del Departamento de «Español al día» de la Real Academia Española, Helena Hernández, pidió «cuidado y responsabilidad» al escribir en internet para evitar que se empobrezca el idioma.

rae

Ella repasó algunas características de la escritura en las redes sociales y consideró que «las consecuencias pueden ser malas para los nativos digitales, y para su dominio de discursos complejos».

Helena Hernández. directora del Departamento de «Español al día» de la Real Academia Española (RAE), reclamó ayer -especialmente a los profesionales de la comunicación- «cuidado y responsabilidad» al escribir en internet para evitar que eso empobrezca el idioma. Lo hizo en una mesa redonda del IX Seminario Internacional de Lengua y Periodismo que se celebró en San Millán de la Cogolla, España, con el lema «El español del futuro en el periodismo de hoy».

Hernández detalló que su departamento, que recibe las consultas sobre el español en la RAE, ha alcanzado los 600.000 seguidores en Twitter, lo que demuestra que «hay interés por escribir bien», y afirmó que «la planificación y adecuación a la norma es igual en soportes digitales y tradicionales», pero «otra cosa son los actos más o menos privados», sobre todo en redes sociales, que «están gobernados por la inmediatez, por la limitación de tamaño o por vínculos emocionales».

Ella también repasó algunas características de la escritura en redes sociales, como prescindir de la h muda y del punto en las abreviaturas; que la q haya pasado a ser siempre k; reducir palabras a sus consonantes; usar solo las mayúsculas como símbolo emocional y eliminar algunos acentos.

En general, dijo, «se elimina todo lo que se considera superfluo», como ocurre con el punto y coma, «del que hasta nos han llegado bulos que dicen que la RAE lo ha eliminado».

Otras cuestiones que mencionó son el abuso de puntos suspensivos, dar nuevos significados a elementos auxiliares, como la arroba para incluir a los dos sexos; y «emplear coloquialismos y neologismos por doquier».

Todos esos usos, admitió, «pueden producir cambios en estándar lingüístico» y «algunos, aunque se usen casi a título individual, ponen en riesgo la unidad ortográfica del español».

Por eso, señaló que «hay que tener cuidado porque nos podemos acostumbrar a determinadas formas de escritura en contextos sin importancia, pero que acaben contaminando otro tipo de escritos, sobre todo para gente no formada».

Para ella, «muchas personas no tienen problema para adecuarse a registros diferentes», pero «las consecuencias pueden ser malas para los nativos digitales y para su dominio de discursos complejos».

«Tenemos la responsabilidad de formar a individuos capaces de pasar de un registro a otro porque las nuevas generaciones, que son nativos digitales, tienen ese riesgo», concluyó Hernández, quien pidió que no se haga «dejación del patrimonio lingüístico del español» al utilizar las nuevas tecnologías.

El jefe de Medios Interactivos de CNN en español, Juan Andrés Muñoz, justificó que «no se escribe ya como antes», que hoy se escribe «desde cualquier lugar y situación mientras se come, desde el coche o el sofá» y «eso moldea el lenguaje».

«La rapidez es una obsesión, también porque se sabe que se puede corregir y se sacrifica la precisión por sacar la noticia antes; y creemos que no tenemos por qué escribir perfectamente, ya lo arreglaremos luego», explicó.

Sin embargo Muñoz considera que no hay que ver esa situación de forma crítica, sino que es una evolución más del lenguaje y, «hoy, el lugar de paso de un sitio a otro no es una calzada romana o un camino, sino internet».

La catedrática de Lingüística de la Universidad de Extremadura, Carmen Galán, aseguró que hace décadas, cuando empezaban a enviarse mensajes cortos de texto en los teléfonos, «ya se podía comprobar que había signos preocupantes del uso del idioma por los jóvenes» y «ahora, con las redes sociales, es alarmante».

«Hemos pasado de la generación del pulgar a una generación que vive en internet y allí gestiona sus contactos, su personalidad, sus noticias y necesita exponerse al exterior y construir personajes», explicó Galán.

Frases en el seminario

«Somos personajes de una vida, la nuestra, que se ha convertido en un `reality show». Agustín Alonso, de redes sociales de RTVE.

«Un único periodista no puede escribir para los diferentes soportes porque el lenguaje no es el mismo». Enrique Infante, periodista y profesor.

«Con la ayuda de la tecnología podemos dedicar más tiempo a la reflexión y al cuidado y la elegancia de la redacción». Concepción Polo, lingüista computacional.

«Se acabó el periodista que predica; comunicación es conversación». Juan Andrés Muñoz de CNN en español.

«La lengua es como los maridos, los últimos que se enteran… (de los cambios)». Carmen Galán, lingüística.

«Los signos de puntuación han perdido usos preceptivos, pero han ganado otros (como los emoticones)». Helena Hernández de la RAE.

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/directora-rae-pide-cuidado-escribir.html

Pensar antes de decir


Participantes del lanzamiento de la campaña multimedia "Borremos el racismo del lenguaje", ayer, en la Casa de la Cultura Afrouruguaya.
Participantes del lanzamiento de la campaña multimedia «Borremos el racismo del lenguaje», ayer, en la Casa de la Cultura Afrouruguaya. 

Convocan campaña de recolección de firmas para eliminar de la RAE la expresión “trabajar como un negro”

“Cuando yo era pequeñito / me ponían a trabajar / como blanco chiquitito / dale, dale sin parar”, ironiza Ruben Rada en su canción infantil “Porfi Ru”. Rada es una de las figuras públicas que respaldan la campaña multimedia “Borremos el racismo del lenguaje”, lanzada ayer en la Casa de la Cultura Afrouruguaya (CCA). Están también, entre otros, Alicia Esquivel, Carlos Maggi, Déborah Rodríguez, Daniel Vidart, Fito Galli, Sebastián Abreu y Fata Delgado.

Mediante un audiovisual, solicitan a la Real Academia Española (RAE) “revisar la permanencia” de la expresión “trabajar como un negro” y se comprometen “a borrar toda expresión discriminatoria” de las plazas, canchas, escuelas y “sobre todo” de los hogares uruguayos. “Es una campaña que empuja, que no es prohibitiva. No dice basta de racismo y eso forma parte de la madurez de la sociedad uruguaya”, definió Martín Nierez, responsable de comunicación de la CCA. En el mismo sentido, el director del audiovisual, Felipe Pipe Stein, de la agencia Notable, valoró que posiblemente sea la campaña contra el racismo de “mayor difusión” de Uruguay. “No acusa. Si nos dedicábamos a acusar, perdíamos. Si terminamos con un ‘no al racismo’ estaría todo el mundo de acuerdo y eso no llama a ningún tipo de acción. No queremos decirle a la gente ‘tú sos racista’, queremos decirle ‘como tú no sos racista te convoco’, por la positiva”, señaló.

No es que la RAE sea racista, es que está recogiendo el uso popular de los términos. Éste es un concepto que ayer los impulsores de la movida intentaron transmitir al enfatizar que, además de que la RAE modifique su contenido, también es importante que los uruguayos cambien sus “prácticas y reproducción de pautas de relacionamiento discriminatorio”.

El presidente de la CCA y ministro interino de Industria, Energía y Minería, Edgardo Ortuño, señaló que la discriminación racial se reproduce en el relacionamiento cotidiano mediante el uso del lenguaje. “La sociedad no se asume como discriminadora, racista, por el contrario, se expresa en contra pero a diario reproducimos algunas expresiones conscientes, y muchos inconscientemente utilizan conceptos discriminatorios. La discriminación tiene en toda la región, como fenómeno, fuertes raíces que se remontan del pasado esclavista y explotación de hombres sobre otros hombres y mujeres”, indicó.

Ortuño señaló que la campaña multimedia se enmarca en el desarrollo de la segunda fase del Plan de Igualdad de Oportunidades y Derechos. Una de las palabras que contiene el Diccionario del español del Uruguay, editado en 2011 por la Academia Nacional de Letras, es “negrada”, que en su segunda acepción se define como “Grupo de personas de estrato social bajo”. A su vez, “negraje” y “negrerío” remiten a “negrada” y el significado de “negrear”, similar al de la RAE, es “explotar a un trabajador”. “Uhhh… Tendremos que trabajar en eso también”, señaló Ortuño a la diaria al ser consultado por los contenidos del diccionario de “uruguayeces”, como se lo conoce popularmente.

Que en 2011 Luis Suárez haya llamado “negro” al francés Patrice Evra o que en 2007 Ignacio de Posadas haya calificado como “especie de merienda de negros” al proyecto de reforma de educación del gobierno generaron debates públicos acalorados sobre el racismo. A excepción de algunos trabajos puntuales, en Uruguay no existen líneas de investigación académica en torno al lenguaje y el racismo.

“No es extraño”, comenzó diciendo a la diaria el antropólogo Aurelio Gómez, especializado en adolescencia, juventud, violencia y educación. “Cuando los alumnos preguntaban sobre especialistas en racismo, mis compañeros de Antropología les decían: ‘Hable con Aurelio’, porque soy negro. Es que es un tema que no se pensaba. Siempre hubo otros más urgentes”, agregó.

“A mí, como negro, el diccionario me recoge como ‘trabajando como un negro’. Pero eso tiene un origen histórico porque los negros eran esclavos, eran herramienta, por eso pasamos de ser sujetos a objetos”, reconstruye. “Yo firmaría la petición. Si me apurás tiendo a apoyar aquello que busca abolir el racismo y la discriminación, pero las cosas hay que pensarlas. Una persona por ser miembro de una cultura va aprendiendo cosas y repite ciertos epítetos racistas. Y por eso no se transforma en racista. No va a sonar bien, pero muchas de las personas que son terriblemente racistas no dicen estas frases. Es difícil saltar la barrera y visualizar los límites. Las personas, cuando usan las expresiones, no lo ven como algo negativo hasta que se conceptualiza. ¿Están pensando lo que están diciendo? Hay que repensar la broma, busquemos bromear de otra manera”, reflexionó Gómez.

Para adherir a la campaña se debe ingresar awww.borremoselracismodellenguaje.com. Al cierre de esta edición, dos horas después del lanzamiento de la campaña, había 1.739 firmas.

A %d blogueros les gusta esto: