Posts Tagged ‘Plan Ceibal’

Evaluación del Ceibal en inglés arrojó sorprendentes resultados


PLAN CEIBAL

El programa redujo las brechas de aprendizaje, según datos del 2013

escuela-plan-ceibal_227636

Niños de distintos contextos socioculturales obtuvieron los mismos resultados de aprendizaje en inglés. El dato se desprende del informe Evaluación de Aprendizajes del Programa Ceibal en Inglés, correspondiente a abril 2014, que evalúa los resultados del programa durante 2013.

El estudio realizado por el Instituto de Estadística de la Facultad de Ciencias Económicas y los departamentos de Monitoreo y Evaluación y de Inglés del Ceibal evaluó los conocimientos de los alumnos mediante el formato de prueba en línea. De ella participaron más de 7 mil niños, que fueron evaluados, en comprensión lectora y composición escrita, en dos etapas: en julio y en diciembre de 2013.

El plan supone el trabajo conjunto de un maestro en el aula, quien no tiene por qué saber inglés, y un profesor remoto, hablante nativo de inglés, quien da su clase mediante videoconferencia.

Está dirigido a alumnos de cuarto, quinto y sexto de escuela. Se inició en 2012 como un proyecto piloto, del que participaron mil niños distribuidos en 47 grupos de 20 escuelas. Lo implementó el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) junto al Plan Ceibal en alianza con el British Council, organización pública británica de promoción del inglés a nivel mundial.
En 2013 el programa se extendió a 25 mil alumnos y en 2014 a 50 mil.

El objetivo de las autoridades es llegar a 2015 con 100 mil niños participantes. De esta manera y contando con la cantidad de niños que aprenden inglés en el formato tradicional (maestro presencial), se llegaría a universalizar la enseñanza del inglés en cuarto, quinto y sexto de Primaria, dijo a El Observador, el presidente del Plan Ceibal, Miguel Brechner.

Todos iguales
En julio de 2013, durante la primera etapa del estudio, se evaluó un grupo de 3.860 alumnos, que ya habían recibido un semestre de inglés, y a otro grupo, que apenas había recibido clases de inglés durante las tres semanas previas. En diciembre de 2013, en la segunda etapa, se evaluaron los aprendizajes del segundo grupo luego de un semestre de formación.

Si se analizan los resultados de la primera evaluación realizada al segundo grupo por contexto sociocultural, se aprecia que el puntaje obtenido en los distintos contextos es similar. La diferencia más grande que existe es entre el contexto muy favorable y el muy desfavorable (22,9 y 21,4, respectivamente).

En cambio, si se observan los resultados obtenidos en la segunda evaluación, “los resultados promedios son positivos en todos los contextos socioculturales, lo que da muestra de una evolución similar en el aprendizaje independientemente del contexto”, establece el documento.

“Si se compara el desempeño en los extremos de los contextos socioculturales no se observa una diferencia significativa de uno frente a otro (28,9 y 27,6, respectivamente), mostrando una evolución paralela”, prosigue el texto.

Dados estos resultados, el estudio concluye que “el programa Ceibal en Inglés estaría obteniendo los mismos resultados independientemente del contexto sociocultural de la escuela y el programa no estaría generando brechas en el aprendizaje”.

Brechner destacó que el mayor logro del programa es mantener la motivación de los alumnos por aprender. “Estamos apostando por una metodología que tiene el British Council, que es muy ágil, muy moderna, coloquial y con mucho material”, afirmó.

Por otro lado, apuntó, la forma en que la tecnología se incorpora al aula también ayuda. “Cuando la tecnología es transparente (buena calidad), ya es una cosa natural en el aula”, agregó.

Sin embargo, el jerarca se negó a comparar esta metodología con la tradicional. “Seguramente la mejor forma de aprender inglés es la presencial, pero como no hay maestros, no ganamos nada teniendo esa discusión”, señaló.

Niños estudian inglés fuera de la escuela

El presidente del Plan Ceibal, Miguel Brechner se mostró sorprendido por el porcentaje de alumnos que dicen estudiar inglés fuera de la escuela, más allá del contexto sociocultural del que provengan. Según el estudio, el 46% de los alumnos evaluados del contexto muy favorable estudia inglés fuera del centro educativo. En el contexto muy desfavorable, el porcentaje desciende a 32%. En tanto, en el contexto favorable el guarismo sube a 36%. Brechner manifestó que esto quiere decir que “hay una visión de los padres sobre que el inglés es muy importante y hacen un esfuerzo para que sus hijos lo puedan aprender”. Otro dato que arrojó el estudio establece que los alumnos de sexto años obtienen mejores resultados que los de cuarto. Claudia Brovetto, coordinadora del programa Ceibal en Inglés manifestó que se trata de un aspecto interesante, ya que al tratase de los primeros alumnos del programa, todos ellos contaban con la misma cantidad de exposición al inglés, más allá del grado que cursaran. Al respecto, mencionó que seguramente “los niños de sexto puedan hacer cierta transferencia de sus conocimiento en español”, “puedan tener mayor grado de concentración” o “puedan tener un mejor manejo del formato prueba en línea”.  La próxima meta del programa es en 2015 universalizar el inglés en cuarto, quinto y sexto.

http://www.elobservador.com.uy/

Un millón de veces valió la pena


TIEMPOS MODERNOS

CeibalitasTiemposModernosXavier

El Plan Ceibal ha entregado un millón de computadoras. Siempre es bueno cuando se llega a metas, poder analizar los impactos de los planes. Y este es el caso.

En primer lugar debemos analizar su impacto como lo que es, una estrategia de inclusión digital universal de los niños y niñas, sin importar su clase social. No olvidemos que así como vivimos la era industrial, esta época que nos toca vivir es la del conocimiento, las comunicaciones y la tecnología.

El Ceibal es mucho más que entregar computadoras con conexión a Internet. Es un proyecto que apunta a la equidad e igualdad social, a la inclusión educativa, a la reducción de la brecha digital, a la democratización del conocimiento.

Mal puede hacer un gobierno, y más si es de izquierda, si no desarrolla un plan que incluya a los ciudadanos en esta era. Nuestros gobiernos tienen como uno de sus ejes la inclusión y por ellos desarrollan este plan que es una verdadera revolución.

El plan da herramientas para que nuestros niños y jóvenes innoven y es así que han sido creados todo tipo de programas, software, robots, nuestros niños hacen música, participan en concursos de blogs y en un sinfín de oportunidades para crear.

Dos ejemplos de ello: Agustín, un joven de 15 años de Rafael Peraza, San José, ha recibido varios premios nacionales e internacionales por trabajos con la ceibalita, siendo además programador de la organización mundial que desarrolla el software libre que se utiliza en las mismas.

Niños de entre 9 y 10 años de una escuela de Fray Bentos inventaron un cargador múltiple para las computadoras del Plan Ceibal, para evitar que las mismas se les descargaran en clase. El mismo fue presentado en la Feria Departamental de Ciencia y Tecnología, donde recibió una mención especial.

Con ejemplos como estos nadie debería discutir lo revolucionario, lo inclusivo, lo democratizador que ha sido el Plan Ceibal, un instrumento válido para sembrar futuro. Y vaya si se ha logrado; porque en un país donde la desigualdad reinaba en especial entre nuestros niños, había que asumir riesgos y por supuesto que nuestros gobiernos los asumieron porque de otra forma hipotecábamos generaciones y generaciones de uruguayos y agudizábamos las desigualdades. Por eso afirmamos que asumir el riesgo valió la pena.

Responsabilizar al Ceibal y sus impactos de los problemas del sistema educativo es, a nuestro juicio, un error. Ojalá copiáramos su forma innovadora de aplicarse, con un equipo interdisciplinario de jóvenes que promedian los 20 años de edad. Un programa que se implementa de manera planificada, que va cumpliendo cada una de sus etapas basado en un equipo de jóvenes uruguayos de varias disciplinas. Además con el apoyo de la Universidad de la República a través del programa Flor de Ceibo y de la sociedad civil a través del Rap Ceibal.

Sería bueno analizar las virtudes de un plan ejemplo en el mundo para poder replicarlas en aspectos en los que no hemos podido innovar aún.

Entonces, en lo que respecta a la democratización del acceso a la tecnología en un mundo cada vez más competitivo, sin ninguna duda, puedo afirmar que este plan ha sido uno de los mayores logros de los gobiernos frenteamplistas para promover la inclusión de nuestros ciudadanos más jóvenes y sus familias. Una verdadera revolución de la inclusión social en Uruguay.

Por eso, en la última encuesta del internauta uruguayo, la penetración de Internet sigue creciendo en los hogares uruguayos y sin duda el Ceibal tiene mucho que ver en esto.

En sus inicios, hace tan solo 6 años, fue muy criticado. Se han escuchado tantas pero tantas cosas, incluso que es un plan de control de la CIA. Pero una vez más venció la sensatez, porque este proyecto ubica a las niñas y niños por delante de cualquier interés.

En los últimos días se conoció una investigación que sugiere que “el Plan Ceibal no habría tenido un impacto en matemática y lectura, ni a nivel general ni según nivel socioeconómico”.

Está muy lejos de mi espíritu criticar la investigación, solo creo que debemos por un lado tener presente que desde sus inicios se dijo que el Ceibal no es un plan pedagógico, es una herramienta para democratizar el acceso a la información. Es bastante claro que las máquinas no pueden mejorar el aprendizaje: ayudan, pero no son la varita mágica.

El director del Plan Ceibal, Miguel Brechner, ha sido contundente: “si nosotros ponemos luz eléctrica y agua en las escuelas, ¿pretendemos que mejore la matemática? No, pero las escuelas tienen que tener luz y agua”.

Cabría pensar que en otros aspectos, como los ejemplos antes mencionados, se puede estar ante avances impensados sin el Ceibal de por medio. Hoy seguramente no alcanza con tener los mismos conocimientos que tenían generaciones anteriores, hoy hay que ir a más y de otras maneras. El plan Ceibal abrió otros caminos, por eso vale la pena arriesgar.

Desde aquí mis felicitaciones al equipo y todos quienes hacen posible este ejemplo de implementación de políticas públicas y mi anhelo de que todos podamos adoptar la inteligencia de este plan.

http://www.republica.com.uy

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: