Posts Tagged ‘PISA’

Mejora educación y capacitación elevaría 37% el PIB en largo plazo


BID

Mayores resultados en pruebas PISA y capacitación a trabajadores son la clave

educacion-y-pruebas-pisa_1388755837

Una reforma educativa que logre que Uruguay aumente 50 puntos en las pruebas del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus iniciales en inglés) en 10 años, complementada por un esfuerzo similar que capacite trabajadores que ya se encuentran en el mercado laboral, haría que el Producto Interno Bruto (PIB) interno per cápita uruguayo aumente 37,2% por encima de lo esperado en 2050, establece un estudio reciente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En una misma aproximación, el hecho que Uruguay solo logre la reforma educativa –que mejore 50 puntos en las PISA– daría un PIB per cápita para 2050 17,4% por encima del nivel esperado de no darse ese cambio. En la última prueba (2012), Uruguay obtuvo una puntuación de 443. El promedio de los países desarrollados es de 500 puntos.

El libro “¿Cómo repensar el desarrollo productivo? Políticas e instituciones sólidas para la transformación económica”, preparado por el Departamento de Investigación y el Departamento de Instituciones para el Desarrollo del BID, proyecta que el PIB per cápita en Uruguay de US$ 13.400 –cifra de 2010–, será de US$ 25.800 en 2050 si el ritmo de crecimiento del país se mantiene en un promedio de 2% anual.

Sin embargo, con una eventual reforma educativa orientada a resultados, el PIB por habitante será de US$ 30.300, y con la reforma y un programa de capacitación a trabajadores que ya estén en el mercado laboral, la cifra aumentará a US$ 35.400. Se supone una vida laboral de 40 años y reformas paulatinas, afectando a una cantidad considerable de personas. Los expertos señalan que aumentar 50 puntos en las pruebas PISA es ambicioso pero alcanzable, ya que representa casi el aumento que se dio en Brasil y México en la sección de comprensión lectora de la prueba entre 2003 y 2009.

Las aproximaciones se basan en el modelo desarrollado por los doctores en Economía Eric Hanushek y Ludger Woessmann en 2011. Ellos, detalla el libro del BID, demuestran en diversos estudios que lo que influye en el crecimiento económico es la calidad de la formación de la fuerza laboral que “depende de los niveles de habilidades adquiridos tanto dentro como fuera del sistema educativo (a través de la familia, la capacitación informal, el aprendizaje basado en el trabajo, etcétera)”.

El estudio señala que “la literatura especializada más reciente sobre el impacto de la educación en el crecimiento pone de relieve la distinción entre cantidad y calidad/pertinencia de la educación en el país. Es decir, distingue entre la cobertura de un sistema o los años de estudios de la población y las habilidades cognitivas adquiridas”. De acuerdo a Hanushek y Woessmann, las diferencias de ingreso per cápita entre los países de la región y el resto del mundo se explican entre la mitad y dos terceras partes por el capital humano medido por pruebas internacionales.

Además, cuarta parte de los cambios en los ingresos de los países se explica por medidas de la asistencia escolar sin que se consideren las habilidades adquiridas. En base a esto, concluyen que “los niveles de habilidades, más que los logros educativos, explican las diferencias salariales individuales, la distribución del ingreso y el crecimiento económico”.
Los autores justifican sus planteos en el marco de una región que invierte 4,7% de su PIB en educación –similar al guarismo uruguayo–, comparada con un registro de 12% en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Destacan además que en la región los esfuerzos se han enfocado en ampliar la cobertura construyendo más escuelas y logrando que más personas tengan educación, pero que todo esto no ha logrado  que mejore la productividad de la fuerza laboral y por ende, que la velocidad de desarrollo se acerque a la de los países del primer mundo. El estudio establece que las diferencias se dan porque las deficiencias educativas más críticas están en el ámbito de la pertinencia y la calidad.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/288085/mejora-educacion-y-capacitacion-elevaria-37-el-pib-en-largo-plazo/

Mitad de liceales sin habilidades en lectura


PISA 2012

Solo el 24% de los estudiantes se ubicaron en lectura entre los niveles básicos, ni uno en el nivel más alto

estudiantes_1386360618

Matemática no es la única área en la que los estudiantes uruguayos de educación media presentan dificultades. La prueba Pisa 2012 también dejó en evidencia los problemas de aprendizaje que existen en lectura, donde el 47% de los alumnos se ubicó por debajo del nivel 2, considerado como el umbral de competencias. Los estudiantes que se encuentran por debajo de este nivel son aquellos que no cuentan con las competencias mínimas para insertarse en la sociedad moderna.

En tanto, el 28% de los alumnos participantes se ubicó en el nivel 2. Se estima que estos estudiantes logran realizar un nivel básico de inferencias, comprenden relaciones, construyen significados y pueden reflexionar a partir del texto y los conocimientos previos.

Sin embargo, un artículo publicado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) señala que los jóvenes “con bajas habilidades en lectura seguramente tengan muchas dificultades para lograr culminar la enseñanza media y muchos de ellos abandonarán sus estudios”.

“Y, sobre todo, muchos tendrán dificultades para alcanzar algunos niveles de abstracción y comprensión del mundo en el que viven”, afirma.

En tanto, tan solo el 24% de los estudiantes que participaron de la evaluación lograron ubicarse en lectura entre el nivel 3 y 5. En el nivel 6 (el más alto) no se ubicó ningún alumno uruguayo.

Estas cifras contrastan con los resultados obtenidos por los países de la OCDE, donde solamente el 18% de los estudiantes se ubicó por debajo del nivel 2. El 23,5% lo hizo en el nivel 2, el 57,3% entre los niveles 3 y 5 y el 4,4% en el nivel 6.

La omisión y la actitud
La prueba Pisa 2012 focalizó la evaluación en Matemática, por lo que los datos que se puedan obtener sobre las destrezas en lectura no son tan pormenorizados. El indicador que hasta el momento se conoce es el de las omisiones, es decir, la cantidad de veces que los jóvenes no dieron respuesta a una pregunta.

Mary Sánchez, coordinadora nacional del programa ANEP – Pisa, dijo a El Observador que el porcentaje de omisiones en lectura es importante, al igual que lo fue en matemática.
En Pisa 2012 los registros de omisión de los estudiantes uruguayos son -en algunos casos- cinco veces mayores al del resto de los alumnos de los países de la OCDE.

Sánchez señaló que el porcentaje de omisión en los ejercicios abiertos, donde los alumnos deben producir una respuesta, es mayor que los ejercicios cerrados, donde los estudiantes deben elegir entre una serie de opciones ya dadas. “La omisión está relacionada con la actitud. Ante ejercicios que implican más trabajo, los alumnos no responden”.

 

 

La importancia de leer para aprender

 

El profesor de la Universidad de New Brunswick (Canadá), Douglas Willms ofreció días atrás una conferencia sobre las dificultades en la adquisición de las habilidades de lectura. Según el artículo del Ineed, Willms señaló que las habilidades de lectura son un resultado acumulativo de todo lo que sucede desde que el niño nace, incluso desde antes del nacimiento.

Explicó que el consumo de alcohol, el tabaco y las drogas por parte de la madre, como el nacimiento prematuro o embarazo con complicaciones son factores de riesgo.  En el correr de la vida también inciden el estilo de crianza de los padres, la existencia de depresión en la madre, el funcionamiento de la familia y el involucramiento con el hijo. El experto aseguró además que cuando los niños ingresan a educación inicial con un lenguaje y habilidades de comunicación desarrolladas, sus progresos en lecturas serán mayores.

Willms señaló la importancia de que en tercer año de escuela (a los 8 o 9 años), el niño pueda pasar de “aprender a leer” a “leer para aprender”. El experto afirmó que luego de esa edad al niño no se le va a enseñar cómo leer, sino que va a tener que aprender a partir de la lectura. Por lo tanto, aquel alumno que no sepa leer cada vez va a quedar más atrás que sus compañeros, va a obtener bajos resultados académicos y logrará un menor compromiso con la escuela.

El experto afirmó que la capacidad de comprender un texto escrito es vital para continuar avanzando en los ciclos educativos y apuntó que la detección precoz de los alumnos que presentan dificultades para adquirir las habilidades que requiere la lectura es  fundamental.

http://www.elobservador.com.uy

PISA: brecha entre ricos y pobres uruguayos es la mayor de la región


EMPEORÓ RENDIMIENTO DE LOS DE NIVEL SOCIOECONÓMICO MÁS BAJO

Uruguay tiene la brecha más amplia de la región en materia de desempeño académico entre alumnos ricos y pobres, según quedó demostrado en la edición 2012 de las Pruebas PISA.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) elaboró un comparativo del desempeño en las pruebas PISA de los estudiantes de la región según su nivel socioeconómico.

Según el relevamiento, Uruguay es el país que presenta la brecha más amplia en el puntaje obtenido entre pobres y ricos. En el caso de Uruguay la diferencia es de 108 puntos entre ricos y pobres, mientras que en el caso de Argentina es de 75 puntos, Brasil 77, Chile 99, Colombia 74, Costa Rica 77, México 62 y Perú 104. Uruguay también supera al país promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), donde la brecha es de 90 puntos.

QzJTp4D

“En los países de la región, los estudiantes más pobres se desempeñan alrededor de dos años de escolaridad por debajo de sus pares más ricos en matemática. Lo mismo sucede en lectura y ciencia”, explica el informe. Agrega que “en matemática, Uruguay y Perú tienen las brechas más amplias, de más de dos años y medio de escolaridad. Chile también tiene una brecha amplia, pero principalmente porque sus estudiantes más ricos son el grupo que mejor se desempeña en la región. Sus estudiantes más pobres se desempeñan mejor que los de la mayoría de los otros países latinoamericanos.” Los estudiantes pobres uruguayos se desempeñan mejor que los de igual nivel socioeconómico en Perú y Colombia, mientras que es similar al de Argentina y Brasil y está muy por debajo de Chile, Costa Rica y México.

Creció la brecha.

La brecha en Uruguay por nivel socioeconómico ha crecido con relación a los resultados de la edición PISA 2003.

Desde entonces, Brasil y México redujeron la brecha entre los estudiantes de mayor y menor nivel socioeconómico por alrededor de un año de escolaridad. Uruguay, en cambio, aumentó levemente la brecha en este período. La reducción de la brecha en Brasil y México se dio principalmente debido a aumentos en el desempeño de los alumnos más pobres. En Uruguay, la ampliación de la brecha se dio principalmente debido a desmejoras en los puntajes de los alumnos más pobres.

En el caso de los estudiantes ricos, el rendimiento de los uruguayos es igual al de sus pares chilenos y muy superior al del resto de los países de la región.

“Los estudiantes más ricos tienen padres altamente educados, que trabajan mayoritariamente en ocupaciones calificadas, tienen más libros en el hogar y mayor acceso a obras de arte, literatura clásica y libros de poesía que sus pares más pobres. Estos indicadores que miden la educación y ocupación de los padres, posesiones en el hogar y recursos educativos los captura PISA en el Índice de Nivel Socioeconómico y Cultural (ISEC)”, explica el BID.

Resilientes.

PISA llama “resilientes” a aquellos estudiantes que a pesar de su bajo nivel socioeconómico tienen un buen desempeño en la prueba. Específicamente, son quienes están en el cuartil más bajo del ISEC pero se desempeñan en el cuartil más alto en matemática. Ningún país de la región tiene más de un 4% de sus estudiantes en esta categoría.

Uruguay tiene un 2,1% de alumnos resilientes y está por encima de casi todos países de la región con excepción de México, cuyo porcentaje es el más alto y llega a 3,8%. Perú y Argentina, en el otro extremo, tienen menos del 1% de los alumnos pobres son resilientes.

“Mientras más alto es el porcentaje de la variación en puntajes que se puede predecir por el nivel socioeconómico de los estudiantes, es menos probable que los estudiantes pobres puedan lograr buenos aprendizajes”, agrega el informe del Banco Interamericano.

El nivel socio-económico de los estudiantes explica un 23% de la variabilidad en puntajes en Chile, Perú y Uruguay; un 19% en Costa Rica; un 16% en Brasil; un 15% en Argentina y Colombia; y un 10% en México. En el país promedio de la OCDE es un 15%.

Los países con un desempeño promedio similar al de los latinoamericanos tienen brechas en el puntaje de matemáticas por nivel socio económico mucho más pequeñas.

Kazajistán, Indonesia, Jordania y Tailandia son cuatro de los cinco sistemas educativos participantes en PISA con las brechas de nivel socio-económico más pequeñas de los 65 participantes. México es el único país latinoamericano con brechas similares, ocupando el sexto lugar en este ranking.

Jordania está mejor

 Algunos países con ingreso similar a los de la región tienen brechas por nivel socioeconómico más pequeñas que las que quedaron en evidencia en los países latinoamericanos. Por ejemplo, Indonesia y Jordania, que tienen un ingreso per cápita menor al de todos los países latinoamericanos, tienen brechas menor a la de cualquier país de la región con 52 y 57 puntos respectivamente. Sin embargo en Vietnam, que tiene un ingreso por persona más bajo que Perú, la brecha entre ricos y pobres es de 82 puntos.

http://www.elpais.com.uy

PISA: rico en el país, pobre en Singapur


COMPARATIVO DEL 10% MÁS RICO CON LA FRANJA MÁS POBRE

El 10% de los jóvenes más ricos en Uruguay obtuvo resultados en las pruebas PISA (Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes) similares al 10% más pobre en Corea, Singapur o Hong Kong. Sin embargo, en la región, el resultado los coloca en la mejor posición.

529f1e9b4a48e

Este dato se desprende de un nuevo análisis de los resultados de las pruebas PISA entre los 65 países que participaron que realizó el World Post, en función de la riqueza de los países y dentro de esta, del nivel socioeconómico de los alumnos.

El relevamiento -que se realizó con datos de Pablo Zoido, analista de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE- busca demostrar que la riqueza de los estudiantes no los hace necesariamente más competentes a escala internacional.

El relevamiento destaca a los países con estatus económico superior a la media de la OCDE y los que están por debajo para hacer el comparativo. Uruguay está por debajo. Aún así los resultados en general son mejores a los de Qatar, que sí supera la media al igual que Estados Unidos en donde los alumnos no obtuvieron resultados tan disímiles a los de sus pares uruguayos.

Abajo de la media.

En Uruguay, los jóvenes más pobres tuvieron resultados entorno a 360 puntos sobre 700 en las pruebas de matemáticas, mientras que los más ricos rondaron los 500 puntos. Los resultados más bajos están muy por debajo de la media de la OCDE referentes al 10% más pobre de la población (436). También los resultados más elevados son inferiores a los de la media de la OCDE que corresponden al 10% más rico de la población (554).

El 10% más pobre de los estudiantes que obtuvo los peores resultados en Uruguay encuentra sus pares en el mundo en Jordania, Indonesia, Brasil y Argentina. El 10% más pobre en Perú, Qatar o Colombia obtuvo resultados aún peores que los del 10% más pobre en Uruguay.

 Pero en el otro extremo, si se compara con la región, el 10% más rico en Uruguay obtuvo mejores resultados que el 10% con mejor situación económica en Perú o Colombia (menos de 450 puntos), Argentina (450), Costa Rica o Brasil (entre 450 y 500).

http://www.elpais.com.uy

PISA: Uruguay tuvo su peor evaluación


CAE EL DESEMPEÑO Y URUGUAY QUEDA AL FONDO DE LA TABLA GLOBAL

Las pruebas PISA que se conocerán hoy muestran que Uruguay registró el peor resultado de sus cuatro participaciones. El puntaje bajó en lectura, ciencias y en matemática; en esta área cayó cinco lugares y se ubica 57° de un total de 67.

529d3f05293c5

Las pruebas PISA mostraron una caída del rendimiento de los alumnos uruguayos. Foto: AFP

La edición 2012 de las pruebas PISA, que la OCDE aplica a 510.000 estudiantes de 15 años en 65 países para medir los niveles educativos, trajo muy malos resultados para Uruguay, que obtuvo sus peores rendimientos desde que adhirió al plan internacional en 2003. El resultado termina de consolidar un año muy negativo para la educación pública.

El traspié registrado en el plan de evaluación internacional que se conoce hoy, se suma a lo que fueron los numerosos paros docentes -con el consiguiente efecto de los mismos sobre el dictado de los programas- y las cifras de repetición en Ciclo Básico y Bachillerato, que mostraron liceos que alcanzaron el 57,4% de alumnos no promovidos en el primer ciclo y un promedio de 44% de no aprobados en el último ciclo de Secundaria.

El País tuvo acceso a los resultados que la ANEP estará explicando oficialmente a partir de las 8 horas de hoy y, al analizar las cifras, se aprecia un deterioro en todas las áreas en comparación con las pruebas de 2003, 2006, 2009. En esta última edición, el foco estuvo puesto en matemática, área en la cual Uruguay cayó cinco lugares respecto a 2009.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: