Posts Tagged ‘Obesidad’

Sobrepeso y obesidad afectan a gran parte de la población uruguaya


EL 30% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL TIENE SOBREPESO

Más de 2.100 millones de personas en el mundo tienen sobrepeso o son obesos, una tendencia que afectará a la mitad de los adultos en el mundo de aquí a 2030. En tanto, en Uruguay uno de cada dos adultos uruguayos padece sobrepeso u obesidad y uno de cada cinco es obeso.

Obesidad

La obesidad provoca alrededor de 5% de las muertes en el mundo y pesa tanto sobre la economía mundial como el tabaco o los conflictos armados, según un estudio del McKinsey Global Institute. Es que además de afectar a la persona, el problema de la obesidad es perjudicial para la economía mundial y la afecta casi del mismo modo que desastres vistos con mayor alarma.

Puntualmente y hablando de números, el Instituto calculó que la obesidad cuesta cada año 73.800 millones de dólares a la sanidad pública y a la productividad económica. Se trata del tercer mayor impacto en la economía global luego de la adicción a los cigarros, los conflictos armados y el terrorismo.

El consumo de tabaco le cuesta al mundo 2,1 billones de dólares, los conflictos armados y el terrorismo también, en tanto que los costos que conlleva la obesidad ascienden a 2 billones de dólares, lo que genera una pérdida anual equivalente al 2,8% del PIB mundial.

Ante tales cifras, el documento llama a una “respuesta coordinada” de los gobiernos, comerciantes y actores del sector agroalimentario al afirmar que cambios en su accionar podrían permitir al 20% de los obesos regresar a un peso normal en menos de diez años.

¿Qué hacer?

El McKinsey Global Institute cita en su informe 74 recomendaciones, como la reducción de porciones en los restaurantes de comida rápida, la introducción de alimentos sanos en las escuelas y la necesidad de educar a los padres. Además, entre las opciones, plantea que los gobiernos rediseñen las ciudades para fomentar el uso de la bicicleta o subvencionen las comidas saludables en las escuelas. Ambas medidas generarían un buen retorno de su inversión, indica la organización.

El estudio habla de la educación y la responsabilidad como elementos críticos de un programa para reducir la obesidad, pero aclara que no son suficientes por sí solos, sino que requieren de cambios en el entorno social, para hacer que la conducta de quienes quieran cambiar sea más sencilla. El cambio en las estrategias de marketing y la reestructura de las relaciones y los modos de encuentro en la sociedad son algunos de los puntos destacados en ese sentido.

Cabe recordar que se considera que una persona es obesa cuando su índice de masa corporal (obtenido mediante la relación entre su peso y su altura) es superior a 30. Una persona con sobrepeso tiene un índice entre 25 y 30.

¿Cuál es la situación en Uruguay?

La directora general de Salud de Uruguay, Marlene Sica, advirtió el viernes en la conferencia llevada a cabo por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Roma que “la prevalencia de sobrepeso y obesidad, y enfermedades crónicas relacionadas con la dieta afecta a una gran parte de la población uruguaya”.

Sica también admitió que en Uruguay “aún existen problemas de déficit concentrados en etapas críticas de la vida que, si bien han disminuido su magnitud, aún no han sido resueltos” y exteriorizó que las enfermedades crónicas no transmisibles, muchas de ellas vinculadas a la obesidad y el sobrepeso, “constituyen la principal causa de morbilidad en el país, así como el origen de la mayor parte de las discapacidades que presentan los individuos, y son responsables de la mayor parte de las defunciones”.

Cabe destacar que se entiende por morbilidad la cantidad de individuos que son considerados enfermos o que son víctimas de enfermedad en un espacio y tiempo determinado.

La directora General de Salud de Uruguay destacó cómo “el bajo gasto energético que caracteriza a una población con altos niveles de sedentarismo” es uno de los factores que podría relacionarse con este aumento del sobrepeso y la obesidad, así como el creciente consumo de alimentos altamente procesados. Para Sica, el reto ahora de Uruguay es “abordar los problemas nutricionales desde una perspectiva integral y desde un enfoque de ciclo de vida”.

Cifras

¿Qué dicen los datos respecto a Uruguay? La Encuesta Nacional de Sobrepeso y Obesidad (ENSO II) publicada en 2009 indica que la obesidad en Uruguay presenta cifras epidémicas: uno de cada dos uruguayos se encuentra sobre la franja de sobrepeso y uno de cada cinco uruguayos es obeso.

A nivel de porcentajes, del total de la población, un 46% se encuentra en los rangos de normopeso, 34% presenta sobrepeso y 20% obesidad. En el análisis por franja etaria y sexo, las mujeres tienen mayor obesidad que los hombres a partir de los 55 años. En la década de los 55-65 años las mujeres se presentan 34% por encima del IMC y los hombres 20%.

Tal estudio indica además que en el grupo de 18 a 35 años tienen exceso de peso un 25%, contra un 73% de los que superan los 66 años. Precisamente, el sobrepeso y la obesidad aumentan linealmente con la edad, presentando un notorio incremento a partir de los 35 años, alcanzando ya niveles muy altos en los mayores de 45 años.

Igualmente, las personas de nivel socioeconómico medio y las que apenas cursaron estudios primarios son las que muestran niveles más altos de sobrepeso y obesidad.

Por otra parte, los resultados arrojan que la obesidad multiplicaba por 5 la posibilidad de sufrir hipertensión y por 6 cuando el IMC es alto; y que el 48% de los obesos y 51% de los de alto riesgo tienen a la luz del estudio, valores de presión arterial por encima de lo normal.

En cuanto a conductas, el ENSO II resaltó que el aceite, mayonesa, pan, bizcochos, fritos, fiambres y embutidos y galletas o galletitas de diferente tipo componen en el listado de alimentos con exceso de grasas no recomendadas que por lo menos 60% de los uruguayos comen a lo largo de la semana.

Además, es fuerte la relación horas de televisión y ganancia grasa. Los individuos de peso normal miran un promedio de 2 horas 40 minutos de televisión diaria, mientras que el promedio diario de los individuos obesos es 3 horas, 35 minutos.

Consecuencias para la salud

• Hipertensión arterial
• Diabetes
• Patologías cardiovasculares
• Gota
• Cálculos biliares
• Problemas respiratorios
• Deformaciones óseas de miembros inferiores, columna y articulaciones
• Algunos tipos de cáncer

“Una parte del mundo muere aún de hambre y la otra se ceba hasta la obesidad”

Las agencias de Naciones Unidas especializadas en alimentación, agricultura y salud, FAO y OMS, lanzaron el jueves en Roma una campaña mundial para combatir la obesidad y a favor de una nutrición sana y “sostenible”.

“Parte de nuestro desequilibrado mundo muere aún de hambre, Y la otra parte se ceba hasta la obesidad, hasta tal punto que la esperanza de vida vuelve a retroceder”, recordó Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al inaugurar la segunda conferencia internacional sobre la nutrición, tras la celebrada en 1992.

Ante los ministros y representantes de Uruguay y otros 189 países, de empresas privadas y miembros de la sociedad civil, los directores de las dos entidades reconocieron que el estado nutricional de la población en todo el planeta ha cambiado significativamente en las últimas dos décadas.

“El sistema alimentario no funciona más por la dependencia que existe de la producción industrial, que es cada vez menos cara y más mala para la salud”, denunció Chan.

En las grandes ciudades de África, Asia y América Latina resulta más económico importar alimentos procesados por grandes industrias, con etiquetas pocos claras, que hacer llegar productos frescos cultivados a pocos kilómetros.

En ese sentido, se abogó por platos menos llenos de grasa, menos dulces, menos salados y en sustancia más equilibrados.

Ante el problema de la “mala nutrición”, -que afecta a 2.000 millones de personas, aproximadamente un tercio de la población del mundo en desarrollo- y de la obesidad, -con 500 millones de adultos y 42 millones de niños obesos-, ambas organizaciones abogaron por “un proyecto común de acción mundial” a través de una colaboración entre los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y las comunidades.

http://www.republica.com.uy/sobrepeso-y-obesidad-afectan-a-gran-parte-de-la-poblacion-uruguaya

El estrés puede hacer engordar


CIENCIA

El pasar momentos de estrés durante el día es capaz de cambiar el metabolismo, haciéndolo más propenso a acumular grasa

estres

Todos sabemos que estar bajo constante estrés puede pasar una factura cara a la salud: aumenta el riesgo de presentar enfermedad cardiovascular, al igual que las probabilidades de caer en un cuadro depresivo, sin embargo, además de todo eso, ¡el estrés también puede hacer engordar!

¿Cómo lo hace?
Un nuevo experimento, realizado en 58 mujeres adultas, señala que el pasar momentos de estrés durante el día es capaz de cambiar su metabolismo, haciéndola más propensa a acumular grasa en su cuerpo si come comidas altas en grasa.

Se trata de una combinación cruel, tomando en cuenta que cuando una está bajo estrés, es más propensa a ingerir comidas altas en grasa. Quizás esta nueva evidencia científica nos ayude a tomar mejores decisiones a la hora de comer.

El experimento, liderado por Jan Kiecolt-Glaser, de la Universidad Estatal de Ohio, EU, consistió en darles a las 58 mujeres una comida de 930 calorías y 60 gramos de grasa, compuesta de huevos, salchicha de pavo, panecillo y salsa de carne.

La misma cantidad de calorías y grasa de dicha comida puede encontrarse en un típico almuerzo de un restaurante de comida rápida: una hamburguesa con dos tortas de carne y papitas fritas.

Antes de la comida, las mujeres llenaron cuestionarios para evaluar su nivel de actividad física, si presentaban síntomas depresivos y si habían vivido momentos de estrés en las últimas 24 horas, como discusiones con sus seres queridos o compañeros de trabajo, presión laboral o problemas con sus hijos.

Además, se les practicaron pruebas para medir su tasa metabólica (señala cuánto tarda la persona en quemar calorías y grasa), al igual que los niveles de azúcar en la sangre, triglicéridos, insulina y la hormona cortisol, una sustancia vinculada al estrés.

Después de comer, las mujeres permanecieron en el laboratorio; de esta manera, su tasa metabólica fue medida cada hora, a lo largo de siete horas.

Resultados
Los estudios, publicados en la revista Biological Psychiatry, señalan que las mujeres que reportaron haber vivido uno o más episodios de estrés antes de la comida, quemaron, en promedio, 104 calorías menos en las siete horas siguientes a consumir la comida alta en grasa que las mujeres que no vivieron momentos de estrés previos a comer.

A lo largo de un año, ese cambio metabólico puede resultar en un aumento de hasta 11 libras, según señalan los expertos en su reporte.Los científicos también encontraron que las mujeres bajo estrés tenían niveles más altos de insulina, un factor que puede contribuir al almacenamiento de grasa en el cuerpo.

El estudio demuestra que vivir bajo estrés puede llevar a una mujer a ganar peso, sobre todo si ella elige comidas altas en grasa.

La lección es clara, para evitar este efecto, en primer lugar trate de evitar el estrés, pero si lo vive, piense mejor sus opciones de comida y elija alimentos bajos en grasa.

El estudio se realizó en mujeres porque su cuerpo está compuesto por más grasa que en el caso de los hombres, que tienen más proporción de músculo en su masa corporal.

Los científicos sospechan que, por ello, el efecto metabólico del estrés es más pronunciado en las mujeres que en los hombres.

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/estres-engordar.html

La cirugía para perder peso podría revertir diabetes tipo 2


CIENCIA

El 37% de los pacientes diabéticos que se sometieron a cirugías bariátricas como parte de un estudio científico están libres de diabetes tipo 2.

51bb3453eef39

La cirugía bariátrica para la pérdida de peso en pacientes obesos con diabetes tipo 2 ayudó a muchos a llevar su azúcar en sangre a niveles saludables y no necesitar más medicamentos para la enfermedad tres años después del procedimiento, según datos presentados en una importante reunión médica el lunes.

La operación ayudó también a que los pacientes redujesen la necesidad de tratamientos para la hipertensión y el colesterol y llevó a mejoras en la calidad de vida comparadas con aquellos que recibieron terapia médica para la pérdida de peso, descubrieron los investigadores.

El estudio, denominado Stampede, en el que participaron 150 pacientes obesos que tuvieron diabetes tipo 2 mal controlada durante al menos ocho años, fue dirigido por investigadores de la Clínica Cleveland.

Comparó dos tipos de cirugía de adelgazamiento con la pérdida de peso lograda a base de dieta y ejercicio junto con consejos de nutrición y, en algunos, fármacos adicionales para la diabetes que pueden ayudar a promover la pérdida de peso.

Más éxito que la terapia médica

Más de un tercio de los pacientes que se sometieron a un bypassgástrico y un cuarto de los que tuvieron una gastrectomía vertical consiguieron niveles de azúcar en sangre por debajo de los recomendados por la Asociación Americana de la Diabetes (ADA por sus siglas en inglés) y no necesitaron más fármacos para controlarlo, dijeron investigadores.

 

Esto se compara con solo el 5% de los pacientes del grupo de terapia médica que lograron una cifra igual o inferior al seis por ciento. La ADA recomienda niveles del 7% o menos.

Tres años después, solo 5 a 10% de los pacientes con cirugía aun utilizaban insulina, comparado con un 55% de los del grupo de terapia médica.

http://www.elpais.com.uy

La obesidad disminuye el crecimiento de los huesos en la adolescencia


ESTUDIO

La obesidad en niños y adolescentes, altera negativamente el crecimiento de la masa ósea de las personas en la etapa de la adolescencia, según ha revelado un estudio llevado a cabo por médicos y científicos brasileños.

obeso-e

La investigación tomo lugar en Brasil, donde un grupo de científicos estudio 377 casos de jóvenes de ambos sexos entre 10 y 19 años, con el objetivo de observar las consecuencias que la obesidad causaba en el desarrollo de los huesos.

En Brasil, la obesidad juvenil es un tema que desde hace tiempo llama la atención de las autoridades sanitarias, ya que actualmente el número de personas con sobrepeso supera el 30%, ubicándose en el mismo nivel que los Estados Unidos.

El estudio, dejó de lado a aquellos adolescentes que tomaban algún tipo de complemento de calcio y hierro, que eran vegetarianos, o que consumían una gran cantidad de fibra. Tampoco ninguno de los jóvenes fumaba, bebía alcohol o realizaba una actividad física particular.

Resultados desalentadores

Según los recientemente publicados resultados de la investigación de la Universidad de San Pablo, el 42% de los jóvenes tenía un peso normal, el 13% tenía sobrepeso ligero, un 38% calificaba como obeso, y un 7% era extremadamente obeso.

Al mismo tiempo, se realizó una absorciometría dual de rayos X en la que se compararon los cambios en la masa corporal magra y la grasa en estas cuatro categorías de peso. La principal conclusión, fue que la densidad mineral ósea y el contenido mineral óseo no crecen al mismo tiempo que la grasa, lo que hace que los adolescentes obesos tengan en realidad huesos pequeños y desproporcionados para su cuerpo más grande y pesado.

“La prevención de la obesidad es la mejor protección para reducir la incidencia de los trastornos cardiovasculares metabólicos (hipertensión, diabetes, dislipemia) y otros factores de riesgo que interfieren en el crecimiento de la masa ósea”, explicó la doctora Tamara Goldberg, de la Universidad Estatal de San Pablo, la principal responsable de las investigaciones.

El hecho de que los huesos de las personas obesas sean desproporcionalmente pequeños, implica la posibilidad de que en un corto y largo plazo, pueda haber consecuencias negativas, ya que se desconoce si los huesos son lo suficientemente fuertes para poder soportar el peso del cuerpo.

http://www.lr21.com.uy

La actividad estomacal nocturna, clave para la tendencia a la obesidad


SALUD – ESTUDIO

Los trabajadores con diversos turnos y gente que no tiene un ciclo consistente de luz y oscuridad está más expuesta

mala-alimentacion_263519Las células del estómago, que operan como una especie de reloj neural para reducir el apetito durante la noche, puede ser la clave para entender la tendencia a la obesidad y diabetes de las personas que no tienen turnos regulares de trabajo, según un estudio divulgado en Australia.

Los nervios situados en las paredes musculares alrededor del estómago, cuya función principal es emitir señales para dar la sensación de plenitud, son la base del estudio de un grupo de científicos australianos de la Universidad de Adelaida.

El grupo de investigadores, liderados por Stephen Kentish, utilizaron ratones de laboratorio para estudiar las respuestas de un grupo de nervios situados en las paredes musculares alrededor del estómago durante un período de 24 horas.

Los científicos midieron la actividad de los nervios cuando las paredes del estómago estaban estiradas en intervalos de tres horas entre las 6 de la mañana a las 3 de la madrugada del día siguiente.

Así descubrieron que los nervios eran menos sensibles al estiramiento del estómago cuando los ratones estaban normalmente despiertos, mientras que éstos eran más sensibles cuando los animales estaban dormidos, lo que permitía que el cerebro recibiera la sensación de estar lleno más rápido, aplacando las ganas de comer.

Los investigadores observaron que estas células actúan como una especie de reloj neural en el estómago para regular la cantidad de comida necesaria y obtener la sensación de plenitud.

Kentish y sus compañeros sostienen que este mismo mecanismo se da en los seres humanos y esperan poder vincular los resultados de su investigación al entendimiento de los hábitos alimenticios de las personas que han sufrido variaciones en sus relojes circadianos.

“Sabemos que las condiciones metabólicas como la obesidad y la diabetes son más prevalentes en los trabajadores con diversos turnos y en la gente que no tiene un ciclo consistente de luz y oscuridad”, subrayó el científico.

http://www.elobservador.com.uy

Descubrimiento abre el camino hacia un fármaco contra la obesidad


SALUD

Según científicos españoles, la obesidad produce una resistencia a la leptina, hormona que en condiciones regula el hambre y el gasto energético.

51ed71a8a0e56

El Mercurio/GDAvie sep 27 2013 08:40

Una serie de alteraciones en el funcionamiento de unas neuronas del hipotálamo son una de las causas de la obesidad, según científicos del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer de Barcelona.

El trabajo, presentado este jueves en la ciudad española, desvela los mecanismos por los cuales el control del apetito y del peso corporal están regulados por el sistema nervioso central, específicamente por las interacciones dentro de unas neuronas llamadas POMC, que se encuentran en el hipotálamo.

En condiciones normales, las neuronas POMC son activadas por una hormona denominada leptina, que se libera en el cuerpo cuando hay una acumulación excesiva de grasa y que, al entrar en contacto con las neuronas, hace que éstas fabriquen las moléculas necesarias para regular el hambre y el gasto energético.

Según el estudio, las dietas ricas en grasas provocan en las neuronas una resistencia a la leptina y ésta pierde la capacidad de ejercer su función reguladora en cuanto al apetito y al peso. De esta manera, algunas personas obesas parecen inmunes a la leptina, a pesar de tener altos índices de esta hormona en la sangre.

El investigador del instituto barcelonés Marc Claret explicó este jueves en rueda de prensa que “cada caso de obesidad es diferente”, pero “la mayoría de los obesos presenta resistencia a la acción de la leptina”, con lo que los descubrimientos realizados podrían llevar, en el futuro, a disponer de un fármaco contra la obesidad, preferible a las técnicas quirúrgicas invasivas.

A pesar de que es un problema cada vez más frecuente en la sociedad occidental, aún no existen fármacos específicos muy efectivos para la obesidad. Los científicos confían en que conocer mejor los mecanismos moleculares que provocan este problema ayudará en el futuro a encontrar la píldora contra la obesidad.

Obesidad: descubren que el Viagra reduce el abdomen y tonifica la musculatura


La Universidad alemana de Bonn, publicó un estudio llevado adelante por sus científicos donde afirma que además de la disfunción eréctil, el sildenafil (conocido por su marca más popular: Viagra) es capaz de hacer bajar de peso, pero al mismo tiempo tonificar la musculatura del abdomen evitando la flacidez.

Viagra-E

El estudio –realizado en animales de laboratorio- mostró que en determinadas dosis, el compuesto modifica la estructura de las células de la “grasa blanca”, a partir de lo cual deducen que “potencialmente podría derretir la grasa alrededor de la cintura, además de reducir otros riesgos asociados con la obesidad.

La investigación publicada en el Journal of American Societes for Experimental Biology, agrega que el Viagra, ha demostrado ser un elemento que se opone a la concentración de grasas, en tanto estimula la irrigación sanguínea, permitiendo además del consumo de grasa, arrastrar los detritus en el organismo.

Alemanes lo ven con “efectos increíbles”

El equipo de la Universidad de Bonn afirma que el sildenafil es capaz de “impedir” que se acumulen los lípidos, paralelamente a minimizar los problemas de erección. “Tiene efectos increíbles”, aseguró la docora Ana Kilic, integrante del equipo investigador, que reconoció no obstante que “si bien puede reducir el riesgo del aumento excesivo de peso, ello podría no producirse tan rápidamente como la gente quiere”.

La expansión en el uso del sildenafil es cada vez más rápida en el mundo, siendo Viagra la marca comercial más popular y difundida. Los médicos comienzan a estar preocupados por la invasión del Viagra entre los adolescentes, que optan por emplearlo como potenciador de la virilidad. Estudios recientes aseguran que los efectos sicológicos en el mediano plazo pueden ser graves, y que hay incipientes pruebas de afectaciones en la visión para quienes consumen el producto de manera indiscriminada.

lr21.

“dietas exprés”


 

Operación verano: nutricionistas desaconsejan las “dietas exprés”

Salud. Metas poco realistas pueden conducir solo a frustraciones repetidas

 

A %d blogueros les gusta esto: