Posts Tagged ‘Mueren’

«Mueren porque está lleno de hongos»


 PACIENTES DEL CLÍNICAS

Médicos aseguran que aumentó la mortalidad de inmunodeprimidos por las condiciones edilicias

clinicas_215909

En la sala 1 del piso 8 del Hospital de Clínicas “los pacientes se mueren porque todo el lugar está lleno de hongos”. Allí se tratan personas inmunodeprimidas, con leucemias o linfomas. Si bien suelen tener una esperanza de vida baja, el alto índice de mortalidad “solo se explica por las condiciones edilicias”. Así lo expresó la titular de la Cátedra de Hematología, Lilián Díaz, en una reunión de la comisión directiva del hospital el martes 2 de julio.

Díaz relató que un paciente le llegó a decir: “¿No me dejan ir a mi casa y me hacen bañar acá?”. Según asistentes a la reunión, la profesora “casi llora” al describir la situación. En el acta preliminar, a la que accedió El Observador, consta que aseguró que el servicio no puede seguir funcionando así.

“No sabemos cómo sensibilizar más. En el Departamento Clínico de Medicina se realizó una tarea para mostrar las fortalezas y debilidades de los diferentes servicios. Cuando nos tocó a nosotros, dijimos que la única fortaleza que teníamos eran los recursos humanos. Mostramos fotos de los baños para los pacientes y hubo gente que se tapó la cara porque es algo increíble”, advirtió.

Otra especialista de la cátedra, Cecilia Guillermo, explicó que hace tres años decidieron actualizar los protocolos de tratamiento para mejorar los resultados. En junio de 2011 empezaron a aplicarlos y un año después, cuando hicieron la evaluación, detectaron una “mortalidad mayor” y la necesidad de usar “antibióticos de espectro cada vez mayor, llegando rápido a los antifúngicos”.

“Hemos revisado todos los protocolos. Estamos en contacto directo y los infectólogos pasamos visita todos los días. La dirección, el comité de terapéutica y el comité de infecciones están al tanto del tema, así como farmacia. Por eso vinimos a la comisión directiva, porque no sabemos más qué hacer”, alegó Guillermo.

Lo que ocurre en esa sala del servicio hemato-oncológico del Clínicas no es la excepción. Tras el planteo de Díaz y Guillermo, el presidente de la comisión, Leonardo Sosa, dijo que la situación descrita “es parte del funcionamiento habitual del hospital”, y que quienes trabajan allí saben que el edificio “tiene muchas áreas en la misma situación”. A su vez, el integrante del directorio, Jorge Ramos, señaló que “los baños de ese sector tienen la misma patología que el resto del hospital, con una humedad que viene de hace mucho tiempo”.

Otros integrantes de la comisión, en cambio, se sorprendieron y dijeron que una realidad tan grave tendría que haberse informado antes y de otra manera. “El hecho de informar en el órgano de gobierno que hay una mortalidad por hongos amerita que dicha sala deje de funcionar”, consideró la representante de los funcionarios  no médicos, Ana Beneditto.

Díaz aseguró que el tema había sido conversado “varias veces” con la dirección del hospital, que incluso la autorizó a pedir ayuda a los entes públicos. Contó que la presidenta de ANTEL, Carolina Cosse, se solidarizó con ella y le posibilitó recaudar dinero mediante un mensaje de texto con la palabra “vida”. De esa forma se reunieron US$ 39 mil –dijo–, pero en total se precisan US$ 400 mil para reacondicionar el lugar. Ahora están en tratativas para instrumentar una línea 0900.

“Es una situación insostenible. Estamos cansados de que las prioridades sean otras. Los invito a que vayan a ver en qué condiciones están nuestros pacientes, pero nos tienen que ayudar porque no podemos seguir así”, concluyó Díaz.

Cuestión de prioridades

El director interino del Clínicas, Daniel Alonso, dijo a El Observador que no desconoce “el problema de la planta física” del hospital. “Es real. Estamos muy por debajo de las condiciones adecuadas”, admitió.

Sucede que las autoridades del Clínicas no pueden hacer otra cosa que reconocer el deterioro porque ya existe un plan de refacción del edificio, pero hace años que piden el dinero para ejecutarlo y no lo consiguen.

Desde 2005 hasta ahora se intervino el 30% del hospital. Buena parte de la obra se financió con capitales que donó el gobierno venezolano. Para terminar de reciclar el edificio se precisan $ 100 millones anuales durante cinco años más.

Alonso señaló que este año la Universidad de la República les otorgó $ 32 millones para reparar lo que se considerara urgente. Tras un análisis de prioridades se definió invertir el dinero en siete salas de cuidados moderados. La de hematología, en la que mueren los pacientes por contaminación con hongos, no está incluida en el proyecto.

El jerarca explicó que tras el planteo de las hematólogas se buscará que “a la brevedad” –no se pudo precisar cuándo– se eliminen las humedades de la sala 1 del piso 8 y los pacientes se instalen temporalmente en otra sala del piso 2. Alonso agregó que en el proyecto de refuncionalización está previsto que el servicio hemato-oncológico funcione en una tercera sala, pero que recién podrá suceder en 2014.

 

 

El Clínicas, eterno relegado en el Presupuesto

 

Hugo Masi trabaja en el Clínicas hace 22 años e integra la dirección del sindicato de funcionarios. Desde su punto de vista, el hospital está “en caída libre” hace dos décadas. De 800 camas que había cuando él comenzó, hoy se usan poco más de 300. En los últimos 15 años se “perdieron” 800 funcionarios. En ese entonces el Clínicas se llevaba el 28% del presupuesto universitario; hoy recibe el 22%.
Pero si bien el deterioro ha sido progresivo, en los últimos años Masi ha visto cómo se ha “decidido reducir” el hospital. De a poco fueron obteniendo cada vez menos porcentaje del presupuesto solicitado, pasando de 50% a 40% y hasta 30%. En 2011 se solicitaron $ 130 millones anuales en la Rendición de Cuentas y se otorgaron $ 40 millones. Y en 2012 tocaron fondo: de los $ 364 millones que pidieron, recibieron apenas $ 11 millones, el 3,6%. Este año el panorama está aun más negro para el Clínicas, ya que el Poder Ejecutivo en su mensaje de refuerzo presupuestal prevé gasto cero para la Universidad de la República.
El Hospital de Clínicas no recibe dinero del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) porque no integra el Sistema Nacional Integrado de Salud. En sus 100 mil metros cuadrados y 23 pisos se atienden unas 150 mil personas que eligieron afiliarse como a cualquier otra sociedad médica.

http://www.elobservador.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: