Posts Tagged ‘ley de Faltas’

«Limpiar una plaza de mi país me hace sentir bien», dice Japo


JORGE «JAPO» RODRÍGUEZ COMENZÓ A CUMPLIR SU PENA EN PLAZA MATRÍZ

Los primeros nueve penados por la ley de faltas tuvieron su primera jornada de trabajo comunitario, barriendo la Plaza Matriz. Entre ellos estaba el jugador de Peñarol Jorge «Japo» Rodríguez. «Acá estoy, pagando mi error», dijo a El País.

images (2)

Sobre 13 horas de ayer, con rastrillos, palas, escobas e identificados con chalecos amarillos (que llevaban en la espalda la inscripción: Tareas Comunitarias – Ministerio del Interior) los primeros nueve procesados por la reciente ley de faltas tuvieron su primera jornada de trabajo comunitario.

El lugar asignado por la Intendencia de Montevideo para cumplir la pena fue la Plaza Matriz, en plena Ciudad Vieja. La orden fue clara; tareas de rastrillaje, limpieza de bancos y barrido de la plaza. A esa hora el movimiento de gente que paseaba por la zona era intenso y a pesar de que utilizaba gorro y capucha, fueron varios los que reconocieron al Japo.

Algunos solo observaban al Japo como si estuviera en un partido de fútbol. Otros se animaban a interrumpirlo para pedirle un autógrafo o una foto. El jugador accedió sin problemas, hasta que los supervisores del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), que controlaban el normal funcionamiento de la actividad, acordaron que lo mejor era evitar estas situaciones.

De hecho, cuando El País se acercó al jugador para hacerle unas preguntas, él aclaró, mirando hacia los costados, que «no me dejan hablar». Enseguida, el supervisor del Ministerio del Interior explicó: «No, no es que no puedan hablar, pero si están haciendo esta tarea pretendemos que la hagan. Por respeto a los demás, también».

Finalmente, se concedió un corte de 15 minutos para descansar y desde el INR autorizaron a que los procesados pudieran conversar con El País.

El hincha.

«Y sí, acá estamos con el Japo, cumpliendo. Al firme. ¡Es un fenómeno!», dijo Pablo, uno de los penados, con una sonrisa mientras le palmeaba el hombro y la espalda al Japo Rodríguez, en medio de la plaza Matriz. Pablo es hincha de Peñarol y le pidió al Japo para hacer dupla en las tareas de recolección de hojas y barrido. El jugador, con más timidez que el hincha y apoyado sobre el rastrillo que tenía entre manos, le devolvió el elogio.

«Tengo un compinche acá, hincha de Peñarol, muy divertido. Hablamos de fútbol, del partido de Uruguay, de la vida. Eso te hace que la tarea sea más agradable», comentó el jugador y comenzó a amontonar hojas con el rastrillo.

«Esto sirve de experiencia. Obviamente, los errores causan consecuencias, así que es bueno reflexionar sobre todo esto que me está pasando. Me tiene que servir de ejemplo, para mí y también, por qué no, para la sociedad. Es bueno para tomar conciencia de que hay que andar con cuidado, si no tenés que pagar. Lo bueno, creo yo, es que estás contribuyendo con algo, pagando de forma útil. Estoy limpiando una plaza de mi país. Me hace sentir bien», dijo el Japo, ya con rostro serio.

En total, el futbolista debe cumplir ocho días de tareas comunitarias, que equivalen a un total de 16 horas, ya que cada día de trabajo es de dos horas. En su caso, la pena es por conducir alcoholizado.

En la madrugada del domingo 29, Rodríguez retornaba de un baile en su vehículo y se accidentó. La espirometría le dio positiva; el jugador tenía 3,12 gramos de alcohol en sangre, cuando lo permitido es de 0,3. La Policía Caminera le retiró la libreta.

«Fue un error mío. Menos mal que iba despacio y no había nadie. Pestañee justo y me comí la curva. Soy una figura pública y tengo que cuidarme un poco más. Salí del baile y no me sentí tan mal. Pero son cosas que no puedo hacer», reflexionó Rodríguez.

Horas.

Ayer, el Japo y los demás procesados trabajaron 4 horas, de 13:00 a 17:00. La idea es que los fines de semana, o los días que los penados tengan mayor disposición de tiempo, acumulen horas de tareas.

«Cada día equivale a dos horas de trabajo. Nosotros las acumulamos para que no tengan que estar todos los días haciendo dos horas, teniendo en cuenta que son personas que trabajan o estudian», explicó a El País Sandra Alonso, directora de la Oficina de Supervisión de Libertad Asistida (OSLA), el área encargada de coordinar estas actividades.

El jugador contó que ya habló con el nuevo entrenador de Peñarol, Jorge Gonçalves, y que verán la forma de coordinar horarios para que pueda cumplir con su trabajo comunitario. «En la semana entrenamos en doble horario, voy a ver si puedo meter algunas horas. Si no, el fin de semana voy a tratar de acumular la mayor cantidad de horas», aseguró el jugador.

Pero no todos los procesados se manifestaron de acuerdo con la implementación de la ley. Joaquín, otro de los que ayer limpiaban bancos, dijo que la medida le parecía una falta de respeto.

«La mayoría de la gente que han agarrado son todos laburantes. Y uno de los pocos días que tenés para descansar tenés que estar trabajando para el Estado. Es un atrevimiento bárbaro. Me agarraron sin libreta de conducir manejando mi moto. Y por eso estoy acá», dijo molesto a El País.

A todo esto, el hincha de Peñarol, contento de barrer la plaza con uno de sus ídolos, rompió el momento de tensión. «Diviértanse muchachos… que la vida es una sola, hay cosas peores que esta», acotó, a lo que el Japo, con una sonrisa pícara, le pidió que contara a El País por qué estaba ahí.

«Le mostré la cola a la hinchada de Danubio, en medio de un lío. Empecé a sacar a los guachos, y para distender mostré la cola. Me detuvieron dos agentes. Unos payasos», se quejó el hincha, que fue procesado por incitación a la violencia en espectáculos públicos.

«No me agarré a las piñas. Fue solo porque rajé a puteadas al juez y a los jugadores. ¡No seas malo! Le grité `cuervo ladrón` al juez, le dije a Albín (jugador de Peñarol) que era horrible, y mostré el culo a la hinchada de Danubio. Fue eso, y ta, pimba… acá estoy. Ah, y agarré a una fiscal que nunca había salido del Teatro de Verano; lo más popular que hizo fue el Teatro de Verano», se lamentó.

FALTARON DOS DE LOS PENADOS

-Del total de 11 procesados por la Ley de Faltas que debían presentarse ayer a la tarde a trabajar en la Plaza Matriz, dos no concurrieron, según informó a El País Sandra Alonso, directora de la Oficina de Supervisión de Libertad Asistida (OSLA).

-«En realidad debieron venir 11, dos no se presentaron. Ahora se le va a informar al juez de la ausencia y van a tener la instancia el lunes para presentar un certificado médico en caso de que no hayan venido por problema de salud», explicó.

-Cada día de trabajo comunitario que la persona no se presenta equivale a un día de prisión, establece la ley.

-Previo a armar las cuadrillas de trabajo, la persona es sometida a una entrevista en la OSLA, donde se le hace un abordaje psicológico, de aptitud física y donde se le consulta sobre horarios de estudio y trabajo. «Una vez que tenemos estos datos, elaboramos un perfil de esa persona y vemos en qué se puede desempeñar y en qué horario», indicó Alonso. La mayoría de la primera tanda de procesados por la ley de faltas son por infracciones a normas de tránsito.

Las cifras

4

horas de trabajo comunitario cumplieron ayer los penados por la ley de faltas.

16

horas de tarea comunitaria cumplirá el jugador de Peñarol por manejar alcoholizado.

TESTIMONIOS

Penado 1. «Me agarraron tomado y en la moto»

«¿Por qué estoy acá? Porque me agarraron tomado y sin libreta», dice sin pelos en la lengua uno de los nueve procesados por faltas, que ayer barría la plaza Matriz.

«Para mí, me pararon porque pensaron que la moto era robada. Venía con la rueda pinchada y yo ni cuenta me había dado. Pasé por adelante de ellos (Policía Caminera) y como vieron que venía con la rueda pinchada me pararon. Y ta, ahí mismo me sintieron, de lejos nomás, el aliento a alcohol», describió el hombre.

«En ese momento de bronca fue que le dije a la milica: `Vos me parás a mí por andar tomado y no parás a ningún chorro`. Metí la pata, Pero bien, la llevo bien», resumió sobre la tarea.

Penado 2: «Me parece demasiado el castigo»

«Me penaron por no tener libreta de moto. Me parece demasiado tener que estar pagando este castigo por no tener libreta. Aparte recién la había comprado la moto en Motociclo de Portones. Salí de ahí, hice una cuadra, me pararon y me agarraron sin la libreta. Pero bueno. Habrá que tener más cuidado ahora», dijo otro de los sancionados por la ley de faltas.

«Me habían dado veinte días y lo reduje a doce con mi abogado. Pero esto es inconstitucional, no te pueden hacer trabajar. Es trabajo forzoso», se quejó el hombre, que está empleado en la construcción.

A su costado, otro de los penados por no contar con la libreta de conducir, sostuvo que la medida es «una falta de respeto».

http://www.elpais.com.uy

El «Japo» cambiará la pelota por la escoba por este fin de semana


EL JUGADOR AURINEGRO COMENZARÁ CON LAS TAREAS COMUNITARIAS

Ayer por la mañana el jugador de Peñarol Jorge «Japo» Rodríguez tuvo la entrevista con las autoridades del INR. Allí acordó comenzar el próximo fin de semana sus tareas comunitarias. Lo hará junto a otros ocho que deben cumplir estas sanciones.

52549ca5edbdc

«Yo voy a barrer adonde sea», le dijo el «Japo» a los responsables de la Oficina Supervisora de Libertad Asistida (OSLA). Allegados al jugador aurinegro señalaron a El País que su idea era la de cumplir «cuanto antes» la pena alternativa que le fijó el Juzgado de Faltas luego del siniestro de tránsito que hizo explotar las redes sociales.

Poco antes de la entrevista oficial, Jorge Rodríguez había participado en otra pero en el programa «100% Deporte», de Sport 890. Allí se mostró totalmente arrepentido de su conducta, tanto por haber conducido en estado de ebriedad como por haber tuiteado que quien manejaba era su hermano, lo que dio lugar a una catarata de bromas en las redes. «Fue un error poner el tuit. Estuve re mal, me arrepiento de todo lo que hice esa mañana», declaró el «Japo». El futbolista también lamentó haberle «fallado» al director técnico saliente de Peñarol, Diego Alonso.

Lo cierto es que, arrepentido y presto a comenzar una nueva etapa en el club -que con la asunción de la nueva dirección técnica lo llevó de vuelta a la primera división-, Rodríguez quiere apurar el mal trago y dejar atrás su sentencia.

16 horas.

La Oficina de Supervisión de Libertad Asistida planifica ya con la Intendencia de Montevideo (IMM) el circuito que cubrirá la primera cuadrilla de sancionados.

Se trata de ocho, según informaron fuentes del organismo, que deben cumplir tarea comunitaria por faltas vinculadas al tránsito. Con este grupo saldrá «Japo» Rodríguez durante el próximo fin de semana.

Se acordó hacerlo entonces para aprovechar que durante el fin de semana no habrá actividad por el Apertura, debido al partido de las eliminatorias mundialistas.

«Japo» deberá cumplir un máximo de dos horas diarias durante ocho días, según la sanción que le fijó el juez. Cabe recordar que la Ley N° 19.120 fija la carga horaria diaria, así como los mínimos y los máximos de aplicación en días.

«En la entrevista se trató de qué tipo de tareas se le puede asignar según su perfil y aptitudes», explicaron desde la OSLA.

Los funcionarios del organismo deberán comunicarle al futbolista y a los otros sancionados en qué horarios y lugares deben cumplir sus tareas, luego de coordinarlo con la IMM.

Conviene recordar que si los procesados por la ley de faltas promulgada el pasado 22 de agosto no cumplen con sus sanciones, podrían terminar en prisión.

El cumplimiento es supervisado por la OSLA, pero en la práctica es controlado por la IMM que asigna las tareas y eleva un informe al organismo del Ministerio del Interior.

Si bien las tareas previstas en el acuerdo con la comuna tienen que ver con el barrido y la limpieza de calles, parques y espacios públicos -en su mayoría dependientes del Departamento de Acondicionamiento Urbano-, eventualmente los sancionados pueden cumplir otras actividades de acuerdo con su perfil, capacidades y condiciones personales. La de este fin de semana será la primera experiencia concreta.

El bochornoso final de un clásico

El antecedente más cercano en materia de penas alternativas que un jugador de fútbol haya tenido que cumplir, se remonta al año 2000. La recordada gresca luego del clásico que coronaría el campeonato Clausura, terminó con diez procesados: seis jugadores de Peñarol y tres de Nacional, más el técnico aurinegro Julio Ribas. En aquel caso el magistrado actuante dispuso una pena de prisión para los involucrados. Sin embargo, al cumplir los siete días de reclusión en Cárcel Central los abogados que representaban a los deportistas de ambos clubes consiguieron que el juez cambiara la pena con privación de libertad, por una alternativa: debían cumplir cuatro horas diarias o las necesarias hasta cumplir 20 horas semanales en tareas comunitarias. Un día después de Navidad los jugadores comenzaron con estas tareas, aunque no todos las cumplieron de la misma forma. Por ejemplo Federico Elduayen pidió hacer los mismos trabajos pero en Fray Bentos. José Enrique de los Santos, Mario Regueiro, Marco Vanzini, Darío Rodríguez, Richard «Chengue» Morales, Fabián Césaro, Marcelo De Souza cumplieron tareas en plazas de deporte y Ribas lo hizo en la Casa de Gardel.

Ley de faltas y famosos

La Ley N° 19.120 establece como faltas: provocación o participación en desorden en un espectáculo; agravio u omisión de asistencia a la autoridad; venta no autorizada de entradas; abuso de alcohol o estupefacientes en espacios públicos; instigación a la mendicidad; juego de azar; infracción a normas sanitarias en enterramiento de cadáveres; arrojar basura en lugares no habilitados; vandalismo con los depósitos de basura; participación en picadas; conducir sin licencia o alcoholizado, al doble de velocidad; no usar casco, entre otras.

Tal vez uno de los casos más célebres que involucren a jugadores de fútbol y tareas comunitarias, sea el ocurrido con el argentino Carlos Tévez.

El delantero del Manchester City fue sancionado a tareas comunitarias en Gran Bretaña. En este caso la falta fue por conducir sin licencia y sin seguro, lo que llevó a las autoridades británicas a presentar cargos en su contra. Las imágenes de Tévez bajando de su Porsche Panamera de color blanco, valuado en unos US$ 150.000, para comenzar a barrer las calles recorrió el mundo. Debía completar 250 horas y una multa de US$ 1.500. Pero no cumplió toda la pena y pagó una multa al concretar su pase a la Juventus de Italia.

http://www.elpais.com.uy

Primeros 5 procesados barrerán para la Intendencia de Montevideo


IMM FIRMARÁ PRIMER CONVENIO CON INTERIOR PARA APLICAR LA LEY DE FALTAS

Los primeros cinco procesados por la Ley de Faltas harán tareas comunitarias para la Intendencia de Montevideo. Tres de ellos fueron detenidos manejando en estado de ebriedad y los otros dos cometieron actos vandálicos en espacios públicos.

524a386cdf8feLos primeros cinco procesados por la nueva Ley de Faltas (19.120) harán tareas comunitarias para la Intendencia de Montevideo, según un acuerdo que la administración municipal firmará en breve con el Ministerio del Interior.

Tal como informara El País en su edición del 15 de septiembre, el Ministerio del Interior suscribirá el convenio a través del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), con lo cual estos primeros procesados por la nueva Ley de Faltas serán derivados a realizar tareas como la de «barrer las calles», según informó a El País el secretario general de la Intendencia, Ricardo Prato.

La restauración de una plaza, refacción de un centro comunal, desmalezamiento de un espacio verde, limpieza y reparación de contenedores y acondicionamiento de espacios públicos, entre otros ejemplos, formarán parte de las tareas de los procesados.

La idea de incorporar a la Intendencia como centro receptor de cumplimiento de faltas «no es casualidad», expresó a El País Gustavo Belarra, sociólogo y subdirector técnico del Instituto Nacional de Rehabilitación. Es que la comuna es la que se encarga del mantenimiento de los espacios públicos, ya sea con personal propio o con empresas contratadas.

El acuerdo aclara que los penados no recibirán beneficio alguno por sus tareas.

Los primeros

Ya hay cinco procesados por la nueva ley, tres de ellos por conducir en estado de ebriedad y los demás por ocasionar daños en la vía pública.

El INR derivará a los procesados a través de la Oficina de Supervisión de Libertad Asistida (OSLA). Esta dependencia es la que tiene a su cargo la coordinación y seguimiento de las medidas alternativas a la prisión dispuestas por los jueces.

«Nosotros vamos a hacer un seguimiento al cumplimento de esas medidas y vamos a elaborar un informe. A los procesados les conviene cumplirlas, porque si no, van a la cárcel», sentenció Prato.

Cada persona que llegue a la OSLA por haber cometido una falta será entrevistada por un equipo técnico que elaborará un diagnóstico y le otorgará una determinada tarea, dos horas por día, la cantidad de días que el juez disponga.

Será responsabilidad del INR dar cobertura de seguro contra accidentes laborales que se puedan suscitar con los procesados. Y será la Intendencia la que defina los cupos o la eventual conformación de una cuadrilla, siempre en coordinación con la Oficina de Supervisión de Libertad Asistida.

No se descarta que los procesados tengan una vestimenta especial para diferenciarse de los municipales.

Perfiles.

«Como la ley es muy amplia, vamos a tener perfiles muy heterogéneos. Por eso tenemos que ser flexibles para hallar tareas comunitarias adecuadas a los distintos penados y ver cómo hacemos los agrupamientos», explicó Belarra.

Entre mañana y pasado, la OSLA recibirá a las primeras cinco personas derivadas de los tribunales de faltas.

«Estamos esperando recibir los expedientes con el detalle de las faltas para en esta semana ya realizar las entrevistas a los penados, determinar sus perfiles y establecer cuáles son las tareas que van a cumplir, en base a las indicaciones de la Intendencia», informó Belarra.

Como se trata de faltas, y no delitos, (lo que implica, en teoría un menor riesgo) y una cantidad reducida de días de cumplimiento de la pena (entre 7 a 30 días) el abordaje que realizará la OSLA será más flexible.

«En las faltas vamos a estar con una frecuencia alta de supervisión, pero la tarea de control será más bien de la IMM, mediante sus encargados de obras y cuadrillas. Nosotros no vamos a estar controlando, sí supervisando», aclaró el subdirector técnico del INR.

Muchas de las tareas que realizarán los procesados comprenden al área de Acondicionamiento Urbano de la Intendencia, dirigido por Eleonora Bianchi, quien reaccionó indignada por los destrozos ocasionados en la rambla durante los festejos de Peñarol, donde fueron destruidos semáforos y grafiteada la cartelería de la zona y la fachada del parador de la playa Pocitos (ver nota aparte).

Actos vandálicos que involucran a parcialidades

En mayo de 2012 la Intendencia de Montevideo tuvo que hacerse cargo de otros atentados realizados por hinchas de Peñarol en los muros de la plaza Líber Seregni y en la rambla de Pocitos. Los cuidaplazas del parque no fueron suficientes para evitar que los muros de este importante espacio público fueran pintados, sin demasiado apuro, por un grupo de parciales. Lo mismo ocurrió en la plazoleta de Pocitos que se encuentra en la rambla y Pagola. Por ese entonces, una campaña se difundía a través del portal http://www.padreydecano.com proponiendo que «los hinchas se junten y pinten de oro y carbón las columnas de todas las zonas de Montevideo y del interior del país», iniciativa que se había dado a llamar «Un barrio, dos colores». Otros monumentos y paredes han sido víctimas del vandalismo por parciales de otros clubes como Nacional.

Durante el año pasado, las campañas para las elecciones internas del Frente Amplio y del Partido Nacional también hicieron estragos en los muros y en el mobiliario urbano.

Peñarol: roturas por US$ 20.000

La Intendencia de Montevideo presentó una denuncia penal por destrozos en la rambla a la altura de Avenida Brasil y Bulevar España, durante los festejos por el 122° aniversario de Peñarol .

El secretario general de la comuna, Ricardo Prato, informó que el costo de las reparaciones (algunas de las cuales ya se efectuaron) supera los US$ 20.000. Esto no incluye el daño en la propiedad privada.

Eleonora Bianchi, directora del área de Acondicionamiento Urbano, explicó que ayer estaban «sacando fotografías de todo lo que encontramos roto y armando un expediente para llevar a la Justicia. Es disparatado. Una cosa fuera de control», descargó.

Lo que más le impactó, reconoció Bianchi, fue que hayan arrancado los semáforos de la avenida. «Los arrancaron de cuajo. No se puede creer». Bianchi mostró cierta indignación con la pasividad de los clubes deportivos ante estos actos de vandalismo.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: