Posts Tagged ‘legalización marihuana’

Advierten que cannabis agrava males mentales


MARIHUANA: EXPERTO NO DESCARTA TRABAJAR CON URUGUAYOS

Michael Dor, director de la Unidad de Cannabis Médico del Ministerio de Salud Pública de Israel, advirtió que la sustancia puede agravar síntomas de pacientes psiquiátricos, pero que a personas con cáncer, párkinson o epilepsia los alivia.

5345e3266269b

En Israel la marihuana es una sustancia ilegal. Es decir, está prohibida su venta y su consumo recreativo. Sin embargo, el gobierno nacional sí aprueba su utilización para fines medicinales. Pacientes con enfermedades altamente complejas como el párkinson y el cáncer han experimentado una disminución de sus síntomas desde que siguen un tratamiento con cannabis.

Así lo contó a El País Michael Dor, director de la Unidad de cannabis médico del Ministerio de Salud Pública israelí. En su país existen ocho empresas que producen cannabis con fines medicinales y trabajan en relación directa con el gobierno.

El mecanismo por el cual la sustancia llega a los usuarios está finamente protocolizado en un proceso que comienza con la plantación por parte de la empresa, la recolección de las flores (de las que se obtiene lo que se fuma), el procesamiento y la entrega final.

La elección de los usuarios también sigue normas establecidas al detalle. Cuando un médico considera que su paciente se puede beneficiar de la administración de cannabis envía una solicitud a la oficina de Dor, quien evalúa con precisión su historia clínica y decide si lo aprueba o no.

De aprobarlo, se comunica con la empresa y el paciente recibe en su casa entre 10 y 20 gramos de marihuana, que consume en el transcurso de un mes. Además, un técnico lo visita para asesorarlo. La sustancia es administrada en cuatro presentaciones: cigarrillos, aceite (una gota debajo de la lengua, para los que tienen daño pulmonar), inhaladores y galletas (para los niños).

La indicación es que el paciente no consuma más de un gramo al día (un cigarro). Pasados los primeros tres meses, médico y paciente evalúan la evolución y definen si deberían continuar el tratamiento (suele durar un año) o finalizarlo. Actualmente, 14.600 personas en Israel reciben este tipo de tratamiento médico, que comenzó hace tres años.

 

¿Evidencias?

Dor, quien participó del foro “Actualización sobre los usos médicos y terapéuticos del cannabis”, realizado en el NH Columbia de Montevideo del 8 al 10 de abril, admitió que existe poca evidencia científica confiable que demuestre efectos ya sea positivos o negativos de la marihuana. Esto se debe, explicó, a que en la mayoría de los países aún es ilegal y a que las plantas presentan una amplia variedad entre sí, lo que dificulta la estandarización de una muestra a ser analizada.

Para controlar qué se administra exactamente a los pacientes Dor y su equipo toman muestras y las analizan. Cuando dan con ejemplares que tienen los efectos sobre la salud que desean obtener, reproducen el tejido de la planta y generan otras a partir de ella.

En cuanto a los resultados, lo que sí hay son datos empíricos. Hechos que se demuestran por la experiencia que se vive en la práctica clínica. La suya en los hospitales de Israel se asocia con niños epilépticos que han reducido la frecuencia de sus convulsiones, pacientes con cáncer que sobrellevaron mejor los vómitos, malestares estomacales y diarreas causadas por el tratamiento médico, adultos con párkinson que redujeron el movimiento involuntario y personas con estrés postraumático.

“En mi país hay muchos atentados y las personas que los sufren quedan con miedo y cuando escuchan ruido se paralizan. La marihuana les ayuda a superarlo”, explicó el clínico, quien aseguró que nunca fumó y que a sus más de 60 años no le llama la atención hacerlo. “Sé que mis hijos probaron, es algo generacional”, dijo quitándole importancia.

Consultado sobre si hay pacientes para los que está contraindicado, Dor advirtió que sí. “Hay pacientes que han tenido enfermedades psiquiátricas como esquizofrenia que empeoran. Se ponen paranoicos y agresivos. A ellos hay que tener cuidado de no darles marihuana”, apuntó.

En referencia al proyecto de Uruguay de ofrecerla a presos consumidores de pasta base, Dor se manifestó de acuerdo, tomando en cuenta la prevención anterior. Por lo demás, descartó que puedan sufrir algún trastorno asociado al consumo. “La marihuana tiene efectos secundarios menores a las sustancias que utilizamos para tratar pacientes con adicción a drogas fuertes”, aseguró.

Sin embargo, advirtió que la reventa de la sustancia que se ofrece a los pacientes es difícil de evitar. “Es complejo controlar lo que hace la persona una vez que uno se la da. Nosotros hemos tenido casos en que la vendieron”, admitió.

En su opinión, el mundo va hacia la producción de fármacos derivados de la marihuana. “El problema es que los laboratorios no quieren fabricarlos porque no pueden patentar una planta que ya existe”, lamentó y reconoció que el descreimiento sobre el tema aún es muy importante.

LAS CLAVES

HIV y cáncer

En pacientes con HIV o cáncer que sufren mucho. vomitan y pierden peso, Israel administra cannabis y logra que disminuyan sus síntomas.

Ansiedad

Personas que no pueden dormir o que sufren de estrés postraumático también se han visto aliviados al consumir cannabis.

Advertencia

En personas que han sufrido enfermedades psiquiátricas como esquizofrenia o depresión se desaconseja la administración de cannabis porque puede agravar los síntomas.

El sistema

El Ministerio de Salud Pública de Israel trabaja con ocho empresas que producen cannabis en el país. El uso recreativo está prohibido.

Controlado

Cada paciente recibe 20 gramos por mes ya sea en cigarros, inhalador, aceite o galletas.

http://www.elpais.com.uy

La asignatura sobre el consumo de drogas sería solo una “sugerencia”


LLAMAN A CONCURSO DE PROYECTO PARA AUMENTAR PERCEPCIÓN DE RIESGO

Una materia para prevenir sobre el consumo de drogas fue la condición del frenteamplista Darío Pérez para votar la legalización de la marihuana. En la reglamentación, pasará a ser una “sugerencia” para no ir contra la autonomía de la ANEP.

52cdf9e11c764

Para el Ministerio de Educación debe ser la ANEP la que defina si crea una materia para educar sobre drogas. AP

A pedido del diputado frenteamplista Darío Pérez (Liga Federal) en el artículo 10 de la ley de marihuana se estableció que el sistema de educación pública “deberá disponer de políticas para la promoción de la salud y la prevención del uso de marihuana (…) dichas políticas comprenderán su inclusión curricular en Primaria, Secundaria y UTU”. Esta fue la condición de Pérez para votar, ya que se había opuesto desde un principio a la legalización de la marihuana.

Sin embargo, la creación especial de una materia de estudio que alerte a los alumnos sobre los riesgos del consumo de marihuana y otras drogas será en la reglamentación de la ley solo una recomendación y no una obligación como pretendía el legislador.

“Nosotros entendemos que debe precisarse, a través de la reglamentación, que el alcance de la ley es estrictamente a título de sugerencia y no preceptivo, porque la autonomía de la ANEP, la Constitución y la Carta Orgánica del ente autónomo dice que tiene facultades indelegables sobre planes y programas de estudio”, dijo a El País el subsecretario de Educación, Oscar Gómez.

Según dijo, se está buscando una redacción de la reglamentación que permita brindar el apoyo de la educación formal en materia de prevención del uso problemático de drogas, sin que se recurra a la creación de una asignatura obligatoria.

Gómez dijo que finalmente será la ANEP la que defina si debe crear o no una materia de estudio sobre drogas “en uso de sus facultades indelegables”.

“Hay antecedentes donde se sugiere, se solicita, se buscan diferentes formulaciones. Hemos buscado otros antecedentes, donde por diferentes motivos, el Poder Ejecutivo ha solicitado a los entes autónomos de la enseñanza incluir a título de sugerencia determinados temas, pero teniendo claro las autonomías”, explicó.

 

“En su momento, y lo vamos a poner como antecedente, el Ministerio de Ganadería en los años 1962 y 1963 solicitó a través del Poder Ejecutivo que en aquel el Consejo de Educación Primaria y Normal, porque no había Codicen, tuviera la posibilidad de incluir los temas de lucha contra la hidatidosis, por un fuerte empuje de esa enfermedad en el medio rural. Se solicitó la inclusión de estos temas en la educación, pero eso se hizo con el cuidado de no violentar la autonomía”, relató el subsecretario.

Consultado sobre si la reglamentación flexibiliza lo establecido en la ley, Gómez indicó que “la reglamentación en definitiva forma parte integral de la aplicación de la ley. Por lo tanto no cambia la letra, pero orienta la aplicación de la norma”.

Inconstitucionalidad.

Durante la discusión parlamentaria del proyecto de legalización de la producción y venta de marihuana, el consejero Daniel Corbo, representante de la oposición en la ANEP, dijo que pese a compartir el espíritu de disponer de políticas educativas para la promoción de la salud entendía como “un problema” la inclusión curricular del tema.

En declaraciones a El País, Corbo adelantó que plantearía al Codicen que se solicite ante la Suprema Corte de Justicia una declaración de inconstitucionalidad del artículo 10″.

El senador frenteamplista Roberto Conde también admitió que “este artículo lesiona la autonomía de la educación pública”, y agregó que quería decirlo expresamente ante la comisión porque si no “estaría haciéndome responsable de una omisión”, según consta en la versión taquigráfica previa a la votación del proyecto en la Cámara Alta.

Asimismo, el senador Ernesto Agazzi (MPP) admitió luego que “los compañeros se equivocaron” al redactar el proyecto de ley y que “Corbo tiene razón”.

Preocupación.

En la comparecencia de la ANEP al Parlamento, el delegado docente Néstor Pereira advirtió sobre los efectos nocivos del consumo de marihuana en la capacidad de aprendizaje de los adolescentes, ya que puede afectar la memoria y la concentración.

Por su parte, Gómez no ocultó su preocupación sobre este tema. “El consumo de drogas es la preocupación fundamental que tenemos y es la razón por la que queremos que la educación sea un elemento preventivo. Antes del 10 de diciembre, cuando se legalizó la comercialización del producto, los males estaban a la vista. Por lo tanto, la ley lo que tiene que hacer es tratar de controlar y regular el mercado de cannabis que estaba en manos del narcotráfico”, señaló Gómez.

Concurso.

Ayer la Junta Nacional de Drogas (JND) convocó a organizaciones públicas y privadas a presentar proyectos que contribuyan a incrementar la percepción de riesgos asociados al consumo de alcohol y marihuana, mediante acciones de información y educación.

Los recursos para la financiación de los proyectos seleccionados serán provistos por el Fondo de Bienes Decomisados de la JND, como forma de que los mismos sean volcados a programas de prevención y educación en materia de consumo de drogas. La financiación para este proyecto será de $ 2 millones, siendo $ 400 mil el monto máximo a asignar a cada propuesta.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: