Posts Tagged ‘Jardines de Infantes’

Amplían cobertura de maestros comunitarios a los preescolares


PRIMARIA

Hasta ahora, solo cinco jardines en todo el país contaban con este apoyo

jardin-jardinera-educacion-inicial_308835

A partir de este año, aproximadamente unos 15 jardines de infantes del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) reciben el apoyo de al menos un maestro comunitario, destinado a mejorar el vínculo de la escuela con la familia y a partir de esto mejorar los resultados educativos de los niños, informó a El Observador el director general de Primaria, Héctor Florit.

Hasta el año pasado, los jardines que contaban con este tipo de docentes eran tan solo cinco en todo el país.

La iniciativa implica una ampliación del Programa Maestros Comunitarios (PMC) del CEIP, que tiene como objetivo trabajar más tempranamente en las dificultades que presentan los niños provenientes de contexto crítico.

El PMC nació en 2005 y desde entonces ha trabajado con las escuelas Aprender (escuelas urbanas de contexto crítico) focalizadas en poblaciones de los dos quintiles más bajos de la sociedad, lo que equivale al 40% de las escuelas urbanas.

La labor de los maestros comunitarios está integrada al trabajo del colectivo docente de cada escuela. En cada una de ellas trabaja con el 20% de los alumnos, es decir, con aquellos que se considera que integran el “núcleo más duro” de repetición escolar, asiduidad y deficiencia de capital académico de los padres y de ellos mismos. Su objetivo no solo es trabajar con los niños, sino también con sus familias, de modo de lograr alianzas pedagógicas con ellos, que despierten el interés por aprender y la valoración de la educación.

Actualmente existen 540 maestros comunitarios, que trabajan en 319 escuelas de todo el país y atienden a un total de 16.200 niños.

 

Mejores resultados

La decisión de extender el programa a más jardines de infantes de los barrios de contexto crítico tiene que ver con los buenos resultados que arrojó este programa en cuanto a repetición y asistencia escolar, explicó Florit.

Según cifras del CEIP, los jardines con maestros comunitarios han logrado bajar la inasistencia y el abandono intermitente de 29% a 27%.

Los 15 jardines que este año comenzarán a tener el apoyo de maestros comunitarios están destinados a sectores de la población  pertenecientes al primer quintil.

Sin embargo, la realización del programa se realizará sin aumentar el número de maestros comunitarios. Florit expresó que esto se debe a que en los últimos años varias escuelas Aprender se han transformado en escuelas de tiempo completo, donde la labor del maestro comunitario no es necesaria porque esa tarea la realiza el maestro que está todo el día en  el centro educativo.

A partir de esto, se pudo realizar una “reubicación” de algunos maestros comunitarios y trasladarlos a los jardines de infantes de contextos más críticos. Esta decisión del CEIP beneficia a unos 17 mil alumnos aproximadamente.

 

Cambiar pautas culturales

El director de Primaria explicó que con esta iniciativa se pretende comenzar a trabajar más tempranamente en las escuelas de contexto crítico de forma de lograr mejores resultados en el recorrido educativo de los niños.

“Antes de que naciera Maestros Comunitarios, el fracaso escolar estaba muy focalizado en escuelas de contexto crítico. Con el programa, logramos bajar la repetición”, señaló. Al respecto, Florit manifestó que si bien el PMC no es el único factor que contribuyó a bajar el índice de repetición, sí tuvo una incidencia importante.

Según cifras del CEIP, en 2005, cuando empezó el PMC, había un total de 25 mil repetidores por año; hoy la cifra cayó a 14 mil. “La evolución de la repetición muestra que el programa funciona”, agregó.

Con esta medida “estamos entrando en el núcleo más duro de forma más temprana. Es allí donde están los mayores niveles de indigencia y de falta de capital académico en las familias, que no valoran la escolarización”, señaló el jerarca. El propósito, según explicó, es fortalecer el vínculo con las familias, de forma que estas tengan una alta valoración de la escolarización. “Que entiendan que es importante que el niño vaya todos los días a la escuela”, afirmó.

En este sentido, explicó que parte del desafío del maestro comunitario es lograr “cambiar pautas culturales en las familias, que no valoran la asiduidad, la puntualidad y el cuidado de los vínculos en la comunidad y en los espacios colectivos”.

http://www.elobservador.com.uy

Una de cada cuatro guarderías no tiene la habilitación del MEC


EN 2013 CERRARON 110 CENTROS QUE LA CARTERA ENCONTRÓ INVIABLES

El 73,3% de los Centros de Educación Inicial Privados (CEIP) existentes se encuentran “debidamente autorizados” por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), según señala la Memoria 2013 de la cartera. El año pasado cerraron 110 guarderías.

52eaeb80a6e73

De todas formas, para la supervisora de educación en la primera infancia del MEC, Yolanda Echeverría, este porcentaje es un poco mayor y llega al 76,5%. En total hay 440 centros de los cuales 327 están habilitados y 113 se encuentran en trámite.

Durante el año pasado se cerraron 110 guarderías privadas, la mayoría fue por una decisión voluntaria de sus administradores, a veces bajo sugerencia del MEC. “Desde el área se trabaja con cada uno de los centros, se hace ver lo que no es viable y a veces se les señala que la propuesta educativa que ofrecen no es la mejor para la franja etaria con la que trabajan. También hay casos en que el dueño cierra porque no le es económicamente viable”, precisó Echeverría en declaraciones a El País.

Solo 13 de estos jardines de infantes fueron cerrados por resolución ministerial, “porque las condiciones no estaban dadas”, añadió la supervisora del área. En estos casos no se había logrado cumplir con los requisitos que se establecen en la ley N° 18.437 (la Ley General de Educación) en su artículo 104. Allí se señala que los CEIP deben contar con un director con un título a nivel terciario, al menos la mitad del personal deberá ser egresada de carreras o cursos específicos en la materia y se enumeran las condiciones que deberá tener el inmueble donde se instale la guardería (ver detalles aparte).

Echeverría aseguró que durante 2013, “y ya desde hace varios años”, ningún centro se cerró debido a situaciones de violencia para con los niños.

Control.

Echeverría, que es la representante del MEC ante el Consejo Coordinador de Educación en la Primera Infancia (C.C.E.P.I), en el que también participan la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU) y el Ministerio de Salud Pública (MSP), así como representantes de los educadores y los Centros de Educación Infantil Privados, sostiene que “la recomendación que se da siempre es que no se abra un centro hasta tener la autorización del Ministerio”.

 

Sin embargo, Echeverría sostiene que esto pocas veces se cumple. “Esto es muy difícil de lograr, muchas veces abren los centros y nosotros llegamos a ellos porque los descubrimos, no porque vengan acá a solicitar una autorización”, reconoce.

Cuando el Ministerio se encuentra con estas situaciones los jardines de infantes no se cierran, salvo que las condiciones sean nefastas, sino que se los colocan “en trámite”. “Esto quiere decir que no están mal. Cuando están muy cerca de conseguir la autorización es que funcionan en esa categoría”, precisó Echeverría.

“La idea -continúa la supervisora- no es cerrar centros educativos porque sí, la idea es que haya una buena cobertura de la primera infancia, primero desde lo público y después, cuando no se pueda, desde lo privado”.

El año pasado se dieron 83 autorizaciones para nuevas guarderías. Echeverría sostuvo que casi todos los centros reciben, al menos, una visita al año, y que algunos “incluso se visitan dos o tres veces”. De hecho, según la Memoria del MEC, en 2013 se visitó el 99% de los jardines de infantes.

Los requisitos mínimos

Tener director responsable técnico de la institución, que deberá poseer título de nivel terciario vinculado al área educativa o social y de la salud, con especialización en el área expedidos por la ANEP o institutos habilitados por ésta.

Al menos la mitad del personal de docencia deberá ser egresado de carreras o cursos específicos, cuyos planes de estudio supongan más de 500 horas de duración, dictadas durante un año lectivo completo.

El inmueble y las instalaciones deberán cumplir las normas de higiene, salud y seguridad, así como las comodidades básicas para satisfacer las necesidades de los niños matriculados y contar con las certificaciones correspondientes.

No podrán instalarse a menos de 100 m de locales donde se estuvieran desarrollando actividades potencialmente peligrosas para la salud física o moral de los niños, asimismo esas actividades no podrán instalarse para funcionar en locales a menos de cien metros de distancia de un centro de educación infantil ya funcionando.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: