Posts Tagged ‘informe’

Aborto: 2.550 en 6 meses; mayoría en mutualistas


HUBO SUBREGISTRO EN PRIMEROS MESES; UN 10% DESISTE

Unos 456 abortos legales por mes se realizaron desde su despenalización. Más de la mitad se hicieron en mutualistas y la gran mayoría fueron mujeres mayores de 20 años. De ahora en más los médicos que objeten deberán llenar un formulario.

51e5e2ec2c629

Leonel Briozzo, anunció que los médicos deberán firmar un documento para objetar abortos. Francisco Flores

Federico Castillo

Todos los meses abortan en Uruguay un promedio de 456 mujeres. La mayoría, el 60%, lo hace en instituciones privadas y bastante más de la mitad, un 72%, son mujeres que tienen 20 o más años de edad; un 15% es menor a 19 años. El 63% de los casos de interrupción del embarazo se concentra en Montevideo y solo entre un 6% y un 10% de las mujeres que consultan para abortar desiste en su idea luego de los cinco días de reflexión previstos por la normativa.

Introduzca el texto aquí

Desde que en diciembre del año pasado se instrumentó la ley de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo hasta mayo de este año se registraron unos 2.550 abortos legales.

Las autoridades sanitarias admitieron que durante los primeros meses de implementación hubo un subregistro en los datos. El primer mes, diciembre, solo el 52% de las instituciones reportó información, el segundo trepó hasta un 75% y ahora se está en un 98%.

Las cifras oficiales fueron presentadas ayer por el subsecretario de Salud, Leonel Brioz-zo, que ancló buena parte de su exposición en destacar la baja de la mortalidad materna gracias a esta política. “Somos los campeones de América Latina en baja mortalidad materna”, expresó, exultante.

“La mortalidad materna ha descendido dramáticamente, Uruguay es el único país de América Latina que ha logrado la meta de Desarrollo del Milenio. Tenemos el privilegio de estar terceros en las Américas, solo nos ganan Canadá y Estados Unidos”, dijo y destacó que en estos seis meses analizados hubo “cero muerte materna reportada” y “cero complicaciones” durante la interrupción de un embarazo.

 

También resaltó que la natalidad aumentó en este último año. “Estamos viendo que hay un repunte en la natalidad, por lo que (el aborto) lejos de ser un método de regulación de la natalidad, para las mujeres uruguayas -mucho más inteligentes de lo que algunos han planteado por ahí- es un método que se usa en última instancia”.

Tasa.

Otro de los datos que para Briozzo es un motivo de “orgullo” es que con estos números, la tasa de abortos en Uruguay es equiparable a la de países de Europa occidental como Francia, España o Inglaterra. Teniendo en cuenta que hay unas 704.000 mujeres de entre 15 y 44 años, y que en el mes en que hubo mayor cobertura de reportes de abortos legales se notificaron 589 casos, se redondearía en unos 7.200 por año y esto arrojaría una tasa de 10 abortos cada mil mujeres.

Briozzo admitió que desde hace unos 20 años no se hacían estudios que permitieran aproximarse a las cifras de aborto en Uruguay, por lo que es difícil comparar con precisión si la cantidad de procedimientos aumentó o disminuyó con la despenalización. La cifra histórica que se manejaba en el país hasta ahora data del año 1995 en base a un estudio del sociólogo Rafael Sansiviero que concluía que se hacían 33.000 abortos clandestinos.

Si se comparan esos números no oficiales con los presentados ayer, la tasa bajó abruptamente. Pero lo cierto es que hay “un período ventana” que va desde el 2002 hasta este año en que no se manejaron datos ni oficiales ni extraoficiales.

Lo que confirmó Briozzo es que la información disponible hoy corrobora que las interrupciones del embarazo se dan “en todas las clases sociales”.

“El embarazo puede ser la peor o la mejor noticia dependiendo de las circunstancias”, puntualizó.

El subsecretario señaló que la proyección estimada ahora, “al igual que ha pasado en Europa”, es que aumente el número de reportes de abortos y “luego es dable esperar que disminuya a unos dos tercios de lo que había”. Insistió en que la política “más efectiva” para disminuir el número de abortos es la despenalización junto con educación y anticoncepción. “O sea que si se está en contra del aborto, lo mejor es despenalizarlo”, dijo.

Objeción.

Por otra parte, Briozzo anunció que finalmente se llegó a un acuerdo con el Colegio Médico del Uruguay para reglamentar la objeción de conciencia y confirmó además que aproximadamente un 30% de los profesionales son los que han objetado participar del procedimiento.

Desde ahora, los médicos deberán estampar en un formulario su objeción de conciencia. En ese documento se deberá dejar claro que la negativa a hacer el procedimiento es por motivos morales, religiosos o filosóficos. Y que se trata de un “acto individual y no colectivo ni institucional”.

Briozzo confía en que esto sea algo que “haga meditar a los colegas”. Destacó que la situación de Salto -donde objetaron todos los médicos- “no ha generado un problema para la continuidad asistencial de las pacientes”.

Médicos presentan recurso de nulidad

Un grupo de 20 médicos presentará hoy un recurso de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) contra el decreto reglamentario dictado por el Poder Ejecutivo en relación a la ley que despenalizó el aborto antes de las 12 semanas de gestación.

En diciembre de 2012, los médicos presentaron un recurso administrativo ante el Poder Ejecutivo. Pero como vencido el plazo legal el gobierno no respondió, eso habilita a los profesionales a presentar la acción de nulidad ante el TCA.

Los médicos argumentan que el decreto reglamentario “atropella” la libertad de conciencia del personal de la salud, “impidiéndole actuar de acuerdo a sus convicciones científicas, éticas y filosóficas, al restringir su derecho a la objeción de conciencia”.

Por otra parte, cuestionan que la reglamentación restringe la información que la ley exige que se le debe brindar a la mujer que pretende abortar su embarazo, lo que le impide al médico “actuar de acuerdo a su deber profesional”.

El abogado Gianni Gutiérrez, asesor de los médicos que hoy presentarán el recurso, dijo a El País que en la demanda se pedirá, como medida cautelar, la suspensión de la aplicación de varios artículos del decreto.

http://www.elpais.com.uy

Nuevo informe sobre el hambre: casi 870 millones de personas sufren subnutrición crónica en el mundo


Pero hay signos esperanzadores de que, con un esfuerzo adicional, pueden alcanzarse los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Foto: ©FAO/Asim Hafeez

El informe SOFI de este año aporta noticias desiguales sobre el hambre

9 de octubre de 2012, Roma – Cerca de 870 millones de personas, una octava parte de la población mundial, padecían subnutrición crónica en el período 2010-2012, según el nuevo informe de la ONU sobre el hambre hecho público hoy.

El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2012(SOFI, por sus siglas en inglés), publicado conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), presenta estimaciones más precisas sobre la subnutrición crónica basadas en una metodología mejorada y datos de las últimas dos décadas.

La gran mayoría de las personas que padecen hambre, 852 millones, viven en países en desarrollo -alrededor del 15 por ciento de su población- mientras que 16 millones de personas están subnutridas en los países desarrollados.

El número total de personas hambrientas disminuyó en 132 millones entre 1990-92 y 2010-12, lo que equivale a pasar del 18,6 por ciento al 12,5 por ciento de la población mundial, y del 23,2 por ciento al 14,9 por ciento en los países en desarrollo. Con ello, la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) estaría al alcance si se adoptan las medidas adecuadas.

La cifra de víctimas del hambre disminuyó de forma más pronunciada de lo que se creía entre 1990 y 2007. Desde 2007-2008, sin embargo, el progreso global en la reducción del hambre se ha ralentizado y estabilizado.

“En el mundo actual de oportunidades sin precedentes a nivel tecnológico y económico, nos parece totalmente inaceptable que más de 100 millones de niños menores de cinco años tengan falta de peso, y por lo tanto no puedan desarrollar todo su potencial humano y socio-económico, y que la desnutrición infantil provoque la muerte de más de 2,5 millones de niños cada año”, afirman José Graziano da Silva, Kanayo F. Nwanze y Ertharin Cousin, al frente respectivamente de la FAO, el FIDA y el PMA, en el prólogo del informe.

“Tomamos nota con particular preocupación -añaden- de que la recuperación de la economía mundial a partir de la reciente crisis financiera sigue siendo frágil. Hacemos no obstante un llamamiento a la comunidad internacional para hacer esfuerzos adicionales para ayudar a los más pobres a disfrutar de su derecho humano fundamental a una alimentación adecuada. El mundo posee los conocimientos y los medios para eliminar toda forma de inseguridad alimentaria y desnutrición”. Para ello se necesita un enfoque de “doble vía”, basado en el apoyo a un crecimiento económico de base amplia (incluyendo la agricultura) y redes de seguridad para los más vulnerables.

Impacto de la crisis económica

Los nuevos cálculos sugieren que el aumento del hambre durante el período 2007-2010 fue menos grave de lo que se pensaba. La crisis económica de 2008-2009 no provocó de forma inmediata una fuerte desaceleración económica en muchos países en desarrollo, como se temía que podía suceder. El impacto de los precios internacionales de los alimentos en los mercados nacionales fue menos pronunciado de lo asumido en un primer momento, y muchos gobiernos lograron amortiguar los choques y proteger a los más vulnerables de los efectos del alza de precios.

Los datos sobre el hambre publicados hoy son parte de una serie revisada que se remonta a 1990. Utiliza información actualizada sobre población, suministro y pérdida de alimentos, necesidades de energía alimentaria y otros factores. Los datos actuales calculan también mejor la distribución de alimentos (medida en términos de suministro de energía alimentaria) dentro de los países.

El informe SOFI 2012 señala que la metodología no capta los efectos a corto plazo del alza de los precios de los alimentos y otros vaivenes económicos. La FAO también está trabajando para desarrollar un conjunto más amplio de indicadores que permita captar mejor la calidad de la alimentación y otras dimensiones de la seguridad alimentaria.

Los Objetivos del Milenio al alcance

El informe sugiere que, si se adoptan medidas adecuadas para revertir la desaceleración de 2007-08 y para alimentar a los hambrientos, cumplir la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre en el mundo en desarrollo en 2015, es aún posible.

“Si la reducción media anual del hambre de los últimos 20 años continúa hasta el 2015, el porcentaje de subnutrición en los países en desarrollo alcanzaría un 12,5 por ciento. Todavía por encima de la meta del ODM del 11,6 por ciento, pero mucho más cerca de lo que se pensaba anteriormente”, señala el informe.

Asia, a la cabeza en número de personas con hambre, que aumenta en África

Por regiones, la subnutrición en los dos últimos decenios disminuyó casi un 30 por ciento en Asia y el Pacífico, de 739 millones a 563 millones de personas, debido principalmente al progreso socioeconómico de muchos países de la región. A pesar del crecimiento de la población, la prevalencia de la subnutrición en la región se redujo del 23,7 por ciento al 13,9 por ciento. Latinoamérica y el Caribe también han progresado, pasando de 65 millones de personas hambrientas en 1990-1992 a 49 millones en 2010-2012, mientras que la prevalencia de la desnutrición bajó del 14,6 por ciento al 8,3 por ciento. Sin embargo, el ritmo de los avances ha disminuido recientemente.

África fue la única región donde el número de personas hambrientas aumentó en el período citado, pasando de 175 millones a 239 millones, con casi 20 millones sumados en los últimos cuatro años. La prevalencia del hambre, aunque se redujo, ha aumentado ligeramente en los últimos tres años, del 22,6 por ciento al 22,9 por ciento, casi una cuarta parte de la población. Y en África subsahariana, los modestos avances logrados en los últimos años hasta 2007 se anularon, con un aumento del hambre del 2 por ciento anual desde entonces.

Las regiones desarrolladas también han visto aumentar el número de personas que pasan hambre, de 13 millones en 2004-2006 a 16 millones en 2010-2012, revirtiendo una tendencia constante a la disminución en los años anteriores, desde los 20 millones de hambrientos que se calculaban en 1990-1992.

Crecimiento agrícola para reducir el hambre y la malnutrición

El informe subraya que el desarrollo general es necesario pero no suficiente para una reducción sostenida del hambre. El crecimiento agrícola es particularmente eficaz en la reducción del hambre y la desnutrición en los países pobres, ya que la mayoría de los pobres dependen de la agricultura y las actividades asociadas para al menos parte de sus medios de subsistencia. El desarrollo agrícola que involucre a los pequeños agricultores, especialmente a las mujeres, será más eficaz en la reducción de la pobreza extrema y el hambre al generar empleos para los pobres.

El crecimiento no sólo debe beneficiar a los pobres, sino que también debe ser “sensible a la nutrición”, a fin de reducir las diversas formas de desnutrición. La reducción del hambre es algo más que aumentar simplemente la cantidad de alimentos, se trata también de mejorar la calidad de los alimentos en términos de diversidad, el contenido de nutrientes y la inocuidad.

Mientras que 870 millones de personas siguen padeciendo hambre, el mundo se enfrenta cada vez más a un doble lastre de la malnutrición: la subnutrición crónica y la carencia de micronutrientes coexisten con la obesidad, el sobrepeso y las enfermedades no transmisibles asociadas (que afectan a más de 1 400 millones de personas en el mundo).

Hasta la fecha, el vínculo entre el crecimiento económico y una mejor nutrición ha sido débil, según el informe, que defiende un marco integrado de agricultura, nutrición y salud.

Sistemas de protección social

Esta claro que el crecimiento es importante, pero no siempre es suficiente, o suficientemente rápido. Por lo tanto, los sistemas de protección social son necesarios para asegurar que los más vulnerables no se quedan atrás y puedan también participar, contribuir y beneficiarse del desarrollo. Medidas como las transferencias de efectivo, bonos de comida o seguro de salud son necesarios para los más vulnerables, que a menudo no pueden aprovechar de forma inmediata las oportunidades para crecer. La protección social puede mejorar la nutrición de los niños pequeños, una inversión que dará sus frutos en el futuro con adultos mejor educados, fuertes y sanos. Con una protección social eficaz que complemente un desarrollo económico inclusivo, el hambre y la malnutrición pueden ser eliminadas.

http://www.fao.org/news/story/es/item/161867/icode/

 

UNA BUENA NOTICIA!!!


Hay menos muertes en accidentes pero el 60% tuvo atención tardía

Unasev. Maldonado es el departamento con mayor tasa de mortalidad

CARLOS CIPRIANI LÓPEZ

Este año hubo 84 fallecidos menos que en 2011 en accidentes de tránsito (baja de 14,6%). Sin embargo, el 60% de estas muertes de produjeron en el mismo lugar del siniestro debido a una atención médica tardía, según un informe oficial.

Se presentó al mediodía de ayer en la sala de prensa de la Torre Ejecutiva el informe anual sobre siniestralidad vial elaborado por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev).

Entre los datos más significativos, se anunció que el porcentaje de lesionados y fallecidos descendió respecto a 2011. Mientras en el pasado año hubo 27.827 heridos, en 2012 se registraron 26.906. En cuanto a las cifras de fallecidos, se bajó de 572 a 488, es decir un 14,6% menos.

Entre otros datos, se sostuvo que en rutas nacionales el descenso de la mortalidad llegó al 30%. A propósito de las edades de los fallecidos, el segmento más afectado fue el de los jóvenes de 15 a 29 años. El 80% de los motociclistas muertos tenía menos de 30 años. Entre los peatones fallecidos, el 60% eran mayor de 65 años.

CALLES Y RUTAS. Los accidentes en ciudades con fallecidos, el 55,7% de las víctimas viajaban en motos. En la lista de distribución de fallecidos, le siguen los peatones (23,6%), autos (9,5%) y bicicletas (6,1%). Los muertos a raíz de accidentes de ómnibus fue apenas de 0,3%.

En rutas, también quienes viajaban en motos encabezan la lista de fallecidos (39,1%). Le siguen los ocupantes de automóviles (29,2%) y camionetas (12,5%). En este caso es grande el descenso de peatones fallecidos, un 9,4%.

Los ciclistas muertos llegan al 6,8% (muy poco más que en la ciudad), y otra vez el menor porcentaje de muertos corresponde a colisiones o vuelcos de ómnibus (1,0%).

Un dato que el informe destaca tiene que ver con el lugar y el momento en que mueren los accidentados. El 60% pierde la vida en el propio sitio en donde se produce el accidente.

Y esto se debe por una respuesta inadecuada de asistencia médica, ya que hay muchas zonas del país no cubiertas por servicios de emergencia u otros complementarios, dijo Gerardo Barrios, presidente de Unasev, al presentar ayer el informe.

La tasa de mortalidad en accidentes de tránsito en Uruguay es de 14.8 por cada 100.000 habitantes. Hay cinco departamentos con una tasa superior a 20: Maldonado (30.4), Lavalleja (25.5), Flores (24), Rocha (23.5) y San José (21.2).

En el otro extremo, Montevideo es el departamento con menor mortalidad por accidentes de tránsito: 9.2.

ALCOHOL EN SANGRE. La gráfica de resultados de las espirometrías efectuadas en 2012 presenta valores alentadores en un sentido, si se atiende sólo a los promedios: el 94% dio 0, un 1% osciló entre 0 y 0,3 g/l (gramos por litro de sangre) y el 5% marcó valores superiores a 0,3 g/l.

Sin embargo, al revisar los valores por cada día de la semana se observa que los sábados y domingos el consumo de alcohol de los conductores aumenta en forma progresiva: entre 8,5% y 13,2%.

Frente a esa realidad numérica, Barrios, a quien han definido como “el talibán de las espirometrías”, dijo que en esta materia será imprescindible incrementar la fiscalización.

“En los últimos diez años es claro que la movilidad de los uruguayos se incrementó en forma exponencial y el parque automotor no ha dejado también de incrementarse”, sostuvo Barrios.

Pero en cambio, se ha estabilizado la cantidad de lesionados desde 2009 “y se reafirmó en 2011, aunque estábamos en una situación dramática”, agregó el presidente de Unasev.

El País Digital

Volviendo a mi Paisito!!!


MIDES presentó informe

Más inmigrantes y retornados

El Mides presentó la investigación “Caracterización de las nuevas corrientes migratorias en Uruguay. Inmigrantes y retornados: acceso a derechos económicos, sociales y culturales”.

Los expertos destacan los esfuerzos del Estado en materia de contención a inmigrantes y retornados pero advierten que aún hay carencias de coordinación entre las instituciones públicas para facilitar su inserción laboral y social.

La presentación fue realizada por la Asesoría en Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), junto con la Organización para las Migraciones, entre las actividades por el Día Internacional de las Personas Migrantes. Participaron: el subsecretario del Mides, Lauro Meléndez, el director de la Asesoría Macro en Políticas Sociales Andrés Scagliola, la representante en Uruguay de la Organización Internacional para las Migraciones Alba Goicoechea y la embajadora de la Repúblicadel Perú en Uruguay, Aída García.

Los objetivos del trabajo se centraron en realizar un diagnóstico de las formas de integración social de los nuevos flujos de inmigrantes y retornados y proponer acciones para la derivación de estas personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica.

Como resultado, los expertos valoraron el progreso que significó la aprobación de la Ley 18.250 aunque advirtieron que falta aún una mayor coordinación entre las instituciones públicas que facilite la documentación. En ese sentido, sugirieron que se simplifique el intrincado itinerario administrativo que deben atravesar las personas que llegan al país para obtener la documentación. Algunas propuestas al respecto fueron crear un portal único de acceso y aprobar un protocolo administrativo para inmigrantes.

La investigación fue coordinada por Beatriz Diconca, del Departamento de Antropología Social de la Facultad de Humanidades de la Universidad de la República (UdelaR).

En los últimos diez años se radicaron en Uruguay 24.512 personas extranjeras.

En diálogo con la Secretaría de Comunicación, Scagliola sostuvo que el estudio demuestra que las migraciones son un fenómeno que presenta vulnerabilidades en relación con el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales.

A juicio del técnico del Mides, los desafíos están centrados en las políticas públicas que consagre estos derechos y que posibilite que “se migre de país pero no de derechos”.

“Todavía persisten dificultades para el acceso a la documentación, para la protección del derecho al trabajo, se registran situaciones de irregularidad e informalidad en el empleo y dificultades para el acceso a la vivienda”, sostuvo Scagliola.

El técnico destacó que hay un fenómeno mundial que es la feminización de las migraciones. En Uruguay, por ejemplo, la migración peruana, en un 60% está representada por mujeres. En tal sentido, advirtió que en nuestro país los inmigrantes se insertan en sectores de baja calificación, como el servicio doméstico en el caso de las mujeres y el sector de la pesca y la construcción en el caso de los hombres.

Según los datos recogidos en la investigación, en base a los datos preliminares del Censo 2011, en los últimos diez años (2000-2011) se radicaron en Uruguay 24.512 personas. De ellas, 8.587 son argentinos; 4.239 brasileños; 1.005 peruanos; 1.328 de otros países de América del Sur; 2.205 de Estados Unidos y 1.893 de España.

Retornaron 33.788 personas

Según Scagliola, la situación de los uruguayos retornados es diferente a la de la migración latinoamericana. “Si bien se han hecho habilitaciones importantes para el retorno de los bienes, la emigración supuso una descapitalización, la venta de una casa de los bienes para poder sustentar ese proyecto migratorio y en general el retorno está asociado a la idea de un proyecto que fracasó en el exterior, entonces hay un componente psicológico importante que hay que atender y hay un componente de un desarraigo que hay que volver a arraigar”.

El estudio académico advierte sobre las dificultades que muchos retornados tienen para reinsertarse en los circuitos, fundamentalmente laborales, lo que evidencia que como país no estamos preparados para el retorno ni institucional ni culturalmente. En ese sentido, recomienda generar y potenciar espacios de participación social vinculados a inmigrantes y retornados.

De acuerdo a los datos aportados por la publicación, en los últimos diez años regresaron al país 33.788 personas. Un total de 7.955 provenientes de Argentina; 3.074 de Brasil; 6.434 desde Estados Unidos; 9.127 desde España.

Además de los avances normativos, desde el programa Identidad del Mides se han comenzado a desplegar estrategias de contención en lo que hace a la obtención de documentación, acompañando el proceso de tramitación administrativas por los organismos del Estado así como la generación de espacios de diálogo para la reinserción de la población migrante.

A %d blogueros les gusta esto: