Posts Tagged ‘Federación Uruguaya de la Salud’

Mutualistas pierden US$ 40 mil al día por no haber ajustado la cuota


Según las empresas, aumentos de salarios dependen de incrementar valores; le reclaman al gobierno

mutualistas

La negociación en la salud por los consejos de salarios engloba al Sindicato Médico del Uruguay (SMU), la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) y a las mutualistas, sobre quienes, en definitiva, termina cayendo el aumento salarial de 3% anual para este quinquenio que reclaman los médicos y trabajadores no médicos del sector privado.

Sin embargo, la situación de las mutualistas para pensar en un aumento que implique 15% en todo el quinquenio –lo que el Ministerio de Economía estima que crecerá el país en estos cinco años- no es la más favorable. Los centros de salud privados solicitan al Ministerio de Economía (MEF) un ajuste de 8,44% de la paramétrica (que es el aporte monetario del Sistema Integrado de Salud a las empresas) y un aumento de 6,27% de la cuota salud, que incluye las capitas (aporte por cada usuario) y las metas.

Según dijeron a El Observador José Antonio Kamaid y Daniel Porcaro, representantes de las instituciones de Montevideo en los consejos de salarios, desde el 1° de julio –fecha desde la que solicitan que se hiciera el ajuste- las mutualistas de la capital llevan perdiendo, en total, US$ 40 mil por día. A la fecha acumulan una pérdida total de U$S 400 mil porque el Poder Ejecutivo aún no ajustó la paramétrica.

En una carta enviada al MEF a fines de junio, que dio a conocer el semanario Búsqueda la semana pasada, la Cámara de Instituciones y Empresas de la Salud (CIES), la Federación Médica del Interior (FEMI), Médica Uruguaya (Mucam) y el Plenario de las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva (IAMC) solicitan “un ajuste y aumento de los valores de la cuota salud del Fondo Nacional de Salud (Fonasa)”, que sea aplicable a partir del primer día de este mes.

“Se debe ajustar el monto de las capitas y tener los recursos para que las instituciones logren mantener un equilibrio operativo que no han tenido desde el inicio. Es vital que se haga”, dijo Porcaro.
El 8,44% de aumento fue calculado según las variaciones en los costos de las IAMC e incluye 7% por la inflación que se espera para este período y 3,2% por la inflación del último año sobre el valor de la cuota salud, las cuotas individuales y las tasas moderadoras, detallan en la carta enviada al MEF, con copia al ministro de Salud Pública, Jorge Basso.

La misiva fue enviada luego de que el MEF no asistiera a dos de las tres reuniones por consejos de salarios de la salud privada que hubo hasta el momento.

En bloque pero con trabas

El 3 de junio, las cámaras de los prestadores de salud y los gremios médicos y no médicos enviaron una carta al ministro Basso en el que destacaban la “necesidad de resolver la brecha acumuladas entre los costos de atención observador y el valor de las capitas vigentes”, además de incrementos salariales al mismo ritmo que crece la economía.

Pero sin un ajuste extra de la cuota salud –metas y capitas- las mutualistas no podrán acatar los reclamos salariales de los gremios. Por ese motivo, teniendo en cuenta 3% anual que solicitan la FUS y el SMU, el déficit de las instituciones de Montevideo, que llega a 4,5% anual y el déficit operativo anual en todo el país –que es de 3,4%- calcularon que ese aumento adicional debía llegar a 6,27%.
Porcaro sostuvo que tanto el 8,44% como el 6,27% son cifras para que las mutualistas dejen de perder dinero, pero no para que generen ganancias por encima de lo esperable. “Es para empatar”, recalcó.

Desde 2012 y hasta 2014, las mutualistas de Montevideo acumularon pérdidas por US$ 80 millones. Con ese panorama, las instituciones insisten en que sin un ajuste como el solicitado los médicos y trabajadores no médicos de la salud privada no podrán cobrar un sueldo 3% mayor por año, como el que intentan negociar.

De hecho, Porcaro y Kamaid manifestaron que avanzar en las negociaciones por los consejos de salarios con el panorama actual es dificultoso. De todos modos, si se llega a un acuerdo sin el aumento que las mutualistas reclaman y luego ese aumento se cumple, las instituciones podrían volver a negociar.

Se firmó protocolo de seguridad para la atención médica


SMU

Representantes de diversos gremios de la salud, empresarios y prestadores firmaron en la sede del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) un “Protocolo de seguridad en la escena de atención médica extrahospitalaria”, con el objetivo de contrarrestar las frecuentes agresiones que sufren los equipos de salud.

SindicatoMedico

El secretario médico del SMU, Gustavo Grecco, señaló que se buscó “un abordaje multidisciplinario” para “solucionar una problemática por momentos acuciante”.

“Cada 15 días nos comunican un hecho de violencia y se han hecho más frecuentes en la vía pública. Es más, en los últimos 15 días hubo dos móviles baleados”, señaló. Por eso -dijo- este es “un acuerdo para unificar la respuesta de los actores y prestadores médicos y no médicos para dar respuesta a la problemática”.

Además, señaló que se buscó un acuerdo “que no estigmatiza a una zona, porque los hechos de violencia hoy pueden suceder en cualquier lado”.

En tanto, por la Cámara de Empresas Móviles el doctor Jorge Díaz afirmó que este es “un comienzo importante” para “asegurar la calidad de asistencia y además la escena” para cuando llega el médico a la zona.

“Notamos que la sociedad ha perdido los valores y el respeto que nos permitía trabajar tranquilos (…) Para salvar una vida necesitamos llegar a salvo”, dijo.

En representación de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) Víctor Muñiz hizo hincapié en la necesidad de “no estigmatizar” en el territorio. “Esto es una respuesta a la sociedad para que quienes trabajamos podamos tener las condiciones óptimas de trabajo.

En tanto, la representante de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) Beatriz Fajián señaló que este protocolo implica que se empieza a “transitar por un nuevo camino con todo el equipo de salud”.

Tanto la gerenta general de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) como el subsecretario de Salud Pública Leonel Briozzo manifestaron su acuerdo con el protocolo y destacaron que surgió de la aprobación de todo el equipo de salud.

El protocolo define a una situación de peligro como “cualquier elemento que pone o puede poner en riesgo la integridad física del personal asistencial”, como por ejemplo “derrames de materiales peligrosos y/o tóxicos, siniestros de tránsito, violencia ciudadana, elementos físicos o metereológicos”, entre otros.

Además, señala que “en ningún caso el equipo asistencial llegará al lugar de asistencia hasta tanto no tenga confirmación por parte del médico coordinador de la llegada de la unidad de apoyo asignada por el servicio 911 y se instalará cerca del lugar de atención en zona definida como ‘zona de seguridad’”.

“En ningún caso la unidad de apoyo asignada por el servicio 911, debe retirarse de la zona de atención antes que el equipo asistencial”, se agrega.

http://www.republica.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: