Posts Tagged ‘enfermedades cardiovasculares’

Ventajas de una alimentación integral


La fibra es una aliada determinante a la hora de combatir el estreñimiento y además provee múltiples beneficios al organismo. Su consumo, dentro de una dieta balanceada, te ayudará a tener una vida sana. Descubre aquí las ventajas de una nutrición integral.

??????????????????

El bienestar físico y mental está asociado directamente con la buena nutrición. Muchas enfermedades pueden prevenirse manteniendo una dieta baja en grasas y rica en vegetales, granos y frutas. Por lo general, la mayoría de las personas confunden el término “dieta” con dejar de comer o eliminar un grupo de alimentos.

Para que un régimen alimenticio resulte saludable, debe presentar un alto contenido energético y de nutrientes. En este sentido, la fibra juega un papel fundamental, debido a la gran cantidad de beneficios que proporciona al organismo.

¿Por qué consumir fibra?

*No posee grasa ni colesterol.

*Reduce el riesgo de padecer cáncer de colon.

*Regula el colesterol en la sangre, por lo que ayuda a controlar las enfermedades cardiovasculares.

*Reduce los problemas intestinales.

*Tiene un papel importante en los tratamientos de obesidad.

*Retarda la absorción intestinal de glucosa, ayudando a las personas diabéticas.

Por una alimentación sana

Rosana Shumacher, especialista en nutrición y dietética, nos brinda las siguientes recomendaciones para mantener una alimentación saludable:

*Desayunar combinando carbohidratos y proteínas.

*En la mañana, merendar frutas o galletas bajas en calorías, que contengan poca grasa y que aporten algunos nutrientes.

*Almorzar una buena cantidad de proteínas y vegetales, incluyendo una porción de carbohidratos.

*En la tarde, merendar frutas o galletas (iguales a las de la primera merienda) y lácteos (yogur).

*Cenar proteínas y una porción de carbohidratos menor a la del almuerzo.

http://uy.emedemujer.com/bienestar/nutricion-y-fitness/ventajas-de-una-alimentacion-integral/

Mueren 25 personas por día por enfermedades cardiovasculares


DESDE HOY Y HASTA EL DOMINGO, Y CON VARIADAS ACTIVIDADES, SE REALIZARÁ LA SEMANA DEL CORAZÓN

Casi el 30% de las muertes que se suceden en nuestro país son por enfermedades cardiovasculares. En Uruguay mueren 25 personas por día por enfermedades cardiovasculares, 11 de estos son hombres, y 14 son mujeres.

 SemanaDelCorazon

El 57% de los adultos uruguayos tienen alto riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular.

Nuestro país es el de mayor tasa de mortalidad por enfermedades cerebrovasculares de Latinoamérica y el Caribe, según informa la Cepal.

En este contexto, la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular (Chscv) convoca a todos los uruguayos a tomar conciencia sobre la importancia de las acciones de promoción de salud y prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Para colaborar con esto organiza desde hoy y hasta el próximo domingo la XXIII Semana del Corazón, cuyo lema de este año es “Creando más entornos saludables para el corazón”.

“En ella participan las más variadas instituciones públicas y privadas, organizaciones y empresas de nuestro país comprometidas con este fin”, según informaron a LA REPÚBLICA fuentes de la Chscv.

“Los ambientes en los que vivimos, trabajamos, estudiamos y jugamos pueden tener un efecto directo en nuestras conductas y en nuestra salud. Toda persona tiene derecho a tomar decisiones saludables para el corazón, pero muchas se encuentran en entornos desfavorables, lo que limita su capacidad de elección. La buena noticia es que podemos tomar decisiones positivas para crear más entornos que favorezcan la elección cardiosaludable. Está en nuestras manos comenzar”, aseguraron desde la Chscv.

Esta semana, que tiene múltiples actividades (ver cronograma en http://www.semanadelcorazón.com.uy), ha posibilitado, según afirmó el doctor Mario Zelarayán de la Chscv, que “la mortalidad por ataques cardíacos y cerebrovasculares en Uruguay ha venido descendiendo desde la primera Semana del Corazón a la fecha”.

Vestir de rojo

En las variadas actividades, se destaca que hoy se convoca a todas las mujeres a vestir de rojo por el “Día Mundial del Corazón”. Además, durante la Semana del Corazón (lunes a viernes) habrá diferentes movidas en el Mercado Agrícola de Montevideo (MAM). También pausas activas toda la semana en Montevideo e Interior, en instituciones públicas y empresas privadas.

Mañana, 30 de setiembre, a las 10.00 hs, “Infarto en el Corazón de Montevideo”. Será una intervención de concientización en el túnel de la Av. 8 de Octubre.

http://www.republica.com.uy/enfermedades-cardiovasculares-2

Unos 900.000 uruguayos tienen tres o más factores de riesgo cardiovascular


EL DIRECTOR EJECUTIVO DE LA CHSCV HABLA DE UNA DE LAS CAUSAS DE MUERTE MÁS IMPORTANTE EN EL PAÍS.

Feria“Cuando uno deja de fumar, entre 3 y 5 años después deja de tener riesgo cardiovascular, pero recién a los 10 de tener cáncer. Tan importante es, que las Naciones Unidas lo pusieron como ejemplo a nivel mundial de las políticas de salud a seguir”, destacó el doctor Zelarayán.

El próximo domingo 29 de setiembre se celebrará el Día Mundial del Corazón, que este año tiene como consigna “Tome el camino hacia un corazón sano”. En ese marco, en todo el planeta se llevarán adelante acciones que buscan “proteger” a ese órgano fundamental para nuestra vida.

Acá en Uruguay, varias organizaciones sociales, tanto públicas como privadas se sumarán a las mismas de diferentes formas, todas alineadas tras la principal promotora de mantener lo más sano posible a ese “golpeado” músculo, la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular (Chscv).

Este grupo de personas que trabajan ardua y constantemente a lo largo de todo el año y por todo el país, tienen previsto para estos días de festejos una serie de actividades educativas, de concientización, y lanzarán publicaciones y programas que procuran ayudar a los uruguayos en la toma de conciencia de lo complicada que son las enfermedades cardiovasculares y de lo fundamental que es la prevención para evitar que las muertes debido a ellas sigan creciendo, promoviendo una alimentación sana y la práctica de actividad física, entre otras acciones en pro de la vida.

Para saber más acerca de estas patologías, de las actividades de la Comisión y de lo que se viene en esta Semana del Corazón, LA REPÚBLICA dialogó con el director ejecutivo de la Chscv, doctor Mario Zelarayán, quien remarcó: “siempre se está a tiempo de empezar”.

¿Cuál es la situación mundial y en especial de nuestro país con relación a las enfermedades cardiovasculares (ECV)?

Estamos frente a una verdadera pandemia porque es una enfermedad endémica en casi todos los países del mundo, ya que la patología y la mortalidad viene en ascenso. En países desarrollados, como el nuestro, viene disminuyendo. Pero en todos los países sigue siendo la primera causa de enfermedad y muerte.

¿Cómo se está trabajando para mejorar esa situación?

Hay dos formas, una a través de los avances tecnológicos, como ser los equipamientos en las intervenciones, los elementos que se usan para curar el corazón, los tratamientos, medicamentos, pero todo eso es muy caro, y además se actúa al final del proceso. Y lo otro, mucho mejor, con más resultados, y más barato, es la prevención de la ocurrencia de las ECV. Recién en estos momentos, a nivel mundial, se está poniendo énfasis en esta etapa.

Es que la comunidad y los gobiernos se están dando cuenta que más allá de todo lo que dije, si no se toman acciones preventivas, no van a alcanzar los recursos del mundo destinados a la salud para atender a las personas con ECV. Esto es ir en términos médicos, al ‘doble inicio’, atacarla desde la salud y mantener ese paciente sano toda la vida, y en la infancia. No todos los niños son sanos. Hay un 2% que ya son hipertensos, 10% tienen colesterol alto, un 25% son sedentarios, algunos muy jóvenes empiezan con el consumo de alcohol y tabaco.

¿Y cómo empezamos a ‘frenar’ eso?

Para los niños, por día, con una hora de ejercicio intenso se puede empezar a prevenir. En el caso de los adultos, con media hora moderada. Eso es bailar, caminar, andar en bicicleta.

¿Con eso alcanza?

No. A esto hay que sumarle un abordaje multidisciplinario del problema por parte de todos, desde la comunidad y del Estado. Promoviendo ‘leyes saludables’, como ser la del tabaco, que ha generado 400 infartos del corazón menos por año. Ahora está para reglamentarse la ‘ley génico’, la 18.996 en su artículo 207, que habla del gen y el colesterol. Una ley sola no hace nada, los médicos sólo no hacemos nada, la educación solo no hace nada. Son enfermedades trasmisibles, que responden a los hábitos, y a ellos hay que atacarlos, porque son muy difíciles de romper. Si hubiera una vacuna sería ideal. Algunos dicen que esa vacuna sería la educación.

Es fundamental empezar de muy chicos con esta prevención

Sí, pero igual, nunca es tarde para empezar. Si tiene 40 años y está fumando, dejar ayuda, y si nunca caminó y tiene 60 años y quiere arrancar, bárbaro. Los hábitos saludables siempre son buenos, a cualquier edad. Siempre trae beneficios. Muchos dicen somos de una generación ‘quemada, perdida’. Nunca es tarde y siempre se está a tiempo. Y en cualquier lugar, casa, trabajo, estudios. Los hábitos saludables son importantes siempre.

Aunque sea dar una vuelta a la manzana cuando se está trabajando, subir por las escaleras aunque haya ascensor o ir a pagar una cuenta caminando. La actividad física diaria de 30 minutos, se puede dividir en tres tandas de 10 minutos, de las cuales una puede ser una de las que sugerí. Ella ayuda a disminuir el colesterol, la diabetes, etc. A esto se le suma una alimentación con más frutas, verduras, pescados, menos grasas, sal, harinas, azúcares, carnes rojas. Es ahorro en dinero y mejora en calidad de vida. Se gana en salud.

Si todos sabemos que para estar bien hay que hacer todo esto, ¿por qué no lo hacemos?

Es que no tenemos la ‘percepción del riesgo’. Las mujeres, en el mundo, piensan que se van a morir de cáncer, cuando entre un 60 y un 70% de ella fallecen por ECV. Hay también una falsa percepción en los médicos, por desconocimiento, de que los decesos por ECV vienen creciendo. Y además esto mismo le pasa al Estado, porque invierte mucho en la prevención del cáncer, que tiene buena prensa, y no en la de las ECV. Se hace, pero no como se debería hacer. Está empezando, tanto en las intendencias y otros organismos.

¿Cuáles son esas señales?

Se han creado, solo en Montevideo, unos 40 espacios con aparatos para que la gente se ejercite, hay menos personas fumando gracias a las leyes en ese sentido, hay un 50% menos de sedentarismo, la gente de controla más la presión arterial. Ayuda todo eso a disminuir la mortalidad. El mayor impacto lo tiene el tabaco. Cuando uno deja de fumar, entre 3 y 5 años después deja de tener riesgo cardiovascular, pero recién a los 10 de tener cáncer. Tan importante es, que las Naciones Unidas lo pusieron como ejemplo a nivel mundial de las políticas de salud a seguir. Hay programas del Ministerio de Salud Pública, como “Previniendo”, y tantos otros. Las intendencias tienen espacios ‘amigables’ con la salud, como ser bici sendas, rutas recreativas. Hay conciencia y acción-respuesta a lo que está sucediendo. Y seguir educando a los médicos y a la ciudadanía en prevención.

Se reitera, pero es la clave; la prevención

Hay que ir en ese camino, no en el de remediar. En la Universidad de la República hay un posgrado en Medicina Familiar y Comunitaria, y hacia ese lugar debemos ir. Tendríamos que tener un 50% de los médicos formados en prevención, que serían los ‘nuevos salvadores’, y no tantos especializados en otras cosas que están al final del proceso, como cirujanos, cardiólogos.

¿Qué hace la Chscv?

La Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular (Chscv) viene trabajando básicamente en cuatro programas, aunque colabora con decenas de otros de otras instituciones u organismos públicos y privados:

– Génico: se investiga en la enfermedad hipercolesterolemia familiar. Se está haciendo una investigación a nivel nacional. Es un programa modélico a nivel latinoamericano.

– Resucitación cardíaca: programa exclusivo de la Chscv que ha formado a 500 instructores en masajes cardíacos y manejo de los desfibriladores (DEA), y 30.000 uruguayos hábiles en el tema.

– Actividad física: promoviendo la instalación de espacios saludables y prácticas de deportes y del ejercicio en sus diferentes modalidades.

– Semana del Corazón: 22ª edición en 2013, la cual busca promover todos los programas de la Chscv, publicar manuales y generar la prevención a través de la prevención (ver actividades en nota aparte).

Claves

– La mitad de las vidas que se salvan en el mundo de morir por una enfermedad es por la prevención, y la otra, por el tratamiento.

– El Fondo Nacional de Recursos (FNR) gasta US$ 50 millones al año solo en cirugías cardíacas y angioplastias.

– 900.000 uruguayos tienen tres o más factores de riesgo.

– Hay 40.000 ingresos anuales a hospitales por descompensaciones vinculadas a las ECV.

– Mueren 9.300 uruguayos por año; 26 por día, y de ellos, 14 son mujeres.

– Es “poco democrática”, ya que mata en los niveles socioeconómicos más bajos.

– Mata a los de mayor edad, pero comienza en la infancia.

– Es una enfermedad crónica no trasmisible, junto al cáncer, diabetes y las cardio-respiratorias.

Frases

“Aunque las ECV están dentro del grupo de las enfermedades no trasmisibles según la academia, si es una enfermedad trasmisible, pero no a nivel de herencia o sangre, sino socialmente trasmisible, como sus causas que son el tabaquismo, la obesidad, sedentarismo, la mala alimentación”.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja combatir las ECV erradicando el consumo de tabaco, haciendo ejercicio, promoviendo hábitos saludables de alimentación, y educación, educación y educación en el tema”.

“Porque son las mujeres que más mueren, en esta Semana del Corazón invitamos especialmente a todas las mujeres a vestir de color rojo. Alguna prenda o accesorio como símbolo de adhesión y apoyo a la campaña. El rojo no solo es el color de la salud, la vida y la vitalidad, sino también de advertencia”.

“Una persona con colesterol alto, y otras enfermedades relacionados, con dolores continuos que lo llevan a consumir analgésicos y demás medicamentos, en promedio, gasta por mes para ‘remediar’ su salud, entre 100 y 200 dólares”.

XXII Semana del Corazón

Martes 24 – 10 a 13 hs.

Maniobras de resucitación cardíaca básica frente al MSP con participación de Centros de Instrucción de RCB formados por la Chscv. Culmina con intervención de actividad física a cargo de Aerobic.

Jueves 26

– Durante todo el día: las farmacias de todo el país asociadas a AFU y AFI tomarán la presión de manera gratuita.

10.30 hs.

Inauguración de gimnasio al aire libre (GAL) en Cárcel de Mujeres. Con presencia de autoridades.

18 hs.

Charla sobre Estrés laboral en la mujer a cargo de la Lic. Ps. Lorena Estefanell. Finaliza con la actuación de la cantante Erika Büsch. En el Espacio Cultural La Spezia (con invitación).

Viernes 27 – 11 hs.

Acto de Cierre de la XXII Semana del Corazón. Entrega del Premio Chscv 2013. Muestra de pinturas del Concurso Arte y Salud “Mujeres de Rojo” con la participación de talleres de pintura de Centros Comunales, Alcaldías y APEU. Finalización con acto cultural, coro del liceo Bauzá.

http://www.republica.com.uy

DEA: cuando la muerte súbita no es el final de todo


DESFIBRILADORES

Reanimacion

Las duras estadísticas que tiene nuestro país dicen que hay entre 11 y 14 casos diarios de muerte súbita y el 50% podrían revertirse con el uso precoz de un desfibrilador, pero eso puede revertirse simplemente con la toma de conciencia de todos nosotros.

A eso hay que sumarle la realización de un curso de resucitación, donde aprenderemos a detectar cuando alguien está sufriendo un infarto, a llamar a los profesionales indicados, los médicos, a hacer masajes cardíacos y a usar los DEA.

Pero, para tener más detalles de nuestra realidad en la temática, LA REPÚBLICA dialogó con el doctor Álvaro Niggemeyer, cardiólogo especializado en emergencias.

¿En qué contexto se encuentra nuestro país a nivel de las enfermedades cardiovasculares?

En Uruguay, alrededor de un 30% de los fallecimientos son a causa de enfermedades cardiovasculares. Si bien no hay estadísticas actuales en nuestro país sobre el tema, extrapolando los números de Europa y EEUU podemos calcular que la mitad de esas muertes es de manera súbita.

 ¿Qué es la muerte súbita?

Es una muerte que sucede de manera inesperada y generalmente por causas cardíacas, y en personas que se encuentran en sus trabajos, en un evento deportivo o en sus casas, pero que además no les da el tiempo de consultar a un médico. Algunas tienen antecedentes o están en tratamiento, pero nada que señale que eso puede pasarles. Y como se da de esa forma repentina, las únicas personas que las pueden ayudar son los familiares, vecinos, compañeros de trabajo o el cajero del supermercado.

 ¿Cómo podemos darnos cuenta que una persona está sufriendo de esta clase de suceso?

Estas personas empiezan a sufrir la falta de sangre en el cerebro y en el corazón. La causa más frecuente de muerte súbita es una arritmia que se llama fibrilación ventricular, que es un disturbio eléctrico del corazón que provoca que este en vez de bombear la sangre empiece a temblar, o sea, no tiene una actividad mecánica efectiva. Esto se resuelve con una descarga eléctrica. Entonces la posibilidad que tiene esa persona que cae muerta de sobrevivir es que primero reciba masajes cardíacos que mantengan la función de bomba y así al cerebro vivo mientras llega ese aparato que dé esa descarga, que lo que hace es “resetear” al sistema y genera que vuelva a funcionar el corazón.

 Y ese aparato que da la descarga, ¿lo puede manejar cualquiera?

Hasta los años ‘90, eran manejados exclusivamente por médicos que hacían el diagnóstico y en consecuencia el tratamiento. Pero con la evolución de la tecnología, surgieron aparatos que con solo poner los parches en el pecho de las personas, este hace el diagnóstico y da la descarga adecuada para resolver esa situación. Estos se llaman DEA (Desfibrilador Externo Automático). Estos empezaron a prodigarse por todo el mundo, y está comprobado que donde hay, y las personas que están en ese lugar saben manejarlo y hacer masajes cardiacos, ha descendido la cantidad de muertes súbitas. Un ejemplo, antes de los DEA, el 95% de las personas que sufrían estos ataques fallecía y del 5% restante, muy pocos retomaban su vida normal, ya que le quedaban serias secuelas. Actualmente esa sobrevida con calidad ya ha superado largamente el 75% en varios países.

 ¿Y es fácil aprender a brindar esa ayuda fundamental?

Sí. En la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular (Chscv) entrenamos gente y medimos los resultados. Acá ya hemos logrado un 54% de personas salvadas, las que alcanzan una buena sobrevida. La diferencia con una persona que tiene una enfermedad grave detectada, a la que se le aplica un tratamiento, es que se sabe que va a vivir un tiempo más, pero en estos casos la gente que se recupera de una descarga, que como ya dije no tiene por qué tener una relación directa con una patología ya existente, va a tener una expectativa de vida normal. Si tiene algún otro problema se lo trata o se le pone un desfibrilador automático implantable, y pueden vivir muchos años bien.

Y pensar que es tan simple ayudar a salvar vidas

Sin dudas, solo hay que capacitarse en saber hacer un buen masaje cardíaco, en usar el aparato, y en llamar a una ambulancia para que se complete ese proceso de resucitación. Los cursos son cortos, duran tres horas, y está demostrado que es suficiente para que esa capacitación sea vital para no solo salvar esas vidas sino que esas personas tengan una calidad de vida muy buena después de ese suceso. Es realmente impactante el resultado cuando se atiende a tiempo.

Ya hemos hablado de la importancia de estos equipos y de la formación de la gente, pero ¿hay alguna norma que reglamente todo este tema?

Nuestro país, desde octubre de 2008, tiene la ley Nº 18.360 que obliga a los lugares, públicos o privados, donde están o pasan más de mil personas por día, a que tengan al menos un DEA. Además, hay otras empresas que igual lo tienen para prevenir y por compromiso social, lo que está muy bien. El costo de estos equipos es de unos US$ 2.700, lo que no los vuelve inaccesibles. También la reglamentación de esta norma obliga a todas las empresas a capacitar a la mitad de su personal en masajes cardíacos y uso del DEA. Daba un plazo de 5 años para eso, por lo que a principios de 2014 debería empezar a exigirse esta parte.

¿Qué rol juega la Chscv en esto?

Estamos implementando un programa mediante el cual se están formando en distintas instituciones a grupos de personas que se transformen en instructores de cursos para el resto de sus compañeros. Un ejemplo es la Intendencia de Montevideo donde capacitamos a unos 20 funcionarios para que les enseñen a los demás. Ya hemos tenido más de 30 de estas experiencias y capacitamos a unas 22.000 personas. A su vez hay otras entidades que están haciendo lo mismo que la Chscv. Todos estos grupos están en el Centro Nacional de Resucitación (CNR), donde junto con el MSP se marcan las pautas de dónde instalar los DEA, dónde capacitar, etc.

 Para saber a ciencia cierta la cantidad de DEA que hay en el país, se ha lanzado por estos días un censo, ¿cuántos DEA se estima que hay en nuestro país?

Alrededor de 2.500 instalados, lo cual significa un número importante. Es más de lo que el país precisa.

 ¿Pero todos están en condiciones de ser usados? Me imagino que la idea es que no pase lo mismo que con los “bomberitos” que están por todos lados por obligación, pero cuando se van a usar no funcionan

Justamente a eso apuntamos. Los DEA tienen una batería interna que dura entre dos y cinco años, por lo que hay que controlarlos para que no se agote. Además, cada vez que se usa, hay que cambiar los parches. Otro punto es saber si hay gente capacitada en el lugar para usarlo, porque el personal rota. También hay que, después de un tiempo que no se aplicó, volver a dar cursos para recordarle a la gente cómo era el mecanismo.

 ¿Hoy hay alguna forma de que las personas sepan dónde hay un DEA?

A veces no están instalados en los lugares correctos o no se sabe si hay allí. Capaz que alguien va caminando por la plaza Cagancha y le da un ataque de este tipo, y existen DEA en 15 empresas que están en la vuelta y nadie sabe, ni siquiera los funcionarios de esa empresa. Es por esto que estamos intentando aplicar un sistema de georreferencia, que es saber dónde están ubicados, en qué horario están disponibles, y que a través de un sistema en los celulares se lo pueda ubicar. Acá el tiempo es fundamental, ya que por cada minuto que se pierda en darle la descarga eléctrica, la persona pierde un 10% de su capacidad cerebral, la cual después es casi imposible de recuperar. Si se aplica en el primer minuto es difícil que la persona se muera, y en este caso, que es una de las enfermedades que más matan en nuestro país, un minuto es crucial.

 La “cadena de supervivencia”

Los cuatro eslabones que salvan vidas son:

1: Reconocer el paro y pedir ayuda.

2: Hacer bien los masajes cardíacos.

3: Desfibrilación (Uso del DEA).

4: La llegada de la ambulancia (ayuda médica).

EN CIFRAS

22.000. Son las personas que han realizado los cursos de resucitación en nuestro país.

2.700. Son los dólares que cuesta un DEA.

2.500. Es la cantidad de estos equipos que hay en Uruguay.

30. Es el porcentaje de personas que fallecen por problemas cardiovasculares a causa de muerte súbita.

Censo de DEA

La Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular (Chscv) está llevando a cabo una investigación para contabilizar y localizar los cardiodesfibriladores (DEA) en todo el Uruguay, en el marco de la ley de acceso público a la desfibrilación (N° 18.360)

Por esto, la Chscv hace un llamado a público pues desea ubicar a todos los DEA ya sea en empresas, instituciones, organizaciones o cualquier espacio público o privado, con el fin de divulgar la información a la población en general y facilitar la ubicación del DEA más cercano en caso de paro cardíaco.

Para lograr este objetivo, solicitan la colaboración de la comunidad, enviándoles los datos del lugar y dirección de los DEA que tengan conocimiento.

Para pasar dicha información comunicarse con info@cardiosalud.org o al teléfono 2480 2715.

http://www.republica.com.uy

Enfermedades cardiovasculares son principal causa de muerte


Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, ya que en 2011 mataron a más de 17 millones de personas, según los últimos datos publicados este lunes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

269610_1374537306_corazon_f_garrett_ammon

De los 17 millones de decesos ocurridos por dolencias cardiovasculares, 7 millones de personas murieron por isquemias en el corazón y otros 6,2 millones por derrames cerebrales.

De hecho, las enfermedades no transmisibles fueron responsables de dos tercios de las muertes ocurridas en el mundo en 2011, frente al 60 % una década antes.

Entre las enfermedades no transmisibles, las más mortales fueron las dolencias cardiovasculares, los cánceres, la diabetes y enfermedades pulmonares crónicas.

El 80 % de las muertes provocadas por enfermedades no transmisibles se producen en los países en desarrollo (26 de los 36 millones de decesos por estas causas).

No obstante, en los países ricos, el 87 % de todas las muertes tienen por causa una enfermedad no transmisible.

Un porcentaje que se reduce al 81 % en los países de ingresos medios, al 56 % en las naciones de ingresos medios-bajos, y al 36 por ciento en los países pobres.

El consumo de tabaco sigue siendo el principal origen de las enfermedades no transmisibles.

De hecho, se calcula que uno de cada 10 adultos en el mundo muere por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco.

El resto de las enfermedades transmisibles, las muertes relacionadas con el parto y el posparto, y las condiciones de nutrición fueron responsables colectivamente de un cuarto de todos los fallecimientos de 2011.

Las enfermedades crónicas están aumentando como causa de muerte en los últimos años.

Los datos aportados por la OMS revelan que los cánceres de pulmón, tráquea y bronquios causaron 1,5 millones de muertes (el 2,7% de los decesos) en 2011, mientras que en el año 2000 fueron 1,2 millones (el 2,2 %).

De forma similar, la diabetes causó 1,4 millones de fallecimientos en 2011 (2,6%) frente a 1 millón (1,9%) en el año 2000.

Las isquemias, los derrames cerebrales, las infecciones respiratorias, las dolencias del pulmón, la diarrea y el VIH-Sida, se han mantenido como las enfermedades más mortíferas en la última década.

La tuberculosis, sin embargo, ya no pertenece a la lista de 10 principales causas de muerte, pero sí se mantiene entre las 15 primeras, al matar más de un millón de personas en 2011.

Los accidentes de tráfico sí forman parte de las 10 principales causas, dado que matan diariamente a 3.500 personas.

Globalmente, cerca de 54,5 millones de personas en el mundo mueren cada año.

Una de cada ocho de esas muertes son niños menores de cinco años, y de ellos el 74 % de los decesos ocurren en África.

Según los últimos datos de la OMS, la esperanza de vida media mundial se sitúa en los 70 años.

Fuente: EFE.
Foto: Flickr.com/Garrett_Ammon

 

A %d blogueros les gusta esto: