Posts Tagged ‘educación’

Descarga de frustración contra escuelas


Violencia en la educación

Frustración, cambios en el mercado laboral y escuelas sin recursos. Estos son algunos de los argumentos que manejan sociólogos para explicar la violencia contra los centros educativos. Las autoridades lo relacionan con una violencia generalizada.

escuela2

En solo una semana cuatro centros educativos fueron robados o destruidos, dejando sin clase a más de 1.000 niños.

El caso más notorio fue el de la escuela de Flor de Maroñas, donde un grupo de jóvenes alcoholizados y drogados irrumpieron en la mitad de la madrugada del domingo 22 a robar lo poco que pudieron encontrar. En su camino, incendiaron cinco salones, dejándolos totalmente inutilizables.

El martes fue el turno de un jardín de infantes del Cerro, que fue robado y vandalizado. Y el viernes le tocó a una escuela del barrio Maldonado, que resultó con vidrios rotos y grafitis en las paredes. (Ver página A10)

Todo indica, además, que este no será el último caso.

“Hay una sociedad más violenta y más transgresora que se expresa con comportamientos hacia instituciones, edificios o eventos: el incendio a un contenedor, la violencia en una cancha de fútbol, los desbordes en un concierto de rock o el vandalismo en una plaza”, ejemplificó el director de Primaria, Héctor Florit.

Según Florit, estos actos de vandalismo responden a cambios que la propia sociedad está experimentando.

“Son manifestaciones de una sociedad contemporánea que, tanto en Uruguay como en otros países, tiene señales de debilitamiento de las identidades colectivas”, dijo.

“Las escuelas son espacios públicos que están en todos los barrios y no es de extrañar que un servicio que tiene 2.350 locales tenga el mismo nivel de violencia y vandalismo que otras instituciones”, agregó.

Frustración.

En este sentido, sociólogos coinciden en que las escuelas ya no cumplen con las expectativas que la sociedad deposita en ellas, lo que genera frustración en las personas.

“El ideal de la escuela como promotor de posiciones de ascenso social cae”, dijo a El País la socióloga Nilia Viscari. Según la investigadora, hasta la década de 1960 el ascenso social estaba relacionado con la permanencia en el sistema escolar.

“Con el estancamiento económico, este ascenso social de aquellos que se titulan en la enseñanza media superior y la universidad difícilmente ocurre”, explicó Viscari.

El sociólogo Luis Eduardo Morás coincide. “Existen importantes sectores que no encuentran las respuestas adecuadas a sus problemas” en las escuelas, afirmó.

“Yo le `toqué` (prendí) fuego a la escuela”, dijo uno de los jóvenes que incendió el local de Flor de Maroñas. Este, al igual que otro de los jóvenes que ingresaron esa noche al centro educativo, habían cursado toda la Primaria en la institución.

Hoy, con 20 años, el joven ya no vivía con su familia (hoy está procesado), tiene problemas con el consumo de drogas y ya había sido acusado de incendiar la casa de una vecina. Estaba apartado del sistema.

“La institución escolar encuentra grandes dificultades estructurales y civilizatorias para cumplir su finalidad histórica”, explicó Morás. “Culminar la educación Primaria e incluso el primer ciclo de Secundaria ya no asegura a los sectores más pobres el acceso a un empleo formal y digno. Posiblemente, esa pérdida de respeto a la institución se relacione con el deterioro del rol instrumental que tuvo la escuela en el pasado”, explicó el sociólogo.

Sin embargo, además de su función histórica, la escuela tiene hoy otra carga que es difícil de cumplir.

“Se le agregaron funciones que exceden largamente la posibilidad de satisfacer (…) Se espera que los maestros eduquen, socialicen y continenten situaciones complejas, cubriendo los déficits familiares y comunitarios”, dijo Morás.

En pocas palabras, se trasladan funciones que antes cumplían las familias al propio centro educativo.

“Es una demanda exagerada e injusta para un educador que no está preparado para esas tareas y, a la vez, es también fuente de frustración para los padres que esperan algo que una maestra no puede brindar”, agregó.

Respeto.

Y, mientras algunas generaciones atrás los padres respetaban y respaldaban la palabra de los maestros, hoy algunos se enfrentan a estos hasta con los puños.

Sucedió, por ejemplo, en el barrio Maroñas, donde una madre, molesta porque una compañera de clase le habló mal a su hija de cinco años, arribó al centro educativo, amenazó y forcejeó con la maestra.

Este fue el cuarto episodio de este tipo ocurrido desde que comenzó el año lectivo el 10 de marzo.

“Los padres, cuando observan que los profesores o maestros dan señales que ratifican el fracaso escolar por vía del maltrato a los alumnos, del rechazo al diálogo con el padre o su mala atención en la escuela. Devuelven esta violencia estructural agrediendo a la escuela”, explicó Viscardi. “Esta agresión significa un rechazo a la condición social que la escuela no modificará”.

“Habría que preguntarse qué significan los maestros y el sistema educativo para aquellos a los que excluye”, cuestiona, por su parte, la socióloga Marcia Barbero.

“Esto no justifica la agresión, solo quiero señalar que quizá la agresión sea una forma -mal tramitada- de canalizar reclamos”, agregó.

Según Barbero, “muy probablemente la consideración social de la profesión como la de la institución se hayan modificado”, y aclaró que esto no se ciñe solamente a la educación pública.

Para prevenir estas situaciones, explicó, el centro educativo no tendría que expulsar al diferente, la educación debería recobrar sentido y las instituciones deberían trabajar en el sentido de pertenencia.

http://www.elpais.com.uy/informacion/descarga-frustracion-contra-escuelas-vandalismo.html

La maestra uruguaya más innovadora


DOCENTE EXPONE HOY SU MÉTODO DE ENSEÑANZA ANTE EXPERTOS INTERNACIONALES

María de los Ángeles Torres es una de las 250 docentes más innovadoras del mundo. La uruguaya presentará hoy en un Foro Mundial de Microsoft en Barcelona el proyecto que lleva a cabo con escolares en el Colegio Corazón de María.

532257653ecbc

El año pasado la licenciada en Bellas Artes presentó su proyecto en la compañía informática. Luego, la eligieron para participar en el evento que “celebra los logros de los más innovadores líderes escolares que están aprovechando la tecnología para ayudar a estudiantes a alcanzar su potencial”.

En eso se concentró el proyecto de Torres en 2011, cuando decidió impulsar en el Colegio Corazón de María de Montevideo “Animación con niños”. Es decir, aprender lengua, geografía y ciencias sociales a través de herramientas tecnológicas.

Alumnos de 8 a 12 años (de tercero a sexto año) creaban un proyecto artístico sobre algún tema vinculado a educación primaria. Han hecho sobre botánica, el proceso de fotosíntesis y la vida acuática. No con cartulinas ni exposiciones frente a la clase, sino con dibujos, plasticinas, fotografías y videos.

Por eso, su idea nunca fue que desarrollen sus habilidades solo en el aula. Su objetivo es que salgan de ella para explotar más la creatividad. De este modo, los alumnos hacían entrevistas en la calle a la gente y les consultaban sobre los tópicos. También fotografiaban, filmaban y después debían decidir cómo unir la información recabada para exhibirla.

Además de guiarlos, Torres les enseñó técnicas de edición y de fotografía. Pero esa enseñanza no fue de una forma tradicional. Fue “adaptándome a su lenguaje, a su forma de expresar y a cómo lo entendían más”, contó la docente. Bajo este argumento, diseñó algunos cuentos que, además de entretener, enseñaban. Por ejemplo, con “El tesoro del maní” explicó temas como la composición fotográfica y la teoría del color.

Cuando eligen qué función quieren realizar en el proyecto,(hacer entrevistas, sacar fotos o editar un video) eligen tareas en las que “no son tan buenos”. Torres alienta que intenten sobreponerse a esos obstáculos. “Ahí se encuentran con una problemática y continúan para sobrellevarla”.

Todos estimulados.

En el Colegio Corazón de María su proyecto empezó a crecer. A partir de lo que intentaba generar en sus clases como profesora de Informática, otros grupos y maestras se mostraron interesados en aplicar el método.

“(Los niños) preguntaban a maestras de otras materias cuáles iban a ser los temas para ver si ellos podían aportar con material audiovisual a la clase. Además, se encargaban de hablar con el personal de mantenimiento para usar objetos o espacios del colegio para la realización de los videos”, cuenta la docente.

Y no solo los escolares se entusiasmaron. “En realidad, (el proyecto) lo continué a pedido de ellos y de los padres porque es algo que les entusiasma hacer”, confesó. A tal punto los entusiasma a los chicos, que muchas veces los mandaba al recreo y no querían ir. A veces, “venían antes para terminar sus animaciones”, cuenta.

Estas respuesta positiva que encontró en los niños, se propagó fuera con los padres. “Los niños les enseñan a editar videos, que no necesariamente tienen que ver con temáticas de la clase; algunos han hecho álbumes familiares”, narró.

La solidaridad fue uno de los valores que más se intensificaron desde que ha traído esta nueva forma de docencia. La maestra entiende que se debe al hecho de trabajar en equipo para sacar adelante un proyecto artístico. “Incluso entre los propios adultos porque muchos de ellos se han entusiasmado y mandan animaciones para ayudar”, contó.

Tras su trabajo detectó en los niños “cambios notorios en su relacionamiento y actitudes, la independencia, la autocrítica, la búsqueda de soluciones diversas a las problemáticas diarias y la unión de los grupos”.

El evento.

Hernán Muhafara, director de Educación de Microsoft para Argentina y Uruguay, manifestó su “orgullo” de que Torres represente al país en este evento. “Creemos que la tecnología es una herramienta esencial de inclusión y desarrollo en el aula que suma valor al aprendizaje de las nuevas generaciones”, expresó.

Torres tiene contacto con decenas de docentes en el mundo, que también fueron distinguidos como innovadores. “Es sumamente enriquecedor intercambiar experiencias con ellos y ver cómo podemos traer una parte de lo que han hecho”, comentó.

http://www.elpais.com.uy

Escasa formación escolar y poca estima al liceo llevan a desertar


EXPERTOS SEÑALAN FACTORES QUE TERMINAN POR ALEJAR AL ESTUDIANTE DEL SISTEMA

Los alumnos salen de Primaria sin el nivel necesario y Secundaria les es hostil. Identificado como un nudo clave en la deserción, el Ciclo Básico no logra retener a los adolescentes que tienen intereses que trascienden la educación.

531bb62940c73

De los 55.000 estudiantes que mañana entrarán a primer año de liceo, 17.765 no aprobarán el Ciclo Básico (en base al porcentaje de no aprobación de 2012). Pero, ¿por qué los alumnos de liceo no logran aprobar los cursos o eligen abandonar el sistema? Algunos se sienten perdidos en un ambiente con códigos diferentes de los que rigen su vida cotidiana y donde se tratan cuestiones abstractas que distan de sus intereses. Y muchas veces estudiar no es la prioridad.

El cambio que significa pasar de un ambiente contenedor como la escuela a uno que les exige mayor independencia e interés como el liceo es complicado. Los jóvenes, acostumbrados al apoyo de su maestra, entran a una etapa en la que los profesores cuentan con sus “ganas de aprender”. Sin embargo, ellos tienen otras prioridades como sociabilizar o, incluso, trabajar. Es que muchos de ellos no le encuentran un sentido al liceo ni a lo que allí se les enseña. El formato “tradicional” que se utiliza para transmitir el conocimiento, donde un profesor le enseña a un grupo de jóvenes dista radicalmente del mundo del adolescente, donde la comunicación y las aspiraciones inmediatas priman (ver columna).

Además de que llegan con dificultades al liceo, entran en un circuito donde los profesores esperan que sus estudiantes quieran prestarles atención y hasta que sean conscientes de que estudiar es su derecho. Sin embargo, hacer sociales usando nuevas tecnologías o invertir el tiempo en actividades “útiles”, como trabajar, parece mucho más atractivo. Sobre todo teniendo en cuenta que los adolescentes tienen que seguir 12 materias, de diversos temas, muchos de ellos abstractos, que suelen funcionar con un profesor dictando el curso al lado de un pizarrón. Una dinámica completamente distinta de la que rige en la realidad social y en la virtual. Herramientas como Google, Facebook y los propios celulares son ejemplos de que los jóvenes están acostumbrados a recibir la información y el entretenimiento que quieren cuando la quieren y en formatos tan diversos como textos, videos, u otras plataformas multimedia.

En este sentido, Julio Fernández Techera, director del Departamento de Educación de la Universidad Católica y exdirector académico del Colegio Seminario, plantea que cabe preguntarse si tiene sentido “estar haciendo tanto hincapié en conocimientos que son tan accesibles en internet o con las nuevas tecnologías, y no estar dando otro tipo de educación”. Por eso afirma que hay una inadecuación muy fuerte entre la propuesta educativa y el mundo de hoy. “No calzan bien”, concluye.

Por su parte, Pablo Cayota, director del instituto Santa Elena, técnico y orientador del programa Promejora, explicó que hay investigaciones que muestran que el abandono tiene que ver con que los jóvenes no le encuentran sentido a permanecer en la educación. “El sistema no está siendo capaz de construir sentido para chicos de diferentes ambientes”, expresó.

“Los estudiantes se sienten perdidos dentro del sistema, no se sienten acogidos, entran en un mundo que les es hostil, quedan desorientados en muchísimas materias y no encuentran los apoyos para salir adelante”, resumió Cayota. Por eso el orientador del Promejora considera que la “culpa” de la deserción no es de los alumnos sino que toda la carga de la responsabilidad está en el propio sistema educativo.

“Más allá de que hay factores culturales y sociales, el que tiene que recuperar la iniciativa en esto es el propio sistema”, afirmó el docente.

Prioridades.

El orden de prioridades que tienen los alumnos, y el pensamiento de que completar los estudios no es menester son razones que los desmotivan y pueden llevarlos a desertar. Andrea Prieto, directora del liceo 70° del Cerro, considera que el abandono es multicausal y que los alumnos llegan con el temor de no poder lidiar con las exigencias que plantea el liceo y muestran, en muchos casos, intereses distintos al estudio.

“A veces les cuesta focalizar la educación como una prioridad”, explicó. “Estamos hablando de alumnos de 12 y 13 años, es natural que lleguen con temores e inseguridades por los cambios, y los docentes estamos para acompañarlos en esa transición”, precisó Prieto.

La psicopedagoga Analía Lapetra, que trabaja en el liceo gratuito de gestión privada Impulso, en Casavalle, opinó que en la adolescencia el estudio no se ve como “lo más importante, sino que lo clave es lo social: hacer amigos, gustarle al otro o salir a divertirse”. En este sentido, la psicopedagoga del liceo El Clemente y de la Escuela Integral Hebreo Uruguaya, Mónica Falcón, aclaró que hoy ya no es como antes que los jóvenes tenían pensado qué iban a hacer cuando fueran adultos en el liceo. “Los chiquilines tienen intereses más inmediatos, más del momento. Están interesados en cosas que tienen más que ver con el relacionamiento con ellos mismos, con la sexualidad y con las drogas”, contó.

Para Teresita Rey, directora de la revista “Quehacer educativo”, de la Federación Uruguaya de Magisterio y maestra directora en una escuela de Montevideo, los alumnos “no ven como una prioridad la educación, y todo está determinado por el hecho de pensar para qué me sirve esto”. “Parecería que no hay lugar para la frustración, que solo se puede hacer lo que `me gusta hacer` y que si no tengo ganas de estudiar no estudio”, reflexionó la docente. En igual medida, Rey afirmó que al hablar de educación “no se escucha demasiado a los alumnos”.

Cayota identificó varios motivos para explicar el abandono. Su experiencia le ha permitido observar que en contextos vulnerables, la mujeres de familias muy numerosas desertan para ser coeducadoras y ocuparse de sus hermanos mientras las madres salen a trabajar pero también nota que otros abandonan el liceo porque “están atraídos por trabajar”.

Al hecho de que los jóvenes no ven el estudio como una prioridad, se suman sus problemas de formación que traen desde Primaria y las capacidades que presentan los liceos para poder retener y acompañar a los estudiantes en su curso por la enseñanza secundaria.

“Hay un problema serio vinculado a lo pedagógico en Primaria que luego hace eclosión en Ciclo Básico, y refiere a los muy altos porcentajes de alumnos que están llegando al liceo sin las competencias básicas bien desarrolladas y adquiridas”, dijo Fernández Techera, director del Departamento de Educación de la Universidad Católica.

Según Fernández, las carencias en esos aspectos, que tienen que ver con el dominio de la lengua y el razonamiento matemático, “tienen una incidencia enorme en el fracaso que se produce en Ciclo Básico”.

“Si los chicos no saben leer con fluidez, si no tienen capacidad de comprensión, si no tienen un vocabulario desarrollado y llegan a Secundaria a enfrentarse con 12 materias, 12 profesores, 12 estilos distintos, 12 libros de texto, está claro que eso los supera completamente”, explicó Fernández.

La directora de Secundaria, Celsa Puente, se expresó en una línea similar. Al entender de la jerarca, los estudiantes pasan de la escuela que es muy contenedora, con la imagen de la maestra única, a una institución muy fragmentada como el liceo.

“Es un proceso difícil, que pone en juego la capacidad personal de resistir. En los jóvenes que tienen una familia bien constituida y un buen bagaje cultural se resiste de un buen modo, en los jóvenes que no tienen una familia muy presente, o muy estable, o sin ese bagaje cultural, a veces se da que se caigan del sistema. Quiere decir que en ese tránsito entre Primaria y Secundaria a veces los perdemos”, opinó Puente.

Sobre esa realidad se expresó la psicopedagoga Analía Lapetra, que trabaja en el liceo gratuito de gestión privada Impulso, en Casavalle. Según relató, los alumnos que llegan a ese centro, luego de terminar Primaria en una escuela de la zona, “tienen un nivel, en general, descendido en diferentes áreas, más que nada lectoescritura y razonamiento matemático. Hay chicos que llegan al liceo y uno se pregunta cómo salieron de la escuela”, afirmó.

La experiencia al trabajar con tales estudiantes es que “cuesta muchísimo” nivelar los aprendizajes para que sean los adecuados al curso en el que están. Además, explicó que un alumno que a esa edad, próxima a los 13 años, llega con tantas carencias a un liceo que no le da el apoyo necesario, va a encontrar mucho más difícil la posibilidad de avanzar en sus estudios.

Falta de apoyo.

Los especialistas en la materia consultados por El País utilizaron palabras tales como “desolados” y “desamparados” para explicar cómo se sienten los alumnos al entrar al liceo, incluso afirmaron que “no se sienten acogidos” y no encuentran “figuras” de apoyo.

Fabrizio Patritti, director del liceo Impulso, se refirió a este tema. “Hay una cantidad de elementos que van más allá de lo que pasa en los aprendizajes. El problema es si el liceo es un lugar que está preparado para sostener a un adolescente, porque hacerlo es absolutamente complejo”, dijo Patritti.

La realidad muestra que quienes tienen cierto respaldo social, familiar y cultural tendrán más posibilidades de permanecer en el sistema. Mientras, aquellos que pertenezcan a los sectores más vulnerables, estarán más expuestos a formar parte de los alarmantes indicadores del sistema educativo.

En cuanto al rol de los liceos, la psicopedagoga Lapetra manifestó que “están en deuda en el acompañamiento” de los estudiantes. Explicó que el apoyo de los profesores “hace que los alumnos puedan entender cuál es la importancia de estudiar”, aunque aclaró que “lamentablemente” esto no se brinda en todos los liceos.

“Es una carencia, los alumnos no saben por qué o para qué están aprendiendo, si les preguntás dicen que están en el liceo porque los obligan”, opinó la psicopedagoga.

Para Fernández Techera, “el acompañamiento es fundamental, porque en la edad en la que ingresan los alumnos al liceo necesitan tener en la institución referentes a los que puedan recurrir en cualquier momento”. En ocasiones se puede plantear que en los liceos es el adscripto el referente, pero no es esa su función”, dijo Fernández Techera al explicar la importancia de presentar modelos de orientación a los alumnos en Secundaria. Además, sostuvo que “el modelo de los liceos públicos (funcionar en base a los roles) de profesor y adscripto, es de hace 100 años. No es lo que necesitan los alumnos, la enseñanza secundaria se ha masificado pero no se ha adaptado el sistema a las nuevas realidades”, expresó.

Para el profesor Ernesto Egaña, director del Centro Educativo Espigas, es necesario lograr “un conocimiento profundo de cada alumno”. Así, destacó la importancia de los vínculos afectivos como forma de trabajar en el respeto y el interés por el estudio.

Nuevo liceo extraedad

En los próximos días comenzarán las clases en el liceo 75 de extraedad y condiciones laborales en Montevideo. Con un modelo similar al liceo 27 ubicado en el centro de Montevideo, el 75 cubrirá la zona Oeste y Norte de la capital. En una casa refaccionada, empezará a funcionar este centro educativo que cubre a mayores de 16 año para primero, de 17 para segundo y de 18 para tercero. Habrá 160 alumnos en cada uno de los tres turnos. Se seguirá recibiendo inscripciones en las próximas semanas. Según explicó su director, Julián Burgos, el liceo no llegará a iniciar los cursos mañana porque todavía faltan ciertos detalles de limpieza, acomodar equipamiento, que aún está embalado, y designar “algún” profesor.

La opinión de los expertos

Fernández: “Hay un problema pedagógico serio en la Primaria”

Director de Educación, Ucudal

“Hay un problema pedagógico serio en Primaria que hace eclosión en Ciclo Básico, son muy altos los porcentajes de alumnos que están llegando al liceo sin las competencias básicas bien desarrolladas y adquiridas. Esto tiene una incidencia enorme en el fracaso en los primeros años de Secundaria”.

Rey: “Ahora los alumnos no ven la educación como una prioridad”

Maestra directora

“Hoy los alumnos no ven la educación como una prioridad, todo está determinado por el hecho de pensar ‘para qué me sirve esto que estoy haciendo’. Parecería que no hay lugar para la frustración, que sólo se puede hacer ‘lo que me gusta hacer’. Tampoco se los escucha demasiado a los estudiantes”.

Lapetra: “Hay un nivel descendido en lectura y matemáticas”

Psicopedagoga en Liceo Impulso

“Hay alumnos que llegan al liceo y uno se pregunta cómo salieron de la escuela. Cuesta muchísimo en los primeros meses de Secundaria nivelar los aprendizajes. Los chicos que llegan de sexto año tienen un nivel, en general, descendido en varias áreas, más que nada lectoescritura y razonamiento”.

http://www.elpais.com.uy


La “diversidad” del alumnado incide en niveles de repetición

Ministerio. Docentes no son los “culpables”

PABLO MELGAR

Los altos índices de repetición que reveló el anuario estadístico educativo no pueden ser atribuidos a los docentes, sino a la “diversidad” del alumnado por la mayor cobertura del sistema, dijo el director de Educación, Luis Garibaldi.

De acuerdo a los datos del Anuario Estadístico de Educación divulgados la semana pasada, el porcentaje de repetición en primer año de Primaria subió de 13,9% en 2010 a 14,1% en 2011, pese a que el porcentaje de repetición en todo el ciclo escolar bajó de 6,2% a 6,1%.

En cuanto a la Educación Media, casi uno de cada tres liceales repitió el año (29,6%), un aumento con respecto a 2010 de casi dos puntos.

Montevideo tiene el peor panorama del país: la repetición en primer año de liceo en el sector público en la capital fue de 44% en 2011, siete puntos más que el año anterior.

El informe tiene otro dato preocupante: el 12,5% de los jóvenes de 15 a 20 años no asiste a un centro educativo ni trabaja, y el 5,8% no tiene Primaria completa.

Garibaldi dijo que para revertir los índices de repetición que reveló el anuario estadístico, se está trabajando a nivel de Secundaria y UTU en el “fortalecimiento” de los centros educativos.

“Allí se está buscando mejorar los equipos de dirección, asegurar la presencia de docentes de manera permanente y estable. Además, se está trabajando en mejorar la dotación de apoyo docente con asesores que a su vez generen tutorías para los alumnos”, indicó.

Según el director de Educación, no está en los planes del gobierno remover a los consejeros de Secundaria.

En opinión de Garibaldi, los resultados del anuario educativo sobre repetición deben leerse en el marco de la mayor cobertura que ofrece el sistema. “Hay una mayor cantidad de jóvenes que están estudiando, hay una mejora en la matrícula y egreso en la educación terciaria. Con el mayor número de jóvenes en la Educación Media se presentan dificultades para la aprobación y la mejora de los aprendizajes. Eso no es nuevo y se están tomando medidas al respecto. Seguimos creyendo que el trabajo está dando resultados”, dijo.

Garibaldi enumeró algunas de las medidas que se están tomando para atacar esta situación: “Hay acciones vinculadas a la mejora del tiempo pedagógico, el presentismo de estudiantes y docentes, la campaña Cero Falta en Primaria, el aumento de las escuelas de tiempo completo y tiempo extendido. Se iniciaron los liceos de tiempo completo que son el inicio de un cambio importante. Se fortalecieron los centros educativos, se concentró a los docentes en el mismo centro, se va a incorporar el Plan Ceibal a la Educación Media. Para Primaria se está realizando la evaluación en línea. Todas estas medidas tienen efectos que no son inmediatos. A esto se agrega la incorporación de jóvenes que no están en el sistema educativo”.

DOCENTES. El director de Educación afirmó que no se le puede achacar a los docentes los altos niveles de repetición. En su opinión, el problema está en la “diversidad” del alumnado que hoy existe en los liceos.

“Ahí tenemos una dificultad, ya que durante mucho tiempo a la Educación Media ingresaban algunos sectores y ahora paulatinamente fueron ingresando nuevos sectores sociales a Secundaria. Ese es un gran desafío para los docentes. En los docentes se piensa para buscar culpables, pero también hay que pensar en el papel de la sociedad y las familias que no deben desentenderse del proceso de aprendizaje”, indicó.

Garibaldi explicó que no hay forma de preparar a los docentes y luego elaborar las políticas educativas. “Eso se debe ver en forma conjunta. El Plan Ceibal lo demostró, no se preparó a los docentes y luego se entregó una computadora por niño. Acá pasa lo mismo. Primero hay que incorporar a todos los jóvenes al sistema educativo y al mismo tiempo generar condiciones para fortalecer los equipos docentes. No se puede esperar a preparar los docentes para luego incluir a los jóvenes porque primero está el derecho a la educación”, afirmó.

Educación pública

El director de Educación, Luis Garibaldi, envía a sus hijos a estudiar a instituciones públicas. “Escuela, liceo y universidad pública. Tengo uno en cada nivel”, dijo a El País. “Es una opción de calidad porque entiendo que la educación pública contribuye a una formación más integral y sobre todo a conocer a otras personas y realidades. También creo que es allí donde se aprende a tener una mirada más colectiva de los problemas de la sociedad”, argumentó Garibaldi.

Según el anuario educativo 2011 que el Ministerio de Educación divulgó la semana pasada, desde 2008 se viene procesando una transferencia paulatina, pero estable, desde el sector público al privado. El informe señala que cinco de cada 10 niños menores de 6 años que asisten a un centro educativo, lo hacen en el sector público (45,8%), dos de cada 10 concurren a un instituto privado (16,6%) y tres de cada 10 asisten a centros CAIF (26,1%).

El País Digital

IGUALDAD SEÑORES IGUALDAD!!!


Desigualdad simétrica entre ricos y pobres para completar estudios

MEC. Igual porcentaje que acceden a nivel terciario no termina Primaria

La probabilidad de que la población más rica alcance los estudios terciarios es comparable a la de no superar Primaria entre los más pobres. Según el Ministerio de Educación y Cultura, se observa una “simetría de desigualdad”.

Una de cada dos personas acceden al nivel de educación terciario entre los más pudientes y entre los más desposeídos seis de cada 10 no logran pasar la barrera de Primaria y acceder a la Educación Media, señala el Anuario Estadístico de Educación divulgado hace unos días por el Ministerio de Educación Y Cultura (MEC).

Según el informe, el 50,3% de la población con mayores ingresos llega al nivel terciario y el 60,4% de la de menos ingresos no supera la educación primaria.

Para el MEC este “desequilibrio entre los extremos de acceso a la educación” representa un mapa indicativo de la “desigualdad educativa” que es “representativa del nivel de instrucción como factor clave en el capital cultural de la población y del tipo de acreditación educativa predominante en cada sector social”.

A su vez da pistas de un “probable impacto al enfrentar sus respectivas aspiraciones laborales”.

En el anuario se admite que este no es un fenómeno nuevo y reconoce que “no se trata de una realidad sobre la que se pueda actuar fácilmente”.

“El desafío consiste en ensayar modelos explicativos que se propongan aportar elementos de reflexión para enfrentarlo en su complejidad”, agrega.

Según el MEC, en términos del nivel educativo máximo alcanzado por la población adulta, importa particularmente la finalización del ciclo de Educación Primaria.

Los logros educativos de las personas con 25 y más años de edad, sobre todo en los niveles educativos más bajos, son una buena referencia del “techo” alcanzado en el sistema de educación formal.

La proporción de personas que tienen primaria completa como máximo nivel educativo alcanzado, aumenta significativamente entre los de mayor edad: sólo el 27,2% de las personas con 70 y más años de edad lograron niveles superiores, mientras que entre los más jóvenes, 8 de cada 10 siguieron estudiando.

El 80,9% de las personas con entre 25 y 29 años alcanzan niveles educativos superiores a primaria completa.

Según el informe, las “situaciones atípicas” que representan las personas ricas que no han superado primaria y de las personas pobres que han llegado a la Universidad, se mantienen estables en su proporción.

En tanto, las personas pertenecientes a hogares del 1º quintil de ingresos que no alcanzan a superar primaria, registran en 2011 un cambio positivo de tendencia: disminuye del 61,5% al 60,4%.

Por su parte, los sectores pertenecientes al quintil mayor de ingresos, continúan incrementando la proporción de personas de 25 a 59 años que han realizado estudios terciarios.

BECAS. La baja tasa de personas pobres que logran acceder a educación terciaria (no llega al 1%) puede estar vinculada a que todavía falta más ayuda desde el Estado para allanar el camino hacia la universidad y costear luego la carrera.

En Uruguay aún no se cuenta con un Sistema Nacional de Becas. Sí existen programas que otorgan ayuda económica a estudiantes de diferentes niveles educativos con la finalidad de fomentar y facilitar la permanencia y/o conclusión de sus estudios.

El anuario detalla que hay un conjunto de cuatro programas de ayuda y sostiene que las becas otorgadas por el MEC recibieron un “fuerte impulso” en 2011 con la implementación del Programa Compromiso Educativo.

Y por su parte el apoyo económico brindado a los estudiantes terciarios por el Fondo de Solidaridad, “que registrara un importante crecimiento entre 2005 y 2009, parece haber encontrado un cierto punto de estabilidad en el presente”.

El Fondo de Solidaridad entregó 6.146 becas de apoyo económico. Las mismas beneficiaron fundamentalmente a estudiantes del interior del país y a mujeres (88,4% y 74,8%, respectivamente).

Es de los programas que mayor proporción concentra los recursos en estudiantes del interior del país.

“En el marco de los esfuerzos por equiparar las oportunidades de acceso a la educación en todo el territorio nacional, este programa constituye un caso especial: el hecho que el programa destine casi el 90% de sus recursos a estudiantes del interior del país representa un factor de alto impacto social”, sostiene el anuario.

Más leen y escriben

En los últimos 50 años, la tasa de analfabetismo en Uruguay se redujo a menos de la quinta parte, destaca en su informe el Ministerio de Educación y Cultura.

De un porcentaje de 8,8% analfabetos en el año 1963 se pasó a 1,7% en el 2011.

Según el Anuario Estadístico de Educación, de mantenerse la tendencia actual, en el año 2018 se podría alcanzar el umbral del 1% de analfabetos.

El País Digital

 

ALGO PARA CAMBIAR!!!


 

Montevideo: repite el 44% de liceales en primero

Repetición en primer año creció siete puntos en 2011

La repetición en primer año de los liceos públicos de Montevideo subió al 44% en 2011. Se trata de un incremento de algo más de siete puntos porcentuales frente a lo sucedido durante el año 2010 de acuerdo a la información manejada para la elaboración del Anuario Estadístico de Educación 2011.

En tanto, la repetición en los segundos años en los liceos de Montevideo trepó a 39,1% y a 41,8% en los terceros.

La información no aparece en el Anuario que se presentó ayer en el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) pero fue suministrada a El País por la división Estadística de esa secretaría de Estado.

La repartición resolvió no incluir esos datos en el entendido que le faltaban las cifras correspondientes al Ciclo Básico de UTU, lo que a criterio de los jerarcas impedía hacer una comparación adecuada.

En el Anuario 2011 se consigna que el promedio de repetición en Educación Media de todo el país alcanzó al 29,6% subiendo algo más de 6,6 puntos porcentuales frente a 2010.

Es el nivel de repetición más alto que detectó el MEC desde que confecciona este tipo de estadísticas, hace 10 años.

En el anuario presentado ayer se destaca que los alumnos de Secundaria que se desvincularon del sistema pasaron del 4,1% al 3,4% entre 2010 y 2011. En tanto, la cantidad de estudiantes en 2011 llegó a 331.659, un 2,7% más que en 2008.

Los altos niveles de repetición y la deserción en Secundaria preocupan a la secretaría de Educación del MEC, afirmó el director de la repartición, Luis Garibaldi.

Al respecto, aseguró que el problema no es únicamente del sistema educativo ya que abarca a “toda la sociedad y las familias”. “Que la totalidad de los adolescentes sigan estudiando deber ser una meta nacional”, afirmó.

En Primaria se está explorando el desarrollo de ciclos educativos que garanticen la no repetición de los alumnos por dos años. “La repetición no es el camino que está resolviendo mejores aprendizajes”, consignó Garibaldi. Agregó que será en ese segmento de la educación donde se deberán fijar las principales políticas educativas. Una de las alternativas que viene explorando el MEC es el desarrollo de tutorías y acompañamiento a los estudiantes.

SEPARACIÓN EN SUSPENSO POR CAMBIO EN ANEP

Garibaldi afirmó que aún no se ha logrado la separación de Educación Media en dos organismos, uno se encargaría de manejar el Ciclo Básico y el otro de Bachillerato. El jerarca aseguró que el punto está en la ley de Educación pero no se ha cumplido por los cambios de autoridades en la Administración Nacional de Educación (ANEP). En la presentación del Anuario no había representantes de ANEP ni de los otros organismos de la enseñanza.

El País Digital

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: