Posts Tagged ‘dolores de cabeza’

Falta de personal hace peligrar neurocirugías en Tacuarembó


cirujanos
Por bajos salarios, no pueden cubrir guardias en centro que es de referencia
Dolores de cabeza que aumentaban con el paso del tiempo, visión doble y la pérdida de fuerza en el brazo derecho llevaron a María a consultar con un neurocirujano. Luego de tomografías y resonancias llegó el diagnóstico: con 35 años, María (no es su nombre real) tenía un tumor en la base del cráneo y la única solución era una cirugía.

El viernes pasado, el equipo del Centro Regional de Neurocirugía de Tacuarembó (Cerenet) operó a la mujer mediante una técnica que nunca se había realizado en Uruguay y que consiste en extirpar el tumor por un orificio pequeño a través de la nariz. “(El tumor afecta) a un hueso que está bien en la base del cerebro. La única vía que se elige para extraer estos tumores es a través de la nariz. Se debe sacar el hueso con una mecha hasta eliminarlo y acceder al tumor. Eso requiere un entrenamiento que no es posible en Uruguay por la baja frecuencia que hay de este tipo de tumores y los riesgos vitales son muy altos”, explicó a El Observador el neurocirujano Pablo Pereda, encargado de realizar la operación y quien lidera el Cerenet.

A raíz de que existía la posibilidad de que María falleciera durante la operación, el neurofisiólogo Daniel Cibils monitoreó constantemente sus signos vitales y observó que, a medida que se extraía el tumor, las funciones afectadas por la enfermedad mejoraban.

“Este es un logro más del Hospital de Tacuarembó y su centro de Neurocirugía. Esto implica no solo tecnología, sino una inmensa dedicación y esfuerzo de todo el colectivo a 400 kilómetros de Montevideo“, señaló el director del hospital, Ciro Ferreira.

Si bien la operación de María fue inédita en el país, las intervenciones de neurocirugía son comunes en el Hospital de Tacuarembó. El Cerenet trabaja hace 14 años en ese departamento y ha realizado más de 5.000 operaciones en ese tiempo. Lo que lo caracteriza es que poseen guardias de neurocirugía todos los días, todas realizadas por especialistas que viven en Montevideo y deben viajar para trabajar en ese departamento.

Twitear

Pero esa realidad puede variar en el corto plazo. La diferencia salarial de ese hospital de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) con el sector privado y no ser funcionarios contratados, motivó a que mucho dejaran de viajar. Pereda señaló a El Observador que habitualmente lograban cubrir las guardias de 24 horas de todos los días del año con ocho o nueve meses de antelación. Pero por falta de personal, no hay guardias cubiertas para todos los días del mes que viene.

“Hay más trabajo en las mutualistas, que se han ido adaptando y todos pagan más de lo que paga Salud Pública. Hay un núcleo (de neurocirujanos) que seguimos yendo a rajatabla cinco días a Tacuarembó, pero somos cuatro. Podemos cubrir entre 15 y 20 días pero los otros van quedando libres”, sostuvo Pereda.

Desde el año pasado, el especialista viene solicitando a ASSE encontrar una solución. “Si no, va a haber que trasladar a algunos pacientes a Montevideo, con el riesgo de que mueran”, manifestó.

Beneficios de darte una ducha de agua fría


Pese a que estamos a pocos días de que inicie la temporada de verano, bañarse con agua fría a veces, no es lo primero que se nos viene a la mente cuando una se despierta.

agua-fria

Pero ducharse con agua fría te brinda muchos beneficios y lo recomendable es que consideres bañarte con ella de veces en cuando. Aquí te dejamos algunos de ellos para que los tomes en cuenta.

– Alivia la depresión. Lo creas o no, las duchas frías en realidad pueden actuar como antidepresivos. A medida que el agua fría golpea tu piel, envía una abrumadora cantidad de impulsos desde las terminaciones nerviosas hasta tu cerebro, emitiendo un efecto muy similar a la de los antidepresivos. Es una forma natural para calmarse.

– Mejora la piel y el cabello. El agua caliente malogra el cuero cabelludo, reseca la piel y hace que todo el cuerpo pierda su brillo. Lo mejor es tomar una ducha con agua fría para que los poros se cierren y la humedad se pueda bloquear.

– Tu nivel de energía aumenta. Ducharse con agua fría activará las terminaciones nerviosas y como resultado aumentará los latidos del corazón y la respiración, dejándote fresca y lista para empezar bien el día.

– Dormís mejor. Si bien ducharte con agua fría te da energías, estas también ayudan a calmarte y relajarte. Después de un día atareado en el trabajo o luego de hacer ejercicios, ducharte con agua fría puede ser lo que necesitabas para agarrar un sueño más profundo.

– Brinda más tolerancia al estrés. Las duchas frías son un milagro completo cuando se trata de salud. Estas aumentan la tolerancia al estrés. Este aumento de tolerancia hace que tengas un sistema inmunológico más fuerte, lo que te lleva a tener una vida más saludable. Además, bañarse con agua fría reduce el dolor y la inflamación crónica.

El Comercio de Perú/GDA

Los niños del tabaco en Estados Unidos


TRABAJO INFANTIL

Tienen entre siete y 17 años, y sufrían vómitos, náuseas, dolores de cabeza y mareos mientras trabajaban en las plantaciones, según Human Rights Watch

La legislación de Estados Unidos prohíbe la venta de tabaco a los niños, pero el trabajo infantil en los campos de cultivo de tabaco es permitido. Según un reporte publicado por Human Rights Watch (HRW), compañías tabacaleras gigantes de todo el mundo compran el tabaco cultivado en granjas que dan trabajo a niños desde siete a 17 años. La organización denuncia que “no hay políticas sobre el trabajo infantil que protejan a los niños de trabajos peligrosos” y que “los niños que trabajan en las plantaciones de tabaco en los Estados Unidos están expuestos a la nicotina, los plaguicidas tóxicos y otros peligros”.

El informe documentó las pésimas condiciones de los niños que trabajan en las plantaciones de tabaco en cuatro estados, donde se cultiva el 90% de tabaco EEUU: Carolina del Norte, Kentucky, Tennessee y Virginia. El trabajo denunció: “los niños informaron vómitos, náuseas, dolores de cabeza y mareos mientras trabajaban en las plantaciones de tabaco, todos los síntomas compatibles con una intoxicación aguda de nicotina”. Muchos niños declararon que trabajan largas horas sin pago de horas extras, a menudo en el calor extremo y sin sombra o pausas suficientes, y no llevaban si quiera protector.

“Cuando termina el año escolar, los niños se dirigen a los campos de tabaco, donde no pueden evitar la exposición a los peligros de la nicotina, sin fumar un solo cigarrillo”, afirmó Margaret Wurth , investigadora de los derechos de los niños en Human Rights Watch y coautora del informe. “No es ninguna sorpresa que los niños expuestos a los venenos en los campos de tabaco se estén enfermando”.

El informe se basó en 141 entrevistas con niños trabajadores entre siete y 17 años.

Según la organización de Derechos Humanos, los niños se enfrentan también a otros riesgos. Utilizar herramientas y maquinaria peligrosa, levantar cargas pesadas, y subir varios pisos sin protección para colgar tabaco en graneros. Los niños también revelaron que tractores rociaban pesticidas en campos linderos y que la fumigación caía sobre ellos, “haciéndolos vomitar, sentir mareos, tener dificultad para respirar y sentir ardor en los ojos”.

Muchos de los pesticidas utilizados en la producción de tabaco son neurotoxinas, venenos que alteran el sistema nervioso. Según el estudio, estos químicos pueden producir en el largo plazo “cáncer y problemas de aprendizaje”, especialmente en los niños que tienen su sistema nervioso en desarrollo.

Varios cientos de miles de niños trabajan en la agricultura EE.UU. cada año, pero no hay datos disponibles sobre el número exacto de trabajo en el cultivo de tabaco. La mayoría de los niños  entrevistados por Human Rights Watch contaron que van a trabajar en las plantaciones de tabaco a los 11 años o 12 años, principalmente en el verano, para ayudar a mantener a sus familias. La mayoría son hijos de los inmigrantes hispanos que viven en comunidades donde se cultiva el tabaco. Casi todos van a escuelas de tiempo completo.

En las entrevistas, los niños contaron que se sienten enfermos mientras trabajan en los campos: “Quieres vomitar y bebes agua, porque te sientes sediento. Pero cuanto tomas el agua te sientes peor.  Vomitas justo cuando estás cortando las plantas de tabaco”.  Un niño de 12 años en Carolina del Norte describió el dolor de cabeza que sentía mientras trabajaba: “Fue horrible. Sentí como algo que intentaba comerme la cabeza”.

Según la organización, esto es una enfermedad que se produce cuando los trabajadores absorben la nicotina a través de la piel manipulando las plantas, en especial, cuando están mojadas. Los síntomas comunes incluyen náuseas, vómitos, dolores de cabeza y mareos. Aunque los efectos a largo plazo son inciertos, investigaciones sugieren que la exposición a la nicotina durante la adolescencia puede tener consecuencias para el desarrollo del cerebro.

Según la ley estadounidense, los niños que trabajan en la agricultura pueden trabajar muchas horas, a edades tempranas y en condiciones más peligrosas que los niños en cualquier otra industria. Niños de 12 años pueden ser contratados por horas ilimitadas fuera del horario escolar en una granja de cualquier tamaño, con permiso de los padres, y no hay una edad mínima para que los niños trabajen. A los 16 años, los niños agrícolas pueden hacer trabajos considerados peligrosos por el Departamento de Trabajo de EEUU. Los niños en todos los demás sectores deben tener 18 años para trabajar.

HRW concluye que “las compañías de tabaco deben sacar a los niños del trabajo peligroso en las plantaciones de tabaco y apoyar los esfuerzos para proporcionarles oportunidades educativas y profesionales alternativos”.

La organización presentó estos datos frente a las grandes tabacaleras del mundo, entre ellas Grupo Altria (matriz de Philip Morris EE.UU.), British American Tobacco, China National Tobacco, Imperial Tobacco Group, Japan Tobacco Group, Lorillard, Philip Morris International y Reynolds American. Sin ser China National Tobacco, todas manifestaron su preocupación y que se tomarán medidas. Pero HRW considera que “las políticas que se proponen desde las empresas, o las que se llevan a cabo, no son adecuadas ni suficientes”.

http://www.elobservador.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: