Posts Tagged ‘desayuno’

Beneficios de un buen desayuno


Es la primera comida del día y tiene la función de recargar de energía al organismo para iniciar las actividades. Incorporarlo como hábito ayuda a mantener un peso saludable y prevenir enfermedades

beneficios-de-un-buen-desayuno

Es uno de los pasos básicos y fundamentales para llevar un estilo de vida más saludable. Como su nombre sugiere, desayuno significa romper el ayuno y es la primera oportunidad que tiene el cuerpo para consumir alimentos después de varias horas de descanso. Al desayunar, el organismo se recarga de energía para iniciar las actividades del día. De lo caso contrario, debe hacer un esfuerzo adicional y la falta de energía puede provocar, entre otros síntomas, disminución de la concentración o mal humor.

Acostumbrados a un ritmo de vida acelerado, para muchos, desayunar es una pérdida de tiempo. Sin embargo, el desayuno no tiene que ser complicado ni algo difícil de incluir en la rutina diaria. Prepararlo a base de lácteos, cereales y frutas tan sólo lleva tres minutos. Además, establecerlo desde la infancia y mantenerlo a lo largo de la vida es indispensable para conservar una salud óptima. Este hábito trae aparejado una serie de beneficios:

1. Brinda al cuerpo nutrientes importantes. Las personas que desayunan tienen un mayor consumo de vitaminas y minerales, aumentando la probabilidad de alcanzar la recomendación diaria. El tipo de alimentos que se incluyen resulta clave; por ejemplo, al incorporar cereal, se tiene una mayor ingesta de 10 vitaminas y minerales esenciales como vitaminas A, C, E, ácido fólico, hierro y zinc.

2. Contribuye a tener un buen desempeño físico y mental. El hambre puede causar distracción. La evidencia científica demuestra que desayunar está relacionado favorablemente con aspectos de la función de la memoria en personas de distintas edades: memoria de corto plazo y capacidad para recordar.

3. Previene enfermedades. Disminuye el riesgo de padecer ciertas enfermedades como diabetes tipo 2, síndrome metabólico y enfermedades cardiovasculares. Quienes desayunan tienen mejor concentración en sangre de triglicéridos y colesterol LDL, factores que protegen contra enfermedades del corazón. Además, evitar ayunos prolongados mantiene las concentraciones normales de glucosa e insulina en sangre, y favorece a no desencadenar diabetes tipo 2.

4. Favorece un peso saludable. Existe una asociación positiva entre las personas que desayunan y el peso sano. Estudios realizados en la Universidad de Massachusetts afirman que el riesgo de presentar obesidad se incrementa 4.5 veces entre quienes no desayunan comparado con los que sí lo hacen. La asociación de un peso más sano y el desayuno se podría deber a una mejor calidad en la dieta (menos alimentos altos en grasas saturadas y colesterol, y más cereales con fibra, lácteos y frutas) que ayuda a mantenerse satisfechos hasta la próxima comida, y a controlar las calorías que se consumen a lo largo del día.

GDA / La Nación / Argentina

 

Desayunar no es lo más importante


SALTEARLO NO ENGORDA NI ES MALO PARA LA SALUD. TOMARLO DA LUCIDEZ

El desayuno está sobrevalorado. El que se trate de la “comida más importante del día” es solo un mito, según distintos estudios publicados recientemente.

buen-desayuno

Una investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition, encabezada por la Universidad de Alabama en Birmingham (Estados Unidos), demostró que tomar desayuno o no hacerlo no influye en el peso de las personas.

Los investigadores llegaron a esta conclusión luego de pedir a dos grupos de 150 voluntarios cada uno que por 16 semanas o bien se saltaran el desayuno, o lo tomaran sin falta. Pesaron a los participantes al comenzar y al finalizar el estudio, y no se vio ninguna diferencia en la variación del peso entre ambos grupos.

Según dijo a The New York Times Emily Dhurandhar, quien participó en la investigación, si lo que se quiere es bajar de peso, “el desayuno es tan importante como cualquier otra comida”.

Otra investigación, efectuada por la Universidad de Bath (Inglaterra) a 33 personas -todas delgadas-, demostró que luego de seis semanas no variaron los niveles de colesterol ni de azúcar en la sangre, fueran los participantes habían tomado desayuno o ayunaron durante ese tiempo.

Más lúcidos. La única diferencia era que quienes habían tomado desayuno tendían a hacer más actividad en la mañana: en promedio, gastaban 500 calorías más, pero también habían comido cerca de 500 calorías en el desayuno.

Eso sí, el doctor James Betts, quien lideró este estudio, explicó que son necesarias más investigaciones ya que se trataba de un grupo reducido y además no se sabe qué sucede al ayunar entre las personas con sobrepeso.

Con él coincide la doctora Jennifer Humphreys, nutrióloga de Clínica Alemana, quien agrega que ambas investigaciones fueron hechas por muy poco tiempo para llegar a conclusiones terminantes. “El cuerpo necesita comer en la mañana para empezar el día; así se le da al organismo la señal de que tiene energía para moverse y también para pensar mejor. El cerebro funciona principalmente con la glucosa que le entregan los alimentos más que con las reservas del organismo”.

En un desayuno balanceado, agrega Humphreys, se consume cerca de un tercio de las calorías diarias. En ese momento lo ideal es comer una porción de carbohidratos (pan o cereales por ejemplo), una porción de proteínas (lácteos, pavo o soya) y fruta.

Además, otros estudios también han asociado el tomar desayuno a efectos positivos. El año pasado, en la revista Circulation, por ejemplo, se demostró que quienes toman desayuno tienen un menor riesgo de sufrir problemas cardíacos.

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/desayunar-no-mas-importante.html

A %d blogueros les gusta esto: