Posts Tagged ‘ciudad vieja’

Ciclovías de IMM triplican los costos de otras ciudades


El sistema se quitó en ciudad española “por mínimo uso”

La Intendencia de Montevideo, que adjudicó en enero la contratación del suministro, instalación, gestión y mantenimiento del sistema de bicicletas públicas para la Ciudad Vieja, pagó tres veces más de lo que la misma empresa le cobró a una ciudad española por ese servicio.

Bicicleteada

La adjudicación de la IMM a la firma española GEHC SL, por un período de tres años, supuso para el erario municipal un monto de $ 15:380.668, incluido impuestos. A eso se debe sumar US$ 300.000 integrados por la patrocinadora Ancap.

La empresa GEHC SL implementó el sistema de ciclovías, similar al de Montevideo, en San Juan de Alicante. Mientras en ésta se crearon 6 estaciones para 70 bicicletas, en Montevideo se harán 8 estaciones para 80 bicicletas.

Frente a las semejanzas entre los sistemas, la comparación de costos, según informe del Ayuntamiento de San Juan de Alicante al que accedió El País, llama la atención.

En Montevideo se invertirá en total un millón de dólares, casi tres veces más que en el ejemplo español. Las obras de GEHC para Alicante demandaron US$ 206.120, más un costo anual de mantenimiento que fue de US$ 15.600 en 2009, y de US$ 4.900 en 2012.

El tramo de ciclovías en Montevideo es de 10 kilómetros (en una ciudad que tiene 1.338.000 habitantes). En Alicante se trazaron 20 kilómetros de ciclovías (la población es de 23.026 personas).

Después de lo invertido en el último mantenimiento, según también la fuente oficial española, el sistema de bicis públicas “se quitó hace un año, por poco uso”.

Las bicicletas que se dispodrán en Montevideo tuvieron un precio de entre US$ 500 y US$ 700 cada una. Las bicis adquiridas en otros programas urbanos, como el canadiense de Montreal, cuestan US$ 1.500, porque tienen un sistema de transmisión cardanica (o sea, sin cadena).

Los más críticos del sistema indican que el 80% de la población de la Ciudad Vieja no vive en el barrio, a donde siguen ingresando más de 50 líneas de ómnibus, por calles que atravesarán las ciclovías.

A fines de abril, el director de Movilidad Urbana de la Intendencia de Montevideo, Néstor Campal, informó a El País que el proyecto se implementaría este mes, a punto de terminar.

Sin embargo, aún continúan realizándose las obras para fijar la señalización de los circuitos.

Bicicletas blancas

La primera bicicleta blanca de dos que están instaladas en la rambla recuerda a Natalia Mastroianni, una ciclista de 22 años, atropellada en agosto del 2009, a pocos metros del puente Carrasco, Canelones, cuando salía a entrenar con su grupo. El memorial montado el 27 de abril pasado fue idea de su familia, amigos y compañeros, quienes organizaron una emotiva bicicleteada.

La segunda bicicleta blanca fue colocada en recuerdo de Washington González, un hombre de 68 años, atropellado el pasado 8 de marzo cuando andaba en bicicleta, como todos los días, por la vereda. Está en la rambla y Belastiquí, en Montevideo.

En la página de Facebook “Bicicletas Blancas” se dice que buscan que los automovilistas tomen conciencia.

http://www.elpais.com.uy

Entre grutas y quebradas, pero en el corazón de la Ciudad Vieja


LOS MURCIÉLAGOS SON LAS VEDETTES EN UNA CUEVA CON CASCADA

El diorama o maqueta gigante que representa una gruta y se instaló en el Museo de Historia Natural, fue armado en treinta días, pero antes hubo cuatro meses de trabajo.

52cc89c65177e

Animales de la colección del museo, rocas recreadas y otras originales. Foto: archivo El País

Más allá de las sucesivas mudanzas, en el Museo de Historia Natural se continuó investigando, conservando e incrementando el acervo durante años, pero hace tiempo que no se cumple con el mandato de exhibir al público sus colecciones científicas, que reúnen más de 400.000 ejemplares, sumando las áreas de botánica, paleontología y zoología, esta última compuesta por mamíferos, reptiles, peces, aves, anfibios y moluscos.

Sólo entre los ejemplares tipo o de referencia a nivel internacional, es decir únicos en el mundo, en la casona de 25 de Mayo 582, se custodia a cerca de mil ejemplares.

Una forma de mitigar la deuda confesa ha sido la reciente inauguración de un diorama -o maqueta gigante- que recrea una gruta de las tantas existentes en Uruguay, y en donde el centro es ocupado por murciélagos, mientras otros animales, como una garza, un hurón, un zorro enmascarado o mano pelada, una rata o una comadreja, “reposan” o “merodean” cerca de una cascada de tres metros de altura, y de una pareja de investigadores que hace su recorrida.

Esta obra, que incluye flora nativa de las sierras, en parte donada por el Jardín Botánico, contó con el asesoramiento de técnicos del museo y la ejecución del taxidermista y dioramista Daniel Cóppola, quien explicó a El País los detalles de la construcción.

Flora y fauna.

La cueva recreada tiene ocho metros de largo por cinco de profundidad, y puede apreciarse desde la vereda. Aunque ya muchos turistas han pulsado el timbre, con intención de caminar entre las rocas, el diorama ha sido pensado como la decoración de una vidriera comercial, para ser apreciado desde el exterior, desde las 8:00 horas hasta las 23:00, ya que cuenta con iluminación especial que aumenta los efectos visuales durante la noche, y con energía eléctrica que alimenta el motor de la bomba de agua de la cascada y permite difundir un audiovisual temático hecho para el programa Ciencia Salvaje, de la Televisión Nacional.

 

De 23 especies de murciélagos que hay en Uruguay, los ejemplares que pueden observarse en la gruta pertenecen a 3 especies capturadas en el puente viejo de Paso Pache, hoy casi derruido, en la ruta 5.

Las estructuras que imitan las paredes rocosas, se realizaron con mallas de alambre sobre las cuales se colocó arpillera y luego se trabajó con arena y portland hasta obtener la textura y los tonos adecuados. Pero las piedras que alfombran el piso son verdaderas y se recogieron en las Sierras de Mahoma, de San José.

En la cascada, confeccionada con fibra de vidrio, circulan 10.000 litros de agua por hora, y unos 300 son los que se ven en el depósito del suelo. “El punto focal de la exposición son los murciélagos; quisimos hacerla en octubre, que es el Mes Internacional de los murciélagos, pero no llegamos, aunque al fin salió mejor de lo que esperábamos. La idea era conseguir también una integración a un ambiente de sierras y quebradas, con fauna asociada que pertenece a las colecciones del museo”, dijo a El País el actual director interino Javier González.

“Ninguna piedra, ni troncos, orquídeas o líquenes se tiraron al azar. Hasta la vestimenta de los exploradores es ropa usada en trabajos de campo por científicos del museo. Sólo resta colocar un blindex para aumentar la seguridad”, agregó Cóppola.

http://www.elpais.com.uy

Hoy, a degustar un café para mejorar el Hospital Maciel


BUSCANDO FONDOS

Se busca llegar a 7.500 cafés para comprar carros y bandejas térmicas para la comida.

CafeSolidario

Hoy si tomás un café en el Centro, Ciudad Vieja o Cordón, en uno de los 29 bares que adhieren a Café Solidario; estás ayudando a que el Hospital Maciel compre dos carros especiales y bandejas térmicas para llevar comida caliente a los pacientes.

“La expectativa es llegar a 7.500 cafés, el año pasado se vendieron unos 6.000. El incremento ha sido progresivo no solo por el número de cafés vendido sino también han crecido año a año los establecimientos. Café Solidario de a poco se ha ido convirtiendo en un evento de la agenda montevideana”, dijo a LA REPÚBLICA, Álvaro Villar, director del Hospital Maciel, que desde 2010 viene recibiendo lo recaudado como donación. “La gente se ha ido acostumbrando. También es una excusa de tomarse un café entre amigos”, comentó Villar. La solidaridad de la gente se nota incluso cuando muchas personas que no tienen tiempo o no toman café, pagan uno sin consumirlo, solo para colaborar.

Para Villar ha influido también la difusión que han tenido las obras que se vienen realizando en el Maciel. “Se trata de varios cambios del Maciel y por ejemplo las actividades culturales como música y plástica.

Todo eso junto con el hecho de que al Maciel abrió CTI nuevo y block quirúrgico nuevo. Se mejoró en la seguridad de los pacientes y en el entorno. Fijate que la instalación de cámaras del Ministerio del Interior en la Ciudad Vieja, comenzará por acá en los próximos días” apuntó Villar.

En la edición 2011 se vendieron unos 6.000 cafés en 25 bares y restaurantes, lo que implicó una recaudación de alrededor de US$ 12.000 -un 15% más que en la primera de 2010- y lo recaudado se utilizó para adquirir un lavarropas, un secarropas y 30 sillones, que están en las habitaciones y son usados por los acompañantes de pacientes. En 2012 se compraron otros 30 sillones que mejoraron la comodidad de los acompañantes. No hay que olvidar que un 20% de los pacientes que atiende el Maciel provienen del interior y muchas veces tienen que permanecer más de un mes. Se atienden 1.500 personas al mes.

“El Maciel es donde nació la solidaridad oriental. Por eso decimos que el café solidario es una continuidad histórica de un gesto que nació acá. El valor de la gente que colabora es tan o más importante que los fondos que destina el Estado en lo simbólico”.

Adónde podés colaborar

En 2010 participaron 22 bares, en 2011, 25 en 2012, 28, y este año 29.:Bar El Gaucho – Bar Facal – Bar El Candil – Bar Hispano -Bar Las Misiones – Bar San Rafael – Bar Sportman – Bar Touring – Big Mamma – Cafe Brasilero – Cafe Central (18 y el Gaucho / 18 y Paraguay) – Cafe Copacabana – Cervecería Matriz – Coruñesa Café – Don Pepperone (Cuidad Vieja) – El Fogón – Il Mondo de la Pizza ( 18 y Convencion / 18 y Paraguay) – Jacinto – La Catedral de los Sandwiches – La Papoñita – La Pasiva Entrevero – La Pasiva Matriz – Las Delicias – Lion D’Or – Tata Centro – Cafetería del Teatro del Notariado – Burger King (Centro / Ciudad Vieja), Rincon de los Poetas,(Mercado de la Abundancia).

http://www.republica.com.uy

Todavía extranjeros


Peña Peruana en la Ciudad Vieja. (archivo, agosto de 2007)
Peña Peruana en la Ciudad Vieja. (archivo, agosto de 2007) 

Todavía extranjeros

Los procesos de integración no han logrado frenar la discriminación hacia los inmigrantes en la región.

El italiano obrero o agricultor, el español comerciante. El imaginario sobre los inmigrantes en Uruguay está todavía atado a las características de la inmigración durante el siglo XIX. Sin embargo, en los últimos años, más de la mitad de los inmigrantes que llegaron a Uruguay provinieron de Argentina y Brasil, un patrón que se repite en la región. Éste y otros datos surgen del informe “Caracterización de las nuevas corrientes migratorias en Uruguay”, que se presentará mañana, y que echa por tierra otro imaginario: el de la tolerancia como característica casi innata del “ser uruguayo”.

La tolerancia implica un respeto distante. La convivencia -vivir junto con otros- supone un aprendizaje y un involucramiento mucho mayor con el “otro”. Ambos conceptos se ponen a prueba en el contacto con los migrantes, en el que el “otro” pasa de ser una abstracción a un colectivo o persona concretos, que desafían nuestros códigos y nuestra forma de ver el mundo.

Mañana se presentará un informe que aborda el tema de los migrantes en Uruguay y el respeto a sus derechos económicos, sociales y culturales. Fue elaborado por la investigadora Beatriz Diconca, de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE) de la Universidad de la República, mediante una consultoría de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y bajo la coordinación del Área de Perspectivas Transversales de la Asesoría Macro en Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social.

La primera constatación es que en materia de cifras de inmigrantes por país de nacimiento, Uruguay no se distancia demasiado del patrón que presenta la región, caracterizado por el retorno de un porcentaje relevante de los nacionales que residían en el exterior -en Brasil, por ejemplo, los retornos de nacionales entre 2000 y 2010 representaron 65% del total de inmigrantes en ese período- y por una inmigración mayoritariamente intrarregional. Los datos de Brasil y Uruguay que figuran en los cuadros no distinguen entre los inmigrantes nacidos en otro país y los nacionales que retornaron. Si se excluyen los retornados, en los tres países del Cono Sur la inmigración mayoritaria proviene de la región. En Paraguay y en Chile todavía no se conocen cifras recientes en la materia porque ambos están realizando y procesando los datos de los censos efectuados este año.

En América del Sur y el Caribe la migración se feminiza cada vez más. En este fenómeno inciden tanto la progresiva incorporación de las mujeres al mercado del trabajo como la feminización de la pobreza, señala el informe de la FHCE. En Uruguay, los migrantes provenientes de Paraguay y de Perú son mayoritariamente mujeres (60,2% y 58,4% respectivamente).

Inmigrantes en Uruguay

Las personas que llegan a Uruguay pertenecen a los quintiles de más altos ingresos y tienen un alto nivel educativo, según el informe de la FHCE. Esta tendencia es más marcada entre los inmigrantes que llegan de América del Sur, América Central y América del Norte. En esto puede incidir el alto nivel educativo y de ingresos de los uruguayos que retornan. Del total de inmigrantes, 57,4% está ocupado, 4,8% está desocupado y 37,8% es inactivo (mayoritariamente jubilados).

Los argentinos que llegan al país son sobre todo de clase media y media alta y residen en San José, Maldonado y los departamentos del litoral (Colonia, Soriano, Río Negro), según el artículo de Javier Taks “Antecedentes y desafíos de las políticas de migración en Uruguay”, publicado en el libro Estado actual y perspectivas de las políticas migratorias en el Mercosur (de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales).

Los brasileños, en tanto, residen principalmente en los departamentos fronterizos con ese país. Son mayormente asalariados rurales y estudiantes, así como trabajadores zafrales de la construcción en balnearios del este.

Los migrantes peruanos, según el mismo autor y según el informe “Perfil migratorio de Uruguay de la OIM (2011)”, están empleados en trabajos de baja calificación, mayoritariamente en el sector de la pesca, en la construcción y en el trabajo doméstico. La mayoría de ellos vive en la Ciudad Vieja y el Centro. El informe de la FHCE llega a la misma conclusión respecto de los inmigrantes peruanos. Señala, además, que las mujeres inmigrantes bolivianas también consiguen empleo mayoritariamente como trabajadoras domésticas, mientras que los varones del mismo país se insertan sobre todo en la construcción.

Desiguales

A mediados de año se conoció por medio de una denuncia de la ONG Cotidiano Mujer la situación de mujeres bolivianas que trabajaban en una mansión en Carrasco sin cumplir con las normas laborales y migratorias vigentes y en condiciones de explotación. La Ley 18.250 sobre migración aprobada en 2008 establece en su artículo 8: “Las personas migrantes y sus familiares gozarán de los derechos de salud, trabajo, seguridad social, vivienda y educación en pie de igualdad con los nacionales”. Sin embargo, y pese a los avances institucionales registrados en las últimas administraciones, persiste la discriminación en materia laboral y cultural.

Los ámbitos en los que se ejerce la discrimación, “probablemente asociada a rasgos fenotípicos de determinadas etnias”, son “numerosos y variados”, señala el informe de la FHCE a partir de entrevistas a los inmigrantes. Los entrevistados afirman que los discriminan en el acceso a la vivienda, en los comercios, en la calle y en los lugares de trabajo. En general las agresiones no son denunciadas, por temor a represalias o porque la denuncia se visualiza “como la exposición a un riesgo más de destrato, y de dudosa eficacia, beneficio o utilidad para quien sufrió la discriminación”, apunta el informe. Tampoco está claro dónde deben presentarse denuncias de este tipo ni cuál es el procedimiento, por lo que el informe recomienda difundir información al respecto y realizar una campaña de sensibilización para la no discriminación dirigida a la población nacional.

En setiembre del año pasado, la Organización de Naciones Unidas (ONU) recomendó a Argentina adoptar medidas “enérgicas para eliminar los estereotipos discriminatorios” hacia los inmigrantes, fundamentalmente aquellos provenientes de Senegal, Paraguay y Bolivia. Sugirieron a Argentina reforzar las inspecciones laborales, las multas y otras sanciones a los empleadores que explotan a inmigrantes o que los someten a formas de trabajo forzado, así como promover la formalización de estos trabajadores. Pidieron especial protección a las trabajadoras domésticas, para las que debe existir, según alertó la ONU, mecanismos efectivos de denuncia de sus empleadores en caso de que violen sus derechos.

Según un artículo de Elaine Meire Vilela publicado en la revista Scielo, titulado “Desigualdade e discriminação de imigrantes internacionais no mercado de trabalho brasileiro”, en Brasil existe una discriminación laboral negativa hacia los bolivianos, paraguayos, peruanos y uruguayos (tienen menores retribuciones salariales que los brasileños, por ejemplo). En cambio, la discriminación es positiva (tienen mejores condiciones laborales) en el caso de los argentinos, chilenos, coreanos y chinos.

La integración tiene muchas dimensiones, pero una es básica y explica muchos desencuentros y encuentros en otros terrenos: la cultural. En su última cumbre de presidentes del 30 de noviembre, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) resolvió iniciar un proceso de “construcción de la ciudadanía suramericana, dando prioridad a la dimensión migratoria”. Específicamente, acordaron buscar la ampliación de los acuerdos regionales existentes en la materia y conformar un grupo de trabajo que estudie el tema y presente un informe en la próxima reunión de cancilleres de la Unasur, con propuestas y proyectos que “sienten las bases de la ciudadanía suramericana”.

A %d blogueros les gusta esto: