Posts Tagged ‘abandonado’

Por mes se denuncian 25 casos de violación: casi una víctima por día


ADOLESCENTE ERA VIOLADA DURANTE SALIDAS TRANSITORIAS DE UN HOGAR DEL INAU

52269f8597a9b

En Uruguay se denuncian 25 violaciones por mes en promedio: casi una por día, y no todos los casos llegan a la Justicia. En el mes de agosto se reportaron varias historias dramáticas; la última se registró en el entorno de un hogar de acogida del INAU.

Desde hacía varios meses, el tío y el primo de una adolescente de 14 años que estaba en un hogar de acogida del INAU, iban a buscarla para salir los fines de semana. Nada hacía pensar que algo andaba mal.

Sin embargo, la joven comenzó a mostrar evidentes signos de que algo le ocurría. No dijo absolutamente nada a los funcionarios del hogar, pero intentó suicidarse.

Este hecho prendió las luces de alarma en el centro donde, al parecer, nadie había sospechado nada. Interrogada la chica, terminó confesando que su tío y su primo la violaban sistemáticamente, cada vez que la llevaban a su casa.

Este fin de semana, un juzgado de turno estudió la denuncia y el pedido de procesamiento del fiscal. «Hubo que extender el horario normal, porque el asunto era pavoroso», relató un funcionario consultado por El País.

El primo de la adolescente, también menor de edad, fue recluido en el INAU, pero el tío aún no pudo ser detenido por la Policía.

Según fuentes judiciales, la chica está en situación de vulnerabilidad total ya que la madre estaba en el exterior y el padre la había abandonado debido a su adicción a las drogas.

El presidente del INAU, Javier Salsamendi, dijo a El País que no estaba en conocimiento de este caso en particular. «Tenemos montones de denuncias y nosotros mismos, permanentemente, denunciamos estas situaciones», manifestó. No explicó si los controles que deben aplicar los hogares pueden fallar en estas situaciones.

El INAU tiene un protocolo establecido. «Lo primero es hacer la denuncia correspondiente y se realizan las pericias a la involucrada», señaló Salsamendi. «Es fundamental generar algún grado de certidumbre y veracidad que nos permita manejarnos con seriedad», agregó.

El País intentó conocer en qué hogar se había producido el episodio. Las fuentes judiciales consultadas dijeron que esa información no podía facilitarse, «para no invidivualizar los casos».

En aumento.
Los delitos consumados de violación, consignados por el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad en el primer semestre del año, indican que hubo 152 denuncias en 2013: una cifra ligeramente inferior en comparación con el mismo período del año pasado. Sin embargo, la tendencia anual es ascendente.

En todo 2012 se reportaron 257 denuncias de violaciones consumadas: un 16% más que en el año anterior.

Los casos que se constan en la actualidad parecen indicar que los delitos sexuales se están produciendo en un área más extensa, que no conoce límites ni restricciones.

Carrasco.
La joven de 17 años se había quedado sola el domingo 18 de agosto, en su casa de Carrasco Norte. La familia había ido a almorzar a la casa de la abuela, como cada domingo. Ella decidió que iba a ir más tarde.

Sobre las 13:00 horas, comenzó a escuchar ruidos en el interior de la casa. Tres delincuentes encapuchados, y al parecer drogados, habían ingresado por una ventana lateral.

La joven, asustada, pretendió esconderse, pero uno de los delincuentes la encontró en su cuarto. Mientras los otros dos buscaban qué robar -al final, no se llevaron nada- el tercer integrante de la banda la violó.

Cuando se marcharon los asaltantes, la joven llamó a su familia para comunicar lo que había pasado. Enseguida concurrieron a la Seccional 14a. para realizar la denuncia.

«La Policía tuvo muy poco tacto con un tema tan delicado», señaló un familiar de la joven. En la comisaría le pidieron que un médico corroborara fehacientemente que había sido violada.

Esta historia motivó una carta de denuncia y rebeldía que se publicó en la sección Ecos, de El País, el pasado domingo.

El caso no fue aclarado hasta ahora. Como muchos que ocurren día a día.

No hay estadísticas que registren la cantidad de denuncias de delitos sexuales en relación con el número de procesados. De hecho, no hay estadísticas que discriminen la cifra de procesados por «violación» o por otros «delitos sexuales».

Álvaro Garcé, Comisionado Parlamentario Penintenciario, dijo a El País que las personas en prisión por delitos sexuales son «el 6%» de los reclusos; esto es, «unos 600». Precisó que «no todos están procesados por violación; también hay presos por atentado violento al pudor».

En el centro.
Uno de los casos recientes más llamativos, que hasta ahora no ha sido aclarado, fue el de la joven de 24 años violada en la Plaza Matriz el pasado 1° de julio, a la salida de una discoteca. Dos indigentes, que solían pernoctar en la zona, fueron señalados por la víctima en una ronda de identificación; uno de ellos tenía una tatuaje en el brazo. La joven sufrió un ataque de pánico en la sede judicial y no pudo ratificar la identidad de los agresores, que fueron dejados en libertad.

El pasado sábado, otra joven que estaba sentada en la escalinata de la explanada de la Intendencia, denunció que pocos minutos después de las 9:00 de la mañana, cuatro individuos la rodearon. Uno de ellos estaba en silla de ruedas.

«No sabés las cosas que te vamos a hacer», le decían. «Te vamos a violar entre todos», repetían una y otra vez.

La joven logró zafar y concurrió a la Seccional 2a. para denunciar el hecho. Los cuatro individuos fueron encontrados y arrestados minutos después. Dijeron que estaban «en situación de calle». Tres de ellos fueron procesados.

La cifra
152
violaciones consumadas fueron reportadas, según el Observatorio de Criminalidad del Ministerio del Interior, en el primer semestre.

Casos recientes en el interior
-ARTIGAS: El pasado 15 de agosto El País informó que una pareja fue procesada por la violación de una niña de 9 años. El caso fue descubierto gracias a una denuncia realizada por vecinos del lugar. La pareja estaba compuesta dos hermanos, un hombre de 47 años y una mujer de 45, quienes eran los padres biológicos de la niña violada. La jueza de turno procesó al hombre porviolación y atentado violento al pudor, y a la mujer por omisión a los deberes inherentes a la patria potestad.

-COSTA DE ORO: El día 10 de mayo, una joven de 15 años, de nacionalidad malaya, denunció haber sido violada por un individuo cuando iba rumbo al liceo, en El Pinar. La joven caminaba junto a su hermano, pero éste se dio cuenta que le faltaba un cuaderno. Lo fue a buscar, dejando a la joven sola. Ese momento fue aprovechado por el agresor para acercarse a ella y obligarla a acompañarlo hasta las dunas de El Pinar, donde la violó. Tras varios interrogatorios la Policía logró elaborar un identikit del violador (foto) que fue ampliamente publicado por los medios. Este tipo de ataques se repitieron en otras dos ocasiones. Dos mujeres fueron violadas en Salinas y Parque del Plata por un individuo que se ajustaba a la descripción dada por la menor. Desde la primera violación hasta la fecha, la Policía detuvo e interrogó a más de 20 personas, pero solo hizo muestras de ADN a uno de ellos que, según los investigadores, «era muy parecido al identikit».

Sin embargo, no fue reconocido por las víctimas. Si bien en un principio se pensó que se trataba del mismo atacante, investigadores de la Policía señalaron que «son tres personas diferentes y en casos muy distintos». El caso provocó alarma y conmoción en las localides de Canelones.

-TACUAREMBÓ: El 23 de agosto, una mujer de 85 años sufrió un ataque sexual por parte de un individuo que hasta ahora no fue identificado. «A mi mamá la violaron de todas las maneras y no pudo defenderse», dijo Josefa Correa, hija de la víctima, que dialogo días después con El País. «Ella estaba durmiendo. Me dijo que sintió ruido, pensó que era un trueno pero habían roto la seguridad de la ventana. Cuando quiso darse cuenta ya tenía al tipo encima y ahí él le dijo lo que le iba a hacer», agregó la mujer.

http://www.elpais.com.uy

NUEVA LEY DE ADOPCIÓN


Niños abandonados deberán ser integrados a un hogar en 24 horas

El proceso de adopción puede insumir un año y puede extenderse hasta 5 años, según jerarca del INAU
padres-e-hijos_1343680209
Cuando un niño sea abandonado, o no pueda seguir viviendo con su familia, el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) tiene 24 horas para integrarlo a un hogar sustituto. Ese hogar deberá ser en primera instancia el de un integrante de su familia biológica, también una familia seleccionada del Registro Único de Aspirantes por el INAU o una familia de acogida. En último término se dispondrá la internación provisional.Así lo establece la ley 19.092 que modificó los artículos del Código de la Niñez y la Adolescencia vinculados a la adopción y que fue promulgada el 17 de junio pasado.Ese texto fija al juez de Familia la obligación de resolver la situación de niños abandonados en un plazo de 45 días en el caso de los menores de 2 años y de 90 días para los de más edad, para “integrar” el menor a otro hogar. “Antes no había un plazo estipulado para que el juez decidiera si el menor se separaba de su familia biológica o no. El trámite se demoraba porque a veces se tenía que ubicar a la familia y verificar el abandono”, explicó el presidente del INAU, Javier Salsamendi. A partir de los cambios a la ley 17.823, el juez tendrá un plazo máximo de 90 días para pronunciarse.Por otra parte, la ley modifica el trámite de la adopción, que se inicia cuando la Justicia recibe el caso de un niño cuya familia de origen no puede o no quiere criar. Antes de darlo en adopción, el juez debe confirmar la procedencia del menor y verificar, a través de un informe psicológico y social, que el niño debe ser asignado a una nueva familia.Si el juez ratifica la condición de adoptable, comienza un segundo proceso en el que se establece la ruptura del vínculo del menor con su familia biológica.Un tercer trámite es el que completa el procedimiento, cuando la nueva familia se pronuncia interesada en registrar al menor como su hijo legal, siempre y cuando ningún otro integrante de su familia de origen esté dispuesto a recibirlo. El proceso total puede insumir “como mínimo un año, y puede extenderse hasta cinco años. Depende de la situación, del juzgado y de la historia del niño. Hay historias más complejas que otras y el juez necesita más tiempo”, dijo a El Observador la directora de Adopciones, Beatriz Scarone.Adoptantes tienen prioridadOtro cambio que establece la ley es que, luego de los plazos estipulados, el niño podrá convivir de forma transitoria con los padres adoptivos. “Se invierte el orden. Antes esta posibilidad no existía, y el menor iba con una familia sustituta o se quedaba en un hogar del INAU hasta que se cumpliera la separación definitiva de los padres biológicos. Ahora la prioridad la tiene la familia adoptante”, manifestó Salsamendi.Sin embargo, esto no significa que la adopción sea definitiva, sino que los posibles padres adoptivos podrán convivir con el niño mientras dure el proceso. “Es un desafío para la Justicia y para el instituto también. Tendremos que ver cómo funciona en la práctica”, expresó el jerarca.Durante el embarazoLa ley introduce también la posibilidad de que la madre pueda decidir, desde el momento en que queda embarazada, si desea dar a su hijo en adopción. En este caso, el texto expresa que el servicio de salud atenderá a los padres para que puedan quedarse con el niño en “condiciones de dignidad” y evitar así que se vean obligados a darlo en adopción.En caso de que el menor no pueda vivir con su familia de origen se verificará la condición de adoptable. Aunque se haya cumplido el proceso de separación definitiva del niño con su familia biológica, sus padres de origen deberán ratificar su deseo de darlo en adopción luego de los 30 días del nacimiento. De todas formas, que los padres puedan decidir dar a su hijo en adopción no los habilita a elegir cuál será la nueva familia.Familias AmigasEl programa Familias Amigas, que funciona desde 2012, brinda la posibilidad de que el niño pueda tener un hogar mientras está en trámite el proceso de adopción. La psicóloga Mariana Silvera, quien trabaja en el Plan Nacional de Acogimiento Familiar del INAU, dijo a El Observador que “la condición para formar parte del programa es que solo pueden quedarse con el menor de forma transitoria”.En la actualidad, el INAU cuenta con 160 familias amigas encargadas de cuidar de los niños mientras dura el proceso de adopción. Estas tienen bajo tutela a más de 260 menores.El plan cuenta con diferentes modalidades. Quien quiere tener a cargo a un niño puede elegir hacerlo únicamente a tiempo parcial (los fines de semana o algún día puntual) o a tiempo completo.Niños esperando una familiaEl INAU cuenta con 25 niños esperando para ser adoptados. Sin embargo, en el Registro Único de Aspirantes a la Adopción hay anotadas 83 familias, pero ninguna de ellas está dispuesta a recibirlos.La directora de Adopciones del INAU explicó que los motivos por los que las familias no quieren hacerse cargo de estos niños varían: “O vienen de historias complejas, maltrato, abuso, o tienen vínculos con hermanos más grandes y (las familias adoptantes) no quieren asumir esa responsabilidad. A partir de los 5 años del niñito se vuelve más complicado que lo adopten. Qué difícil que es creer que la gente se quejaba por las demoras en los trámites judiciales”. Padres, 15 años mayor que el niño Según establece la ley, el niño puede ser adoptado luego de que se haya separado definitivamente de su familia de origen. Además, el menor tiene que haber convivido al menos un año con la familia adoptante y que las condiciones hayan sido favorables para su desarrollo. Por otra parte, el niño (o su defensor, en caso de que el menor no sea capaz de hacerse entender) debe estar de acuerdo en vivir con su nueva familia. Por último, los padres adoptantes deben tener más de 25 años y ser 15 años mayores que el niño que desean adoptar. Adopciones internacionales La nueva norma permite también las adopciones internacionales. En ese caso deberán actuar los jueces de Familia del domicilio del adoptado. Los solicitantes deberán comparecer a la audiencia única de forma personal. En caso de que los futuros padres adoptivos no puedan presentarse ante el juzgado, el juez podrá fijar otra audiencia, pero no permitirá la representación por apoderado. Para salir del país, la ley establece que el niño podrá viajar acompañado por al menos uno de quienes solicitan la adopción, siempre que el juez lo autorice.

http://www.elobservador.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: