Archive for 29/04/16

Los médicos son “responsables” de que gente no se vacune


Experto considera que la vacuna de la gripe debería ser obligatoria

A partir de hoy está disponible la vacuna de la gripe en todo el territorio uruguayo. En el marco de la semana de vacunación en las Américas, el infectólogo argentino Eduardo López visitó el país para asesorar al Ministerio de Salud Pública en la elaboración de estrategias para aumentar la cobertura de algunas vacunas. Considera que debe tomarse el nuevo concepto de que “las vacunas son para todas las edades” y no solo para los niños, y que es un error si el carné de vacunas no lo toma en cuenta.
vacunacion
¿Qué impacto tienen las enfermedades infecciosas en la sociedad?
Uno muy alto. Luego de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer en general es la tercera causa de muerte. En chicos es la primera causa.
 
¿Por qué algunos médicos no recomiendan la utilización de vacunas?
Desgraciadamente, parte de la responsabilidad de que no se vacune toda la gente está en los médicos, dado que hay un grupo que no receta la vacuna. Por ejemplo le dicen “bueno esperemos por las dudas” y eso son oportunidades perdidas de vacunación. El médico tiene una enorme responsabilidad en vacunar y es un error conceptual que médicos no quieran indicarlo.
¿A qué se debe?
Es un poco extraño porque una de las tareas fundamentales de un médico es la prevención de enfermedades y si no da las vacunas, no las previene. Es un mito eso de que la inmunidad adquirida por la enfermedad es mejor que la vacuna.
¿Cómo es la cobertura de vacunas en Argentina?
Depende de la enfermedad, las coberturas para tos convulsa en las embarazadas es alrededor del 65 o 70%. Esa cifra es muy buena cuando uno la compara a otros países –como Estados Unidos-, pero lo óptimo sería que se vacunaran más del 90%. Para la vacunación de gripe en mujeres embarazadas está alrededor del 70%. En el caso de Uruguay tiene las tasas más bajas.
 
¿Cómo evalúa la situación de Uruguay en cuanto a inmunizaciones?
En las vacunas tiene una excelente cobertura, especialmente debajo de los 18 meses. Creo que tiene vacunas que debería colocarlas como obligatorias, como la gripe a todas las edades o la de la tos convulsa. En vez de estar estar recomendadas, que es un error, deberían de pasar a obligatorias para que se aumente la cobertura. La vacuna de HPV está recomendada pero no dentro del calendario, como nosotros la tenemos.
 
¿Están encontrando problemas con los antibióticos?
Hay mucha resistencia, sobre todo en infecciones intrahospitalarias que habría que tratar de prevenirlas. Para eso no hay que usar los antibióticos de forma indiscriminada, como para un cuadro de resfrío o diarrea común, aunque a veces se usan. Es importante que se usen de forma prudente, porque se recetan muchos más antibióticos de los que se necesitan y hay una falsa concepción de que dan seguridad.
 
¿Qué contribución pueden hacer las vacunas a enfrentar las enfermedades infecciosas?
Las vacunas tienen un poder tal que hay enfermedades infecciosas que se han eliminado del mundo. El ejemplo es la viruela. El segundo impacto es la cantidad de casos que uno disminuye con las vacunas. El sarampión que era una enfermedad común años atrás, hoy prácticamente Uruguay no tiene casos. Y ya ahora tenemos vacunas para tratar el cáncer. La vacuna contra la Hepatitis B evita el cáncer, la del HPV también, no solo cae la enfermedad sino que evitan el cáncer. Hace años no existían y eran una utopía.
¿Qué medidas se pueden tomar para aumentar la cantidad de gente que se vacuna?
En algunos países no pagan asignación a los que no tienen el carné completo, pero es muy complejo. La clave es lograr que la gente entienda las vacunas como un derecho y que tenga acceso fácil para vacunación. Los vacunatorios tienen que estar abiertos sábados y domingos y hay que ir a inmunizar a lugares sociales: escuelas, clubes, guarderías para facilitar la vacunación a la gente.
PERFIL:
 
Eduardo López
Infectólogo argentino
Es jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, en Buenos Aires, y trabaja en investigaciones sobre la tos convulsa y sobre pacientes con enfermedad de inmunodeficiencia, entre otras.

Consumo de alcohol es factor de incidencia en el 40% de trasplantados de hígado


PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES HEPÁTICAS

La jefa del Programa Nacional de Trasplante de Hígado, Solange Gerona se refirió a la incidencia de la ingesta de alcohol en el hígado y sus consecuencias en la salud de los uruguayos durante una conferencia del MSP sobre las hepatopatías.

alcohol

La experta hizo referencia directa a lo que se conoce como “hepatopatía alcohólica” que es la afectación del hígado a causa del consumo de alcohol. Esto implica que el órgano se lastima. Se puede hablar de “hepatopatía aguda” que se desencadena en forma brusca o puede ser “hepatopatía crónica”.

La jerarca explicó que no existe un punto de corte que permita prever a partir de cuánta cantidad hace daño. “No hay un consumo seguro desde el punto de vista del hígado, es necesario tener conciencia, saber que eso puede sucedernos porque no solo depende de qué tomamos ni de cuánto tomamos, sino que depende de nuestra genética, de nuestra edad, de si tenemos sobrepeso, si somos hombres o mujeres. Son variables que inciden en cómo se daña o no el hígado”, argumentó.

Datos del programa revelan que un 40% de los pacientes que se efectúan un trasplante de hígado padecen como cofactor o como factor único el alcohol. La cirrosis es la hepatopatía alcohólica más común.

“Es fundamental darse cuenta de que el alcohol no es un alimento y que daña proporcional a la ingesta. Cuánto tomemos y cómo tomemos será un factor, pero no el único”, dijo.

Más daño a mujeres

Según explicó, el daño es mayor en mujeres que en hombres, el cuerpo de una mujer procesa de forma diferente el alcohol. Cuando se toma alcohol, el hígado se llena de grasa, por eso importa si la persona tiene sobrepeso o diabetes, lo que colabora a que sea mayor la afectación.

También se refirió al cambio poblacional y al comportamiento en Uruguay, donde los jóvenes se inician de forma cada vez más temprana en el consumo. La Organización Mundial de la Salud realiza estudios que permitan detectar cómo incide esta iniciación temprana y si puede adelantar el desarrollo de una cirrosis.

En este contexto, dijo que todas las formas de consumo afectan; además insistió en que “no todos los que toman llegan a tener cirrosis, pero sí la mayoría de los que toman tienen grasa en el hígado”.

En lo que refiere al daño que puede generar el tipo de alcohol, la experta dijo que las bebidas definidas como “blancas” son las que más dañan, pero que si se toma más cantidad de otras bebidas, afectan igual.

Consumo de alcohol es factor de incidencia en el 40% de trasplantados de hígado

Cervezas “sin alcohol” tienen hasta 0,5% de graduación y se debe esperar tres horas para manejar


Estudian cambiar reglas para que se comercialicen como “con bajo alcohol”

manejo

Una normativa del Mercosur, adoptada por el gobierno uruguayo en 2009, establece que “se entiende porcerveza sin alcohol a la cerveza cuyo contenido alcohólico es inferior o igual a 0,5%”. Esto quiere decir que permite que se vendan en el país cervezas etiquetadas como “sin alcohol” pero que tienen un porcentaje de esta sustancia.

Esto choca con la aplicación de la ley de “alcohol cero” que comenzó regir en enero y establece que ningún chofer puede superar los 0,0 gramos de alcohol por litro de sangre. Si una persona consume “cerveza sin alcohol” –que no especifique ser 0,0%–, dependiendo de la cantidad que consuma, puede marcar positivo en una espirometría, además del posible efecto de alteraciones psicofísicas.
“La cerveza sin alcohol tiene alcohol, poco, pero tiene, y eso genera confusión”, aseguró a El Observador Eleuterio Umpiérrez, responsable del sector drogas y doping del Polo Tecnológico de Pando, de la Facultad de Química, quien encabezó la investigación desde el mes de diciembre que analizó todas las cervezas sin alcohol que había en plaza para conocer su verdadera graduación alcohólica. Umpiérrez prefirió no divulgar resultados del análisis ni confirmar si existen disponibles a nivel local cervezas con 0,0% de alcohol.

En ese sentido, el gobierno está trabajando para tener un “idioma claro” con relación a aquellas cervezas etiquetadas como sin alcohol pero que tienen un porcentaje de esta sustancia, informó a El Observador Gerardo Barrios, presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev). “En poco tiempo se va a establecer una normativa adecuada y se va a conversar con las empresas alcoholeras para que comercialicen estos productos con la leyenda ‘bajo tenor de alcohol’ y que produzcan cerveza con graduación cero”, dijo.

En ese sentido, el presidente del Centro de Fabricantes de Bebidas sin Alcohol y Cervezas, Rúben Ordoqui, aseguró que se puede producir cerveza con alcohol cero y lo tienen a estudio en las Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC), pero para ello deben cambiar la tecnología de cómo se produce y eso implica la inversión de un presupuesto que no tienen. Por esa razón, a corto plazo no podrían ofrecer cerveza sin alcohol. “Nos parecería bien si el gobierno avanza en la distinción de las cervezas con contenido bajo de alcohol y sin”, dijo.
La definición que utiliza el Mercosur de cervezas sin alcohol se tomó de Europa pero, años después, los países de esa región diferenciaron en el etiquetado las que tienen cero alcohol, bajo tenor de esta sustancia y las comunes. De esa manera, permite a las personas identificar de forma real qué producto van a consumir. Sin embargo, esa clasificación no fue evaluada para utilizar en Uruguay, hasta ahora.
FNC publica hoy un aviso en el que destaca la normativa vigente sobre el rotulado de cervezas sin alcohol, e informa que la variedad Pilsen Soul de producción local contiene 0,4% de alcohol, mientras que la Pilsen Clásica tiene 5,1%. “Únicamente las cervezas que declaran en su etiqueta 0,0% de alcohol están absolutamente libres de alcohol”, afirma.

No para embarazadas

La cerveza sin alcohol tiene un porcentaje muy bajo de esta sustancia (hasta 0,5%) pero la recomendación del gobierno es que las embarazadas no tomen las cervezas clasificadas como “sin alcohol” hasta que no se comercialicen las que realmente son sin alcohol.

“Uno diría es tan bajo el tenor de alcohol que tendría que tomar muchísima cantidad para que eso tuviera efecto, pero no se sabe bien el efecto que tiene y sí se sabe que cantidades mínimas de alcohol ya son perjudiciales –para el feto–; por eso, la recomendación para embarazadas es no tomar cervezas sin alcohol porque tienen alcohol”, indicó Barrios.

Las autoridades consideran que el consumo de alcohol en embarazadas no es percibido como un problema en el país, a pesar de las consecuencias graves que pueden sufrir los bebés: mayor incidencia de abortos espontáneos y de muerte fetal, problemas en el crecimiento, malformaciones específicas, bajo peso y disminución de la capacidad intelectual.

En diciembre, luego de que se aprobara la ley de “alcohol cero”, la Unasev recomendó a la población esperar tres horas para manejar un vehículo luego de ingerir cerveza sin alcohol para evitar complicaciones, porque podía ocurrir que alguien comprara pensando que no tenía alcohol pero sí tenía un porcentaje, y de esa manera marcara positivo en una espirometría.

En todos los casos en que un control da positivo se suspende el uso de la libreta al conductor. La cantidad de días depende de la cantidad de alcohol en sangre y de si es la primera vez que la persona es sancionada por esa razón; con un mínimo de seis meses y un máximo de dos años.

El consumo excesivo de alcohol es un tema que preocupa al gobierno y el Ministerio de Salud Pública lo estableció como uno de los quince principales problemas sanitarios del país. Uruguay está entre los países del mundo con mayor consumo de alcohol puro per cápita, de 7,6 litros por año.
A %d blogueros les gusta esto: