“Uruguay va hacia donde va el mundo” en política de fármacos

experta
Al momento de tomar una decisión con respecto a si un tratamiento es financiado o no por una institución o el Estado, es necesario que 80% de la información utilizada provenga de técnicos que realizaron un estudio riguroso y objetivo. Así lo afirma la especialista española Laura Sampietro, que viajó a Uruguay para dar conferencias sobre cómo se evalúa un determinado tratamiento o tecnología. Las charlas se enfocaron a gestores de salud, pero también a pacientes, en medio de un escenario de discusión por artículos del Presupuesto que, según expertos en derecho, limitan el acceso a fármacos de alto costo. Según Sampietro, la resolución sobre los medicamentos, que prioriza a la evidencia científica para avalar el financiamiento de un tratamiento, pone “a Uruguay a nivel de los países más desarrollados” en el tema, porque “no se puede dar todos los medicamentos a todo el mundo”.
Cuando se evalúa un tratamiento, ¿se tiene en cuenta que puede evitar enfermedades que luego pueden generar mayores gastos?

Claro que sí. Cuando se hace la evaluación económica se hacen evaluaciones que tienen en cuenta toda la vida del paciente, todas las derivaciones de la enfermedad, cómo va a evolucionar la enfermedad en el tiempo y cómo si das ese fármaco la evolución va a ser diferente.

¿Qué pasos hay que recorrer para tomar una buena decisión?

La evaluación lo que te proporciona es información que no está sesgada, que es objetiva y que se basa en un conocimiento científico y de la realidad del contexto. Utiliza datos que son fiables. No hay ninguna interpretación sujeta a un conflicto de intereses.
¿Qué sucede con los pacientes? ¿Es común que las asociaciones pidan un fármaco, por ejemplo?

Las asociaciones de pacientes hacen mucha presión no solo en Uruguay, sino en todo el mundo, para que se financie algún tipo de medicamento. Esto es legítimo porque el paciente quiere el medicamento. Lo que se está haciendo en Europa es intentar culturizar a los pacientes. Hay cursos que se dan para que entiendan qué es la evaluación, por qué se financian unos medicamentos y otros no, por qué un fármaco de entrada no se le puede dar de todo el mundo.
Desde el Ministerio de Salud Pública se alega que la regulación de los medicamentos de alto costo se basa en la evaluación científica, algo que antes no se consideraba fundamental. ¿Qué opina de la nueva situación que se plantea en Uruguay?

Es poner a Uruguay a nivel de los países más desarrollados del mundo en este tema. Está yendo hacia donde va el mundo y hacia donde todos los países tienden a ir, porque este problema no es solo de Uruguay. Lo que está claro es que no se puede pagar todo y cuando inviertes en un lado, dejas de invertir en otro. Hay que asegurar que los pacientes que más se van a beneficiar y que más lo necesitan, reciban el tratamiento.
¿Cómo se le explica a una persona que está luchando con una enfermedad que no se puede financiar un tratamiento porque el dinero no alcanza?

Creo que lo que se tiene que empezar a pensar es en una estrategia de más a largo plazo con los pacientes. Ha de haber un trabajo de base y explicarles por qué se hacen las evaluaciones y hacerles entender que ahora tienen esta enfermedad, pero esa enfermedad puede derivar en otra y tal vez no se pueda financiar. Si no, todo es presión y política.

¿Usted cree que es una obligación del Estado financiar ciertos tratamientos?

Lo que tiene que hacer es sacar el máximo provecho de los recursos que tiene y va a tener que priorizar.
Laura Sampietro es cirujana y master en ciencias de la salud pública. Actualmente es la responsable de la Unidad de Evaluación de Innovaciones y Nuevas Tecnologías Médicas del hospital Clínic de Barcelona y colaboró con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
A %d blogueros les gusta esto: