Archive for 9/10/15

Equipo de oftalmología realizó controles en la vía pública


EN EL DÍA MUNDIAL DE LA VISIÓN

Al conmemorarse este jueves el “Día Mundial de la Visión”, el Centro Hospitalario del Norte “Dr. Gustavo Saint Bois” y su centro dependiente Hospital de Ojos “José Martí” organizaron una jornada de promoción, educación y prevención, en el barrio Colón.

oftamologia

Un equipo del Hospital de Ojos realizó ayer pesquisas de afecciones oculares y de enfermedades sistémicas para detectar complicaciones como cataratas, glaucoma o retinopatía diabética, algunas de las cuales pueden ser causadas por la hipertensión o la diabetes que afectan a miles de uruguayos.

La iniciativa, que se realiza hace tres años, tuvo lugar en el entorno de la Plaza Francisco Vidiella y contó con la presencia de un equipo interdisciplinario en oftalmología y enfermería que realizó controles de presión ocular (PIO), agudeza visual en niños y niñas, agudeza visual de cerca en adultos, toma de presión arterial y hemoglucotest.

También brindaron información sobre patologías como cataratas, glaucoma y retinopatía diabética.

La presidenta del Directorio de la ASSE (Administración de los Servicios de Salud del Estado), Susana Muñiz, -que participó del acto- convocó a la población a controlarse y a no temerle a intervenciones, sino a la ceguera. Ella misma hace poco fue operada de cataratas en el Hospital de Ojos.

La patología visual más común es la catarata, como causa de ceguera evitable. El año pasado Uruguay fue reconocido como el país que más había descendido las causas de ceguera evitable, en el marco de Visión 20/20 de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La jerarca recordó que 10 % de los 3,3 millones de uruguayos están afectados de diabetes, por lo cual es posible que la catarata diabética se presente en ese conglomerado poblacional.

http://www.republica.com.uy/controles-en-la-via-publica/541326/

Google nos está volviendo olvidadizos


Las personas dependen más de sus dispositivos que de su cerebro
movil

Quartz public un artículo con un título ominoso este jueves. Según investigaciones realizadas por la firma de ciberseguridad Kaspersky Lab, la “amnesia digital” está gradualmente borroneando nuestro cerebro.

Para el estudio se entrevistó a seis mil adultos de seis países europeos del oeste, así como a mil estadounidenses, sobre cosas como los números telefónicos que ellos memorizan y qué hacen cuando necesitan recordar algo. Entre los norteamericanos, la mitad dijo que intentaría buscar la respuesta online antes de intentar recordarla y 29% dijo que seguramente volvería a olvidarse luego de encontrarla. Los europeos estuvieron cerca: 36% dijo que buscarían en Google primero y como segunda opción buscarían la respuesta en sus memorias; 24 % admitió que se olvidarían de aquello que buscaron apenas cierren el navegador.

De un extremo al otro del atlántico, todo el mundo está obsesionado con sus smartphones: más de 40% dijo que sus celulares contienen “todo lo que necesitan saber”.

Probablemente no sea necesario un estudio de laboratorio o una encuesta a gran escala para confirmar un fenómeno que se puede observar a simple vista. ¿Cuántos memorizan números de teléfono? ¿Cuántos se mueven sin consultar al menos una vez a Google Maps?

Pero mientras que es innegable que hoy dependemos de la tecnología como una especie de ayuda memorias, el jurado no se pone de acuerdo en si eso es positivo o negativo. Después de todo, el hecho puede ser considerado de dos maneras diferentes: o bien internet está reemplazando nuestra capacidad mental natural, o la está aumentando.

Podrá parecer contraintuitivo, pero consideremos dos datos olvidados frecuentemente acerca de cómo funciona la memoria. Primero, la memoria no es (y nunca fue) un mecanismo en sí mismo. Varios estudios sugieren que siempre dependió de otras personas, así como en herramientas como diarios o post-its, para recordar todo tipo de datos biográficos y generales. Esto se llama “memoria transactiva” y básicamente significa que no solo se almacena información en el cerebro, sino en los objetos y las personas que nos rodean.

Segundo, “recordar” no es una cosa inherentemente buena, y olvidar tampoco es inherentemente malo. Sin dudas no se tiende a pensar de esa forma cuando se ingresan continuamente números de PIN erróneos en el cajero automático. Pero, en general, el cerebro tiene poco espacio para almacenar recuerdos, como los números de teléfono. En cierto punto hay que borrar todas esas fotos y apps viejas para guardar las nuevas.

Esto nos lleva de vuelta al espectro de la “amnesia digital”: la idea de que, de alguna manera, lascomputadoras dañan la memoria. Pero al recordar que siempre hemos almacenado las memorias en otras personas y objetos, y que no tenemos la capacidad de recordar todo, el fenómeno se parece menos a la amnesia y más a una “delegación prudente”.

Esa fue, de hecho, la conclusión a la que llegaron los tres psicólogos que estudiaron “el efecto Google” en 2011: si bien sus resultados fueron interpretados como evidencia de que Google hace que las personas olviden más, los investigadores fueron más optimistas.

“Nos estamos simbiotizando con nuestras herramientas computacionales”, escribieron, “convirtiéndonos en sistemas interconectados que recuerdan menos información para saber dónde se puede encontrar esa información”.

El tecnólogo y profesor de derecho de Columbia, Tim Wu, escribió lo que es tal vez la más clara defensa de su desarrollo: si un viajero del tiempo del 1900 se encontrara con una persona moderna con un Smartphone y hablara con ella a través de una cortina, ¿qué pensaría? Se sorprendería por su habilidad de resolver ecuaciones complejas, para responder preguntas rebuscadas, para citar frases en idiomas extranjeros. Para ella, el usuario de Smartphone sería una especie de genio (para nosotros, solamente se parecería a una persona con un celular).

“Con nuestras máquinas, somos humanos aumentados y dioses prostéticos”, escribió Wu, “aunque somos muy displicentes acerca de ese hecho, como cualquier cosa a la que ya estamos acostumbrados”.

Además, la memoria humana por sí sola no es todo lo que dicen. Tomemos el estudio de Kaspersky: fue emitido hace cuatro meses, lo suficiente para que nos olvidáramos de la primera vuelta de cobertura mediática y comenzáramos a reanalizarlo nuevamente.
Fuente: Caitlin Dewey / The Washington Post

Químicos farmacéuticos se plantan contra la venta de marihuana


REGULACIÓN DEL CANNABIS EN URUGUAY

Pidieron revisar la ley que habilita al Estado a vender marihuana en esos comercios.

marihuana

La Asociación de Química y Farmacia del Uruguay (AQFU), que reúne a los responsables técnicos de las farmacias que expenden medicamentos al público, pidieron revisar la ley que habilita al Estado a vender marihuana en esos comercios.

En un duro comunicado de prensa, la organización señala que las farmacias deben “trabajar en favor de la salud de la población” y que “el consumo de sustancias psicoactivas para uso recreativo, sean estas legales o no, es perjudicial para la salud”.

La AQFU compara la marihuana con el alcohol y el cigarrillo: las farmacias “no venden otras sustancias de uso recreativo como tabaco o alcohol”.

Además, señalan que la idea, contenida en una inédita ley que regula el mercado del cannabis en Uruguay, “no condice con las políticas que el gobierno está implementando en relación a otras sustancias de consumo legal altamente usadas por la población (tabaco y alcohol)”.

Los profesionales, que son quienes responden como responsables técnicos de las farmacias (cada establecimiento debe tener uno en Uruguay), reclaman una revisión de la ley.

“Es imprescindible rever la ley que propone que la farmacia pase de ser un lugar de incentivo de una vida saludable y dedicado a la prevención de la salud y la mitigación y/o cura de la enfermedad, a ser un distribuidor de una sustancia psicoativa de uso recreativo”, concluyen.

El gobierno anunció la semana pasada la entrega de dos licencias de producción a privados para cultivar marihuana para consumo a través de la red de farmacias, algo que se producirá según las autoridades en un plazo no menor a ocho meses.

Se pudo saber, además, que las farmacias ganarán $ 11 por cada gramo de marihuana y captarán a fumadores esporádicos.

http://www.elpais.com.uy/informacion/quimicos-farmaceuticos-plantan-venta-marihuana.html

Anciana falleció tras pasar frío, hambre y ser atada en residencial


DUEÑOS DE HOGAR FUERON REMITIDOS A LA CÁRCEL POR OMISIÓN DE ASISTENCIA

Una anciana, que había sido internada por su esposo e hijos en un en un residencial para la tercera edad, falleció tras pasar hambre, frío y ser atada a una silla durante varios meses.

anciana

La anciana sufrió un cuadro de deterioro físico y psíquico hasta que falleció. Foto: AFP

El juez Penal de 2° Turno de Salto, Enrique Ismael Falco procesó con prisión a dos personas responsables del residencial por un delito continuado de omisión de asistencia. El esposo de la fallecida A.O. también fue remitido a prisión por un delito de abandono de personas incapaces de bastarse a sí mismas.

El 6 de marzo de este año, la Justicia salteña dispuso el procesamiento y privación de libertad de la señora L.G.C.G. como autora de un delito continuado de privación de libertad de ancianos.

El magistrado actuante decidió, en esa resolución, continuar con las investigaciones en los hogares dirigidos por L.G.C.G. Se trataba de tres casas de salud. Uno de los residenciales, ubicado en la calle José Pedro Varela de Salto, había sido clausurado el año pasado por varias irregularidades.

Durante las actuaciones, el juez Falco constató que la anciana recientemente fallecida estaba en perfecto estado de salud hace dos años atrás. El 4 de junio de 2013 se le hizo una pericia psiquiátrica forense a la anciana R.P., entonces de 61 años. Allí se supo que ésta carecía de antecedentes psiquiátricos relevantes.

“(La anciana presenta) buen estado general. Bien aliñada. Presentifica la entrevista. Relato espontáneo, coherente. Sin elementos de ansiedad ni angustia”, señala el informe técnico hecho a pedido de la sede.

En esos momentos, la anciana había presentado una denuncia por violencia doméstica contra su esposo A.O.

Trece meses más tarde, el 4 de agosto de 2014, dos hermanas de la anciana concurrieron al Juzgado de Salto para solicitar que el esposo no se acercara a la anciana (medidas cautelares). También indicaron que la situación de violencia doméstica vivenciada por su hermana R.P. de parte de su esposo A.O. le causó un deterioro físico y psíquico.

Las denunciantes señalaron que durante un prolongado tiempo no supieron del paradero de su hermana. Pretendieron conocer el mismo a través de su cónyuge O.A. Sin embargo, su cuñado no les dio información.

Las hermanas buscaron a la anciana por sus propios medios. La encontraron en una casa de salud ubicada en la calle José Pedro Varela al 7XX de Salto. Cuando la vieron, se llevaron una desagradable sorpresa al encontrarla “en pésimo estado de salud, sin los cuidados básicos de higiene y alimentación necesarios para su edad y situación (es una señora de 61 años y representa mucho más) en total situación de abandono”. Una funcionaria del residencial informó a las dos hermanas que la anciana fue internada allí por su esposo, quien concurre al lugar una vez por mes y pregunta: “¿Cómo está? ¿No murió?”.

Inspección.

Funcionarios judiciales y del Ministerio de Desarrollo Social concurrieron al residencial y entrevistaron a la anciana. Detectaron que esta tenía frío, casi no podía sostenerse en pie, no se comunicaba y estaba atada a una silla con una correa. En otra habitación había otras dos personas atadas. “Hay olor a orín y la habitación tiene mal olor”, señala el magistrado en su resolución. Después de la visita, el MSP cerró el residencial.

El 1 de enero de este año, la anciana falleció.

Cucarachas, moho y vegetales en mal estado.

La Justicia verificó las pésimas condiciones de alojamiento de los ancianos en el residencial clausurado. “Se constató paredes con hongos y moho próximas a las camas, una pelela con abundante papel y orines en su interior, aglomeramiento de camas. el único baño existente tiene el lavatorio dañado y en desuso, con piso mojado por una pérdida continua de agua, ropa y pañales tirados. Se logró documentar la presencia de cucarachas en el placard de la cocina y dentro de la heladera, así como vegetales en mal estado debajo de la mesada”. El expediente judicial señala que un familiar de la anciana fallecida preguntó en el residencial: “¿Por qué hay pocos ancianos”.

Una funcionaria respondió: “Se fueron para arriba” y apuntó al cielo con un dedo de la mano.

http://www.elpais.com.uy/informacion/anciana-fallecio-pasar-frio-hambre.html

A %d blogueros les gusta esto: