Estado físico y mental influirá en años de vigencia para la libreta de conducir

El gobierno tiene prontas las nuevas exigencias y restricciones para otorgar la licencia
conducir

A poco de que quede instalado el sistema de obtención de una licencia única en todo el país, previsto para luego de que asuman los nuevos intendentes el 9 de julio, la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) se apronta para volver a discutir con las 19 intendencias un proyecto de reglamentación que unifique el examen psicofísico para obtener la licencia de conducir, con más exigencias y restricciones.

El proyecto fue elaborado en 2013 por una comisión integrada por las intendencias de Maldonado, Salto, Durazno, Montevideo, el Ministerio de Salud Pública, la Fuerza Aérea y Unasev con miras a que en todos los departamentos las exigencias para obtener una libreta desde el punto de vista de la salud sean las mismas. Según el documento al que accedió El Observador, la idea es ir hacia un examen bastante más demandante del que se aplica actualmente en la mayoría de los departamentos, y propone que, para que la persona pueda obtener la habilitación para conducir vehículos, debe contar tanto con un examen médico como con uno psicofísico. A partir de ese examen los médicos y psicólogos establecerán si el conductor está apto, si se otorga un permiso con restricciones o si directamente no puede conducir.

Esta necesidad responde a que actualmente, según explicó a El Observador el director de Unasev, Pablo Inthamoussu, en la mayoría de las intendencias –salvo Montevideo en el caso de las licencias profesionales– el examen es muy básico y “pasa simplemente por una prueba de vista y oído”, cuando se debería además tener conocimiento acerca del comportamiento de la persona. Y en algunas intendencias, sobre todo en el interior, no es raro que el médico sea amigo y el examen médico ni siquiera exista.

Los resultados del examen determinarán por cuánto tiempo se otorga el permiso de conducir. “La situación ideal a la que llegan los técnicos es que el tiempo de otorgamiento de un permiso no depende de la edad”, explicó Inthamoussu, sino que se debe ir hacia un estudio caso a caso, donde no se restrinja en, por ejemplo, 70 años, sino que se estudie según las condiciones de cada persona.

El resultado del estado psicofísico determinará también cada cuántos años debe repetirse el estudio. “No estamos bien evaluando cada 10 años”, aseveró Inthamoussu, ya que en ese tiempo el estado físico y psíquico cambian mucho.

“Cualquier alteración perceptivo-motriz de la atención, orientación espacial de tiempo de reacción y/o de la personalidad, de tipo severo, moderada o leve podrá ser una limitante en el tiempo de conducción”

El proyecto de reglamentación explica además que la elaboración de esa prueba pretende no solo ver qué enfermedades o deficiencias puede tener la persona, sino “sobre todo” determinar situaciones básicas que puedan llevar a la persona a tener una “pérdida progresiva de capacidad psicofísica hasta un nivel crítico; una incapacidad crónica emergente, o una incapacidad súbita”.

La intención, explicó el director de Unasev, es que ese examen se incluya en un proceso paralelo al de la unificación de la licencia de conducir. Una vez vigente, además de llevar los datos personales, como la cédula de identidad o el carné de salud, el aspirante deberá firmar una declaración jurada con su estado de salud completo y presentar los antecedentes de infracciones viales, “así como de trámites previos realizados para obtener el permiso de conducir, especialmente si le fue denegada, revocada o suspendida y en caso afirmativo, saber el motivo y el tiempo de la suspensión”.

Dependiendo de la categoría a la que se aspire –vehículos livianos, motocicletas o pesados– será el plazo de vigencia del estudio psicofísico. Para los conductores de las categorías más básicas, y que tengan entre 20 y 59 años, la vigencia será de hasta cinco años; para los de 60 a 69 años de hasta tres años, y de 70 a 75 años inclusive hasta dos años. Para los mayores de esa edad, será vigente por un año.

Por otra parte, los jóvenes repartidores de alimentos en moto tendrán especial atención y se les exigirá igual que a los conductores de vehículos pesados. Para quienes manejan ambulancias, patrulleros u otros vehículos que también se consideran de alto riesgo, habrá incluso más exigencias, debido a que “conducen en otros niveles de riesgo y estrés, y tienen que estar mucho más equilibrados”, explicó Inthamoussu.

Examen psicológico

En cuanto a las aptitudes, se medirá la capacidad intelectual, de atención, perceptiva, la orientación espacial y el tiempo de reacción. Con respecto a la personalidades, las nuevas reglas hacen hincapié en la estabilidad emocional –control de impulsos, agresividad–, la adaptación a las situaciones nuevas, los vínculos interpersonales, el nivel de ansiedad y la toma de decisiones. Luego, se tendrá en cuenta la adecuación a las normas y autoridad, los hábitos como el alcoholismo, los valores y la tolerancia a la frustración.

Según este estudio, “cualquier alteración perceptivo-motriz de la atención, orientación espacial de tiempo de reacción y/o de la personalidad, de tipo severo, moderada o leve podrá ser una limitante en el tiempo de conducción”.

El examen físico agrega al control auditivo y visual una revisión de la marcha y de la movilidad articular, pruebas neurológicas, cardiovasculares, del aparato respiratorio, el metabolismo (por ejemplo, diabetes). También el sistema muscular, la función renal, y la dependencia de sustancias tóxicas, además de los antecedentes en la conducción.

Influencia de infracciones

“Aquellos conductores que cometieron más de cinco infracciones en un período de dos años, realizarán nuevamente la totalidad del psicofísico”, dice el reglamento, donde deberán hablar acerca del motivo de las infracciones y las consecuencias. Por otra parte, también influirá el tener accidentes. Si en dos años se tiene dos o más siniestros, de los que la persona es responsable, el permiso se retirará por 12 meses. Para los analfabetos, el permiso se otorgará por seis meses, con restricciones, y finalizado ese período “deberá traer constancia de que concurre al curso de adultos dictado por ANEP para aprender a leer y escribir”.

http://www.elobservador.com.uy/estado-fisico-y-mental-influira-anos-vigencia-la-libreta-conducir-n653813

A %d blogueros les gusta esto: