Aumento salarial de las mujeres puede reducir la violencia doméstica

Según estudio

313263_20150409101938_ignaciomunyo

CCG3EcKWgAAH05k

El economista Ignacio Munyo aseguró a El Espectador que los casos de violencia doméstica aumentan cuando el dólar sube. Esta conclusión se desprende de la presentación de su libro “Los datos hablan. ¿Sabemos Escucharlos? Cuantificado el sentido común”. Ante esta problemática, Munyo aseguró que “una política natural es fomentar el potencial de ingreso de la mujer en relación a la del hombre” para revertir esta situación.

En diálogo con Daniel Castro, el economista Munyo explicó cómo llegó a este tipo de conclusiones y brinda un punto de partida para diseñar nuevas políticas públicas que contribuyan a erradicar la violencia doméstica.Munyo aseguró que el objetivo central de esta investigación era “encarar un tema delicado como es la violencia doméstica. A nivel internacional, una de cada tres mujeres sufren de violencia doméstica, en Uruguay, una de cada cuatro”.

“Desarrollamos una metodología original para entender este tema, esto es un fenómeno multicausal” expresó el economista, al tiempo que agregó que hay dos bibliotecas sobre la correlación entre los ingresos de hombres y mujeres y su incidencia en casos de violencia doméstica.

Para algunos, “si aumenta el ingreso de la mujer, se genera un aumento de la violencia doméstica, porque el hombre ve puesto en riesgo su rol de proveedor. Esto pasa, y hay estudios que lo demuestran con evidencia empírica”.

“Pero hay otros que demuestran lo contrario” según explicó Munyo, “porque dicen que al aumentar el ingreso de la mujer, tienen más seguridad económica. Ese ingreso potencial le da cierta seguridad para ser independiente, y eso disuade al hombre de cometer un acto violento”.

En su investigación, Munyo llegó a la conclusión de que cuando sube el dólar, los sectores de la economía más beneficiados son aquellos en los que trabajan proporcionalmente más hombres, y en esos momentos los índices de violencia doméstica aumentan.

Munyo explicó que entre 2002 y 2004, con el aumento del dólar, los casos de violencia doméstica en Montevideo se incrementaron. Cuando el dólar empezó a caer, la violencia doméstica se redujo.

“Más allá de esta correlación, hay una relación esencial entre el tipo de cambio real, el precio de las exportaciones y la incidencia de los salarios. Cuando sube mucho el dólar, el sector exportador pasa a ser mucho más rentable, y eso aumenta el salario de las personas de ese sector, en el que trabajan proporcionalmente más hombres”.

“Los hombres trabajan en los sectores que se beneficia cuando el dólar sube y la mujer, en el que se beneficia cuando el dólar cae” expresó Munyo.

A lo que Munyo prosiguió: “si el dólar empieza a subir, el ingreso del hombre tendrá incentivos para que crezca, y esto genera un mayor potencial para que existan casos de violencia doméstica”.

Ante esta situación, hay que “reconocer que cuando vienen devaluaciones del tipo de cambio se generan estas acciones dentro del hogar” por lo que sería recomendable implementar políticas, como el aumento del salario potencial de la mujer.

“Si aumenta el salario potencial de la mujer, se reduce la violencia doméstica, por lo cual una política natural es fomentar el potencial de ingreso de la mujer en relación a la del hombre” sentenció el economista.

“Habría que tomar acciones en paralelo para prevenir que haya mayores incidencias de este tipo dentro de los hogares” concluyó el entrevistado.

Otros temas del estudio

En otros capítulos de su estudio, Munyo analiza el vínculo entre el subsidio que se le da a los presos a la salida de la prisión con el índice de reincidencia de estas personas. Su conclusión principal es que el pago a la salida del Comcar genera una disminución de la reincidencia del delito en el primer día.

También estudia el efecto que tiene el pago de las asignaciones familiares en cuanto al número de las actividades delictivas:en los barrios en donde hay más beneficiarios, hay un incremento de los delitos de rapiña y hurto porque el medio de pago es en efectivo, y las personas salen del local de pagos con la plata en los bolsillos, y terminan siendo las víctimas por culpa de oportunistas que los asaltan”.

Otro de los temas tratados es el de la violencia en el fútbol, la frustración y la ocurrencia de hechos de violencia contra la propiedad.

“El día del partido de fútbol, se puede ver qué pasa con las frustraciones de esa gente. A la hora exacta que se sucede el partido que se esperaba ganar, pero que finalmente no se ganó, se da un pico de delitos, que desaparece luego de la primera hora” explicó el economista.

http://www.espectador.com/sociedad/313263/aumento-salarial-de-las-mujeres-puede-reducir-la-violencia-domestica

A %d blogueros les gusta esto: