Mujica le da una mano a Vázquez y aumenta el precio de los cigarrillos

CONTROL DEL TABACO

El gobierno subirá el Imesi a los cigarrillos por primera vez en esta administración; las cajas de 20 costarán $ 3 más. El presidente electo quiere aumentarlo pero su promesa de no subir impuestos se lo impide

muniz_336294

Por primera vez en cinco años, el gobierno aumentará el precio del tabaco, a través del ajuste al Impuesto Específico Interno (Imesi) que se había mantenido estático en todo el período. Desde que José Mujica asumió como presidente en 2010, el precio de los cigarros y los productos derivados del tabaco solamente se modificaron  por la inflación y no por el Imesi. El presidente electo Tabaré Vázquez tenía la intención de seguir aumentando el Imesi cuando asumiera la presidencia, pero durante la campaña se comprometió a no aumentar la carga tributaria global, lo que generaba una contradicción en su discurso y le impedía hacerlo.

Ahora, a casi dos meses de que Mujica termine  su mandato y le pase la posta a Vázquez, los cigarros pasarán a costar $ 3 más por la suba de ese impuesto que tanto preocupa al próximo presidente.

El anuncio del aumento lo realizó ayer la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, en una presentación sobre los resultados de las políticas antitabaco de este gobierno. En tanto, el ministro de Economía, Mario Bergara, dijo a El Observador que el decreto que reglamenta el aumento está terminado y que el Imesi a las cajas de 20 cigarros pasará de $ 38 a $ 41, lo que equivale a un aumento del 8% sobre el precio de cada cajilla. Una caja de 20 sale en promedio $ 78.

Durante el anterior gobierno de Vázquez el aumento del Imesi fue continuo, al punto de que, si hubiera aumentado desde 2010 como lo hizo a partir de 2005, hoy el Imesi de los cajas de 20 cigarrillos sería de unos $ 57, lo que implica que cada caja costaría $ 19 más del valor actual. Incluso, dos meses después de que Vázquez asumiera como presidente, los cigarros pasaron a costar un 10% más.

Por no haber aumentado el Imesi en estos cuatro años, se perdieron US$ 300 millones, según dijo el economista Centro de Investigación para la Epidemia del Tabaquismo (CEIT), Dardo Curti, al programa No toquen nada de Océano FM en noviembre.

Rindiendo cuentas

El Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Centro de Cooperación Internacional de Control del Tabaco (CCIT) presentaron ayer las últimas cifras sobre consumo de tabaco en Uruguay. Según una encuesta realizada por Cifra, en cinco años el número de personas que fuman descendió un 13% y pasó de 33% en 2009 a 20% en 2014. Este año dejó de fumar el 22% de los hombres y el 17% de las mujeres. Aunque tradicionalmente fumaban más los hombres que las mujeres, cada vez la diferencia entre ambos es más pequeña.

Con respecto a las políticas antitabaco, el 88% de la población dijo estar a favor. Fumar no es una excusa para no estar de acuerdo: el 76% de los fumadores aprueba las políticas de control del tabaco, mientras que el 15% las rechaza. Las personas que fumaron y ya no lo hacen son las que más apoyan las medidas (93%).

Otro dato que surgió de la encuesta es que la aprobación a las políticas no está relacionada con un partido político en particular. Entre los votantes del Frente Amplio el 96% las apoya, mientras que el 82% de los que se identifican con el Partido Nacional y 84% de los votantes del Partido Colorado.

Uno de los “logros” que la ministra Muñiz destacó fue el descenso en la cantidad de jóvenes que consumen tabaco. Mientras que en 2011, el 20,2% de los adolescentes de entre 13 y 17 años fumó tabaco, en 2014 el porcentaje se ubicó en 15,5%, según la última encuesta de la Junta Nacional de Drogas.

“Es un gran trabajo para nosotros. Todos los uruguayos nos hemos comprometido muchísimo. Desde el gobierno, los equipos asistenciales, la Comisión de Lucha Contra el Cáncer y también en los hogares, en las escuelas, en los ambientes de trabajo todo el mundo tuvo una posición activa para el combate al tabaco”, destacó la ministra.

Entre los jóvenes de 18 a 29 años, el 20% fuma, otro 20% fumó y dejó y un 60% hoy no fuma, según la encuesta de Cifra.

Para Ana Lorenzo, directora técnica del CCIT e integrante del programa para el control de tabaco del MSP, el descenso en el número de jóvenes que fuma está directamente relacionado con las políticas antitabaco. “Hay un grado de cumplimiento de la población con respecto a la reglamentación. Hoy consumir tabaco ya no es aceptable socialmente”, sostuvo.

Nuevo trabajo

Luego de que la tabacalera Philip Morris cerrara su fábrica en Uruguay, tras haber comenzado un litigio con el Estado por las políticas contra el tabaco, los trabajadores de esa empresa quedaron sin trabajo casi repentinamente.

A partir de ese cierre, esos trabajadores se unieron en una cooperativa y firmaron un convenio con el MSP para trabajar en tareas de promoción de salud, prevención del tabaquismo y control del cumplimiento de las leyes que regulan el tabaco. A un año de su fundación, la Cooperativa 21 de Octubre –lleva ese nombre porque fue el día que cerró la empresa–, ha colaborado en la fiscalización de 7.000 lugares públicos y privados.

(Producción Andrés Oyhenard y Pedro Dutour)

Philip Morris “sin escrúpulos”

“Nosotros defendemos primero nuestra soberanía y nuestro derecho como Estado a elegir por la salud y esto no implica perjudicar al mercado”, dijo la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, sobre el juicio promovido por la tabacalera Philip Morris, que Uruguay afronta desde principios de 2010.

En la presentación de la última encuesta sobre tabaco presentado ayer, la ministra destacó que las políticas antitabaco aplicadas por el Estado “no se moverán”, más allá de cuál sea el resultado del juicio. “(En caso de perder) nos va a doler mucho tener que pagar, pero siempre lo que paguemos será meor que el costo en vidas, en enfermedades. Por ese motivo, las políticas no son reversibles”, sostuvo.

Muñiz calificó a Philip Morris de “empresa sin escrúpulos”,  por “ocultar durante años” cuáles eran las consecuencias en la salud de la salud. “Inclusive llegaron a ocultar que mataba a más personas por año que la guerra”, agregó la ministra.

A principios de 2013, Philip Morris deberá presentar sus escritos. Luego será el turno de Uruguay de dar a conocer nuevos argumentos en contra del litigio. En noviembre de este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reiteraron su apoyo al gobierno uruguayo sobre las políticas antitabaco como manera de apoyar, a su vez, a Uruguay en el litigio con la tabacalera. El prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, había dicho a El Observador en esa oportunidad que está pautada una nueva audiencia para octubre de 2015, que puede ser la definitiva.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/294433/mujica-le-da-una-mano-a-vazquez-y-aumenta-el-precio-de-los-cigarrillos-/

A %d blogueros les gusta esto: