“Las personas que maltratan no se diferencian a nivel psicológico”

LIRIA ORTIZ

Desde hace cinco años volcó al trabajo sobre violencia doméstica sus conocimientos en la aplicación de la metodología de la Entrevista Emocional en personas dependientes, por ejemplo del tabaco.

547e5106e4be1

Liria Ortiz nació en Uruguay pero vive en Suecia hace 22 años. Foto: Archivo.

Estudió psicología en la Universidad de la República de Uruguay pero al emigrar a Suecia terminó recibiéndose y eligiendo una especialización. Vino a Montevideo para enseñar a profesionales del área psicosocial a dialogar con víctimas de violencia de género para que superen su propia ambivalencia y tomen una decisión de cambio.

—¿Hay puntos en común entre la realidad de Suecia y la uruguaya en el tema de la violencia doméstica o de género?

—Soy especialista en el área de los factores individuales que llevan a situaciones de maltrato. Y en esto hay puntos comunes. No así si se comparan factores socioeconómicos, porque el nivel de pobreza en Uruguay es mucho más alto. Pero independientemente de qué país se trate, los trabajadores sociales luchan todo el tiempo para motivar a la persona maltratada y que ésta deje la relación y no arriesgue la vida. Y ahí es que entro yo con la entrevista motivacional, es lo que enseño.

—¿Cuáles son los factores individuales?

—Las personas que maltratan no se diferencian a nivel psicológico. Por ejemplo al intentar que la autoestima de la otra persona baje, o que no sea independiente a nivel económico, familiar y psicológico. La aisla de la familia o de los amigos. Cuando la mujer se decide a dejar la relación el riesgo de muerte es muy alto porque el agresor se pone mucho más violento.

—¿No influye la diversidad socioeconómica, la independencia de la mujer? 

—Lo que hace el agresor es ponerla en situación de dependencia, toma mano de la economía, más allá de que la mujer trabaje. La obliga a sacar créditos. Eso es independiente de la clase social.

—¿En qué consisten los talleres que ha venido a organizar en Montevideo?

—La mayoría de los trabajadores sociales quieren saber cómo deben preguntar a la persona maltratada, que tiene mucha vergüenza. Pero no alcanza con preguntar; después hay que saber cómo empezar a motivarla para que deje la pareja. El primer impulso es darle consejos a la persona maltratada: vos tenés que hacer esto o aquello. Y ahí la maltratada empieza a justificarse o decir que sabe cómo manejar a su pareja. Hay quienes sostienen que ya están acostumbradas pero no quieren que los hijos vivan la violencia. Ahí hay una motivación que tienen para ayudarse.

—Esa motivación aparece en otros casos de dependencia, por ejemplo en alguien que deja de fumar porque nació un nieto. ¿Pero qué diferencias se presentan?

—Si dejo de fumar, a corto plazo no obtengo resultados, al contrario, se siente las consecuencias negativas de la abstinencia. Las ganancias vienen a largo plazo. En el caso del maltrato es al revés: a corto plazo la persona gana, porque desaparece la violencia. Pero a largo plazo pueden aparecer consecuencias en contra: quedarse sola con sus hijos, o tener que vivir custodiada el resto de la vida, salvo que el maltratador encuentre otra relación.

—Pero la liberación de la mujer o la persona maltratada, ¿queda al fin en manos del maltratador?

—Depende; el maltratador puede hacerle la vida imposible durante años. Los niveles de control sobre la víctima son muy distintos según los casos. Algunos maltratadores, después que se los denuncia, abandonan su conducta, pero otros no. Una paradoja se da cuando la maltratada siente que si sigue en pareja ésta la va a matar. Hay que quitarle la esperanza de que el maltratador cambiará, sea cuando consiga trabajo o en el que tiene esté mejor, sin tanto estrés.

Primer taller será en barrio Casavalle

El Instituto Cultural Suecia-Uruguay presenta a la psicóloga Liria Ortiz, organizando mañana, a las 15:00 horas en el Cedel de Casavalle, un taller para profesionales que trabajan a diario con el tema de la violencia hacia las mujeres. A la misma hora, el próximo viernes, el encuentro será en Villa Garcia, ruta 8, kilómetro 17.500.

La especialista transmitirá una nueva metodologia para atender a mujeres maltratadas, detectar los elementos individuales que coadyuvan en la generación de la violencia, y convencer a las mujeres para que den respuestas distintas a las habituales, mientras están siendo sometidas física, económica o psicológicamente.

El método de la entrevista motivacional ha sido desarrollado por William R. Miller y Stephen Rollnick, de Estados Unidos e Inglaterra respectivamente. En 20 años se ha extendido por el mundo y su finalidad es ayudar a que las víctimas encuentren su propia motivación para el cambio y el trabajo hacia los objetivos deseados.

Liria Ortiz se ha dedicado a estudiar uno de los tres niveles de factores influyentes: los individuales. Los otros dos son los socioeconómicos y las estructuras familiares.

Perfil

Ejerció la docencia en la Universidad de Psicología de Estocolmo y en los servicios de ayuda social en Suecia. Integra la Red Internacional de Capacitadores de la Entrevista Motivacional. Publicó 7 libros sobre la entrevista motivacional, dirigidos a dependientes del tabaco o víctimas de violencia.

Nombre: Liria Ortiz.

Nació: en Uruguay y emigró a los 33 años.

Residencia:

vive en Suecia, desde hace 22 años.

Mail: liria.ortiz@gmail.com

 

One response to this post.

  1. Reblogueó esto en VOS en PLURAL.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: