Seis señales de que estás demasiado estresada

A veces estamos sufriendo estrés sin saberlo. El sitio Healthista explica cómo darnos cuenta de que estamos pasando por un mal momento y cómo transformarlo en algo positivo.

Estres

1. No podés lidiar con tus seres quieridos. Conforme tus niveles de estrés subente interesas menos por los problemas de las otras personas y todo te parece una pérdida de tiempo. En realidad no estás respondiendo, estás reaccionando, si te ves así tomá distancia y respondé no reacciones.

2. Has perdido la motiviación de tomar decisiones saludables. En vez de prepararte un almuerzo que cumpla con tus necesidades nutricionales comprás comida afuera, tomás alcohol y no bebés el agua suficiente. Aunque no lo creas decidir la noche anterior qué vas a comer y llevartela te va a ayudar, ya que la alimentación es uno de los ingredientes centrales en la reducción del estrés.

3. Te despertás a cada rato. Despertarnos muchas veces en la noche es señal de que estamos atravesando un período de estrés o nervios por alguna razón. Si a eso le sumamos que estuviste colgada del smartphone, tablet, televisor y otros hasta unos minutos antes de dormirte tu cerebro no está listo para descansar. Si esto te sucede lo ideal es que te pongas un tope de horas para el uso de la tecnología y en cambio pases a alguna meditación o relajación guiada para poder descansar.

4. Se te agudizan los sentidos. Ruidos fuertes, luces o cualquier cosa que nos parece normal, incluidos toser, estornudar o bebés llorando nos resultan muy molestos cuando estás en tensión. Para evitar esto intentá comer y descansar bien, hacer ejercicio moderado y cosas que te hagan sentir bien.

5. Tu seguridad baja en tu lista de prioridades. Normalmente te ocupás de hacer cosas que mantengan todo en su lugar y sean seguras. Si rompes con estos hábitos porque por ejemplo, no te importa no ponerte en cinturón de seguridad, puede que estes demasiado estresada. Hasta que recuperes el control de tu comportamiento intentá mantenerte alejada de situaciones que te ponen en peligro.

6. Pensás que no estás estresada. Tenes un reporte de diez páginas, una fecha final, una entrega, entre otras, pero igual las soportás todas. Estás estresada, aunque no lo creas, todo eso genera estrés. Para solucionarlo ajustá tus prioridades, tus momentos y usalos para sentirte mejor. Tenés muchas cosas que hacer, decile que no a otras que no son necesarias en el momento.

Foto de apertura: promoweb.mx

 

A %d blogueros les gusta esto: