Archive for 6/10/14

Prueban sistema de historial médico electrónico para pacientes con cáncer


SALUD

EN FASE DE PRUEBAS

clinicas

Un nuevo proyecto de un equipo de empresas uruguayas pretende implantar en los hospitales del país un sistema de historial médico electrónico para pacientes con cáncer, que permite conectar a todos los especialistas del país a través de un programa informático y facilitar la atención de las urgencias.

Este plan lo llevan a cabo las entidades K2B Health, CPA Ferrer y Pyxis y, de momento, está en fase de pruebas en el Hospital de Clínicas y en la Asociación Española, detalló la portavoz de K2B Health, Marcela Corbo.

Este proyecto se fundamenta en un software a través del cual el médico puede acceder a los datos básicos del paciente, así como saber el tipo de cáncer que padece, la fase en la que se encuentra o el tratamiento que recibe, indicó.

“El médico puede ver desde su computadora, con claridad, la historia clínica del paciente, sin necesidad de solicitarla en formato papel, como hasta ahora”, apuntó la responsable.

Este programa informático resulta especialmente útil en los casos en que los pacientes se vean obligados a acudir a un oncólogo que no es el suyo habitual, o que se encuentra en otra parte del país.

“Hasta ahora, el acceso a la información de estos pacientes era más complicado cuando no iban a su médico. Ahora, un oncólogo de Durazno puede consultar en un instante los datos de una persona de Montevideo y, si actualiza su ficha, los nuevos datos llegarán en tiempo real a todos los especialistas conectados a este sistema”, expuso.

El servicio se prevé extender, a corto plazo, a más centros de atención sanitaria del país, aunque de momento se encuentra en fase de pruebas en dos hospitales.

Asimismo, a sus menús de opciones se les añadirá otras específicas para el tratamiento de dos tipos de cáncer “muy frecuentes”, como son el de mama y el de colon.

“La idea es especializar aún más la ficha clínica para recoger más y mejor información sobre estos cánceres”, afirmó.

Al igual que ocurrió en la primera fase de este proyecto, en esta segunda se realizará un especial énfasis para adaptar la interfaz del programa a las necesidades de los médicos, concretó Corbo.

“El médico es una persona acostumbrada a trabajar en papel y a escribir muy poca información en la hoja clínica. Por eso, hemos hecho un especial esfuerzo para estructurar la información de la forma más clara posible en el programa”, aseveró. EFE

9 alimentos e infusiones que recargan energías


frutos_secos

A esta altura del año el cansancio empieza a hacerse notar, así que va un listado de alimentos e infusiones que aportan energía y podés tener en cuenta.

– Café: el consumo recomendado diario es de entre dos y tres tazas. Idealmente no hay que tomarlas a altas horas de la tarde, para que la cafeína no altere el ciclo del sueño.

– Mate: también contiene alta cantidad de cafeína, así que es bueno para energizar, pero hay que evitar tomarlo demasiado tarde.

– Té verde: tiene varias propiedades, entre ellas ser antioxidante, diurético y energizante.

– Ginseng: se utiliza como un energizante natural. Generalmente se vende en forma de té.

– Frutos secos: las almendras, las nueces y el maní tienen gran cantidad de ácidos grasos esenciales. Además, son ricos en minerales, son antioxidantes, y contienen proteínas y fibras. “Todo eso ayuda a mantener los niveles de ansiedad más bajos y, gracias a los ácidos grasos, a mantener la actividad cerebral y el organismo funcionando de una manera adecuada”, sostiene la nutricionista. Eso sí, son productos muy calóricos, por lo que es importante no abusar de ellos y ojalá consumirlos al natural.

– Verduras de hojas verdes: contienen vitaminas, minerales y tienen propiedades antioxidantes. “Se ha visto que la lechuga tiene un poder energizante súper importante”, dice Fernanda Bunster.

– Avena: contiene vitaminas del complejo B, produce saciedad y, además, es como un “golpe” de hidratos de carbono que da energía de manera casi inmediata. Eso sí, también es muy calórica, por lo que no debería consumirse más de una taza diaria.

– Alimentos que contengan omega 3: en especial pescados grasos y algunos frutos secos. Mantienen una buena salud cerebral, tienen propiedades anti inflamatorias, anti trombóticas, alientan al cuerpo a almacenar hidratos de carbono y son una buena fuente de energía.

– Chocolate: hay que preferir el que tiene mayor contenido de cacao y ojalá amargo, porque tiene menor cantidad de grasa. La nutricionista señala que un estudio realizado en Inglaterra determinó que consumir 40 gramos de chocolate, entrega energía y ayuda a mantener bajos los niveles de ansiedad.

 

El Mercurio (GDA)

 

Nobel de Medicina a los descubridores de un “GPS interno” cerebral


CIENCIA

El anuncio del premio para el investigador británico-estadounidense John O’Keefe y los noruegos May-Britt y Edvard I. Moser fue realizado esta mañana.

cerebro

El investigador británico-estadounidense John O’Keefe y la pareja noruega May-Britt y Edvard I. Moser fueron galardonados este lunes con el premio Nobel de Medicina por haber descubierto un sistema de “GPS interno” en el cerebro.

“Este año los laureados descubrieron un sistema de posicionamiento, un ‘GPS interno’ en el cerebro que hace posible que nos orientemos en el espacio”, indicó el jurado.

Estos hallazgos “han solucionado un problema planteado por filósofos y científicos durante siglos”, el “cómo el cerebro crea un mapa del espacio a nuestro alrededor y cómo nos movemos en un entorno complejo”, señaló.

En 1971, O’Keefe descubrió en ratas el primer componente de este sistema de posicionamiento: un tipo de célula nerviosa situada en el hipocampo – una zona del cerebro – que se activaba cada vez que el animal se hallaba en un lugar determinado de una habitación. Esto llevaba a la creación de un mapa de la habitación en el cerebro de la rata.

Más de tres décadas después, en 2005, May-Britt y Edvard Moser descubrieron otra clave de este “GPS” al identificar otro tipo de célula nerviosa que permite el posicionamiento preciso y el trazado de itinerarios.

Los ganadores se repartirán por igual el premio de ocho millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares, 881.000 euros).

El año pasado, el Nobel de Medicina fue para James E. Rothman, Randy W. Schekman y Thomas C. Suedhof, todos ellos estadounidenses, por su trabajo sobre cómo las células organizan su sistema de transporte.

Los ganadores de 2014 recibirán el premio en una ceremonia formal en Estocolmo el próximo 10 de diciembre.

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/nobel-medicina-descubridores-gps-interno.html

Universitarios, conducción y alcohol: un cóctel frecuente


SOCIEDAD

Estudio revela “escasísima” percepción del riesgo entre estudiantes

adolescentes_328609

Casi cuatro de cada 10 universitarios confesaron haber manejado bajo los efectos del alcohol por lo menos una vez en el último año. “Es altísimo”, calificó Juan Luis Chávez, autor de la investigación que será presentada mañana en el marco de la Semana de la Seguridad Vial organizada por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) y que involucró a 374 conductores de entre 18 y 25 años, de los cuales un 10,5% no tenía licencia de conducir, y 439 acompañantes de la misma edad. La mayoría dijo haber cometido esta infracción entre una y tres veces, pero no es despreciable la cantidad de quienes lo hicieron más de 10. La conclusión de Chávez es dramática: “Hay escasísima percepción del riesgo en los jóvenes universitarios”.

Otros resultados abonan esa afirmación. Solo tres de cada 10 encuestados contestaron que “creían” que no se puede consumir “nada” de cerveza antes de conducir. Un poco más, el 35,9%, afirmó que “es posible” beber “dos o más vasos” sin que eso sobrepase el límite legal de 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre. Mientras que el 74,8% dijo que puede bajarse dos o más vasos de cerveza y manejar sin dificultades.

Los investigadores de la Facultad de Psicología sostienen que el problema está en la real percepción sobre los efectos del alcohol, la cual puede estar influenciada por el hecho de que casi un tercio de los participantes consume alcohol de dos a tres veces por semana y el 2% lo hace cuatro veces o más. Este comportamiento “se aproxima a un consumo problemático del alcohol”, se lee en un resumen del estudio al que accedió El Observador. Algunos estudiantes expresaron que se emborrachan dos o tres noches seguidas y no sueltan el volante.
Y otro dato: el 28% contestó haberse puesto al volante inmediatamente después de haber tomado el último trago. Muchos consideraron que el hecho de beber en la comida no constituye un peligro.

Llama la atención que estas respuestas provengan de gente con alto nivel educativo. Para Chávez no es sorpresa. Y enumeró las razones: la condición transgresora de la población con mayor intelectual, las fallidas campañas de sensibilización, un sistema punitivo demasiado laxo y la falta de educación en seguridad vial durante la niñez. “Estos comportamientos de riesgo no pasan por la situación racional o la información que maneja la persona. Hay otras motivaciones”, comentó a El Observador.

A Chávez le sorprendió el alto porcentaje que confesó asumir el riesgo de manejar bajo los efectos del alcohol e ir acompañado en el auto. El 53% viajaba con sus amigos y el 6% con sus familiares. “Esto sugiere que en el seno familiar tampoco está siendo debidamente tratada la combinación alcohol y conducción como un comportamiento peligroso”, afirmó.
Los acompañantes
Las respuestas de los acompañantes tampoco fueron mejores. Un tercio confesó que se sube al auto de un alcoholizado (26% eligió la opción “me importa pero acepto” y 1% la de “no me importa”). En general, más de siete de cada 10 estudiantes dijo haber pasado por la experiencia.

Otro dato: El 27,9% de los entrevistados fue pasajero de un conductor que había consumido alcohol en el último mes entre una y cinco veces; mientras que el 1% se había subido a un vehículo con el conductor en esas condiciones ocho o más veces. Y otro preocupante: En el 16,7% de los casos el que iba manejando era el padre o la madre.
Consultados sobre por qué deciden asumir el riesgo, las razones más señaladas fueron el no poder ofrecerse para conducir por no tener libreta y las deficiencias del transporte público en ese horario.

Propuestas
A modo de propuestas, el equipo de Chávez −que incluye a los psicólogos Natalia Vivanco y Pedro Mujica− propone el incremento de la oferta del transporte público en horario nocturno y el trabajo con los padres para que tomen conciencia de que entre sus funciones parentales está la de ser ejemplo para sus hijos al conducir y que deben estar atentos a la conducta de sus hijos cuando van o vuelven de una fiesta.

También que se debe promover que los jóvenes aprendan a “decir no” a quien les ofrezca llevarlos y generar programas a nivel nacional de capacitación de promotores y multiplicadores en seguridad vial que trabajen en la educación a nivel preventivo de salud.
“En un país de viejos, (los siniestros de tránsito) se llevan a nuestros hijos”, afirmó Chávez.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/289199/universitarios-conduccion-y-alcohol-un-coctel-frecuente/

Neurocirugía en un hombre con un trastorno obsesivo compulsivo se realizó en Tacuarembó


SOCIEDAD

La operación duró un poco más de una hora, incluyendo el tiempo que demoró hacerle la tomografía.

1059

Era un joven alegre y buen estudiante. Había ingresado a la licenciatura en Economía y comenzaba a formar una familia. Hace 12 años empezó a pedir ayuda porque, cada vez con más frecuencia, empezaron a aparecer ideas ilógicas en su cabeza. “Y ahí recurrimos al médico”, contó Alba, la madre de José .

Un año después, su psiquiatra le diagnosticó Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), una patología de ansiedad caracterizada por pensamientos que se repiten constantemente y se traducen en rituales. “De ahí en adelante empezaron todos los tratamientos y un ida y vuelta con la medicación”, dijo Alba a El Observador.

Para medir los síntomas del TOC existe una escala cuantitativa que va del cero al 40. Entre el 32 y el 40 la enfermedad se considera muy grave. José se ubica en el 37, según explicó el doctor Mario Orrego, su psiquiatra.
El TOC no parecía mejorar y llegó un nuevo diagnóstico: la refractariedad a los tratamientos, que implica un rechazo tanto a la medicación como a la psicoterapia. “Él tiene muchas ideas mágicas. Cada día tenía que hacer más rituales para borrar esas ideas y últimamente estaba al servicio de su cabeza. Fue una lucha tremenda y una desesperación. Ya no salía de la casa, no se levantaba de la cama”, dijo su madre. La alternativa, y último recurso, era la neurocirugía, que en Uruguay se había practicado solo a dos pacientes con TOC.

La cirugía se denomina estereotaxia y puede realizarse para TOC o pacientes con agresividad. “Se refiere a la utilización de un equipamiento que permite la localización en el cerebro de todo tipo de estructuras de acuerdo al tratamiento que se requiera, sin necesidad de abrir el cráneo para hacer la operación. Simplemente a través de uno o dos orificios el equipo de estereotaxia nos permite guiar la aguja con un electrodo en el extremo a la zona del cerebro que consideremos necesaria”, explicó el neurocirujano Pablo Hernández.

El equipo se fija al cráneo del paciente (ver infografía) y con ese aparato se realiza una tomografía que se carga en un programa especial de computadora que calcula las coordenadas del sector en el que se quiere trabajar para introducir la aguja. “En estos casos (los de TOC) se hace una ablación, es decir, una lesión por temperatura que secciona fibras nerviosas que son los que están actuando en parte en la  disfunción que provoca la enfermedad ”, agregó el doctor.

Los resultados no son inmediatos, porque el cerebro puede demorar semanas en “acomodarse”. Tampoco se busca curar la enfermedad sino aliviar los síntomas.
Para que un paciente pueda someterse a una estereotaxia debe comprobarse un mínimo de cinco años de refractariedad a la enfermedad. Eso le sucedió a José (nombre ficticio porque no quiere exponerse) que, finalmente, el lunes pasado fue operado por el doctor Hernández en el Hospital Regional de Tacuarembó, el único centro de salud que practica actualmente este procedimiento. El Hospital Maciel solía realizarlos con un equipo alquilado que su dueño terminó vendiendo.

Lograr concretar la operación implicó tener que pasarse de un servicio de salud privada al sector público. Como la mutualista de la que José era usuario no cubría los gastos de la intervención decidieron que lo mejor era que se afiliara a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).
La operación duró un poco más de una hora,  incluyendo el tiempo que demoró hacerle la tomografía. Sus padres esperaban expectantes en los pasillos del hospital y su esposa hacía lo mismo desde Montevideo porque tenía que cuidar a su hijo de 5 años.

Aunque está casi recibido, la enfermedad nunca lo dejó trabajar. “Cuando estudiaba no estaba tan mal como ahora. Le costó un año y medio hacer la última materia. Cada vez fue peor”, siguió relatando su madre.

La alternativa que encontraron en la familia para que José pudiera trabajar fue que ayudara en la empresa familiar haciendo repartos en una camioneta una vez por semana. A eso le sumaron que fuera al banco a cobrar cheques. Sin embargo, al poco tiempo no quiso ir más porque la seguridad del banco sospechaba de sus rituales, que lo obligaban a entrar y salir del local varias veces seguidas.

“A él le dan vergüenza los rituales. Es muy consciente y sufre tremendamente. No está loco, sabe que lo que le pasa es ilógico pero no lo puede remediar”, lamentó Alba.
Cuando surgió la posibilidad de operarlo, ni José ni su familia se negaron. Por el contrario, desde hacía varios años que venían averiguando sobre esa alternativa.
“Lo único que el paciente planteó era si podía aliviar su sufrimiento y recuperar sus capacidades”, dijo el doctor Orrego, a lo que su madre agregó: “Era la oportunidad para que nuestro hijo pudiera vivir. Estábamos desesperados. También teníamos muy buenas referencias del Hospital de Tacuarembó”.

Cirugía de bajo riesgo
La neurocirugía para trastornos psiquiátricos comenzó a practicarse en Uruguay en 1947 de la mano del doctor Román Arana.
La primera cirugía de estereotaxia en el país  se realizó en 2005 en el Hospital de Tacuarembó. Tres años después se comenzaron a practicar también en el Maciel.
Al día de hoy se han realizado más de 20 procedimientos, básicamente en pacientes con agresividad, la mayoría en ese hospital.
La estereotaxia reemplaza a las famosas lobotomías, que se comenzaron a practicar en Estados Unidos a principios del siglo XX.

“Este tipo de cirugías no son las lobotomías originales. Con la estereotaxia uno va directamente a una pequeña zona del cerebro que se sabe que es disfuncional y que provoca determinados síntomas, sin tocar ninguna estructura cerebral”, explicó el neurocirujano Hernández.
Los pacientes que se operan no quedan con secuelas del lenguaje, de la inteligencia, de las emociones ni de los movimientos. “Es una cirugía con abordaje muy pequeño que tiene una cantidad de herramientas que nos permiten darle gran seguridad al paciente. No hay riesgo y si hay, es muy bajo”,  dijo Hernández.

De todos modos, la operación se realiza siempre como último recurso y es necesario cumplir con una serie de requisitos. La enfermedad tiene que llevar más de cinco años de refractariedad, tiene que afectar todas las capacidades del paciente, sus roles sociales, laborales, académicos y familiares. “La invalidez es la conceptualización global de todo esto”, señaló el médico Orrego.
Además, los psiquiatras que evalúan si la operación es pertinente o no deben recabar toda la información sobre los síntomas y rituales que tiene el paciente. “Son consideraciones instrumentales para evaluaciones objetivas para que en la evaluación se pueda hacer un estudio comparado”,  agregó Orrego.

Luego de realizada la operación, los pacientes quedan internados durante unos días para que baje la inflamación del cerebro. El tiempo de recuperación promedio va de tres a seis meses, en los que se realizan evaluaciones.
José fue dado de alta cuatro días después de que lo operaron. Según contó su madre, en ningún momento tuvo confusiones –algo que puede suceder en estos casos–  y está sobrellevando correctamente el postoperatorio.

En los mejores casos, con la estereotaxia el TOC puede mejorar entre 50% y 70%. Para su familia la mínima señal de mejora ya es suficiente. “Es suficiente porque eso va a potenciar su tratamiento psicológico”, argumentó su madre.
Cada tanto el hijo de José le pregunta: “Papá, ¿cuándo estés mejor me podés llevar a jugar?”. Tanto él, como su esposa y sus padres esperan que, de una vez por todas, la respuesta sea “sí”.

Un hospital que lidera en neurocirugía

La primera cirugía por estereotaxia en Uruguay se realizó en el Hospital Regional de Tacuarembó en 2005. La neurocirugía en general, por su parte, empezó a practicarse en ese hospital hace más de 10 años “en lo que era un gran sueño”, manifestó su director, el doctor Ciro Ferreira, a El Observador. “Lo fundamental era salvar vidas en el norte del país tratando que los pacientes que sufrían un traumatismo o que tenían un coágulo dentro de la cabeza pudieran recibir asistencia dentro las primera horas. Y el objetivo está ampliamente cumplido”, dijo Ferreira.
A principios de agosto se practicó en ese hospital la primera cirugía en el interior en la que mientras el paciente está siendo operado, lo despierta para que hable. En ese caso, quitaron un tumor cerebral a un hombre de 22 años.  Según publicó El País, a las 12 horas de la intervención el paciente ya hablaba, no tenía déficit motor y el tumor fue extraído en su totalidad.
El hospital cuenta con el Centro Regional de Neurocirugía de Tacuarembó (Cerenet), que fue declarado de “interés nacional” por el Parlamento en 2008.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/289197/se-realizo-en-el-hospital-de-tacuarembo-una-neurocirugia-en-un-hombre-con-un-trastorno-obsesivo-compulsivo-/

En la universidad pese a todo


Jóvenes estudian para ser profesionales, aunque su condición física o mental sea un obstáculo.

542ebb15c09eb

Matías Verdugo no reclama preferencia, sino igualdad. Foto: Francisco Flores.

Son trece escalones. Los conoce a la perfección. Los tiene que contar, uno por uno, cada vez que entra o sale de la Facultad de Psicología, donde cursa el último año de carrera. Con la ayuda de su bastón subey sortea los mil y un obstáculos que pueda haber en el pasillo, el baño o el salón de clases. El viernes anterior, ni bien contó el escalón trece, se pegó con un cartel. Era una pizarra apoyada contra la pared que invitaba a los estudiantes a la Marcha de la Diversidad. Y Mauro Sghezzi (25), quien hace diez años dejó de ver, no pudo evitarla.

Un problema de nacimiento hizo que lentamente fuera perdiendo la visión hasta que, cuando cumplió 15, la oscuridad fuera completa. Sin embargo, él es uno de los 1.123 alumnos de la Universidad de la República (Udelar) que, a pesar de tener alguna discapacidad física, estudia a nivel terciario. Son 1,3% del total.

En su morral lleva a la facultad de la Udelar un grabador con el que repasa las clases y, de vez en cuando, su computadora portátil donde saca apuntes. Gracias a Jaws, un programa informático, escucha dónde está ubicado el cursor para ir manejando el equipo. Otro software (FineReader) reconoce los caracteres y se los lee. Por eso baja los textos de Internet o digitaliza alguna fotocopia cuando es difícil acceder a ese material en la Red. Al menos es lo que hacía hasta el año pasado porque, por la polémica con las fotocopiadoras cercanas a la Facultad de Derecho, cerró el local al que enviaba los libros. Hay veces, incluso, que su padre lo ayuda a entender qué dice un contenido que no le quedó claro.

“En los primeros tiempos de facultad era muy común encontrar obstáculos en el camino”, recuerda Mauro. Tachos de basura en la mitad del pasillo, carteles colgados del techo que llegaban a la altura de la cabeza y la falta de un ascensor para acceder al último piso en donde tiene las clases teóricas hacían necesaria la ayuda de algún compañero solidario para llegar sano y salvo a destino. Pero la realidad, dice, cambió.

Hubo reformas edilicias y ahora la biblioteca cuenta con una computadora que tiene instalado el programa especial para poder dar los exámenes, si es que algún profesor no le permite traer la suya personal. Por eso, dos o tres semanas antes de cada prueba, Mauro procura hablar con el docente y solicita el acceso al equipo.

“Una vez”, cuenta, “la profesora se olvidó de solicitar la computadora y, previendo que eso pudiera ocurrir, traje la mía. Al llegar al salón constaté que, efectivamente, no estaba el equipo y la docente sorprendida dijo: No hay lugar para apoyar la PC, ¿cómo hacemos?. Mi padre, que justo me acompañó ese día hasta llegar a la clase, sacó la campera de la docente de una silla y dijo: Ahora sí hay lugar. Lo que falta, a veces, es voluntad”. 

Aunque no los conoce, Mauro tiene mucho en común con Rodrigo, Matías y Gonzalo. Los cuatro son jóvenes, talentosos, con futuro y que están estudiando para ser profesionales. Sin embargo, también los une el hecho de que se enfrentan al sistema educativo en desigualdad de condiciones con respecto a la mayoría: Mauro con su ceguera, Rodrigo y la sordera, Gonzalo tiene Síndrome de Asperger y Matías sufre paraplejia. A pesar de eso, ellos, como otros uruguayos, asisten todos los días a sus respectivas facultades, estudian en grupos de compañeros, rinden los exámenes y aspiran a títulos como cualquier estudiante más. Con más esfuerzo.

El coraje, sumado al respaldo familiar, le permitió a Mauro llegar hasta este nivel educativo y trabajar como administrativo en el Banco de Previsión Social, donde quiere ejercer la psicología una vez obtenido el título. Y por supuesto que el camino no le es fácil. De hecho, Mauro era un brillante alumno de Matemática, de esos que sacan las mejores calificaciones. Era capaz de pensar mentalmente los problemas que un profesor le planteaba y, en segundos, resolvía la consigna. Así fue hasta que llegó al Bachillerato Científico. Un profesor de Física no supo describirle unas gráficas, le dijo que sin mirar era imposible comprenderlas y que no entendía por qué seguía estudiando. Lejos de desanimarse empezó Humanístico y cuando el problema volvió a presentarse con algunas proyecciones, optó por sexto de Derecho. Y de ahí, a su actual carrera.

El mismo temple de acero tuvo cuando algún compañero de liceo lo hostigaba, no tanto por su ceguera sino por su rendimiento académico. Distinta es la vivencia en facultad. Al poco tiempo de haber empezado los cursos se le acercó Tania, una compañera, y lo invitó a formar un grupo de estudio. Ese equipo creció y hoy son catorce amigos que comparten desde casamientos hasta horas enteras repasando: unos leen en voz alta y Mauro aporta su conocimiento.

Es que Mauro se concentra tanto en la tarea que, por momentos, se olvida de que es ciego. “Como durante un tiempo de mi vida pude ver, me imagino las imágenes o armo mis propias interpretaciones de cómo son las personas que me rodean”, dice sentado en el patio de la universidad.

¿Cómo hacés con la información visual que te perdés de una paciente?

Me puedo perder datos visuales, pero los obtengo de otra forma. Uno puede notar los nervios no solo en los movimientos, también en el habla, en los silencios. O, indirectamente puedo pedirle al paciente que se describa.

Lo que parece complejo, Mauro lo resuelve con esa sencillez. Y es así que entiende a la universidad como “un maravilloso ámbito para crecer, superarse y ser quien uno quiere ser”.

ANIMADO. Rodrigo Couto (24) es un extranjero en su propia tierra. Es uruguayo, pero su sordera absoluta de nacimiento producto del Síndrome de Usher que padecen 3,5 personas cada 100 mil en el mundo hace que su idioma oficial sea el lenguaje de señas y que necesite de un intérprete para entender, a la perfección, lo que un profesor explica en la universidad. Aun así le quedan solo cinco materias para recibirse de licenciado en animación y videojuegos.

Parece paradójico, pero no lo es. Rodrigo es un fanático de la informática y el diseño desde los 14 años. Por eso, cuando notó que quería estudiar una carrera vinculada a la animación 3D en la Universidad ORT, consultó al coordinador si era viable cursar y luego ejercer la profesión en un área en la que el sonido es una pieza fundamental. Y la respuesta fue: “Se trata de un trabajo en equipo y un compañero oyente puede resolver los aspectos de sonido”.

De hecho, hace un año Rodrigo publicó un video inaudible, como ejercicio de clase, reclamando subtítulos en los programas de televisión. En solo una semana fue compartido más de 8.000 veces a través de Facebook. Fue una demostración, dice, de lo que las personas sordas son capaces de hacer con el objetivo de que “la sociedad tome conciencia” de su existencia.

Es que dentro del sistema educativo la discapacidad auditiva es la más relegada. Solo el 0,3% estudia en la universidad. Y de las más de 320 personas que ingresaron desde 1996 a liceos públicos accesibles para sordos, solo 24 se graduaron. Sin darnos cuenta, dicen los especialistas, buena parte de la información que recibimos en la vida entra por el oído.

“Cuando ingresé a facultad no sabía que había reglas en los exámenes, nadie me lo había explicado”, cuenta y admite que con el tiempo se fue acostumbrando. A la hora de escribir Rodrigo tiene cierta tolerancia. “Los profesores me han dicho que no hay problema alguno si algo no está bien escrito mientras se entienda el concepto”, señala después de haber terminado su jornada laboral en Aula Virtual de UTE.

Cara a cara conversa con mayor facilidad y cuando un docente no le entiende opta por redactar en la computadora. Por eso, los trabajos prácticos le resultan más accesibles. Para las materias teóricas necesita de un intérprete cuesta unos 200 pesos la hora, en universidades públicas y UTU lo financia el Estado, salvo que intente leer los labios, algo realmente muy difícil. Los profesores, dice, no están acostumbrados a hablar siempre para el mismo lugar o bien se dan vuelta para anotar en el pizarrón y él se pierde la mitad del discurso. Para su suerte no se perdió el derecho de estudiar lo que realmente le gusta.

EL PARTIDO. Matías Verdugo (24) quería ser jugador de fútbol, pero está cursando el tercer año en Ingeniería en Sistemas. En 2004 le apareció un dolor en su espalda y no tuvo más remedio que operarse. Lo que jamás imaginó es que la intervención saldría mal y, desde entonces, no tendría control del tronco y las piernas.

Aun así su vida de estudiante parece la de un partido. Debe planificar cómo transportarse con, al menos, 24 horas de anticipación. Tiene que enfrentar a un rival que, en su caso, son los ascensores viejos que a veces se trancan, los estudiantes que encadenan sus bicicletas en la rampa de acceso a la facultad y los funcionarios que, sin tener matrícula para lisiados, estacionan sus autos en los espacios reservados.

Y además se prepara para, con su silla de ruedas, jugar en todas las canchas. Es que a veces tiene que trasladarse desde el edificio central de Julio Herrera y Reissig hasta el anexo. Es un trayecto que no supera una cuadra pero tiene, en el camino, piedras y una pronunciada pendiente. En bajada todo le es más fácil, aunque más de una vez volcó. En subida, el desafío le es sencillamente “imposible”.

Pero Matías, que sale adelante a pesar de todo, cuenta con la ayuda de sus compañeros. Si lo ven en dificultades, lo asisten. Con algunos forjó una amistad, sale a bailar, estudia y comparte el infaltable mate. La única complicación, admite, es juntarse a preparar un trabajo a deshora o fuera de la facultad.

Suele movilizarse con la camioneta de la Comisión Nacional Honoraria de la Discapacidad. Cada tramo del viaje le cuesta 90 pesos. Y, aunque recibe una beca por méritos académicos debe salvar 60% de las materias que cursa, no le alcanza el dinero y debe administrarse bien los tiempos.Es que el vehículo funciona solo de lunes a viernes hasta las ocho de la noche. Además, lo debe solicitar el día anterior. Para colmo, por la puerta de la universidad no pasa ningún ómnibus accesible y la última opción que tiene, la del auto propio, es una utopía porque desde enero está a la espera de la autorización para la exoneración de impuestos que exige la ley. Y hasta ahora no obtuvo respuesta.

El 1,9% de los estudiantes de la Universidad de la República tiene discapacidad motriz severa. Los principales problemas para esta población, explica el psicólogo Sergio Meresman, son las condiciones edilicias (que están cambiando, aclara) y la falta de educación que permita modificar ciertas actitudes involuntarias.

“No estoy reclamando preferencia, estoy pidiendo igualdad”, dice Matías en referencia a que no ha tenido obstáculo alguno para conversar con el decano, pedir el cambio de salón para algún parcial o la tolerancia de llegar tarde porque el ascensor estaba fuera de funcionamiento. Y, de apoco, los cambios aparecen. De hecho, ya ha tenido ofertas laborales por ahora solo da clases particulares de Matemática y Física y estima que, para cuando se reciba, esos lugares en lo que trabajará serán accesibles. Eso sí sería un golazo.

COMUNICACIÓN. Cuando Gonzalo Scrigna (24) decidió estudiar periodismo deportivo, por sugerencia de su psiquiatría, el primer sorprendido fue su entorno. No es que no haya mostrado conocimientos e interés por los deportes. Al contrario, tiene una facilidad para recordar fechas de campeonatos y hechos épicos, además de poder analizar el juego, que bien puede ser envidia de los grandes comentaristas. Pero tiene Síndrome de Asperger, una condición que forma parte del espectro autista y que, justamente, se manifiesta con problemas para la comunicación e interacción social.

En Uruguay no hay cifras exactas sobre cuántas personas presenta esta problemática. En el mundo se estima que el 1% de las personas tiene autismo y, de ellos, uno de cada cinco puede tener Asperger. Gonzalo no reniega su condición y aunque no pasea por los pasillos del Instituto Profesional de Enseñanza Periodística (IPEP) con un cartel que explique su síndrome, tampoco lo oculta.

Para quien no lo conoce es difícil que a simple vista note alguna diferencia con el resto, salvo porque habla en forma particulary demasiado rápido y, rara vez, conversa solo o dibuja con el dedo en el aire. Desde los 17 años es consciente de lo que tiene, su madre se lo explicó, aunque recuerda que acude a equipos de salud mental desde los 5 años, cuando fue diagnosticado. Fue justamente su madre, Isabel, a quien le llamó la atención la dificultad de su hijo para jugar a las escondidas o hacer una cola en el tobogán para esperar su turno.

No es su caso, pero el diagnóstico tardío es una de las principales explicaciones del bajo porcentaje de personas con autismo que alcanzan la universidad, explica su psicólogo Fabricio Gómez, quien acompañó a Gonzalo en los primeros días de adaptación al curso el año pasado.

“Necesitaba esa seguridad y saber que si me ponía muy nervioso ante algo nuevo podía recurrir a su ayuda”, cuenta Gonzalo con la soltura de un profesional de la comunicación. Luego pasó a desenvolverse completamente solo, va caminando desde su trabajo en una tienda de artículos para turistas y regresa a casa en ómnibus.

A diferencia del liceo, donde tenía tolerancia en los tiempos de las pruebas y el nivel de algunos trabajos, en el IPEP es uno más. Así se lo hacen saber sus profesores y sus compañeros de clase, con los que tiene buena relación. Y, por ahora, su desempeño es “excelente”, comenta el psicólogo.

Distinta fue su realidad en los talleres Don Bosco, cuando intentó estudiar informática ni bien egresó del colegio Clara Jackson. “Los compañeros me hacían la vida imposible, me incitaban a que probara el cigarrillo, era horrible”, recuerda.

A las personas con Asperger muchas veces se las tilda de genios. Gonzalo no cree que su intelecto sea superior a la media. Sí reconoce que cuando algo lo apasiona se vuelca de lleno a la tarea. Es lo que le sucede con el periodismo deportivo y con las prácticas del programa Básquetbol para Todos en el Defensor Sporting donde juega con la ventaja de medir 1,95 metros.

¿Cuál será su futuro? La salida laboral no es algo que, a priori, le preocupe. Prefiere no cargarse esa mochila y focalizar todo el esfuerzo en el estudio. Eso sí: tiene pendiente entrevistar a Antonio Pacheco. Y, a la vista de su actitud, lo conseguirá.

Un camino que se hace cuesta arriba

Más del 16% de los uruguayos tiene una discapacidad permanente para ver, oír o caminar. Sin embargo, en el ámbito educativo “las personas con discapacidad quedan en el camino, mucho antes de la universidad”, dice el psicólogo Sergio Meresman, coordinador del Instituto Interamericano sobre Discapacidad y Desarrollo Inclusivo. “De hecho la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) no tiene previsto un área en Secundaria que se dedique a ellos”. Tal es así que solo 1,3% del alumnado de la Universidad de la República manifiesta tener algún tipo de discapacidad. ¿Por qué algunos llegan y otros no? “El apoyo familiar es decisivo”, señala el psicólogo. “Todo depende del horizonte que los padres se animan a ponerle a sus hijos”. Lo otro es la resiliencia de las propias personas con discapacidad, que es la capacidad de sobreponerse a las adversidades. Y, por último, influye el sistema. “La propuesta universitaria”, dice Meresman, “no es personalizada y no se adapta bien a cada persona concreta”.

Pablo Pineda

El primer egresado con down

Atiende a Domingo desde su casa de veraneo en Alicante, aunque el resto del año vive en Málaga, España. Habla con acento cerrado, mezcla del castellano con el valenciano, el italiano que maneja con soltura, el inglés y su propia condición. Es la primera persona europea con Síndrome de Down que terminó la universidad. Pablo Pineda (40) se graduó de magisterio y psicopedagogía, publicó un libro, filmó una película por la que ganó el premio de San Sebastián a Mejor Actor y una calle de su ciudad lleva su nombre. No en vano lo que más llama la atención de su voz es la alegría, más allá de las adversidades.

“Los chicos con Síndrome de Down son personas torpes, repetitivas y que les gusta la música”. Esa era la definición en el libro de Psicología Evolutiva que estudió en la universidad. Años antes, en el liceo, “mongólico” y “retardado” era lo más suave que le decían sus compañeros, en referencia a su discapacidad intelectual fruto de una alteración genética, por la duplicación del cromosoma 21. Pero “flaco favor les hacía si dejaba caer la toalla”, reflexiona sobre su capacidad de resiliencia. “Soy una persona muy decidida y si bien el Síndrome de Down hace que haya dificultades en el mecanismo de aprendizaje, lo único que necesitamos es más tiempo y tranquilidad para asimilar los conceptos”, dice.

Tal es así que todos los días se establecía una rutina los trabajos sistemáticos “le sientan bien”, cuenta y pasaba unas cinco horas leyendo los materiales; siempre en voz alta y con lapicera en mano. Esa fue su estrategia para lograr lo que anhelaba desde pequeño: “Volcar los conocimientos a los niños”.

Antes de pensar en ser maestro una idea que meditó junto al catedrático de la universidad pública de Málaga donde se graduó quiso ser abogado e incluso periodista. Y siempre con el objetivo claro de ayudar a la inclusión de personas con discapacidad. De hecho, hoy es consultor de la Fundación Adecco para la inserción laboral de personas con dificultades físicas o intelectuales. Y concluye desde el otro lado del Atlántico con un mensaje para quienes están en la situación que él ya vivió: “Luchen, no se acomplejen nunca, no se comparen con nadie y sigan pidiendo a gritos los derechos que tienen como ciudadanos”.

El paradigmático caso de Temple Grandin y los animales

Hasta los cuatro años Temple Grandin (67) no habló. Le diagnosticaron daño cerebral y bastante tiempo después notaron que era autista. Rechazaba los abrazos hasta que descubrió una máquina que tenía su tío ganadero para calmar a los animales. Eran dos palancas metálicas que generaban presión a ambos lados de las vacas y las desestresaban. Ese fue el comienzo para idear su carrera. Es doctorada en Ciencia Animal y profesora en la Universidad de Colorado, Estados Unidos. Así relata su experiencia a Domingo:

¿Cómo logró ingresar a la universidad?

Se hizo un arreglo con el decano para dejarme ingresar bajo la condición de que obtendría buenas calificaciones. Luego de entrar, tuve que probarme a mí misma y obtuve buenas notas.

¿Recibió ayuda de sus profesores y compañeros de clase?

Los profesores me han ayudado mucho. El amable profesor de matemática Mr. Dion me tutoreó y colaboraba fuera de hora. Recibí su ayuda antes de que tuviera alguna mala calificación. Algunos estudiantes no me han ayudado tanto, sin embargo hice buenos amigos.

¿Fue acompañada?

No, fui sola. Me permitieron quedarme a dormir en un dormitorio doble, en vez de estar con tres chicas en una habitación, como era lo normal. De lo contrario me hubiera sido imposible estudiar y descansar.

¿El autismo colaboró en su estudio?

Me ayudó en mi trabajo con animales, porque ellos son pensadores visuales, como yo (crean secuencias de imágenes). Pero siendo una mujer en un ambiente de hombres en la década del ´70 fue difícil. Trabajé duro para demostrarles a las personas que era inteligente y no estúpida.

Del braille a la magia de la pc

Cada vez que Mauro Sghezzi quiere acceder al texto de uno de los teóricos de la Psicología, baja el material de Internet o digitaliza el libro y lo escucha con un programa informático. Así ahorra tiempo y dinero frente al braille.

http://www.elpais.com.uy/domingo/universidad-discapacidad.html

Hospital sumarió empleada que criticó sistema de salud


SAN CARLOS: DENUNCIAN QUE HUBO PERSECUCIÓN POLÍTICA DEL FA

El director del Hospital de San Carlos, un notorio militante frenteamplista, fue acusado de perseguir políticamente a una funcionaria de ese centro asistencial que pertenece al Partido Colorado, que denunció “el descalabro” de la salud pública.

san carlos

El director del hospital es el frenteamplista Waldemar Correa, y fue acusado este fin de semana por el candidato a diputado por el batlllismo local Eduardo Elinger, quien habló sobre “situaciones de “intolerancia” que preocupan al Partido Colorado.

“Hace unos días Norma Machado, una compañera vinculada a la salud y convencional colorada, fue notificada por parte de Salud Pública de una denuncia en su contra. Esto lo decimos con mucha angustia porque sentimos también una desilusión personal de parte del director del hospital de San Carlos”, dijo el edil Elinger durante el acto celebrado el sábado en Maldonado, del que tomaron parte diversas figuras coloradas como el candidato presidencial Pedro Bordaberry, el senador José Amorín y el ex presidente Jorge Batlle.

Elinger denunció que la convencional de su sector fue sumariada por las declaraciones que ella vertió durante un acto político realizado en un local partidario de San Carlos.

“Ella denunció el descalabro de la salud en el departamento. Quiero ser muy claro: no vamos a permitir persecuciones políticos. No vamos a permitir que directores de hospitales que están en cargos de confianza solapadamente, haciendo mandados para el partido de gobierno vayan en contra de aquellos que dicen la verdad y que a cara limpia se identifican con nuestro partido”, enfatizó.

“¡No lo vamos a permitir! ¡Vamos a defender a nuestros compañeros que por pensar distinto son perseguidos en sus tareas!”, agregó.

“¡No hay derecho a perseguir a la gente! Tanto que el gobierno y los frenteamplistas se llenan la boca diciendo que dan libertad. Y cuando alguien piensa distinto y se compromete con un partido va a sumario. ¡No lo vamos a permitir! Defendemos a los compañeros”, añadió Elinger.

http://www.elpais.com.uy/informacion/hospital-sumario-empleada-que-critico.html

Quieren a familias sirias en Florida


HUBO PLANTEO DEL INTENDENTE ENCISO ANTE LACALLE POU

En presencia de la fórmula del Partido Nacional, el intendente de Florida Carlos Enciso anunció la intención de su administración departamental de recibir a algunas de las familias sirias que llegarán al país próximamente para que se radiquen en el departamento.

CONCENTRACIÓN FRENTE A LA EMBAJADA DE SIRIA EN MADRID

Según el gobierno del presidente José Mujica, las primeras familias de refugiados sirios comenzarán a llegar a partir de esta semana.

Para Enciso, la idea de su gestión municipal es “recoger el guante” de propuestas que se han hecho por parte del gobierno central y que evidencian la filosofía “por la positiva” que él ha impulsado desde su victoria en las elecciones departamentales, anunciando que se ha sondeado el terreno, especialmente con productores lecheros, para ofrecerle a las familias un entorno en el que puedan desarrollarse con posibilidades de estudio y trabajo, que es la única forma de acogerlos correctamente. “Florida está dispuesto, Florida es positivo”, destacó Enciso.

El secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Javier Miranda, dijo en conferencia de prensa que el plan es que los refugiados sirios lleguen en al menos dos contingentes.

El primero llegaría en los próximos días a Uruguay y el segundo a finales de febrero del próximo año. Son grupos de refugiados que actualmente se encuentran asentados en Líbano.

El primer grupo será de hasta 40 personas y el segundo de hasta 80. Se estableció un tope de 120 personas, según se informó oficialmente en la oficina de Miranda.

http://www.elpais.com.uy/informacion/quieren-familias-sirias-florida.html

Controles a autos por ruidos molestos


IMM INTENSIFICARÁ LAS INSPECCIONES DESDE HOY LUNES

En el marco de la 7ª Semana de la Seguridad Vial, que se desarrollará desde hoy al viernes próximo, la Intendencia Municipal de Montevideo prevé intensificar los controles sobre los ruidos molestos en el tránsito.

imm

Entre las actividades que tiene prevista la comuna capitalina para esta semana, hoy a las 12:30 horas se presentará en la explanada municipal la reglamentación sobre ruidos molestos en el tránsito.

Se entregarán chalecos reflectivos a motociclistas y habrá demostraciones con sonómetros y simulador de choques.

Si bien los controles que se harán abarcarán a todos los tipos de vehículos, el énfasis se pondrá en las motos, informó a El País un jerarca de la Intendencia que prefirió mantener el anonimato.

A quienes los inspectores encuentren en infracción se les retendrá la libreta de conducir y tendrán un plazo de cinco días hábiles desde que fueron observados para regularizar la situación, otorgándosele un permiso de circulación provisorio por ese período y por única vez.

Dentro de los cinco días hábiles del plazo fijado, el infractor deberá inspeccionar el vehículo en el Servicio de Contralor y Registro de Vehículos, a fin de determinar si el mismo cumple con la normativa vigente.

En caso de no regularizar la situación detectada dentro del plazo establecido, será sancionado con una multa de 10 unidades reajustables (unos $ 7.600).

El procedimiento está previsto en una resolución de 2012, que señala “la preocupación existente de esta Intendencia en cuanto a la polución sonora proveniente de los vehículos que circulan en la vía pública”.

http://www.elpais.com.uy/informacion/controles-autos-ruidos-molestos.html

Salto y Paysandú esperan el embate de otra crecida


INUNDACIONES: FAMILIAS YA COMIENZAN A AUTOEVACUARSE

La altura del Río Uruguay continúa creciendo y las autoridades ya vislumbran un nuevo panorama de inundaciones y evacuados para los próximos días. Otra vez se aguarda las crecidas impacten en Salto y Paysandú.

lluvias

Las aguas comienzan un lento ascenso; se espera “pico” para el miércoles. Foto: Luis Pérez

Al continuar subiendo el Río Uruguay, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande prevé que en las próximas horas las aguas puedan alcanzar un nivel de 12 metros en la cota del Puerto de Concordia. Ante este panorama, cuatro familias ya se autoevacuaron para no ser sorprendidas por la noche y en medio de la lluvia.

A las 20 horas de ayer, el nivel del río en el Puerto Salto alcanzó los 10 metros con 40 centímetros. Y crecía a razón de 3 centímetros en la hora, al haberse aumentado en la represa los volúmenes de evacuación de agua por los vertederos, que pasaron de 13.500 metros cúbicos por segundo a 14.600 sobre el mediodía.

Con este nivel, el río ha salido de cauce y hay calles anegadas como la Costanera Norte a la altura del Club Rowing y un poco más cercano al puerto sobre la calle Agraciada por desborde del Arroyo Sauzal.

Los autoevacuados son cuatro familias, dos de ellas de las proximidades del puente Sarandí, a la altura de calle Acuña de Figueroa, que se retiraron con sus pertenencias por cuenta propia. Las restantes son de la ribera del Sauzal.

La información brindada por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande indica que las aguas continuarán ascendiendo y que podrían llegar a los 12 metros en los próximos días, sin precisar la fecha, aunque extraoficialmente trascendió que ese “pico” podría darse el día miércoles.

Por otra parte, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande se mantiene alerta por lo que sucederá con las advertencias meteorológicas, señalando en ese sentido a la población y organismos que componen el Comité Departamental de Emergencia que se esperan lluvias, las que afectarán la cuenca media e inmediata de aporte al embalse de la represa. 

La previsión en cuanto a reducir el impacto de la crecida aguas abajo del complejo hidroeléctrico es la de hacer descender el embalse a los 32 metros, nivel que se alcanzó ayer sobre las 14 horas.

A las 20 de anoche el nivel del lago era de 31,95 m., con un caudal de aporte de 13.200 metros cúbicos por segundo.

Sin respiro.

Esto ocurre a poco más de dos semanas de que se iniciara el operativo retorno de evacuados en Durazno y Soriano. La última crecida dejó 4.573 personas evacuadas, la mayoría de ellas en Durazno.

Nuevamente, las expresiones de solidaridad con respecto a esta situación terrible para centenares de familias quedaron al descubierto en varios puntos del país.

En tanto, unas 80.000 hectáreas quedaron anegadas por la creciente en el norte de Rocha, afectando las pariciones de los vacunos y generando una mortandad de animales de alto impacto en la economía local. A partir de estos hechos, se anunció que habrá retraso de la siembra arrocera, prevista para los primeros días de este mes.

El protocolo de retorno incluye una inspección sanitaria y estructural de las viviendas afectadas por parte de técnicos del Centro de Coordinadores de Emergencia Departamentales y del estado de la red eléctrica por parte de técnicos de UTE. A estos, se suman equipos de salud que evalúan las condiciones sanitarias y realizan tareas de desinfección, fumigación y limpieza de cámaras sépticas y pozos negros.

http://www.elpais.com.uy/informacion/salto-paysandu-esperan-embate-otra.html

A %d blogueros les gusta esto: