ASSE deslinda responsabilidad de hospitales en dos muertes

INTERIOR CERRÓ INVESTIGACIONES POR FALLECIMIENTOS DE BEBÉ Y UNA MUJER

La Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) concluyó que en la muerte de un bebé en Durazno en marzo de 2013 y de una mujer en Paysandú en julio de ese mismo año, “no hubo responsabilidades en el equipo de salud”.

asse2

Los hospitales del interior continúan en la mira por muertes sospechosas.

Ambos hechos causaron estupor en su momento, pues se denunció negligencia en la atención a los pacientes en los dos hospitales.

El primero de los casos, en el departamento de Durazno, fue el de la muerte de un bebé que había nacido tras solo seis meses de embarazo, por cesárea, el miércoles 27 de marzo de 2013. El lunes de esa semana la joven embarazada de 16 años, llamada Juliana Castro, se sintió mal y se acercó a la policlínica del barrio Unidos en Marcha. Fue revisada y al cabo de unas horas le dijeron que ya estaba estable y la mandaron a su domicilio. Pero al llegar a su casa, la paciente tuvo convulsiones y comenzó a vomitar sangre, por lo que fue llevada al hospital. “Vino con convulsiones porque tenía una eclampsia (enfermedad del embarazo generada por presión alta, convulsiones con pérdida de orina) que lleva a un sufrimiento fetal, lo que deriva en una cesárea, que fue lo que se hizo”, dijo en ese entonces a El País el director del centro, Raúl Girreta.

El jueves 11 de julio de 2013, en tanto, en el centro de salud de Guichón, una paciente llegó con un fuerte dolor en el pecho y problemas para respirar. Los médicos pidieron un traslado al Hospital de Paysandú, al advertir que la mujer podría tener un infarto agudo de miocardio. Desde el centro de salud en Guichón dijeron que fue trasladada rápidamente en una de las tres ambulancias con las que contaba el centro en ese entonces, pero la familia de la paciente denunció que el vehículo fue a buscarla desde otro lugar, y que llegó recién al Hospital de Paysandú tres horas después de que los médicos dijeran lo del infarto. Además, ya en ese centro de salud, debió esperar la llegada del especialista. Cuando al fin se presentó el cardiólogo, éste ordenó un nuevo traslado, esta vez a Montevideo, para que se le realizara una angioplastia. Antes de que esto se llevara a cabo, la mujer murió de un paro cardíaco.

La gerenta general de ASSE, Alicia Ferreira, sostuvo a El País que en estos dos casos las investigaciones administrativas que se ordenaron “terminaron sin encontrar responsabilidades en el equipo de salud ni hechos irregulares”.

En junio de 2013 ASSE dio a conocer la resolución tras una investigación administrativa por la muerte de Lucía Olivera, que murió desangrada en marzo de 2013 en el Hospital de Paso de los Toros. La Administración resolvió sumariar al director del centro, a la ginecóloga y al médico de guardia, y advirtió que “hubo fallas en la percepción del riesgo por parte de los profesionales actuantes de la dirección del hospital”. En tanto, la Justicia procesó al médico general al “establecer que por negligencia el mencionado indagado, al dejar de cumplir con la primera obligación que como profesional médico tiene (prestar asistencia a la paciente), incurrió en la presunta comisión de un delito”.

En tanto, la gerenta general de ASSE precisó a El País que otra investigación administrativa por la muerte de un paciente en una ambulancia frente al Hospital de Las Piedras, en agosto pasado, está en manos del Ministerio de Salud Pública (MSP), ya que existen versiones distintas de los hechos por parte de las autoridades del hospital y de la Unidad Coronaria Móvil (UCM), a quien pertenecía la ambulancia. 

La polémica se desató luego que el médico de la emergencia denunciara que el hospital no quiso ingresar al paciente de 74 años, que presentaba un cuadro de desnutrición. El anciano terminó falleciendo de un ataque cardíaco.

Más investigaciones.

En tanto, Ferreira advirtió a El País que ASSE todavía está trabajando en algunas investigaciones administrativas. Por un lado, en la que se abrió el mes de julio pasado, en medio del escándalo por el procesamiento del exdirector, Alfredo Silva, que consiste en monitorear el trabajo que realizan todas las empresas tercerizadas que prestan servicios a los centros públicos de salud (ya sean de limpieza, vigilancia o consejería, entre otros). El objetivo es averiguar si existieron hechos irregulares en los llamados a licitación y controlar cómo vienen realizando sus actividades.

ASSE también mantiene una investigación abierta en julio pasado, con el objetivo de “analizar los procedimientos de todas las empresas que tenían contratos con centros públicos de salud y cuyos responsables fueron procesados el viernes 18” de ese mes, por recambio de equipos de las ambulancias de los hospitales públicos.

Sobre esto último, una investigación, a cargo del Departamento de Delitos Complejos de la Dirección General deCrimen Organizado e Interpol, probó la existencia de una maniobra en la que, en un proceso de recambio de la flota de ambulancias, se reemplazó parte del equipamiento de los vehículos nuevos por el de las unidades viejas que a su vez fueron entregadas al proveedor como parte de pago.

DRAMAS EN HOSPITALES PÚBLICOS DEL INTERIOR

Hospital de Durazno  –  Marzo de 2013

La mujer, con seis meses de embarazo, llegó con convulsiones y vomitando sangre. Mediante cesárea el bebé nació pero luego falleció. Un rato antes le habían dicho que estaba estable. ASSE dijo que equipo médico no fue responsable.

Hospital de Paso de los Toros  – Junio de 2013

Una mujer embarazada murió desangrada durante el parto en el centro. ASSE dictaminó que “hubo fallas en la percepción del riesgo”, y en julio pasado sumarió al director del hospital, a la ginecóloga y a un médico.

Hospital de Paysandú  –  Julio de 2013

Una mujer murió de un ataque cardíaco en el hospital. Varias horas antes había ido al centro de salud de Guichón por un dolor en el pecho. Se demoró tres horas para realizar el traslado. ASSE consideró que el equipo médico no es responsable.

Hospital de Las Piedras – Agosto de 2014

Un paciente de 74 años murió de un ataque cardíaco en la puerta del centro, luego de esperar varias horas para ser ingresado. El centro de salud carecía en ese momento de camas. La investigación está en manos del MSP.

http://www.elpais.com.uy/informacion/asse-deslinda-responsabilidad-hospitales-muertes.html

A %d blogueros les gusta esto: