Restauran ante público óleo de los 33 Orientales

Hoy miércoles comenzará a la vista del público la restauración del cuadro “El Juramento de los Treinta y Tres”, de Juan Manuel Blanes. “La recuperación del cuadro tenía urgencia y había que hacerlo con cierta rapidez”, dijo la intendenta Ana Olivera.

Las restauradoras Claudia Barra y Matilde Endhardt realizarán los trabajos que se prevé llevarán unos seis meses y para los que la Intendencia Munici- pal de Montevideo destinó US$ 60.000.

restauran

Restauradoras Barra y Endhardt. Foto: F.Flores.

El óleo, de grandes dimensiones, fue despegado de la pared y colocado en una base de madera en la que fue traslado y colocado en el centro de la sala en que se expone. También fueron colocados dos andamios en sus costados para el trabajo de las restauradoras.

Las autoridades del museo y de la dirección de Cultura de la comuna analizan cambiar la anterior ubicación del cuadro y mantenerlo en el centro de la sala, como está ubicado para su restauración.

“Estamos pensando que la perspectiva que el cuadro tiene es mucho mejor que la anterior. Si vamos a invertir el dinero de todos en restaurar este cuadro me parece está bueno quede en otro emplazamiento, que tenga un protagonismo mayor. Es el protagonista de este museo y tiene que estar mejor emplazado”, dijo Cristina Bausero, directora del museo Blanes.

El 27 de julio pasado, El País informó que este cuadro de Blanes sufre microdesprendimientos que requieren de un proceso de restauración, si bien su estado “no es calamitoso”, según conocedores de la obra. Agregó que se habló de su restauración pero la misma seguía sin concretarse por falta de fondos. Semanas después, la intendenta Ana Olivera resolvió que se adjudiquen fondos especiales que no estaban previstos presupuestalmente para la restauración del óleo.

Problema.

Claudia Barra dijo a El País que hoy comenzarán “con el estudio de antecedentes de la obra y de intervenciones”. “Vamos a hacer la parte de registro, que incluye centímetro a centímetro la obra, para conocer exactamente sus deterioros, tomar fotografías, hacer registros escritos, separando por zonas cómo trabajar. Luego seguimos según lo que necesite cada espacio”, afirmó.

Añadió que la parte de registros se hace junto con otros trabajos, “pero los primeros 15 días serán para el relevamiento general de la superficie de la obra”.

La restauradora dijo que “el principal problema” en el cuadro es “la pintura que se está queriendo desprender en algunas zonas”. “Todavía no ha caído, por eso estamos muy contentos que es el momento justo para trabajar en la obra”. Para eso se usarán adhesivos que llaman consolidantes y fijadores, que los hay de tipo natural y sintético y dependiendo de la misma obra puede usarse de los dos, explicó.

“Por suerte en la parte de pintura desde hace ya unos años tenemos materiales muy estables, no con los que contaba este buen restaurador que hizo el mejor trabajo que pudo para su época”, agregó en referencia a una anterior restauración realizada en 1976.

Entre los antecedentes de las restauradoras están el plafón del teatro Solís, trabajos en los museos Gurvich, Torres García y de Artes Visuales, además de tareas en colecciones privadas.

Tanto Olivera como Bausero y el director de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura, Hugo Achugar, hicieron hincapié en el valor histórico del cuadro de Blanes.

“El valor iconográfico que tiene este cuadro, el significado que tiene, todos crecimos con él”, dijo Bausero. “Este es un cuadro que ha trascendido la valoración estética, es un ícono, un hecho cultural-artístico que nos hizo como Estado-nación”, destacó Achugar.

Un sueño realizado

Ana Olivera

Intendenta de Montevideo

Dijo que “no estaba previsto en el presupuesto” el costo de la restauración de este emblemático cuadro, pero se definió hacerlo con la característica de que fuera abierta al público. “Creo que es una inversión para toda la sociedad muy importante”, dijo y agregó que “hay quienes piensan que la recuperación patrimonial, la conservación de lo que es de toda la sociedad vinculado a temas culturales es algo que uno hace después de hacer todas las cosas”, pero se debe hacer “al mismo tiempo”.

Cristina Bausero

Directora del Museo Blanes.

“Es un sueño que se hace realidad, es un cuadro que necesitaba ser restaurado”, dijo Bausero. “Para nosotros representa la historia del Uruguay, estamos frente a un cuadro que ficcionó nuestra realidad histórica pero todos lo tenemos asimilado y hoy es un símbolo de nuestra nación”, agregó. Sostuvo que la propuesta es “restaurar abierto al público, que sea una estrategia didáctica importante, una conexión con el ciudadano, mostrarle en qué se invierten los dineros públicos en patrimonio”.

Orientales Son 34 en vez de 33

El óleo sobre tela es de 311 por 564 centímetros, fue pintado entre los años 1875 y 1878 y representa el desembarco de los 33 Orientales en la playa de la Agraciada, el 19 de abril de 1825. En 1976 fue trasladado del museo de Artes Visuales al museo Blanes. En el cuadro aparecen 34 personas, se considera que en el título se puso el 33 porque es un número de gran significación para la masonería. En la sala donde se hará la restauración se instalarán los bocetos que dibujó Blanes de cada uno de los personajes que aparecen en el cuadro y que son parte del acervo del museo. Al museo Blanes concurren de lunes a viernes unas seis escuelas cada día, a lo que se suman 2.000 adultos por semana; es el cuadro más visto en el país, informó la directora de la institución Cristina Bausero. Añadió que el museo cuenta con cerca de 4.000 obras entre pinturas al óleo, papel y esculturas. Otras obras de Blanes, como “La Cautiva”, están en peores condiciones de preservación que “El Juramento de los Treinta y Tres”, pero se priorizó la restauración de este óleo.

http://www.elpais.com.uy/informacion/restauran-publico-oleo-orientales.html

One response to this post.

  1. Reblogueó esto en VOS en PLURAL.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: