Ambulancias: “Podría haber sumario y separación del cargo”

ENRIQUE SOTO, VICEPRESIDENTE DE ASSE

Señaló que es necesario “profesionalizar” gestión y dejar “amateurismo” de lado

asse

El vicepresidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Enrique Soto, dijo que hay que “profesionalizar” la gestión del organismo y que se requiere “especialización” para ocupar un cargo en el directorio y participar en su conducción.

En una entrevista con El Observador TV, Soto señaló que luego de lo ocurrido con el exdirector en representación de los trabajadores, Alfredo Silva, que fue procesado sin prisión, “todo lo que es amateurismo” en la conducción de la organización hay que “dejarlo de lado”.

Asimismo, respecto al rol de los directores, consideró que deben manejarse en función del “interés colectivo” y no de acuerdo a las líneas de acción impulsadas por el sector al que cada uno representa.

Indicó que se requiere una “nueva gestión”, y que pueden instruirse sumarios con separación del cargo para los responsables de las maniobras con las ambulancias de ASSE.

A continuación, una síntesis de la entrevista.

¿Cómo reaccionó el directorio de ASSE tras los episodios que derivaron en el procesamiento de Alfredo Silva?

Nos estamos recomponiendo a la nueva situación, a partir de un hecho que fue un sacudón en la vida institucional. Todo eso repercute en ASSE, que es la organización asistencial más importante de Uruguay. Esta situación hay que afrontarla y hay que colaborar, en este caso con la Justicia.

Usted dijo a Búsqueda que con Silva en el directorio había un problema de roles. ¿Qué roles no se respetaban?

Una cosa es la conducción política de una organización, y hay que evaluar si las líneas políticas se cumplen o no. Uno creía que muchas veces las líneas políticas quedaban de lado y se perdía energía en resolver temas puntuales. El rol de un director no es discutir aspectos secundarios sino las grandes líneas. Hay que profesionalizar la gestión. Todo lo que es amateurismo hay que dejarlo de lado. Tenemos que especializarnos en conducir organizaciones macro como ASSE, que tiene 27 mil funcionarios y atiende a 1.300.000 uruguayos. Eso requiere una especialización. No alcanza con tener militancia sindical o política para estar al frente de esta organización.

¿Usted cree que debía tener una visión más empresarial?

Es un directorio de cinco integrantes, y no está mal si cada uno asume un rol de conducción política. Tenemos la obligación de presentar iniciativas. Para eso hay que tener una cabeza que esté en sintonía. Pero es complicado. Cada uno representa un determinado sector. Ese es el problema. Cada uno tiene que buscar el interés principal, que es que la organización camine. Si estoy ahí pensando exclusivamente en los que me pusieron ahí y a los que tengo que dar respuesta hay peligro de un cierto corporativismo, que no es lo deseado.

¿Cómo se soluciona eso?

Hay que estar en función del interés colectivo de la organización.

¿Entonces se necesita un directorio con más representantes técnicos y menos políticos?

Tiene que ser una combinación de las dos cosas. Eso sería lo ideal. Hay que buscar la manera de que quienes ocupan su lugar por el Poder Ejecutivo estén convencidos de las grandes líneas que se intentan llevar a cabo en materia de salud, y tener la capacidad técnica para poder avanzar.

¿Qué le dijo el presidente cuando lo designó en su cargo?

Que había que contribuir a la gobernabilidad de ASSE y hacer lo posible para que pudiera transitar hacia los objetivos que nos habíamos trazado desde el Ministerio de Salud Pública.

¿Alfredo Silva mandaba más que el directorio?

Ahí hubo un cambio importante en ASSE. Hablamos con la doctora Beatriz Silva sobre como trabajar. Había una función para cumplir: convencer al resto del directorio que estábamos en este camino y así lo hicimos. Trazamos una línea de acción y la hemos seguido sin problemas. Al ser una de las principales empresas del país, cuando los representantes del poder político están en minoría hay que tener la capacidad de articular para que la empresa camine.

¿Qué debería cambiar para que el organismo funcione mejor?

Los principales factores no son administrativos sino asistenciales. Y para eso no se necesita solo dinero. Se requiere una nueva gestión. La función de ASSE es dar un aporte al sector más vulnerable de la población. A la población más vulnerable le tenemos que destinar otros recursos y hemos visto que han ido creciendo.

¿Cómo evalúa los resultados asistenciales?

Se han hecho avances. Estamos conformes. Es un juicio personal. Hay que seguir avanzando. Tampoco podemos decir que todo lo que se hizo está mal.

¿Qué pasa con las empresas tercerizadas de ASSE? ¿Va a haber auditorías?

ASSE tiene un servicio de auditoría interna, que depende directamente del directorio. Se resolvió hacer una auditoría interna, sobre todo por el funcionamiento de empresas tercerizadas. Esa auditoría está en marcha. Vamos a ver que resultados se obtienen. A su vez, el representante de la oposición planteó hacer una auditoría externa. Eso nos ha parecido bien.

¿Cómo será esa auditoría externa?

Para sacar el mayor provecho posible hay que saber que queremos investigar. Le pedimos al representante de la oposición que nos especificara cuál es el objeto de esa auditoría.

¿Se va a ser exigente con esa auditoría? ¿En el caso de Buena Estrella no se fue exigente?

La empresa dejó de prestar servicios para ASSE en abril de 2012. Había contraído una deuda con ASSE y se le fue reteniendo, para que no quedaran deudas pendientes. No hubo daño económico para ASSE con la contratación de Buena Estrella.

¿Pero qué pasará con esta nueva auditoría?

De acuerdo al nivel de incumplimiento, hay que ver las medidas que se toman. Esperaremos el resultado y de acuerdo al resultado veremos si hacemos investigaciones o pedimos otro tipo de responsabilidad en el caso de que no hubiera cumplimiento de los contratos.
Se está investigando el caso de las ambulancias.

¿Se encontraron responsables?

El caso está en la órbita presumarial. Hay una investigación administrativa que ya se ha pronunciado. De acuerdo a eso, tomaremos las medidas administrativas en ASSE.

¿Va a haber sumarios o destituciones?

En el caso de que el directorio resuelva, podría haber sumario con separación del cargo y retención de haberes.

El SMU dijo que el cargo en representación de los trabajadores puede ser ocupado por un médico.

Ese representante puede ser médico, no médico o puede ser jubilado. Lo ideal es que represente a todos los trabajadores. Recogiendo la experiencia del BPS, debiera tener atrás un equipo que le diera soporte técnico.

¿Si fuera un médico no serían demasiados en el directorio?

No necesariamente tiene que ser médico. No siempre son los mejores administradores.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/284906/ambulancias-podria-haber-sumario-y-separacion-del-cargo/

One response to this post.

  1. Reblogueó esto en VOS en PLURAL.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: