Enfermería se declara en “grave crisis” por falta de licenciados

FACULTAD

Se exigen decisiones al Estado para dar continuidad a la profesión

enfermeria_318052

La enfermería como profesión “se encuentra en una grave crisis cuantitativa y cualitativa”, según una declaración que surge del primer Debate Nacional de Enfermería, y a la que accedió El Observador.

El debate se llevó a cabo entre mayo y junio, tuvo tres instancias de discusión en foros y culminó esta semana con la decisión de emitir esa declaración de “alarma”, según la decana de la Facultad de Enfermería de la Udelar, Mercedes Pérez. La facultad fue la organizadora del debate.

Pérez explicó a El Observador que la “crisis” obedece a un profundo desbalance entre la cantidad de auxiliares y licenciados. Un censo realizado por el Ministerio de Salud Pública (MSP) reveló que actualmente hay unos 15 mil auxiliares frente a menos de 4 mil licenciados en ejercicio. En el debate se concluyó que se precisan al menos 9.000 licenciados, es decir, más del doble de los que hay hoy.

El desbalance entre unos y otros lleva a que los auxiliares asuman tareas que corresponden a los licenciados. En esencia, los segundos deberían ser los “responsables de decidir y organizar el cuidado de un paciente”, afirmó la decana. “Sin embargo, muchas veces los auxiliares asumen esa responsabilidad. Con una gran vocación, pero con riesgo y sin respaldo legal. La ausencia de unos genera en otros la sobrecarga. Uno sin el otro es difícil que pueda funcionar. Es un equipo”, consideró.

Hoy por hoy la facultad tiene en curso un programa para “profesionalizar” a los auxiliares que tengan secundaria completa (porque para ser auxiliar se exige Ciclo Básico). En dos o tres años, mediante modalidades semipresenciales, pueden obtener el título. Esto fue evaluado en el debate como una solución “fácil”, que en el corto plazo puede subsanar la falta de licenciados, pero para la que se necesitan más recursos.

En ese sentido, la declaración –que se difundirá desde hoy entre autoridades de la salud y la educación–, establece que la “crisis” a la que se hace referencia “exige que se tomen decisiones políticas a nivel de Estado para dar continuidad al desarrollo profesional que permita mejorar la salud y la calidad de vida de la población”.

A su vez, alega que “es prioritario sumar todos los esfuerzos institucionales” para mejorar las condiciones laborales de los enfermeros. En ese sentido, Pérez destacó que un licenciado en ASSE cobra poco más de $ 20 mil nominales. El salario debería ser mayor para volver más atractiva la profesión, opinó. La decana dijo también que si bien lo gremial no le compete a la facultad, la intención con el debate y la declaración fue dar insumos para que “cada enfermero, en su lugar de servicio, genere mejores condiciones”.

 

Cambio de imagen

La enfermera es, en el imaginario social, “la que da los inyectables, la que cumple la indicación del médico, la que toma la presión, la que pide silencio en los hospitales”. Hay que “trascender esa imagen”, advirtió Pérez. Es un “paradigma” que ya fue superado a nivel internacional, pero que “va a llevar mucho tiempo cambiar porque está sumamente arraigado” en Uruguay, agregó.

En cambio, los licenciados en enfermería se proyectan a sí mismos y quieren ser vistos como los “profesionales en el cuidado”. “La enfermera puede ser la responsable del cuidado en cualquier nivel de atención. Es la que se encarga de asegurar el cuidado continuo de las personas”, planteó Pérez.

Por otra parte, la decana reivindicó la formación que tienen los licenciados en la administración de los servicios de salud, que comienza con varias materias y culmina con una experiencia de internado al frente de un servicio asistencial, sobre el final de la carrera. Además, la Facultad de Enfermería ofrece una maestría en gestión de servicios de salud. Es por eso que a la decana le cayeron mal los comentarios del candidato presidencial colorado, Pedro Bordaberry, que opinó que los hospitales deberían ser dirigidos por médicos.

El cambio de imagen es “fundamental” para superar la “crisis”, señaló Pérez. Conscientes de que forman parte de la Udelar (que “siempre tiene los recursos justos”), los participantes del debate sobre el estado de la enfermería manifestaron su deseo de que se jerarquice la profesión y que eso se refleje en el próximo presupuesto quinquenal.

Otros ejes del debate nacional

Los participantes de los tres foros que se realizaron en los últimos dos meses discutieron sobre seis ejes: el desarrollo institucional de la Facultad de Enfermería y su descentralización (hoy tiene sedes en Salto, Rivera, Montevideo y Rocha); el desarrollo de la disciplina en sí, el proceso de enseñanza y aprendizaje, la articulación entre docencia y asistencia, la investigación y la extensión. Los temas debatidos serán insumos para la elaboración del plan quinquenal de la facultad. Según dijo la decana Mercedes Pérez, habrá una próxima instancia para “redefinir la misión y la visión” de la facultad.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/282108/enfermeria-se-declara-en-grave-crisis-por-falta-de-licenciados/

A %d blogueros les gusta esto: