Promueven castraciones masivas de perros en los asentamientos

Prevé multa de $ 18. 250 para quienes no la cumplan

La Intendencia de Montevideo pretende hacer obligatorias las castraciones de perros en algunos barrios “vulnerables” como los asentamientos. Para los tenedores de canes que no cumplan con la nueva normativa, se prevé una multa de $ 18.250.

castracion de perros

La Junta Departamental de Montevideo abordó con carácter de “grave y urgente” una propuesta de la IMM para establecer la obligatoriedad de la castración de perros y su respectivo tratamiento, dadas las patologías dérmicas, parasitarias o infecciosas que desarrollan los canes “en distintos barrios, zonas y viviendas de gran vulnerabilidad de la ciudad”.

En abril de este año, la comuna remitió a la Junta el planteo para abordar el problema de la tenencia de perros en los asentamientos y las condiciones sanitarias de los mismos.

Si bien no hay números oficiales, se calcula que unas 200.000 personas viven en asentamientos y que estos lugares hay un promedio de tres canes por vivienda.

La directora profesional del Servicio de Salubridad Pública de la Intendencia, Beatriz Mato, fue una de las personas que sugirió que en zonas en las que los perros presentan patologías en la piel (como sarna y hongos), distintas parasitosis (áscaris, tenias) y enfermedades infecciosas (como la leptospirosis), “debería ser obligatoria la castración de aquellos y su posterior tratamiento”.

El director de la División Salud de la Intendencia, Pablo Anzalone, fue más allá y sugirió que en algunos casos se podría llegar a declarar la “insalubridad pública”, ya que de acuerdo al digesto municipal, “ello podría ser una condición para aplicar la obligatoriedad de la castración y medicación”.

Finalmente, la Junta Departamental aprobó en días pasados un decreto en el que se señala que “la Intendencia de Montevideo podrá establecer la obligatoriedad de la castración de estos animales, ya sean machos o hembras, y su respectivo tratamiento posterior, en todas aquellas zonas donde su proliferación y las condiciones en las cuales viven generen problemas de salud pública”.

La Intendencia ya ha actuado en distintos barrios, y las castraciones han alcanzado incluso a los gatos.

Multa.

El nuevo decreto señala que detectada la situación de insalubridad, “se intimará al tenedor del perro al tratamiento”. Y que en caso de incumplimiento, “se aplicarán las sanciones correspondientes” de acuerdo al decreto 16.299.

El decreto aludido refiere a “focos o situaciones de insalubridad” y advierte que la “no erradicación en los plazos acordados” dará lugar a una multa de 25 UR ($ 18.250).

Durante la discusión del tema en la Junta, hubo ediles que advirtieron que la multa será muy difícil de cobrar a personas de escasos recursos.

El decreto prevé que tanto la medicación como la castración se realicen dentro del marco del convenio que existe entre la Comisión Honoraria de Zoonosis y la Intendencia de Montevideo desde el año 2007.

En febrero de este año ambas partes firmaron un nuevo acuerdo de complementación para realizar una campaña masiva de esterilizaciones gratuitas de perros “en zonas de riesgo del departamento”. El convenio incluye el diagnóstico ecográfico de hidatidosis humana en las poblaciones que habitan las zonas urbanas y rurales “y la ejecución de dispositivos educativos, tanto en ámbitos formales como informales”.

Los números.

En el blog del director de Salud de la Intendencia, Pablo Anzalone, se señala que de 2011 a 2013, las castraciones de canes llegaron a 16.425, y que las de los gatos -que comenzaron en 2012- a 1.179. “Al mismo tiempo, se trató a los animales con antiparasitarios y contra la sarna”, anotó el jerarca.

Según información a la que accedió El País, en 2009 se realizaron 3.451 castraciones de canes en 55 asentamientos de Montevideo, lo que indicaría que en los últimos años hubo un aumento sustancial de intervenciones en animales.

Las cifras del problema

Según cifras difundidas por el director de Salud de la Intendencia de Montevideo, Pablo Anzalone, de 2011 a 2013 las castraciones de perros llegaron a 16.425. Y las de gatos -que comenzaron en 2012-, a 1.179. La primera cifra arroja un promedio de 15 intervenciones quirúrgicas a perros cada día.

Se calcula que unas 200.000 personas viven en asentamientos y que hay un promedio de 3 canes en viviendas de contexto crítico.

El nuevo decreto señala que detectada la situación de insalubridad, “se intimará al tenedor del perro a realizar el tratamiento”. El incumplimiento dará lugar a una multa de 25 UR ($ 18.250).

La norma prevé que tanto la medicación como la castración se realicen en el marco del convenio que existe entre la Comisión de Zoonosis y la Intendencia desde 2007.

http://www.elpais.com.uy/informacion/promueven-castraciones-masivas-perros-asentamientos.html

A %d blogueros les gusta esto: