Nuevos perfiles criminales en Uruguay

experta advierte sobre posible acción de asesinos seriales

Crímenes por encargo, sospechas de un asesino serial en las muertes de personas `trans`, un aumento de actos de crueldad hacia los animales y de casos de violencia doméstica, conforman los nuevos patrones de criminalidad que asoman en Uruguay.

criminales

“Veinte años atrás, era impensable” que hubiera “la altísima cantidad de casos de animales torturados” que se constata actualmente, dijo la especialista en psicología forense Adriana Savio. Alertó que se trata de un fenómeno que merece ser investigado en profundidad.

Savio consideró que es necesario un análisis forense y social sobre el maltrato animal, lo que arrojaría elementos para conocer “hasta qué punto de evolución una persona puede llegar luego de haber cometido estos actos”.

Casi todos los homicidas seriales tienen una historia infantil de animales maltratados, y para Savio es una señal de alerta sobre los nuevos patrones criminales que podrían instalarse en Uruguay.

Savio es directora del Instituto de Criminología y Psicología Forense del Uruguay, y será una de las expositoras del primer congreso latinoamericano de actualización sobre autopsia psicológica que se realiza el viernes y sábado próximo en la sala de conferencias Kolping (Bulevar Artigas 2714) y del que participarán expositores extranjeros. También expondrá el 29 de junio en la videoconferencia “Homicidas seriales, psicopatología forense en la escena del crimen”.

Para la experta, “sería bueno penalizar los actos de maltrato animal”, incluidos los cometidos por niños.

“La mente de un niño que tortura o mata a un animal doméstico está recibiendo una carga psicoafectiva que es terrible y que deja una marca. Ese niño se va a desarrollar con cierta inmunidad frente al dolor y la misericordia frente un ser vivo”, explicó Savio.

Añadió que un acto de crueldad queda “como un germen instalado en la mente de un niño” y “así como cortó a un perro, puede quitarle la vida a una persona. Esa mente se acostumbra a alimentarse de una adrenalina cuando está matando y pide más. Alimentamos esto si no sancionamos esas conductas”.

Compulsivos.

En 2007, Savio inició una investigación en el ámbito universitario sobre la psicología criminal de los homicidas seriales, que luego continuó por su parte.

Su idea fue analizar casos reales de personas que deciden matar de manera serializada, desde su nacimiento hasta su vida adulta, para conocer más de su “necesidad compulsiva de cometer crímenes iguales, con las mismas características”.

Señaló que, en general, son personas con una “conflictividad importante”, con “grandes dificultades de vínculos primarios, sobre todo maternos” y que por eso, en la enorme mayoría de los casos son hombres, y las víctimas mujeres”.

“Cometen los actos más atroces sin culpa”, dijo.

Respecto a la existencia de asesinos seriales en Uruguay, Savio dijo que es discutido si Pablo Goncálvez fue un asesino serial, y marcó sus dudas de “si no hay más casos” de homicios seriales sin descubrir.

“Muchas veces, por una cuestión de tiempo o falta de medios, no se estudia la relación entre la aparición de una muerte y de otra; no siempre se vinculan”, afirmó.

“Hay muchos casos sin resolver y queda la posibilidad de que una misma persona haya cometido varios crímenes, con los mismos móviles”, dijo.

Trans.

En ese sentido, Savio presentó en un congreso la hipótesis de que un homicida serial pudo ser autor de los asesinatos de varias personas transgénero en el Parque Roosevelt ocurridas en el año 2012. El primer crimen de ese tipo se cometió contra una prostituta en 2009, cuyo cuerpo apareció en la Ciudad Vieja. Dijo que entre ese asesinato y el de los trans, hubo otra mujer fallecida en circunstancias similares.

“Hice un enlace entre ciertos crímenes parecidos, con el mismo modus operandi, forma de atacar y de dejar el cuerpo de la víctima”, relató. Sostuvo que “no es normal dar muerte a una persona con la técnica de empalamiento, como en estos casos. Es propio de la edad media, se usaba como forma de tortura y tiene un carácter ritual”, explicó la psicóloga forense.

“Cuando uno interpreta, no pretende exponer la verdad revelada; es una hipótesis, para que un equipo técnico pueda indagar. Es iluminar un recoveco que antes nadie miraba”, destacó.

Sicarios.

Savio trazó algunas coincidencias y diferencias entre los perfiles de los homicidas seriales y los sicarios, una modalidad que comienza a aparecer en el país.

“En los dos casos, se trata de sujetos que matan de manera repetida. En uno, la razón es por aspectos psícológicos de su personalidad. No se recibe ninguna provecho por el crimen. Los sicarios, en cambio, son sujetos que matan pero reciben una paga por eso”, explicó.

“Sin embargo, el impacto de dar muerte de manera reiterada es igual. El sicario, por más que mata por el móvil del dinero, empieza a estructurar paralelamente una mente tan homicida como la del asesino serial, aunque desde la estructura tienen otra configuración”, dijo Savio. “Recibe la misma adrenalina el que mata por placer y el que mata por dinero. El impacto psíquico es igual en los dos casos”, añadió.

La experta matizó que hay menos elementos pasionales en la escena del crimen de un sicario; “poco más que un trámite de dar muerte a alguien y dejar un mensaje”, mientras que en los crímenes seriales “es más personal la escena”.

Obsesivos.

En los casos de muertes por actos de violencia doméstica, en Uruguay no se ha trazado aún un perfil característico de los autores.

Según Savio, “por lo general son varones muy obsesivos con su forma de ser en la vida, desean que las cosas se hagan a su forma y no aceptan variaciones. Son celosos patológicos o celotípicos”.

Además son “claramente temerosos e inseguros de sí mismos y con frágil autoestima; tienen terror de ser abandonados por sus seres queridos, a los que dominan y exprimen para que no los abandonen y los dejen solos”.

Savio hizo hincapié en que se debe prestar atención a que “la cuestión victimológica implica que las mujeres y sus respectivas parejas complementan esos perfiles, y en algún nivel lo habilitan a que sean así”.

“Por eso los eligieron como pareja en un principio, aunque luego se diga que la persona no era así antes”, concluyó.

El principal CSI de México expondrá en el Congreso

El viernes, desde México y por videoconferencia, participará del congreso sobre autopsias psicológicas Alfredo Velazco, uno de los principales referentes de esa área en América Latina. Ha investigado algunos casos de asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez y es consultado por el FBI
Velazco es el primer miembro, no sólo de México sino de Latinoamérica, de la Asociación Internacional de criminólogos forenses de Norteamérica. En su país es director de la Sección de Análisis Conductual y Perfilación Criminal en la Academia de Investigadores Forenses.

La exposición que hará en el congreso uruguayo se titula: “El psicólogo como investigador en la escena del crimen; diseño de un perfil de la escena del crimen, bosquejo de la personalidad de la víctima que habita el lugar”. La videoconferencia del experto mexicano también versará sobre el perfil psicológico del victimario y sus indicios presentes en la escena del crimen, los modos de darle lectura y comprensión para exponerlos como pruebas ante la Justicia.

Velazco es el creador de un método para análisis de la escena del crimen denominado “Reconstrucción Secuencial Teórico-Conductual del Crimen”.

http://www.elpais.com.uy/informacion/nuevos-perfiles-criminales-uruguay.html

One response to this post.

  1. Reblogueó esto en VOS en PLURAL.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: