Ex tabacaleros armaron una cooperativa “anti-tabaco”

Una experiencia que no cuenta con antecedentes en el mundo

Exempleados de la tabacalera Philip Morris crearon una cooperativa que trabaja para el Ministerio de Salud Pública. Controlan el cumplimiento de la ley anti-tabaco. Se trata de una reconversión laboral sin precedentes en otros países.

antitabaco

El 21 de octubre de 2011, poco antes de terminar su jornada laboral, a los 45 funcionarios de la planta industrial de Philip Morris se les informó que ese día la planta cerraba y se quedaban sin trabajo.

Muchos de ellos trabajaban allí desde hacía más de 25 años y quedaron consternados. Decidieron ocupar el lugar y crear una bolsa de trabajo para buscar empleo. En recuerdo de esa fecha, ocho de ellos crearon la cooperativa “21 de Octubre” y en diciembre pasado firmaron un convenio por dos años con el MSP.

Fueron capacitados por esa secretaría de Esdtado y por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Su trabajo consiste en realizar tareas de promoción en salud, difundir la normativa para el control del tabaco y fiscalizar su cumplimiento. Los trabajos de fiscalización comenzaron en el barrio Cordón y abarcan lugares públicos y privados, entre ellos hospitales, liceos, supermercados y talleres.

Además de inspeccionar si se respeta que los lugares cerrados compartidos sean 100% libres de humos de tabaco, también observan si se cumple con las restricciones en la publicidad de productos de tabaco. Si observan irregularidades labran actas que entregan al Programa de Control de Tabaco del MSP, que estudia la gravedad de la falta y define si corresponde una observación o multa.

Desde semanas atrás mantienen reuniones con directores de salud del interior, a los que ofrecen su colaboración.

Convenio.

Uruguay aprobó el Convenio Marco Para el Control del Tabaco en 2004 con votos de todos los partidos políticos.

Ese documento incluye en dos artículos que deben tomarse acciones si, como consecuencia de las políticas de control de tabaco, se afectan fuentes de trabajo. En esas normas se focalizaron los trabajadores para buscar su reconversión laboral.

Dichos artículos fueron utilizados en otros lugares para capacitar en otros cultivos a agricultores que se dedicaban al tabaco, pero nunca hasta el momento para trabajadores de la industria tabacalera, informó Silvina Echarte, directora del Centro de Cooperación Internacional en Control del Tabaco, que se inaugura hoy viernes.

Daniel Gómez, Luis Santana y David Veloz son miembros de la cooperativa y los tres superan los 50 años. No sienten contradicción respecto a su anterior trabajo en la industria del tabaco y el actual. Recuerdan que no se opusieron a la aprobación del convenio marco en 2004. Agregan que sabían que la mayor parte de la población apoyaba estas medidas y que en su actual trabajo lo confirman cada día.

Por eso su tarea de fiscalización es menos resistida que la de otros inspectores. En general se les recibe muy bien, les manifiestan que respaldan las medidas y que se controle su cumplimiento, y muchas veces les relatan historias de vida vinculadas al consumo de tabaco.

“Tenemos que tratar de comprender esas situaciones, no hacer una inspección como si fueras de hielo, sino privilegiar el trato humano”, dijo Gómez. “Nos sentimos orgullosos de esta tarea, colaboramos mínimamente en la promoción de salud y en defender una conquista que creemos mejora la calidad de vida”, afirmó. “Tuvimos que aprender, hacer de tripas corazón, para aprender autogestión, y en el MSP encontramos una respuesta positiva”, agregó.

Centro.

Hoy viernes se inaugura en Uruguay el tercer Centro de Cooperación Internacional en Control del Tabaco en el mundo -el primero en el Tercer Mundo y América-. Desde ese lugar se asesorará y dará asistencia técnica a los países que lo pidan.

Desde diez años atrás, el MSP y organizaciones no gubernamentales especializadas en el control del tabaco asesoran a instituciones y personas de otros países en este tema. Desde hoy esa cooperación tendrá un estatus más formal y una relevancia internacional mayor, ya que el país contará con este tercer centro de esas cacterísticas (los otros dos están en Australia y Finlandia).

La ubicación del centro en Uruguay fue definido por el secretariado del Convenio Marco de Control de Tabaco (aprobado por 178 países), que depende de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y para el gobierno significa un reconocimiento a la políticas llevadas adelante en este tema.

Echarte, dijo que hay varias medidas por las que Uruguay está “a la vanguardia” en políticas de control de tabaco.

“Somos líderes en temas de ambientes 100% libres de humo de tabaco y el primer país en implementar esa política; contamos con advertencias sanitarias que son las imágenes en las cajillas de cigarrillos, y en tratamientos de cesación de tabaquismo, que los tenemos protocolizados y hay guías clínicas de cómo abordarlo”, dijo.

“Fuimos los propulsores en políticas de control de tabaco, al punto que la implementación de estas políticas se usa de modelo de como se implementa una política publica de salud” en el exterior, agregó y no ocultó su satisfacción por el trabajo que hacen los ex empleados de la tabacalera que inició una demanda internacional contra el estado uruguayo como consecuencia de la normativa anti-tabaco.

http://www.elpais.com.uy/informacion/ex-tabacaleros-armaron-cooperativa-antitabaco.html

A %d blogueros les gusta esto: