Nuevo recurso judicial contra el FNR por stents

Proveedora: Recurrió a la Justicia por un nuevo llamado

La polémica por la adjudicación de los stents coronarios del FNR volverá a tener una instancia a nivel judicial, ya que la empresa que hizo caer el contrato presentó un recurso ante la Justicia contra la decisión del organismo de volver a licitar.

537562b6ef3b5

La empresa Lentix S.A., que en febrero hizo caer la adjudicación de stents cardiológicos del Fondo Nacional de Recursos (FNR) en base a una acción judicial, volvió a llevar el caso a la Justicia ya que el organismo ratificó su decisión de realizar una nueva licitación.

El pasado 5 de febrero, el Tribunal de Apelaciones Civil de 3° Turno ordenó al FNR dejar sin efecto la adjudicación de la compra de stents que en noviembre de 2012 había otorgado a la firma Nafferton S.A. (por US$ 7,2 millones) tras una acción impulsada por Lentix S.A., que alegó que su oferta era más conveniente.

Tras el fallo judicial, el FNR decidió realizar otro llamado, cosa que Lentix S.A. rechaza porque sostiene que ello no corresponde en base a la sentencia, y por tal razón presentó una nueva acción judicial.

La abogada de Lentix S.A., Beatriz Fernández, dijo a El País que el nuevo reclamo judicial recayó nuevamente en el Tribunal de Apelaciones Civil de 3° Turno, que inicialmente fue el que intervino en el caso.

Fernández expresó que la sentencia dictada en febrero “anuló solamente la adjudicación y por tal motivo el FNR no puede volver a hacer una licitación, porque eso implica incumplir el fallo”.

La abogada sostuvo que el FNR “está incumpliendo con lo que dice la sentencia y lo está haciendo doblemente, porque le siguen comprando stents al mismo proveedor en base a un contrato directo”.

Fernández afirmó que Lentix S.A. “va a ir hasta las últimas consecuencias con su reclamo”, y adelantó que la empresa ya está preparando una demanda civil contra el FNR.

Si bien la abogada aclaró que todavía no está definido el monto de la indemnización que planteará la empresa, remarcó que al tratarse de una adjudicación de US$ 7,2 millones el juicio “va a ser por un monto realmente importante”.

Transparencia.

El Tribunal de Apelaciones Civil de 3° Turno, en una sentencia emitida el pasado 5 de febrero, hizo lugar al reclamo de Lentix S.A. y dejó sin efecto la adjudicación que, a su vez, había establecido el monopolio en la adquisición de stents, cosa que en su momento había sido duramente cuestionada por los cardiólogos.

Para anular la adjudicación en favor de Nafferton S.A., la Justicia tomó en cuenta que su oferta era US$ 77.746 más costosa que la de Lentix. Tras la sentencia, el FNR inició el proceso para llevar a cabo un nuevo llamado a interesados en proveer los stents.

El Tribunal de Apelaciones Civil de 3° Turno, en una sentencia emitida el pasado 5 de febrero, hizo lugar al reclamo de Lentix S.A. y dejó sin efecto la adjudicación que, a su vez, había establecido el monopolio en la adquisición de stents, cosa que en su momento había sido duramente cuestionada por los cardiólogos.

Lentix entiende que no corresponde efectuar una nueva licitación, sino que a la luz del fallo judicial, el FNR debe adjudicarle el contrato. Y por esa razón el 11 de abril la empresa presentó una intimación ante el Tribunal de Apelaciones Civil de 3° Turno contra el organismo, pero la sala se declaró incompetente para dar curso a la intimación.

En febrero, cuando anuló la adjudicación del contrato de adjudicación de stents del FNR a la empresa Nafferton S.A., la Justicia cuestionó con dureza el proceder del organismo.

El fallo afirmó que “no hay dudas de que el acto original impugnado es contrario al pliego, por cuanto lo único que explicita como fundamento de su dispositivo es el criterio del mejor precio que atribuye al ganancioso de la licitación”.

La resolución acusó al FNR de “ocultar los reales motivos” por los que optó por la oferta de Nafferton S.A. cuando la de Lentix S.A. era más conveniente. Y eso “supone privar de la transparencia necesaria”.

En tal sentido, el fallo también indicó que “resulta al menos sospechoso” que el FNR no haya explicado sus argumentos cuando la empresa reclamante presentó una nota. El organismo nunca fue claro en las razones de “por qué se calificaba como mejor precio uno que era más oneroso”.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: