Se reedita conflicto entre SMU y Quirúrgicos por reforma médica

POLÉMICA

Dos ginecológos jóvenes que aceptaron cargos de alta dedicación en la mutualista de Salto están en el eje de la tormenta; informan que son presionados

medicos_293481

Dos ginecólogos jóvenes están por estos días en el centro de una polémica por haber aceptado cargos de alta dedicación en la mutualista Centro Médico de Salto. Se trata de una mujer y un hombre que egresaron en los últimos dos años. Sus cargos forman parte de la llamada reforma del trabajo médico; son full time y perciben una remuneración del entorno de $ 150 mil, de acuerdo a lo acordado por el Sindicato Médico (SMU) en el último Consejo de Salarios.

El expresidente de la Sociedad Ginecotocológica del Uruguay (SGU), Francisco Cóppola, aseguró a El Observador que ambos ginecólogos fueron “presionados telefónicamente” por las actuales autoridades de la SGU para que no asuman sus funciones. Uno de ellos intentó desafiliarse de la sociedad, pero según Cóppola –que está en contacto con el joven– en la SGU se lo impidieron y le aseguraron que debería enfrentar un juicio del comité de honor de la sociedad. “Por lo que sé, nunca se usó (el comité). Esto es una cosa lamentable, propio de la inquisición. Es lo que pasa en los sindicatos argentinos”, fustigó Cóppola.

La raíz del conflicto se remonta a fines de 2012, cuando el SMU estaba negociando el laudo en el Consejo de Salarios y pretendía delinear las características de los cargos en acuerdo con las distintas sociedades científicas que representa formalmente ante el Ministerio de Trabajo. A diferencia de otros especialistas, los ginecólogos no aceptaron las condiciones del SMU y definieron rechazar el convenio, de modo que se autoexcluyeron de la reforma laboral.

El argumento de la SGU era que el SMU no se podía atribuir la representatividad de todos, cuando la ginecología, por ser una especialidad quirúrgica, prefería responder ante la Sociedad Anestésico Quirúrgica (SAQ). Poco tiempo después, las diferencias entre el SMU y la SAQ desembocaron en la creación del Sindicato Anestésico Quirúrgico. Los ginecólogos resolvieron en una asamblea “comunicar a los socios de la SGU que no deben presentarse a los eventuales llamados para cargos de esta naturaleza”.

A fines de 2012, Cóppola había dejado la titularidad en la sociedad, pero antes de irse había elaborado las condiciones del convenio junto al SMU. El nuevo presidente, Gustavo Ferreiro, se mostró desde el inicio más afín al SAQ que al SMU, y rechazó lo escrito por Cóppola.

Un año y medio después el tema vuelve al tapete por la creación de estos dos primeros cargos en la especialidad. Si bien la SGU mantuvo su posición contraria, fuentes del SMU aseguraron a El Observador que la creación de los cargos es “completamente legal” porque lo acordado en el Consejo de Salarios rige para todos los médicos.

Cóppola aseguró que los jóvenes ginecólogos “tienen miedo” y están siendo “perjudicados por una posición gremial”.  El Observador intentó comunicarse sin éxito con las autoridades de la SGU.

http://www.elobservador.com.uy

One response to this post.

  1. Reblogueó esto en VOS en PLURAL.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: