La universidad del interior da sus primeros pasos en Colonia

EDUCACIÓN

Leche y Productos Lácteos es la nueva carrera que ofrece la Universidad Tecnológica del Uruguay

la-universidad-del-interior-da-sus-primeros-pasos-en-colonia_235025Basta con pasar el peaje de Cufré en la ruta 1 para empezar a entender por qué la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) eligió lanzar su primera carrera en Colonia. Los carteles de la campaña con las caras de los candidatos al costado de la carretera pierden poco a poco hegemonía y se ven superados en número y variedad por carteles que anuncian venta de queso. La cuenca lechera tiene en esta zona la cuna de la producción quesera nacional y una larga tradición de educación en el ramo.

Luego de un parto forzoso a nivel político que en diciembre de 2012 decantó en la creación legal de la UTEC, la primera universidad pública del interior está en marcha. Su primera carrera, la Licenciatura en Leche y Productos Lácteos, inició su actividad el lunes por la tarde en un salón del Liceo Daniel Armand Ugón, en Colonia Valdense. Con una infraestructura limitada, la nueva universidad comenzó a abrirse paso con el desafío de crear conocimiento que se radique en la región y sirva para el desarrollo de las comunidades locales.

“El suroeste no contaba con una oferta universitaria flexible, de ciclos cortos, atendiendo los requerimientos de las políticas públicas, las empresas y la sociedad”, explicó a El Observador la directora de Educación de la UTEC, Beatriz Peluffo.

La carrera está diseñada teniendo en cuenta la densidad de producción de leche que se concentra en esta zona. La mayoría de los 32 inscritos son técnicos por la Escuela Superior de Lechería de Nueva Helvecia, centro educativo destacado a nivel sudamericano con casi 90 años de historia, que otorga títulos de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU).

Según el coordinador de la licenciatura, Tomás López, “a esas personas les costaba continuar con su formación a nivel de posgrado”, y “teniendo en cuenta esa necesidad de la gente, el tejido de empresas y productores de la región y la importancia del tema para el país, surge la idea de crear la licenciatura”.

Peluffo sostuvo que, a pesar de que la UTEC “tiene un período largo para desarrollar su proyecto institucional”, se tomó la decisión de empezar a hacer pilotos para  ir validando un modelo propio y comenzar a atender la demanda de formación continua en el interior del país.

Darwin, un técnico en lechería de 43 años, es el alumno mayor de la generación. Con dos décadas de experiencia laboral en la zona, dice que quiere seguir aprendiendo. “Vamos a aprovechar para aspirar a otro tipo de trabajo”, contó a El Observador, y agregó que desde la asociación de técnicos hace tiempo que están trabajando para concretar este proyecto. “Es una oportunidad muy buena (…), los gurises que salen de la escuela pueden aprovecharlo para seguir trabajando en la zona”, dijo.

Laura afirmó estar feliz por tener una universidad en el interior, a pocos kilómetros de su casa de Nueva Helvecia. “Teníamos un techo. Éramos técnicos y hasta ahí llegábamos”, relató a El Observador, entusiasmada con la idea de “destapar ese techo y no sentir límites”.

El rango de edades de los estudiantes de Leche y Productos Lácteos va de los 24 a los 43 años, y fueron seleccionados por un comité de la UTEC, previa inscripción y entrevista. Los alumnos cursarán seis semestres: el primero contará con asignaturas de nivelación en matemática, fisicoquímica, bioquímica, microbiología y química. Los docentes son especialistas nacionales y extranjeros de la actividad privada y académica, que plantearán clases con “un enfoque muy mixto”, según el coordinador.

“Tenemos clases de teoría, pero enfocadas a la resolución de problemas reales. La idea es siempre adquirir conocimiento pero aplicado”, señaló López.

El contacto con el sector productivo también será una característica de la nueva carrera, que se dará en laboratorios y plantas piloto. La idea de la UTEC es que sus egresados aprendan a crear y gestionar proyectos.

Esteban tiene 26 años y trabaja en un laboratorio de control de calidad de leche. Afirmó que la licenciatura es una gran oportunidad para abordar sus pasiones: investigación y desarrollo. “Para nosotros esto es algo que nunca se dio y es una nueva oportunidad que nos da una gran satisfacción”, aseguró.

El futuro de la UTEC

En 2014 funcionará, además de la Licenciatura en Leche, la Licenciatura en Análisis Alimentario, que se lanzará en agosto en Paysandú, y el curso de Formación Profesional en Lechería, en la Sociedad de Productores de Leche de Florida.

El presupuesto para el  primer año, según figura en la memoria anual del gobierno, es de US$ 15,5 millones, de los cuales casi la mitad se destinarán a pagar sueldos y unos US$ 4,5 millones a inversiones.

La sede oficial de la Licenciatura en Leche está todavía en construcción. Se ubicará en Colonia La Paz, donde estarán los laboratorios.

La UTEC no tendrá facultades, estará integrada por Institutos Tecnológicos Regionales (ITR), que estarán en diferentes regiones del país y actuarán de manera desconcentrada. El primer ITR se instalará en Fray Bentos. Una clave para elegir la ubicación fue la demanda terciaria de la zona, que incluye las áreas de lechería, agroindustria, medioambiente, energías renovables, transporte y logística.

http://www.elobservador.com.uy/

A %d blogueros les gusta esto: