MSP justifica desaparición de meta para los ancianos

NO AFECTARÁ DERECHOS, PERO LOS CENTROS NO RECIBIRÁN PARTIDAS POR PROMOVERLOS

El MSP salió al cruce de la Sociedad de Gerontología y Geriatría y del Departamento de esa especialidad. Sostuvo que, aunque suprimirá los pagos a los prestadores por estimular las consultas, mantendrá los derechos de los ancianos.

533a07af5516c

El Ministerio de Salud Pública (MSP) paga a los prestadores por cumplir con ciertas metas en su servicio. La actual meta número tres, consiste en dar partidas de dinero a las mutualistas y los hospitales públicos por estimular las consultas de los adultos mayores, y establece, como mínimo una por año para los mayores de 65 años y dos para los mayores de 75.

Además, el Ministerio se hace cargo de pagar estas consultas, por lo cual son gratuitas para los usuarios. La meta tres también establece que los adultos mayores tienen el derecho de recibir el carné de adulto mayor para resumir su situación y simplificar la transmisión de información con los equipos de atención.

En este sentido, el MSP manifestó que “los derechos a la accesibilidad a controles y tickets” seguirán vigentes en todo el país, por más que se supriman los estímulos para los prestadores.

La Sociedad Uruguaya de Gerontología y Geriatría (Sugg) y el Departamento de Geriatría y Gerontología de la Facultad de Medicina denunciaron la semana pasada la desaparición de la meta tres y advirtieron que esto afectará los derechos de los adultos mayores.

Además, destacaron que se trata de una discriminación a esta población ya que se suprime la “única meta asistencial” vinculada a ellos.

Sin embargo, fuentes de la cartera sostuvieron ayer a El País que esto no será así, que los derechos adquiridos no vuelven hacia atrás, que seguirán vigentes -por tanto se seguirán pagando las consultas a los usuarios de mayor edad-, pero reconocieron que ya las mutualistas no cobrarán un estímulo por promover la visita al médico de estos usuarios y demás aspectos establecidos en esa meta.

“Entendemos que los adultos mayores ya saben de este derecho, son conscientes de la importancia de acceder a él y que por eso no es necesario seguir pagándole a los prestadores para que los sigan motivando a utilizarlo”, advirtieron desde el MSP.

La idea de la cartera es que la meta tres se convierta en un estímulo para que las mutualistas promuevan los cargos de alta dedicación en los centros de salud. Sin embargo, desde el Ministerio dijeron que esto aún no está confirmado.

Por otra parte, las fuentes del MSP señalaron que el comunicado de la Sugg, donde se realizaba esta denuncia, tenía que ver más con una pelea con el Sindicato Médico del Uruguay (SMU), que promueve la creación de cargos de alta dedicación -que no incluye a los geriatras- que con una queja puntual por la posibilidad de que los prestadores ya no cobren por estimular las consultas de los adultos mayores y demás puntos de la meta tres.

Y, pese a lo comunicado por el Ministerio, fuentes de la Sugg dijeron a El País que su crítica va más allá de que se suspendan los estímulos a los prestadores. Si bien en el comunicado alertaron que “medidas y retrocesos de este tipo” provocarán que los “prestadores no tengan exigencia ni estímulo alguno para desarrollar servicios amigables y de calidad para esta población”.

En los datos dados a conocer por el MSP antes de la apertura del corralito, en enero pasado, se mostró que casi todas las mutualistas cumplen entre un 50% y 60% con la meta tres (es decir que esa es la cantidad de adultos mayores que consulta las veces establecidas).

En tanto, la cartera no difundió los datos de lo que sucede en los hospitales públicos en manos de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). Supuestamente, el sistema informático que usan no permite mostrarlos.

Metas a cumplir

Según lo que establece el Servicio Nacional Integrado de Salud (SNIS), las metas asistenciales son herramientas con las que cuenta la Junta Nacional de Salud (Junasa), para “orientar las conductas de las Instituciones”. Según el porcentaje de cumplimiento de estas, las mutualistas y hospitales reciben más o menos dinero del Fondo Nacional de Salud (Fonasa).

Las metas, hoy por hoy, promueven que los niños de un año, las mujeres embarazadas, los adolescentes, los adultos y los adultos mayores se controlen regularmente.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: