9,6% de las madres son adolescentes

ESTANCAMIENTO: NO SE LOGRA BAJAR LA CIFRA

El nivel de fecundidad adolescente en Uruguay alcanza los 60 nacimientos anuales cada 1.000 mujeres (9,6%). Luego de llegar a la cifra de 72 por mil en 1996 y 1998 (13,9%), los números se estancaron.

53264c95d6cfe

Hoy ya no se percibe una tendencia clara al descenso debido a desigualdades económicas, sociales, territoriales y de género. Los datos se desprenden del Atlas Sociodemográfico y de la Desigualdad del Uruguay, elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) junto a otros organismos, que se realizó en base a las cifras obtenidas en el censo del año 2011.

Los datos sobre fecundidad adolescente muestran diferencias sustantivas en los distintos departamentos del país. De hecho, también la baja lograda desde 1996 se ha llevado a cabo a diferentes velocidades.

El mayor descenso en la cantidad de embarazos adolescentes se nota en los departamentos de Rocha, Lavalleja y Flores con reducciones de casi el 50%; mientras, en Artigas, Canelones, Cerro Largo, Florida, Maldonado, Rivera, Soriano y Tacuarembó se muestran caídas de entre el 33% y el 40%. En el resto de los departamentos el descenso es de más del 20%.

El departamento con mayor embarazo adolescente hoy es Río Negro, con 14,1%, y que en 1996 llegaba al 18,3%. En tanto, el que más casos a nivel porcentual tenía en ese año, Rocha con 21%, bajó a 10,7% para 2011. En Montevideo, en tanto, se pasó de 10,9% en 1996 a 8% en 2011.

El estudio señala, además, que las adolescentes con mayor número de hijos son las que residen en Artigas, Río Negro y Salto. Montevideo y Lavalleja se destacan como los territorios con la paridez más baja.

Por barrios.

En la capital del país la situación es sustantivamente heterogénea según el barrio en que los adolescentes residan. En algunas zonas, como en Carrasco, Pocitos, Punta Gorda y Punta Carretas, la cifra de embarazos es cercana a cero entre las jóvenes; en otros, en tanto, se muestran porcentajes muy altos.

En barrios como Casavalle, con un 17%, y Manga y Toledo Chico, con un 14%, se muestran valores incluso más elevados al promedio de América Latina y el Caribe (que es de 13%).

El estudio sostiene que “la heterogeneidad territorial responde, en gran medida, a la asociación de los distintos barrios con diferentes valores en las principales variables socioeconómicas”. Y explica: “la distribución es muy clara: los barrios del cinturón periférico de la ciudad, donde se encuentran los porcentajes más altos de hogares con peores niveles de bienestar, concentran los mayores porcentajes de madres adolescentes, mientras que en los barrios que se encuentran en la costa de la capital, que alcanzan los mejores niveles de vida, tienen porcentajes de madres adolescentes muy bajos”.

Necesidades.

En esta misma línea el estudio establece que en los hogares con las Necesidades Básicas Satisfechas (NBS) la fecundidad adolescente es baja. Montevideo es el departamento con menor cantidad de madres jóvenes en este grupo (2,9% en la capital, contra 3,6% a nivel nacional).

La situación de las adolescentes que viven en hogares con las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) crece a 9,9% en Montevideo y pasa a 11,1% a nivel nacional.

El estudio también identifica a hogares con dos NBI. En esos casos los porcentajes crecen a 22,4% a nivel de la capital y se dispara también a 22,4 el promedio a nivel nacional.

El Atlas, que fue coordinado por Juan José Calvo, también establece que una de cada cuatro adolescentes uruguayas con menor cantidad de años de estudio (hasta seis), es madre.

Variantes a tener en cuenta

EDUCACIÓN: En el caso de las adolescentes más educadas, la incidencia de maternidad adolescente es de apenas 3% en todo el país. En tanto, entre las que tienen menos años de estudio, se llega hasta el 25%.

ÉTNICO-RACIAL: El porcentaje de fecundidad adolescente difiere según la ascendencia étnico-racial en todos los departamentos, donde se da una brecha promedio de cinco puntos entre jóvenes afro y no afro.

REGIÓN: El Atlas señala que las áreas con menor proporción de madres adolescentes se ubican en el sur del país. De hecho, los departamentos con menos porcentaje son los de Montevideo, con 8%, y Canelones, con 8,6%.

BARRIOS: En el caso puntual de Montevideo, se notan diferencias sustantivas según los barrios, dependiendo del poder adquisitivo de cada uno de estos. De hecho, el porcentaje de madres adolescentes en barrios como Carrasco, Pocitos, Punta Gorda y Punta Carretas es cercano a 0, mientras que en Casavalle, Toledo Chico y Manga, se llega al 17% o 14%, más del 13% de promedio de América Latina y el Caribe en general.

NECESIDADES BÁSICAS: En los hogares con las Necesidades Básicas Satisfechas la fecundidad es baja. Esto sucede especialmente en Montevideo, que tiene el menor porcentaje de madres adolescentes en este grupo (2,9%). La cifra, incluso, es menor al porcentaje promedio a nivel nacional, que es de 3,6%. En tanto, para quienes tienen las Necesidades Básicas Insatisfechas, el promedio en la capital va de 9,9% a 22,4%, según la gravedad de la situación.

http://www.elpais.com.uy

One response to this post.

  1. Reblogueó esto en VOS en PLURAL.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: