Peligran cursos en casas de la Cultura de la IMM

REGULARIZACIÓN: DECENAS DE DOCENTES ABANDONAN CLASES

La exigencia de que los docentes de las casas de la Cultura de la IMM pasen a hacer aportes hizo que muchos desistieran de dar las clases. Todo comenzó por una denuncia en el Municipio CH, pero el problema abarca a 22 dependencias municipales.

532256a804f1c

El año pasado se radicó una denuncia ante el BPS y la DGI porque La Casona del Municipio CH (Punta Carretas), cobraba inscripciones a alumnos que participaban de sus cursos, algo ilegal porque se trata de una oficina municipal y no de un instituto. A raíz de esta situación, cambió radicalmente la orientación administrativa de estas dependencias de IMM y se comenzó a exigir a los profesores que hicieran aportes.

“Casi todos los profesores ven que no van a poder cumplir con sus obligaciones, que no van a poder pagar el monotributo o una empresa unipersonal (según el caso), ya que si lo hicieran, no les quedaría ni para pagar el boleto del ómnibus”, declaró a El País el concejal vecinal Roberto Patrone, quien presidía la disuelta Comisión Administradora del centro cultural Las Heras, otra dependencia del Municipio CH.

“A partir de esta situación, las 22 casas culturales de Montevideo tienen el mismo problema. Ayer hablé con un concejal del Cerro que me dijo que tiene el mismo problema porque al profesor no le puede pagar”, indicó Patrone.

El concejal dijo que Las Heras (en la calle del mismo nombre y Ayacucho) tenía 750 alumnos y cerca de 73 profesores. “Todavía no empezaron las clases por estos problemas. Está el profesor de Coro con posibilidades de dar clases, así como la de Ballet y Danza. Pero en total, de los 73, solo hay 3 ó 4 profesores que están en condiciones de arrancar”, indicó.

Patrone aseguró que el alcalde Luis Luján disolvió la comisión administradora de Las Heras cuando “no lo podía hacer, porque es el Concejo Municipal en pleno el que puede tomar esa decisión”.

Municipio CH.

 

Luján dijo ayer a El País que “tenemos 14 profesores presentados en La Casona de Punta Carretas y 10 en Las Heras. Los docentes han ido a hacer sus consultas y están regularizando su situación”.

Aseguró que la Comisión Administradora de Las Heras fue disuelta no por una decisión suya sino por orden de la Intendencia de Montevideo, y que la misma resolución comprende a todos los municipios, que deberán hacer “un nuevo nombramiento de comisiones o darlas en concesión a asociaciones civiles sin fines de lucro”.

“Yo lo que hice fue disolver las comisiones para nombrar otras formalmente, como lo exige ahora la Jurídica de la Intendencia”, explicó Luján.

“No sabemos cuántos van a ser los cursos, pero cursos va a haber”, declaró.

El alcalde aseguró que “no había 73 docentes en Las Heras”, y aunque no especificó el número, indicó que solo en La Casona de Punta Carretas se impartían 111 cursos “lo que no quiere decir que sean 111 los profesores”.

“Nosotros vemos los cursos, que son de todo tipo y color, como una forma de recreación y de sociabilización vecinal y barrial. En el planteo que hace (el concejal) Patrone parece como que tenemos obligación de darle trabajo a todos. Nosotros vamos a abrir los cursos y el que se regularice va a trabajar. Y el que no lo haga, no dará los cursos”, sentenció el alcalde del Municipio CH.

Consultado por El País, el director de Cultura de la IMM, Héctor Guido, dijo tener “serias dudas” de que la regularización esté amenazando a la mayoría de los cursos, e indicó que “se puede buscar cualquier camino menos el de la informalidad”.

“La administración ha estado muy preocupada por tener en su lugar y en su forma todos los relacionamientos laborales, teniendo bien claro lo que es un trabajo voluntario y otro en el que se recibe una remuneración. La formalización es fundamental, sea en la casa de un vecino, en un teatro de primera línea o en cualquier dependencia de la Intendencia”, agregó.

Antecedentes.

El 13 de septiembre de 2012, las bancadas de ediles del Partido Colorado y del Partido Nacional solicitaron la intervención del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) para que investigaran las denuncias sobre irregularidades que estaban ocurriendo en el espacio cultural La Casona del Municipio CH, ubicado en José Ellauri y García Cortinas. El pedido fue apoyado por 11 ediles.

Tras el análisis financiero- contable y del sistema de control interno, el TCR detectó una serie de faltas graves, como evasión de aportes al Banco de Previsión Social, pagos sin comprobantes ni facturas, además de una cuenta bancaria que estaba a nombre de integrantes de la Comisión Administrativa de La Casona.

Sobre este punto específico, el TCR sentenció: “No existe norma que faculte a Municipios a crear comisiones con facultades de disponer gastos, y ordenar pagos (…) Solo pueden ser creadas por el intendente”.

Respecto a la evasión fiscal, el organismo de contralor indicó: “Se efectuaron pagos sin comprobantes legalmente admitidos, sin constar el impuesto al valor agregado”.

En julio del año pasado, el alcalde Luján fue denunciado ante el BPS por el edil colorado Tulio Tartaglia “por irregularidades en los aportes jubilatorios que afectarían a funcionarios de La Casona”.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: