Los uruguayos son optimistas cuando imaginan el país futuro

UNA EMPRESA PREGUNTÓ CÓMO SE VERÁ EL PAÍS EN EL SIGLO XXII

El uruguayo 3.0 es optimista y piensa en un siglo XXII “más natural”, con desarrollo científico pero con mínima robotización, una dieta más vegetariana y más longevidad. Una empresa de investigación de mercado removió algunos paradigmas.

Energías renovables y medios de transporte ecológicos serán parte del futuro.  Foto: archivo El País

“Lo primero que definimos al hacer la encuesta es fijar el plazo, cien años, porque queríamos hablar de un futuro en términos bien definidos”, explicó Diego Nande, gerente comercial de Mercopuls Latin América, Investigación de Mercado.

La consulta que se hizo sobre una muestra de 650 casos, inquirió sobre las expectativas mundiales y nacionales para el siglo XXII; temas relacionados a medio ambiente y energía, temas sociales, comunicaciones y transporte. El primer ejercicio que se planteó la empresa fue pensar en qué habría pasado con una consulta similar en 1913, cómo habrían imaginado los uruguayos su futuro.

“El primer dato que nos sorprendió fue el grado de optimismo que existe en los uruguayos, sobre todo en la franja de 50 a 70 años, al imaginar los próximos años”, apuntó Nande, “estamos acostumbrados a pensar en que el uruguayo es gris, muy trabajador, pesimista y los números están mostrando que esto ya no es así”.

Los valores totales muestran que los optimistas son el 43% de los encuestados, los inmutables solo el 5%, los ambivalentes representan el 25% y los pesimistas son el 27%. En el desglose por género también hay sorpresas: predomina el pesimismo en el género femenino (33%) respecto al masculino (21%); los grados de optimismo alcanzan al 46% de los hombres y solo al 40% de las mujeres.

10197846136_5a9188300f

Uruguayos futuros.

En el imaginario domina un futuro mejor, aunque con algunas amenazas. Por ejemplo, el crecimiento de las aguas del Océano Atlántico harán perder territorio a Uruguay. O que solo tendremos dos estaciones a lo largo de un año.

Pese a ello las expectativas generales son marcadamente positivas. En el resumen de la consulta se describe la visión general del país como un “modelo de desarrollo que permita la articulación del progreso con el cuidado del medio ambiente, y el relacionamiento humano como base del mismo”.

La mayoría piensa que la población del país aumentará a través de la migración internacional. También que se producirá un cambio en los hábitos de alimentación, pasando a dominar un régimen vegetariano por encima del consumo de carnes que caracteriza al país. Se piensa en “un desarrollo científico con aplicaciones en la medicina y la prolongación de las expectativas de vida”.

“El uruguayo no se identifica con un futuro robotizado, que sustituya al hombre en sus funciones básicas de trabajo o relacionamiento, así como tampoco con una visión de integración con el espacio/universo que promueva un aumento de los recursos, pero a su vez de las distancias entre las comunidades y las personas”.

“Una clave para el estudio es que nosotros todavía estamos marcados por el cambio de siglo, lo cual nos permite pensar con más claridad en qué pasará con un nuevo cambio de siglo”, apuntó Nande.

Clima, energía y avance científico

La energía, la salud y el medio ambiente fueron los temas dominantes en la encuesta. Algunos de estos módulos muestran las esperanzas que alientan muchos uruguayos en los próximos 100 años. Otros los riesgos que acechan.

Para el 54% de los consultados, el país será uno de los principales productores de energías renovables de la región, sin depender del petróleo en su matriz productiva.

Sin embargo, lejos de la unanimidad, el 27% de los uruguayos consultados cree que el país continuará dependiendo del petróleo y sus derivados en los próximos 100 años.

El cambio climático presenta el más preocupante de los escenarios para los uruguayos, ya que el 75% considera que habrá solo dos estaciones al año.

Ligado a ello, el 29% estima que el aumento del nivel del mar que se predice a nivel global provocará una importante pérdida de territorio para Uruguay en una centuria.

Si la dieta de los uruguayos hoy es característica por su alto per cápita de carnes, el 62% cree que la dieta principal estará basada en el consumo de vegetales y legumbres.

Grupos minoritarios apuestan a ideas más osadas. Por ejemplo, el 26% estima que se controlará la conducta delictiva mediante la manipulación de neuronas. El 22% cree que los androides tendrán un papel socializador y de cuidados para las familias.

LO QUE REVELÓ LA ENCUESTA

-La consulta lanzada por Mercopuls Latin America tomó una muestra de 650 casos y abarcó un universo de hombres y mujeres cuyas edades van de los 18 a 70 años.

-En términos generales los consultados expresaron una visión marcadamente optimista del futuro. El cuadro general muestra que el 43% expresó una visión optimista, un 5% cree que no habrá cambios y todo será inmutable, un 25% estima que la situación del mundo oscilará entre mejor y peor y será por ende ambivalente, y el 27% cree que decididamente la situación empeorará.

-Algunos grupos minoritarios de los consultados fueron más osados al expresar visiones globales más complejas. Por ejemplo el 16% cree que en un siglo desaparecerán las ciudades y las personas se organizarán en pequeñas comunidades. Un 14% cree que América Latina se convertirá en un solo país. Y por último, un 5% cree que los seres humanos alcanzarán por fin la inmortalidad descargando su mente en una computadora.

-Son también revolucionarias las transformaciones en materia de comunicaciones. El 76% cree que el sistema de transporte será sin emisiones contaminantes. Un 49% que las comunicaciones serán con hologramas, el 38% que habrá turismo espacial frecuente.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: