Archive for 20 20-03:00 agosto 20-03:00 2013

Padres separados harán denuncia en la OEA


RÉGIMEN DE VISITAS

papamamaCarlos Freira, abogado e integrante del grupo Todos por nuestros hijos ya, dijo que el colectivo acudirá a la OEA a denunciar al Estado uruguayo por permitir, en caso de parejas separadas con hijos, el incumplimiento del régimen de visitas.

Ayer unos 150 padres se reunieron frente a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) para entregar a los ministros una carta que expone su situación y para dejar los regalos que no pudieron entregar ayer a sus hijos por faltas del Poder Judicial (PJ).

El grupo, que reúne a más de 500 padres y madres en todo el país reclama poder ver a sus hijos, con quienes “por diferentes motivos y sin fundamentos” no tienen relacionamiento.

El abogado Freira explicó a Mesa de Noticias de La Catorce 10 que la mayoría de los afectados, tras una separación conflictiva, no pueden ver a sus hijos porque les impiden cumplir con el régimen de visitas impuesto. Explicó que se enfrentan a este problema tanto por negación de la parte a cargo del niño o por la plantación de denuncias infundadas que suspenden el vínculo.

En ese sentido, dijo que el PJ al no penar esos procederes violenta los derechos del niño porque las visitas son un derecho plasmado en el artículo 38 del Código de la Niñez. “Si se establece un orden de visitas se tiene que sancionar a quien no lo cumple y a quien hace denuncias infundadas para eliminarlo”, puntualizó.

http://www.republica.com.uy

Congreso internacional de Mujeres de Negro


EN LA INTENDENCIA DE MONTEVIDEO

Im

 

 

 

Bajo el lema “Ninguna mujer es campo de batalla”, con la participación de la intendenta Ana Olivera, quedó inaugurado ayer este congreso, al que concurren más de veinte ONG que presentarán entre el 19 y el 24 de agosto distintas ponencias sobre la problemática de género.

Están presentes Israel, Italia, Palestina, Congo, Colombia, Armenia, Guatemala, Argentina, Serbia, Estados Unidos, Suecia; también Naciones Unidas y miembros de etnias indígenas. En todos los casos, se pone el foco sobre esta forma de violencia mortal y las dificultades que tienen las mujeres para denunciarlo y recibir justicia, sin ser luego discriminadas por la sociedad.

En nuestro país, el colectivo se muestra en alerta por el aumento que han tenido las muertes de mujeres a manos de parejas o ex parejas, que ya ascienden a 22 en 2013.

El caso de Argentina, por ejemplo, es relevante, además, por lo llamativo de lo que ocurre: han aumentado en forma exponencial las denuncias de mujeres incendiadas por sus parejas o ex parejas después del connotado caso de un miembro de una banda de rock. Otros países se referirán a las leyes de legalización del aborto y su regulación, como es el caso de la “Mujeres” chilenas.

Para las representantes de Colombia, la pacificación es un tema primordial. Cabe recordar que la violencia de género se volvió un arma más para los grupos enfrentados en situaciones bélicas, como los Balcanes o África, donde las mujeres fueron violadas y mutiladas para mostrar dominio sobre el vencido y buscando el exterminio de la otra etnia.

Entre el público se encontraban referentes políticos y de la salud, como Mónica Xavier, E. Murro, María Julia Muñoz y Ana Lía Piñeyrúa.

http://www.republica.com.uy

Gobierno cambiará armas por bicicletas o computadoras


LEGISLACIÓN

Diputados votará hoy la norma que regulará la tenencia y tráfico de armas y explosivos.

Diputados5

La Cámara de Representantes aprobará el proyecto que apunta al desarme de la población y a combatir el tráfico ilícito de armas de fuego, explosivos y municiones. La intención de la bancada del Frente Amplio (FA) es remitirlo en la jornada al Senado, según dijo a LA REPÚBLICA el diputado Aníbal Pereyra del MPP.

A partir de las 15.00 horas el proyecto se pondrá a discusión. La diputada socialista Daisy Tourné será el miembro informante por el FA. Mientras que el Partido Independiente aprobará la iniciativa al ser uno de sus promotores del proyecto, desde el Partido Colorado algunos legisladores adelantaron que no acompañarán la futura norma y en filas nacionalistas se asegura que parte de sus legisladores votarán afirmativamente.

El proyecto establece un plazo de 12 meses para que regularicen su situación quienes posean armas sin registrar. Quienes decidan entregar las armas en lugar de obtener la habilitación para su porte,  recibirán una bicicleta o una computadora. Las armas que sean entregadas al Estado serán destruidas.

Quedará prohibido el porte y tenencia de armas no registradas en los ministerios de Defensa e Interior. Serán penalizados con prisión el tráfico y la tenencia ilícita de armas en espectáculos públicos, en especial los deportivos.

La norma crea también el delito de tráfico internacional de armas, con penas que oscilarán entre los tres y 12 años de penitenciaría. El delito de tráfico de armas, municiones y explosivos tendrá agravantes si se trata de una organización cuyos miembros delincan.

Pereyra dijo días atrás que la sociedad civil está armada y que es necesario regular la tenencia como forma de limitar la delincuencia. Explicó que quienes registren sus armas de fuego en los ministerios respectivos podrán portarlas.

En la exposición de motivos del proyecto remitido por el Poder ejecutivo se señala que “resulta primordial promover el desarme de la sociedad civil, y educar en cuanto a que quien decida adquirir un arma de fuego, debe estar preparado psicológicamente y haber recibido la capacitación, preparación y entrenamiento necesarios para lograr un uso adecuado y racional de la misma”.

En el proyecto se establece además que “el que porte y/o posea un arma de fuego y se encontrare sujeto a un procedimiento penal aún sin clausurar -con auto de procesamiento- o el que porte y/o posea un arma de fuego y cuente con antecedentes penales en el Registro Nacional de Antecedentes Judiciales, cuya data no exceda el término de cinco años, será castigado, por esa sola circunstancia, con una pena de tres a veinticuatro meses de prisión”.

http://www.republica.com.uy

Promotores de bullying repiten el doble que los demás alumnos


EDUCACIÓN

A su vez, las víctimas logran resultados apenas aceptables, según una investigación

bullying-_283645

Dentro de la dinámica bullying u hostigamiento escolar, la repetición en los alumnos agresores duplica el índice del centro educativo al que concurren. Por su parte, las víctimas apenas alcanzan el promedio justo para pasar de año.  El resto de la clase logra mejores resultados. Estos datos se desprenden de una línea de investigación de la Facultad de Psicología de la Universidad Católica, denominada Hostigamiento en centros educativos.

El bullying es un tipo específico de violencia, que se manifiesta a través del acoso u hostigamiento escolar entre los propios estudiantes. De hecho, el término bully significa “matón” o “fanfarrón”. En esta dinámica, el alumno agredido se convierte en víctima del acoso de uno o varios de sus compañeros de forma repetida e intencional, lo que da lugar a un desequilibrio de fuerzas entre ambos actores. En Uruguay se estima que aproximadamente 15% de los estudiantes de ciclo básico participa de la dinámica bullying, ya sea como agresor o como víctima. Cerca de 10% lo hace como hostigador y 5% como acosado.

El estudio, que comprendió 10 centros de Secundaria y de UTU, tanto públicos como privados, de Montevideo y del interior, ilustra la relación directa que el fenómeno bullying tiene con el rendimiento escolar. Gabriel Barg, encargado de la investigación, explicó a El Observador que esto se da por los perfiles diferentes, pero muy determinados que tienen sus protagonistas.

El agresor suele ser más impulsivo y muchas veces es víctima de hostigamiento en otros ámbitos, como en su casa. “Está acostumbrado a resolver los conflictos con violencia y tiene una sobreestimación de la amenaza, es decir, interpreta muchas conductas de los otros como un ataque. Todo esto está relacionado con una historia de maltrato”, agregó.  En tanto, las víctimas se caracterizan por tener dificultades en las habilidades sociales. “Son tímidos  y eso los hace más vulnerables”, subrayó.

Estas características llevan a que el agresor tenga un comportamiento disruptivo en clase, le cueste la concentración, sufra de depresión y tenga dificultades para la adaptación social. “Esto también tiene sus consecuencias a largo plazo, ya que probablemente no pueda desarrollar una carrera profesional, ni insertarse en el mercado de trabajo y tenga problemas no solo de adicción, sino también con la ley”, manifestó Barg. Por su parte, a la víctima se la asocia con la depresión y la ansiedad social, pero no presenta dificultades para mantener un comportamiento adecuado en clase.  Esto deja en claro que “en la dinámica bullying todos son perdedores, pero el agresor se lleva la peor parte”, subrayó Barg.

El experto manifestó que los datos de la investigación no permiten deducir que los centros ubicados en contexto crítico tengan más niveles de bullying que los demás. Lo que sí se ha podido constatar es que el tipo de agresión cambia y los golpes pueden llegar a ser más frecuentes que en los demás.

El tipo de agresión más común es la verbal. Según el estudio, esta llega a índices del 60% e implica insultos, burlas, críticas y difamación. La sigue con 40% la agresión social, que incluye no integrar a la víctima al grupo o no invitarla a las salidas y luego hacérselo notar. También tienen 40% las agresiones físicas.  Barg fue enfático al distinguir un insulto o golpe puntual con el bullying. “Para que sea bullying se tiene que dar de forma repetida en el tiempo”, aseguró.

Materia pendiente
El investigador advirtió que son muy pocas las instituciones que “se están formando en el tema y tienen algunas estrategias de intervención”. En Uruguay “no hay diseñadas estrategias que se apliquen. El bullying es un tema que está como al costado del currículo: todo el mundo sabe que existe, pero no se incorpora como parte de la educación que tiene que recibir un sujeto. En definitiva, es una materia pendiente”, aseguró el investigador.

Barg admitió que si bien en Uruguay no se han registrado casos de suicidios en adolescentes provocados por bullying, sí se han dado casos en los que los jóvenes tienen intentos de autoeliminación.

Detectar el bullying es difícil porque no siempre ocurre dentro del centro; lo más habitual es que suceda fuera de este o en lugares del liceo donde los adultos no están presentes.

El bullying y su ciclo

El bullying comienza a manifestarse a partir de cuarto año de escuela, tiene su pico máximo en primero de liceo y luego comienza a declinar. Barg explicó que es a partir de los 9 o 10 años que los niños aumentan su capacidad de vínculo social y surgen los liderazgos y las cuestiones de poder dentro de los grupos. Luego viene la preadolescencia y adolescencia, donde el empuje hormonal y la pertenencia a un grupo son factores determinantes. Una vez pasada esta etapa el bullying comienza a declinar.

 

 

El ciberbullying y las adicciones

 

El ciberbullying es un tipo de hostigamiento escolar que se ejerce mediante cualquier tipo de medio de comunicación electrónico, ya sea un celular, una consola de juego, una tablet o internet, en blogs o redes sociales.

Lo complicado del ciberbulliying no es solamente que sea un fenómeno nuevo, sino que además no hay forma de frenarlo. “Las agresiones rápidamente se vuelven virales. Un insulto escrito en Facebook lo pueden leer y transmitir cientos de miles de personas y permanece escrito hasta la eternidad”, manifestó el investigador Gabriel Barg.

Barg indicó que una forma de atacar este problema es que los padres se formen en lo que son los medios digitales para conocer ese ámbito y poder estar cerca de sus hijos también en este aspecto.

“Una vez que uno conoce como funcionan, aplicar los mismos criterios educativos que aplica en otros ámbitos. Este no es un ámbito extra; por lo tanto, no se debe renunciar a él”, advirtió.

A su vez, tanto el bullying como el ciberbullying son “predictores” del consumo de drogas. Esto quiere decir que el hostigamiento escolar aumenta las posibilidades de que los actores consuman drogas, indicó Barg.

Si bien el estudio de la Universidad Católica no estudió este tema en profundidad, el docente adelantó que la adicción, por lo general, es mayor en los agresores. Estos consumen porque su conducta impulsiva los lleva a querer aumentar la excitación. Mientras que la víctima lo hace para “aplacar su sufrimiento interno”.

El componente de la adicción lleva a su vez a que la violencia entre los adolescentes aumente y de esta manera se forme un círculo vicioso. Estudios internacionales demuestran que el joven que consume una o dos copas de alcohol, incrementa la violencia que ejerce  a más del doble.

http://www.elobservador.com.uy

«Hay una estigmatización de las familias más pobres»


JORGE FERRANDO

El vicepresidente del INAU afirmó que la Justicia no duda en procesar con prisión a madres cuyos hijos incurrieron en ilícitos. Sin embargo, dijo, no aplica la misma vara con casos de violencia doméstica; padres que incumplen pensiones alimenticias, y de accidentes causados por jóvenes que robaron autos a sus padres. «Hay una estigmatización de las familias más pobres», dijo.

5212c82fc3907

Jorge Ferrando. Foto: Archivo El País

-En una semana hubo cuatro procesamientos de madres por omisión de los deberes inherentes a la patria potestad. ¿Los jueces exageran de la medida privativa de libertad?

-Más que exagerando, me parece que hay una tendencia en toda la sociedad a pedir más control, más prisión y más represión. Entiendo que, en líneas generales, la gestión del Ministerio del Interior es muy buena y que hay un incremento de la privación de libertad tanto de adultos como de adolescentes. Sin embargo, la sensación de seguridad en la población no mejora. Quiere decir que hay algo en la solución que no funciona adecuadamente. Además hay una estigmatización de las familias más pobres.

-¿De parte de la Justicia?

-Hay otras situaciones como la violencia doméstica. Hay miles de denuncias al año sobre violencia doméstica. Muchas veces los varones padres incurren en situaciones violentas a veces físicas o amenazas psicológicas que afectan a las mujeres y a sus hijos. Sin embargo, en la mayoría de los casos no son privados de libertad. Hay situaciones en otros sectores sociales donde se generan omisiones a la patria potestad. Por ejemplo, por no hacerse cargo de la pensión alimentaria o mentir en los ingresos para pasarle menos a los hijos.

-Sin embargo, este tipo de conductas no se sancionan penalmente.

-En muchos casos tengo la impresión que no. Por lo menos no son noticias. O adolescentes que les roban los autos a sus padres y luego protagonizaron accidentes. O manejan una moto sin ningún tipo de precaución y también tienen accidentes.

-¿Hay una omisión de la Justicia por no intervenir en estos delitos con la misma dureza como lo hace con los casos de omisión a los deberes inherentes a la patria potestad?

-Nos está faltando más diálogo entre los actores para tener una política más coherente donde las distintas partes actuemos en el mismo sentido. El juez en su razonamiento considera que tiene un montón de casos para resolver: tengo el marco de la ley, esta me habilita a esto y tomo la medida. Otros jueces enfocan su trabajo en un modo diferente cuando resuelven problemas en el ámbito familiar. Recurren a técnicos del INAU o a programas estatales. Cuando emiten un fallo toman en cuenta todos los elementos. Acá también está faltando con más fuerza la figura del defensor de los niños. Prácticamente no aparecen en estos casos y los niños siempre tienen derecho a una defensa. El defensor de los niños y la fiscalía tienen un papel que cumplir.

-Antes, los padres eran procesados cuando descuidaban a sus hijos. Ahora corren riesgo aquellos padres cuyos hijos delinquen. ¿Qué opina?

-En el Poder Judicial no hay una posición única. Observo que hay formas diferentes de actuación de los jueces de acuerdo a su autonomía. No dudo de que los padres y madres somos los primeros responsables de nuestros hijos. No tenemos que tener una mirada condescendiente con padres o madres que viven en la pobreza. El Estado tiene que intervenir y apoyar para que esas familias puedan desarrollarse. Cuando las familias fallan y no hay condiciones para una adecuada crianza de los niños, sin duda que tenemos que hacer prevalecer los derechos de los hijos para que estén cuidados, sean educados y alimentados. Pero es un problema pensar que todo se resuelve en los juzgados. Muchos de los problemas sociales no se resuelven en los juzgados sino en el barrio, programas sociales, escuelas y liceos. Los jueces tienen un nivel de saturación importante con la cantidad de casos que deben atender y hay un excesivo destaque de todo lo represivo. Frente a un problema vamos a la Policía o al juez o hacemos justicia por mano propia. Ello no soluciona los problemas de convivencia.

-¿Cree que hay incremento de la judicialización de los casos de omisión de los deberes de la patria potestad?

-Interiorizándome un poco más de la situación del niño y los dos adolescentes que rapiñaron a un repartidor de gas en Cerro Norte, veo que dos madres tenían trabajo fijo y que trabajaban muchas horas al día. Los padres de estos niños estaban presos o habían salido hace poco de la cárcel. Gran parte de las responsabilidades de ingresos de dinero en esos dos hogares recaían en las mujeres. Allí me surgen dos tipos de interrogantes: en primer lugar, si corresponde una actuación y una sanción desde el punto de vista de la justicia penal cuando se tratan de madres que no incitaban a sus hijos a robar sino que, en todo caso, no le estaban dando los cuidados necesarios. La segunda interrogante surge sobre la medida de prisión. Me parece que cuando se trate de mujeres madres de varios hijos, que tienen una fuente de trabajo, una medida no privativa de la libertad sería mucha más positiva desde el punto de vista de la superación del problema y de no empeorar aún más la situación de esa familia. La prisión de esa madre sin duda impacta en el resto. Ya no solo no puede atender adecuadamente al niño que protagonizó un hecho delictivo sino que tampoco puede atender a los otros hijos porque está presa.

-Muchas de estas mujeres integran hogares monoparentales y son jefas de hogares.

-Es así. Esas dos madres cuando salgan de la prisión, es muy posible que pierdan sus trabajos. La situación de esas familias será peor. Será más estigmatizante y no va a cumplir con el rol de rehabilitación y reinserción social que una medida judicial requiere. Creo que los jueces podrían dialogar más con el INAU, con el Mides o el MSP cuando tiene que tomar una decisión para buscar que su fallo se encuadre integralmente en una situación familiar y no solo en un hecho en sí. Es dudoso si corresponde una intervención de la Justicia Penal.

http://www.elpais.com.uy

Aseguran que bombas de insulina son mejores que las inyecciones


SALUD

Un estudio con más de 345 pacientes de diabetes tipo 1 que usan estos dispositivos demostró que son una mejor opción y que hace que sufran menos complicaciones que cuando deben inyectarse la insulina.

5212727e99840

 

 

 

 

 

 

 

Parecen no quedar dudas. Después de que un grupo de investigadores australianos realizaron el más numeroso y prolongado estudio sobre el uso de bombas de insulina, como tratamiento de la diabetes tipo 1 o juvenil, concluyeron que con ella controlan con más eficacia y menos complicaciones los niveles de azúcar en la sangre.

El trabajo, publicado en la prestigiosa revista europea Diabetología, busca zanjar el debate sobre las ventajas de estos dispositivos, después de una serie de estudios efectuados con pocos pacientes y de poca duración, los que no permitían sacar conclusiones contundentes.

El uso de bombas de insulina ha crecido en los últimos 15 años, particularmente en niños, debido a las mejorías que se han incorporado a esta tecnología y la disponibilidad de mejores insulinas.

En el estudio participaron 354 pacientes que utilizan estos dispositivos, con igual número de controles, todos con una edad promedio de 11 años y un seguimiento de alrededor de 3,5 años, aunque en algunos casos su observación se extendió por más de una década.

El uso de la bomba redujo los peligrosos episodios de baja de azúcar de 14,7 a 7,2 eventos por cada 100 pacientes en un año. Los episodios de cetoacidosis, que es otra complicación de riesgo, se redujo en 50% en quienes usaron este dispositivo.

Elizabeth Davis, del Hospital de Niños Princesa Margarita, de Perth, Australia. explica que «es el estudio más grande que se ha hecho en el uso de esta terapia en niños. Además, es el que tiene el mayor seguimiento».

«Pudimos comprobar que esta bomba mejora el control de la glicemia por, al menos, siete años. La mayor ventaja de su uso la obtienen los niños y adolescentes que tenían un mal control de la glicemia», remarcó la especialista con base en sus resultados.

http://www.elpais.com.uy

Consejos para una vida más saludable


SALUD

Dicen que todo lo bueno se copia. Bajo esa premisa, no resulta un despropósito poner atención a todos aquellos hábitos que marcan la diferencia entre una persona con peso normal y aquella que lidia con el sobrepeso o la obesidad, y que les permiten a los primeros llevar una vida saludable.

Se trata de rutinas simples -varias repetidas hasta el cansancio por los expertos-, que pueden ponerse en práctica más con voluntad que con otro recurso y cuyos buenos efectos en el organismo cuentan, además, con el respaldo de la ciencia y la medicina.

En primer lugar está el hacer ejercicio constante. Ya sea trotar, nadar, andar en bicicleta, ir al gimnasio o solo caminar a diario son rutinas que favorecen una buena salud.

En segundo lugar no seguir dietas. Obsesionarse con las calorías no es el camino de éxito. Lo recomendable es comer balanceado, sin excesos; no saltarse comidas y combinarlo con actividad física.

En tercer lugar, dormir lo suficiente. Morfeo es un gran aliado de la salud: la falta de sueño reduce el gasto energético corporal y aumenta la tendencia a comer productos demasiado calóricos.

En cuarto lugar se recomienda desayunar y en quinto y sexto lugar no ser exigente y buscar generar un círculo virtuoso. Como en un juego de lego, adoptar un hábito positivo lleva a ir agregando otros con el tiempo: Una persona que hace deporte suele comer más sano y reduce el consumo de tabaco y alcohol. Es un círculo virtuoso.

Asimismo, el beneficio para el cuerpo es mayor cuando el ambiente es favorable. Compartir hábitos saludables a nivel familiar o entre amigos facilita las cosas y la imitación de conductas sanas es mayor.

 

EL MERCURIO/GDA

 

A %d blogueros les gusta esto: