VIAJAR EN SILLA DE RUEDAS

El único taxi “accesible”

El vehículo hace hasta 20 traslados por día; Patronal del Taxi tendrá 30 vehículos más

taxi-accesible_282500

 

 

 

 

El vehículo consta de dos rampas para el acceso de silla de ruedas

Manuela tiene 11 años y depende de una silla de ruedas para ir a la escuela y a dos terapias semanales de rehabilitación. Verónica, su madre, gasta alrededor de $ 4.000 por mes en contratar ambulancias o la camioneta de la Comisión Nacional Honoraria del Discapacitado, sin contar otros taxis que toman siempre y cuando las dejen subir. “No nos paran o nos dicen que no tienen espacio en la valija”, relató a El Observador sobre una problemática cotidiana. Alguna vez también la han rechazado en los ómnibus.

Ante la necesidad de trasladarse con su hija y sus escasos recursos, decidió contratar el taxi accesible de RadioTaxi, el único que está acondicionado para trasladar silla de ruedas.
Este vehículo ha realizado hasta 20 recorridos por día. Y su conductor, Jorge Sánchez, lamenta que “mucha gente se quede a pie”. Pero en el corto plazo la Gremial Única del Taxi dispondrá de entre 20 y 30 unidades, según informó a El Observador el presidente Óscar Dourado.

Desde mayo el taxi de estilo inglés ha sido solicitado por 88 personas, según datos proporcionados por la Secretaría de Gestión Social para la Discapacidad de la Intendencia de Montevideo (IMM). El auto sólo presta el servicio de lunes a viernes, de 8 a 18 horas, sin costo alguno para el usuario.

El taxi accesible no solo facilita el ingreso de los usuarios de sillas de ruedas mediante dos rampas plegables sino también cuenta con un asiento pivotante y un peldaño intermedio para las personas que utilizan bastones o andadores. Entra una silla de ruedas y hay espacio para cinco personas. “Atrás es una limusina”, bromeó Sánchez respecto al amplio espacio –envidia de todos los taxis– y a otros elementos de confort como aire acondicionado.

Además cuenta con cinturón de seguridad en el asiento central trasero con arnés ajustable para niños de menos de 18 kilos.

Flota para todos
La semana pasada el directorio de la Gremial Única del Taxi visitó una fábrica en Rosario (Argentina) donde se adaptan coches. Por ejemplo, se cambian las puertas por otras de apertura lateral. Al mismo tiempo, se está estudiando las soluciones que han implementado los taxis europeos. Todavía no se definió si se comprarán vehículos 0 km o se modificarán los ya existentes. En ese sentido, Dourado indicó que, a priori, prefiere que el equipamiento sea original, porque da más garantías de seguridad. El precio del taxi inglés ronda los US$ 38.000.

El objetivo de la comuna es alcanzar una flota de entre 50 y 100 taxis aptos para personas con discapacidad y movilidad reducida ya sea con unidades especiales o c on otras adaptadas que circulen de forma permanente por la ciudad para que puedan ser utilizados por todos los pasajeros. Federico Lezama, coordinador ejecutivo de la Secretaría de Gestión Social para la Discapacidad, reconoció que no todos los modelos pueden prestar estos servicios. “En un Fiat Uno no se puede”, afirmó.

Los vehículos pequeños, según cifras del Sindicato Único de Automóviles con Taxistas y Telefonistas (Suatt), representan el 60% del parque automotor del taxímetro.

Lezama dijo a El Observador que el plan es que estos vehículos también faciliten el traslado desde y hacia centros y casas de salud y centros de rehabilitación.

“El sistema de salud si tiene que trasladar a una persona en silla de ruedas, tiene que contratar una ambulancia. El costo de una ambulancia es muy superior a lo que sería un taxi”, afirmó. La oferta de más servicios, desde el punto de vista económico, hará más rentable la inversión. Hoy, la Gremial Única del Taxi asume los costos del combustible (el auto marcha con gasoil especial) y de los honorarios del chofer. La IMM concedió un permiso exonerado de patente.

La Secretaría de Gestión Social para la Discapacidad está realizando un estudio de georreferenciación de los recorridos del taxi accesible para conocer los orígenes y destinos de sus pasajeros. La mayoría de los viajes tienen por destino el centro de rehabilitación Casa de Carlos Gardel y hospitales públicos. Lezama explicó que la información servirá para determinar cuáles son las líneas de ómnibus que cubren esos recorridos para dotarlas de más coches accesibles (ver nota aparte).

Respecto a los conductores, Lezama y Dourado coincidieron en que se deberá capacitarlos en el uso de los dispositivos de sujeción y de seguridad y en el trato con el usuario. Lo último no es menor. La denuncia más recurrente ante la IMM es porque los ómnibus o los taxis no les paran a los discapacitados.

El presidente de la Patronal agregó que es imprescindible que tengan vocación de servicio y puso a Sánchez como ejemplo. El hombre, taxista de toda la vida, más de una vez se ha salido de su camino. “Llevaba a una chica y pasamos por la Asociación Pro Recuperación del Inválido (Millán y Caiguá) y veo a una señora en silla de ruedas esperando el ómnibus. Iba a Belvedere. Eran cinco minutos. ¡Qué me va a costar!”, dijo a El Observador.

 

Servicio gratuito
El taxi accesible funciona de lunes a viernes, de 8 a 18 horas. Los viajes deben ser solicitados con 24 horas de anticipación. Los interesados deben comunicarse a los teléfonos 095 685 532 o 2203 13 54. No tiene costo.

 

 

IMM apura renovación de ómnibus

 

La Secretaría de Gestión Social para la Discapacidad de la IMM recibió 30 denuncias de ómnibus que no les pararon a usuarios de silla de ruedas durante 2012. A éstas se sumaron otras 10 de este año. “No sé si estarán apuradas o no sé qué les pasa”, dijo con enfado Federico Lezama, coordinador ejecutivo de la oficina. La IMM convocó a las empresas de transporte público a una mesa permanente de trabajo para tratar este “problema cultural”. Algunos funcionarios les han dicho a los discapacitados que la rampa estaba rota para negarles el acceso. Lezama informó a El Observador que la comuna emitirá una resolución para “acelerar el proceso de renovación de la flota de ómnibus con accesibilidad”. Sólo hay 80 coches con la infraestructura necesaria para trasladar sillas de ruedas. “Estamos buscando la forma operativa para que las unidades (que ya están circulando por la ciudad) puedan ser adaptadas”, señaló. De esta forma, no se esperaría por el recambio de vehículos, puesto que la sustitución de todo el parque llevaría al menos 10 años.

http://www.elobservador.com.uy

One response to this post.

  1. Reblogueó esto en VOS en PLURAL.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: