Archive for 8 de agosto de 2013

Dietas depurativas: especiales para limpiar el organismo


Las dietas depurativas son dietas especialmente diseñadas para restablecer el equilibrio corporal. Una dieta depurativa significa una dieta que provoca una renovación del cuerpo, eliminando las toxinas de forma rápida y eficaz.

articulos2_27924

Puede ser buena para bajar de peso o bien para desintoxicarse si queremos dejar atrás los malos hábitos alimenticios y comenzar una dieta más saludable.

Existen muchos factores que influyen en nuestra calidad de vida: una alimentación rica en grasas e hidratos de carbono, el estrés, la falta de ejercicios, el alcohol, el cigarrillo y la falta de descanso, entre otros.

Para mejorar tu salud, las dietas depurativas son una muy buena alternativa.

Se trata de que durante una semana bases tu alimentación en frutas y vegetales, ya que por su elevado contenido en agua aumentan la producción de orina y favorecen la función renal. Con llevar este tipo de alimentación conseguirás una “limpieza total” del organismo.

Es muy importante que durante esta “cura” se limite el consumo de sal, ya que de lo contrario los riñones tendrán que trabajar más. Así, debes eliminar alimentos como los embutidos, conservas, ahumados, sopas preparadas, dado su elevado contenido en sal.

Existen muchos tipos de dietas depurativas, pero entre todas ellas la que resulta más efectiva y saludable es la dieta de las frutas y verduras. Puede ser exclusivamente de frutas o bien podemos incorporar las verduras a la dieta, hay muchas opciones para elegir y todas ellas son muy buenas.

Respecto a la calidad de la dieta depurativa, los alimentos a incluir deben ser pobres en grasas, azúcares, alcohol y sodio, siendo por el contrario ricos en vitaminas, minerales, proteínas magras que nos llenen, fibra y agua.

Entonces, la dieta depurativa que no coloque en riesgo la salud debe estar compuesta por los siguientes alimentos:

Frutas y verduras en abundancia, frescas en lo posible porque conservan mayor cantidad de agua, micronutrientes y fibra. De lo contrario pueden consumirse al vapor que es el método de cocción que menor pérdida de nutrientes ocasiona.
Agua que puede estar saborizada por zumos naturales si no podemos consumir agua sola, pero nunca debemos abusar de los zumos concentrados o comerciales que contienen gran cantidad de azúcar. Asimismo debemos evitar los refrescos y bebidas alcohólicas y en lo posible, beber sólo agua, entre dos y tres litros a diario.
Lácteos desnatados, priorizando yogur, leche o quesos de escaso tiempo de maduración, es decir, lo más frescos posibles porque poseen menos grasas, sodio y sobre todo, más agua.
Cereales integrales para obtener con ellos más fibra y nutrientes y por lo tanto, más saciedad al organismo. Además, ayudará a evacuar los intestinos.
Carnes magras y bajas en colesterol como pechuga de pollo o pavo sin piel y en métodos de cocción que no adicionan grasas, pescados blancos o con moderación azules, pocas carnes rojas y siempre sin frituras.
Poca sal agregada a las comidas y evitar comidas preelaboradas que poseen alta cantidad de sodio. Debemos consumir lo más natural y fresco posible, casi no adicionar sal a los platos para evitar retención de líquidos y por el contrario, podemos usar hierbas frescas, especias y condimentos que aportan gran cantidad de vitaminas y minerales a los platos.
Elegir siempre frutas y verduras de temporada.
Como refuerzo te recomendamos incluir infusiones diuréticas como el té verde y la cola de caballo, así como el cardo mariano o el boldo, que además de favorecer la función del hígado y la vesícula biliar -los órganos a depurar- participan también en la eliminación de toxinas.

Beneficios de las dietas para desintoxicar:

– Elimina toxinas.
– Disminuye los niveles decolesterol y triglicéridos.
– Controla los niveles de glucemia.
– Disminuye la tensión arterial.
– Mejora el rendimiento físico y mental.
– Mejora la calidad de sueño.
– Mejora el metabolismo: gástrico, hepático, intestinal y renal.
– Mejora el peristáltico del intestino.

Desventajas de las Dietas depurativas:

– No se pueden realizar por mucho tiempo (dos semanas como máximo). Suelen ser muy restrictivas
– Si se realizan por mucho tiempo pueden producir: cansancio, fatiga, baja presión arterial.
– No la deben realizar niños, mujeres embarazadas o que estén dando el pecho.
– Las dietas desintoxicantes se basan en las propiedades depurativas de uno o varios alimentos, así como también de hierbas, plantas o infusiones.

Recuerda:

– Que es muy importante acompañar estas dietas con el consumo de muchos líquidos, dos litros de agua por día ayuda a eliminar toxinas.
– Realizar actividad física.
– Consultar a tu médico ante cualquier duda.

Montevideo, Uruguay
UNoticias
Fuente Buenasalud.net
VA

 

A %d blogueros les gusta esto: