Archive for 3/07/13

Darío Pérez espera respuesta de Mujica sobre sus propuestas contrarias al actual proyecto sobre marihuana


El diputado frenteamplista explicó a UNoticias que en su encuentro con el presidente José Mujica, le dejó cosas planteadas “como para pensar.” Opinó que el tema es muy delicado y agregó que tiene muchas diferencias al actual proyecto en cuanto a la aplicación y la reglamentación del mismo.

articulos2_26093

El legislador oficialista, quien está en contra del proyecto de ley sobre la regularización del mercado de marihuana dijo que está esperando a ver que contesta el mandatario.
“Le dejamos cosas planteadas como para pensar”, explicó Pérez haciendo referencia a su reunión con Mujica hace algunas semanas, donde el presidente se reunió con el diputado para tratar de convencerlo a cambiar su opinión y votar dicho proyecto.

El representante de Maldonado, reconoció a UNoticias que realizó propuestas al jefe de estado, las cuales “cambian el entorno de proyecto.”

Informó que las principales modificaciones se dan en cuanto a la aplicación y reglamentación de la ley, y otros aspectos de los cuales prefirió no mencionar. En tanto, indicó que es un tema delicado “para el lado que lo mires, tanto para los que están a favor como los que están en contra.”

Por último, Pérez sostuvo que no debe de haber ningún apuro, ya que “no hay una emergencia sanitaria ni ninguna cosa por el estilo”, además, afirmó que hay que esperar “como supimos esperar el triunfo del Frente Amplio.”

Montevideo, Uruguay
UNoticias
GG

 

IMM analiza prohibir la mayonesa en los bares


TAMPOCO PODRÍA COLOCARSE SAL Y KETCHUP

La IMM estudia un conjunto de medidas “saludables” que incluyen la prohibición de colocar mayonesa y sal en las mesas de bares y restaurantes. No obstante, descartó una iniciativa para vender alimentos vegetarianos en los carritos de la calle.

mayonesa

Andrés López Reilly

Más allá de los aspectos sanitarios que hacen a la expedición de alimentos en la capital, la Intendencia de Montevideo entiende que existe “una prioridad central” en las políticas de salud en relación con la nutrición, y que como organismo regulador, debe “alertar frente al consumo de grasas, azúcares y sal en forma excesiva”.

Según informó el director de Salud de la comuna, Pablo Anzalone, a la Junta Departamental, “estamos teniendo problemas de hipertensión y de obesidad ya desde la niñez, así como problemas que luego tienen que ver con enfermedades cardíacas, cerebro-vasculares, oncológicas, etcétera, y que se relacionan con hábitos nutricionales equivocados, nocivos para la salud”.

“Eso se gesta desde múltiples aspectos, pero también desde la niñez en cuanto a la generación del hábito. Entonces, la posibilidad de estimular los productos saludables es un elemento importante”, agregó el director municipal.

Ante este panorama, Anzalone reveló que la administración viene trabajando desde hace tiempo en varias líneas de acción, una de las cuales afectaría a los comercios donde se expenden alimentos.

“Algunos titulares de estas ideas en las que hemos estado trabajando (…) refieren por ejemplo a la prohibición de que haya saleros o condimentos como mayonesa o ketchup -que tienen alto contenido de sal- sobre las mesas de aquellos lugares en los que se consuman alimentos, de manera tal que el consumidor deba solicitarlos cuando quiera utilizarlos. Pero la idea es que desde el ámbito de la oferta no haya una política que, en los hechos, estimula el agregado de sal, porque este agregado es la principal vía de ingreso de sal al organismo a través de los alimentos”, indicó Anzalone.

Esta prohibición iría contra muchas de las costumbres y tradiciones alimentarias de los uruguayos, aunque la mayonesa, la sal y el ketchup ya están incorporados en muchos de los productos que se consumen masivamente.

“Más allá de la sal que tienen todos los alimentos, este componente de agregado, que forma parte de los hábitos de muchas personas en nuestro país, es el responsable de una buena parte de los problemas cardíacos y de hipertensión que tenemos hoy”, agregó el director de Salud de la Intendencia.

Carritos.

Si bien la Intendencia apunta a mejorar la oferta alimentaria en la ciudad, el Departamento de Salud rechazó una iniciativa presentada por el edil nacionalista Edison Casulo para que se autorice la venta de alimentos vegetarianos en los carritos callejeros.

La normativa sobre puestos rodantes de “alimentos crudos y/o preparados” fue aprobada en 1997 y autoriza exclusivamente la comercialización de “productos de carne porcina, o vacuna y porcina, asados o cocidos, con pan, con o sin condimentos y sin complementos que puedan ser crudos”.

Frente a esta situación, Casulo advirtió que la reglamentación “se encuentra muy alejada de la realidad”, ya que “hoy por hoy, en los carritos se comercializan productos de origen avícola (pollo) en forma habitual y los complementos crudos (lechuga y/o tomate) son parte de la oferta comercial”. Casulo entendió además que la normativa actual es “discriminatoria”, porque no permite que los vegetarianos puedan acceder a productos para su consumo en el circuito de carritos callejeros.

La IMM, no obstante, no accederá al planteo porque quiere desestimular la preparación de alimentos en la vía pública.

“Nos encontramos ante dos criterios que en alguna medida son contradictorios. Uno de ellos es el derecho de las personas vegetarianas a acceder a este tipo de productos; el otro es la estrategia de mayor formalización que el gobierno departamental quiere imprimir al comercio de alimentos, y la necesidad de ir acotando o reduciendo -en la medida de las posibilidades, y también combinando el establecimiento de límites con actitudes proactivas- el comercio formal no instalado en condiciones adecuadas”, indicó Anzalone.

Frutas en las paneras de los restaurantes

Además de “desincentivar” el consumo de mayonesa, sal y ketchup en bares y restaurantes, la Intendencia pretende que los comercios gastronómicos sustituyan estos elementos por otros más “saludables”.

“Nos parece conveniente que exista una oferta de frutas en todos los lugares, ya sea como entrada, ya sea como sustitución de las paneras con mayonesa, etcétera, que generalmente se ofrecen en los restaurantes, o ya sea como complemento de la actividad de los carros”, indicó el director de Salud de la Intendencia, Pablo Anzalone.

“Se tiene en cuenta, entonces, que en ese sentido haya no solamente una mayor oferta del consumo de frutas sino también una señal, un incentivo que lleve a decir que es importante atender este aspecto, mejorar nuestra nutrición y procurar hábitos nutricionales más saludables”, agregó. Anzalone dijo que se pretende que este conjunto de ideas quede aprobado en lo que resta del período (2 años).

“Cuando discutimos esta iniciativa, las cámaras empresariales se han mostrado muy afines a trabajar en torno a este tema. Esto también está vinculado con la iniciativa que el LATU está desarrollando a través de proyectos de investigación sobre maneras de procesar los alimentos que permitan mejorar sus contenidos nutricionales y disminuir los componentes que generan riesgo para la salud”, concluyó.

http://www.elpais.com.uy

 

Condena a laboratorio por no advertir los riesgos de piojicida


RESARCIÓ A FAMILIA CON US$ 32 MIL

Un laboratorio tuvo que resarcir con US$ 32 mil a un niño y su familia por no advertir en la caja de un piojicida que el producto era inflamable. Cuando le estaba siendo aplicado, al menor se la prendió fuego la cabeza.

piojos

Pablo Meléndrez

La pediculosis es un problema para los niños en edad escolar. Patricia combatía los piojos en su hijo Agustín de 10 años utilizando un piojicida.

El 30 de diciembre de 2009 la mujer aplicaba el producto en la cabeza del niño como lo hacía habitualmente, cuando la casa se quedó sin luz. Para terminar la tarea, Patricia llevó a Agustín al baño y encendió una vela. En ese momento la nuca y los hombros del niño se prendieron fuego, lo que luego motivó que tuviera que ser sometido a injertos de piel, razón por la que debió ser intervenido en cuatro ocasiones.

Patricia revisó la caja del piojicida y confirmó que no incluía ninguna advertencia respecto a que era inflamable. Por ese motivo la familia del niño presentó una demanda civil contra el laboratorio que vende el producto, cuyo nombre comercial es “Piojisar”.

En primera instancia, la jueza Teresita Macció hizo lugar al reclamo y condenó al laboratorio a indemnizar a Agustín, a sus padres y también a su hermana menor, por el daño moral sufrido y también por los gastos que causó el incidente.

La parte demandada apeló la resolución. En el recurso alegó que existió un mal uso del producto por parte de la madre del niño y también que la información que en ese momento contenía la caja del piojicida era la que establecía el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Tras rever el caso, el Tribunal de Apelaciones Civil de 2° Turno, confirmó la condena contra el laboratorio Caillon & Hamonet, aunque bajó el monto total del resarcimiento, que quedó establecido en US$ 32 mil, tomando en cuenta los reajustes y el interés generado.

 

El abogado demandante, Alfredo Taullard, del estudio Hughes & Hughes, dijo a El País que la resolución de segunda instancia -con la que se dio por terminado el juicio, ya que el caso no admite recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia- es “positiva” porque resalta el derecho de los consumidores, que en reclamos de estas características normalmente tienden a ser la parte “más débil” del proceso.

Taullard dijo que tras un reclamo administrativo de sus clientes ante el MSP, la secretaría de Estado obligó a Caillon & Hamonet a advertir en la caja en la que se vende el piojicida su riesgo de inflamabilidad porque contiene alcohol.

La sentencia del Tribunal de Apelaciones Civil de 2° Turno, firmada por los ministros Álvaro França, Tabaré Sosa y John Pérez, se basa en lo que prevé la ley de Defensa del Consumidor, vigente desde agosto de 2000.

“El vendedor está obligado a advertir al comprador de los riesgos de uso del producto que se vende cuando es peligroso, máxime como en la especie que se trata de un producto farmacéutico que compromete la salud y la seguridad de los consumidores”, expresa el fallo.

La resolución sostiene que la ausencia de esa información “fue la que determinó en definitiva que se produjera la combustión” que motivó el juicio contra el laboratorio.

Sin culpa.

Por su parte, el abogado Gustavo Ordoqui, representante legal del laboratorio, comentó a El País que la jueza de primera instancia descartó la existencia de culpa de la empresa y remarcó que una pericia desestimó que haya existido una explosión, porque el riesgo de combustión “es totalmente inexistente”.

Ordoqui dijo que en casi 30 años de venta de “Piojisar” el laboratorio nunca tuvo un reclamo de este tipo, a la vez que subrayó que el producto se sigue ofreciendo normalmente.

http://www.elpais.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: