Siguen aptas para baños las playas montevideanas

A PEGARSE UN CHAPUZÓN, TRANQUILO

Todas las playas habilitadas están aptas para baños recreativos, de acuerdo a los análisis de las aguas realizados por técnicos de la Intendencia de Montevideo durante los últimos días.

En el período entre el 17 y el 23 de enero de 2013, se efectuaron cuatro campañas de muestreo de aguas de playa.

Los resultados indican que son aptas para baños las playas Punta Espinillo, La Colorada, Pajas Blancas, Zabala, Punta Yeguas, Santa Catalina, del Nacional, Cerro, Ramírez, Pocitos, Buceo, Malvín, Brava, Honda, de los Ingleses, Verde, La Mulata y Carrasco.

Las playas Miramar, Puerto de Buceo y del Gas no se encuentran habilitadas para baños desde hace varios años.

Se detectó la existencia de cianobacterias dispersas en varios puntos de la costa, por lo que es importante evitar el contacto con estas acumulaciones.

Los muestreos de agua de todas las playas del departamento y los análisis correspondientes son realizados por el Laboratorio de Calidad Ambiental de la Intendencia.

Alertas y recomendaciones

• Los guardavidas colocarán bandera sanitaria (roja con cruz verde en el centro) cuando detecten condiciones que puedan significar potenciales riesgos para la salud de la población.

• Está prohibido ingresar con animales a las playas de Montevideo hasta el 31 de marzo de 2012.

• No bañarse en las siguientes condiciones:

-durante las 24 horas posteriores a lluvias.

-en áreas donde se localizan acumulaciones de cianobacterias conocidas como “espuma cianobacteriana” (mancha verde, observable desde lejos).

Hay que evitar que los niños se bañen o jueguen en la arena donde se observen restos de manchas verdes (floración o espuma cianobacteriana). En caso de presentarse alergias, irritaciones u otros trastornos de salud, consulte a su médico.

• En caso de aparición de “aguavivas” de aspecto poco común y color azulado, correspondiente al tipo Fragata portuguesa (Physalia physalis), evitar especialmente el contacto con sus filamentos azules o violetas. De producirse el contacto, lavar la zona afectada con la propia agua de mar. No frotarse con arena. Aplicar compresas o paños fríos. Extraer cualquier resto de tentáculo que permanezca adherido a la piel usando guantes. Consultar al médico si se presentan molestias persistentes luego de contacto accidental.

diario la republica.

A %d blogueros les gusta esto: